A por el inglés: fortalezas y debilidades de los españoles a la hora de aprender el idioma

Foto: A por el inglés: fortalezas y debilidades de los españoles a la hora de aprender el idioma

A por el inglés: fortalezas y debilidades de los españoles a la hora de aprender el idioma

Aprender inglés no es misión imposible, pero hay que dedicarle tiempo. Repasamos las fortalezas y debilidades al aprenderlo.

El inglés es el idioma principal de los países anglosajones, pero también de muchas esferas empresariales y culturales dominadas por esos países. Es también el lenguaje de Internet, el idioma de la banca internacional y de los negocios, y el idioma en el que se manejan la mayoría de las instituciones y organismos mundiales.

Por ello, a día de hoy, hay muchas y poderosas razones para aprender inglés, ya sea para comunicarse sin problemas en los viajes, o para progresar en la carrera profesional, incluso, para disfrutar de nuestras series favoritas en versión original. En definitiva, saber inglés puede mejorar, y mucho, la vida de cualquier persona.

>> Ver Cursos de Inglés de todos los niveles.

Principales razones para aprender inglés

Hay muchos factores que convierten al inglés en la principal lengua de nuestro tiempo actual. En primer lugar, es la lengua extranjera más común. Esto significa que dos personas que vienen de diferentes países, usarán el inglés como un idioma común para comunicarse.

Hablar inglés y entenderlo adecuadamente nos ayuda a comunicarnos con personas de países de todo el mundo, y no sólo con personas de habla inglesa.

Entre las principales razones para estudiar inglés, los expertos destacan las siguientes. Por un lado, el desarrollo personal que nos permite comunicarnos con otras personas y entender el idioma universal.

Por otro lado, nos abre puertas a la posibilidad de viajar por el mundo sin encontrar barreras idiomáticas. Otra razón de mucho peso es el desarrollo profesional, pues en la mayoría de puestos de trabajo cualificados saber inglés es un requisito indispensable hoy en día.

Además, saber inglés permite conocer a personas de otros países y entendernos, por lo que el enriquecimiento cultural es más que evidente. Y por último, saber inglés también diversifica el tiempo de ocio, pues nos permite entender las letras de las canciones, leer la prensa extranjera o ver nuestras series y películas favoritas en versión original.

>> Ver Masters de Negocios Internacionales en Inglés.

¿Qué nos impide aprender inglés correctamente?

El aprendizaje de este idioma no tiene por qué ser complicado. La ventaja en la actualidad es que hay diferentes métodos de enseñanza que permiten que cada persona pueda encontrar el que mejor se adapte a su nivel, tiempo que le puede dedicar… Porque eso sí: para aprenderlo tal y como sucede con cualquier otro idioma, asignatura, hobby, habilidad o materia hay que dedicarle un determinado tiempo.

Aprender cualquier idioma requiere siempre un esfuerzo personal. Aprender inglés, no obstante, no entraña una dificultad mayor que dominar otra lengua de características similares.

Los beneficios de aprender inglés son claros. En principio, no habría muchas razones para no comenzar a estudiarlo. Sin embargo, algunos factores todavía impiden que las personas aprendan inglés.

Uno de estos factores es no utilizar suficientes herramientas de estudio o no emplear las herramientas adecuadas. En el caso concreto de los españoles, además, una de las grandes barreras para aprender inglés es la falta de confianza, sobre todo cuando intentamos hablarlo.

El miedo a no aprender y la falta de constancia y de compromiso con el aprendizaje serían otras dos importantes barreras a la hora de aprenderlo. Y por último, los expertos también destacan la falta de organización con los tiempos de estudio que se le dedican a este idioma.

En España, tradicionalmente, el aprendizaje de idiomas se ha centrado exclusivamente en la gramática. En las aulas apenas se fomentaba la expresión oral (Speaking) ni tampoco la comprensión auditiva (Listening). Poco a poco se han ido integrando estas destrezas en el aprendizaje y de forma natural también en el aula, por lo que el estudio del inglés está pasando de entenderse como una asignatura más a tener un enfoque más práctico que abarca muchas materias dentro y fuera del aula.

