Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Voluntariado: de vocación a oportunidad laboral

Ser voluntario de una ONG es, además de una satisfacción personal, una magnífica oportunidad de conseguir un empleo para jóvenes sin experiencia, parados o personas que se quieran incorporar al mundo laboral tras un periodo de inactividad. Haber cola

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Voluntariado: de vocación a oportunidad laboral
Estudiantes-grado-INE

El voluntariado es una acción solidaria que consiste en ayudar a los demás, normalmente a través de una Organización No Gubernamental (ONG), sin esperar contraprestación económica alguna. Cada vez más españoles están dispuestos a llevar a cabo esta labor altruista, que reporta una enorme recompensa emocional. Se puede ser voluntario en tu localidad, virtualmente, o en el extranjero, y participar tanto en la ayuda directa al necesitado como en aquellas funciones relacionadas con gestión, como pueden ser los departamentos financieros, legales o de comunicación de una ONG.


 


Las motivaciones para hacer un voluntariado pueden ser muy diversas. Entre ellas, predominan las religiosas, las psicosociales o las humanistas, sin olvidar las que tienen como origen la necesidad de desarrollo personal. Atendiendo a éstas últimas, y más en épocas como ésta, de gran inestabilidad y con un aumento constante del número de desempleados, el voluntariado se convierte además en una magnífica oportunidad de incorporarse al mercado laboral.


 


Las ofertas de trabajo de las ONG's comienzan a verse entre las tradicionales de empleo, y son especialmente interesantes para aquellos colectivos que tienen más difícil su inclusión en el mercado laboral, como trabajadores que buscan su primer empleo, personas desempleadas o quienes, tras un periodo de inactividad, sienten la necesidad de encontrar un trabajo. Muchas de estas ofertas no ofrecen contraprestación económica, mientras que otras contemplan una pequeña remuneración. Según las últimas estadísticas, en las ONG's de acción social, un 75% de su personal está compuesto por voluntarios, frente al 25% de trabajadores contratados. [Ver cursos Cooperación ONG]


 


Trampolín profesional


 


Colaborar con una ONG permite establecer importantes contactos y aprender o desarrollar destrezas, al tiempo que el voluntario refuerza la autoconfianza, la seguridad y el respeto por uno mismo, lo cual es muy útil en personas desempleadas o con largos periodos de inactividad. Se calcula que el 20% de los voluntarios de países como EE.UU. o Francia son parados.


 


El haber trabajado como voluntario es, también, una forma de adquirir una experiencia que sin duda aumentará las posibilidades de encontrar un trabajo remunerado, ya que el voluntariado permite especializarse en determinadas labores, como las informáticas o las administrativas, por ejemplo.


 


Además, las personas que han trabajado en una ONG suelen tener cualidades muy apreciadas por los departamentos de Recursos Humanos, como la empatía, la capacidad de esfuerzo, motivación y superación, o la voluntad de trabajar en equipo. También es muy valorada la fortaleza a la hora de enfrentarse a los problemas y la facilidad de comunicación que se desarrolla en este tipo de situaciones.


 


En este sentido, Raquel Arias, profesora en el colegio Sagrada Familia de Madrid, reconoce que “haber colaborado con la ONG Solidarios para el Desarrollo puede haberme ayudado, en cierta manera, en mi carrera como periodista y más tarde como profesora. No es que haya encontrado un empleo gracias a ello, pero en más de una entrevista de trabajo me han preguntado acerca de mi labor como voluntaria, por lo que deduzco que el voluntariado conlleva una serie de cualidades que hacen más preciado al candidato”.


 


Por otra parte, muchos trabajadores comienzan a colaborar en una ONG sin contraprestación económica alguna y, al cabo de un tiempo, se establece una relación laboral con la propia ONG, por lo que pasan a ser trabajadores con contrato y un sueldo similar al que la persona podría estar ganando en una empresa privada.


 


Otra posibilidad es convertirse en cooperante, lo que suele ocurrir después de un tiempo trabajando como voluntario. Los cooperantes suelen tener contrato, reciben un sueldo y su especialización les permite incorporarse, en un futuro, a agencias de cooperación españolas, internacionales o en fundaciones. [Ver cursos de Cooperación Internacional]


 


En caso de no recibir retribución mensual, las ONG's suelen hacerse cargo de los gastos de viaje, seguro, alojamiento y comida del cooperante, todo ello ante un compromiso de permanencia por parte del voluntario de entre seis meses a tres años en el lugar de destino. Para ser cooperante hace falta ser un profesional experimentado, con dominio de idiomas, formación universitaria y capacidad de decisión y organización.