>> Ver Cursos de Inglés para Ejecutivos y Profesionales.

Speaking: una de las principales barreras

Según los expertos, una de las pruebas que más dificultades entraña es el Speaking. Y hay razones que lo justifican.

Se trata de la destreza que menos se ha evaluado en los exámenes tradicionales y que menos se ha podido practicar en el aula. Es la parte del examen a la que el candidato le suele tener más respeto y en la que se ponen más nerviosos. Sin embargo, la práctica de esta destreza es cada vez más frecuente en los colegios gracias a que cada vez hay más auxiliares de conversación en el aula y se da más importancia a la expresión oral.

Y entre los principales errores de los estudiantes figura la pronunciación que es lo que más cuesta a los alumnos adultos que aprenden inglés.

En general, los españoles tienen problemas con las vocales porque hay más sonidos en inglés y frecuentemente no se pronuncian como se escriben. Puede resultar difícil distinguir entre largos y cortos sonidos como puede ser la ‘ee’ en ‘sheep’ o la ‘i’ en ship. Otros sonidos consonantes también pueden presentar dificultades para los españoles como la ‘b’, la ‘v’ -se pronuncia más o menos igual en español- o la ‘sh’. Además, el inglés oral tiene un cierto ritmo y entonación, que puede ser difícil de emular para los españoles.

Tiempos verbales, frases demasiado largas y phrasal verbs

Igualmente, los expertos aprecian otras dificultades en los estudiantes a la hora de escribir porque los españoles tienden a redactar frases demasiadas largas y puede ser difícil acertar en el tono o en el nivel de formalidad, ya que cada idioma tiene sus convenciones para tipos de escritura diferentes.

Además, aunque los alumnos conocen muy bien los ejercicios y saben rellenar los huecos, éstos suelen tener fallos con los tiempos verbales. Y es que, al haber aprendido el vocabulario con la traducción, hace que los alumnos se acostumbren a una traducción literal. Además, también es habitual que se cometan fallos en la estructura de la frase y hay una tendencia a que se digan las cosas de forma más difícil.

Asimismo, los famosos phrasal verbs suelen suponer una barrera en el aprendizaje, y no porque sean difíciles, sino porque se tiende a dar una lista de 200 verbos con preposición para memorizar. En este sentido, los expertos aclaran que es más sencillo si se aprende a relacionarlos con un tema por ejemplo, porque además hay muchos phrasal verbs que ya no se usan.

Fortalezas a la hora de aprender inglés

Pero, al aprender inglés no todo son dificultades. De hecho, en general, los expertos aprecian que hay una serie de puntos fuertes o de fortalezas. Una de ellas, según los expertos consultados, es la gramática pues la enseñanza del inglés se ha basado durante mucho tiempo en la gramática y esta es la destreza con la que los estudiantes se sienten más cómodos.

Cuidado con los exámenes

A la hora de hacer un examen de inglés, muchos estudiantes fallan. Sin embargo, muchas veces el error más común que se comete al examinarse no está relacionado con el nivel de inglés que tenga la persona por sorprendente que parezca. Los nervios también pueden jugar una mala pasada.

Desde Cambridge English Language Assessment señalan que a la hora de hacer sus exámenes, además de las dificultades que los españoles tienen para aprender el idioma, se añaden otra serie de elementos. Por ejemplo, se tiende a acompañar la lectura con un diccionario y, al no poder emplearlo en el examen, hace que resulte más complicado. Además, practicar la técnica del examen nos ayuda a enfrentarnos al mismo con más seguridad.

Además de los exámenes para obtener certificaciones oficiales de Cambridge, los estudiantes suelen hacer pruebas en los colegios, institutos, academias de idiomas… En general también se aprecia que lo que más les cuesta es hacer una redacción en inglés, sobre todo, entre los más jóvenes.

>> Quiero hacer un MBA Executive en Inglés. Ver opciones.