 


Profesionales más demandados


 


Para ser voluntario, lo que primero que hay que hacer es elegir el ámbito en el que se quiere colaborar. Si te interesa el bienestar de los que te rodean, puedes decantarte por las labores de ayuda a la infancia, juventud o familia, a la mujer, a los inmigrantes, los discapacitados o a los mayores, o bien dedicarte a grupos como personas en situación penitenciaria o sin hogar, o bien voluntariado relacionado con la salud y la sexualidad. Si te interesa lo que te rodea existe un voluntariado cultural, en TICS, en medio ambiente o en protección de animales. Y si te indignan las injusticias sociales, decántate por la cooperación al desarrollo, las minorías étnicas o los derechos humanos.


 


La amplia variedad de tareas que se llevan a cabo en una ONG permite que prácticamente todos los perfiles profesionales tengan cabida en el voluntariado. En estas organizaciones suelen trabajar administrativos, abogados, médicos, maestros, periodistas, psicólogos y licenciados en Derecho, sin olvidar los ingenieros técnicos o agrónomos.


 


El aumento de la población inmigrante y de la tercera edad en España hace que quienes tengan formación en esta área puedan acogerse como voluntarios. También las ONG's dedicadas al medio ambiente o a mejorar las condiciones de vida de los animales necesitan profesionales con formación en ciencias medioambientales, veterinaria o biología.


 


Uno de los perfiles más demandados, sin embargo, son los que tienen una base de formación administrativa, ya que una ONG tiene que desempeñar distintas tareas relacionadas con la gestión, como la atención telefónica o la contabilidad. Un perfil con experiencia en ventas puede ser el ideal para la captación de fondos en las Administraciones públicas, o procedentes de particulares o compañías pertenecientes al sector privado. Los abogados y los periodistas tienen cabida en el departamento legal y de comunicación que suele tener cualquier ONG de cierta envergadura, mientras que los médicos, maestros, psicólogos e ingenieros son muy apreciados para trasladarse a zonas de conflicto.


 


Aquellas personas con formación especializada en sociología, ciencias políticas, relaciones internacionales y en temas relacionadas con inmigración, gestión o comunicación también son perfiles muy interesantes para las ONG's.


 


Para realizar voluntariado virtual se precisan traductores o periodistas que puedan realizar investigaciones, búsqueda de información o asesoramiento. Si quieres ser un voluntario virtual puedes ofrecer tus servicios en Cibervoluntarios, NetAid y Digital Freedom Network.


 


 


[Seguir leyendo…


Voluntariado en España y en el extranjero]


 


 

Voluntariado en España


 


Hay muchas ONG abiertas a la colaboración de voluntarios. ACNUR está reforzando en estos momentos su programa Face to Face, con un aumento de su equipo de captadores a pie de calle. Para ello, necesitan jóvenes de entre 20 y 30 años que residan en Madrid, Barcelona, Vitoria, Alicante, Sevilla, Málaga, Mallorca, Alicante, Murcia, Valencia o Zaragoza. El perfil que buscan es el de una persona positiva, dinámica, amable, constante, responsable y dispuesta a ayudar a los refugiados, el ámbito donde se mueve esta ONG.


 


La Fundación Vicente Ferrer, por su parte, está centrada en erradicar la pobreza y las desigualdades de Andhra Pradesh, en la India. Su misión en España es sensibilizar a la población y captar fondos para continuar con el programa de desarrollo que se lleva a cabo en esta región. Periódicamente necesitan técnicos polivalentes para realizar las actividades de atención al socio colaborador, y campañas de sensibilización y captación. Otro perfil muy demandado es el de responsable de marketing, encargado de ejecutar el plan de marketing de la Fundación. Muchos de sus voluntarios también desempeñan tareas administrativas.


 


En la Cruz Roja, un estandarte de la ayuda internacional, los voluntarios constituyen la espina dorsal de todas sus actividades desde su creación, en 1863. Posee 20 millones de voluntarios y siempre está dispuesta a incorporar personas a su equipo, tanto a nivel de voluntariado como de prácticas, aunque aconseja que el voluntariado se haga siempre cerca del domicilio del interesado.


 


CESAL, por su parte, es una organización internacional que actualmente está centrada en la construcción de un Centro de Participación e Integración de Inmigrantes Hispano-Dominicano en Madrid, por lo que necesita como voluntarios profesores de apoyo para tareas escolares con niños de 4 a 8 años, animadores para actividades infantiles y profesores de apoyo de inglés para jóvenes de Secundaria.


 


La ONU también ofrece un programa de voluntariado con puestos en 140 países, mientras que VSO necesita voluntarios para acudir a comunidades locales de países en desarrollo. Si te interesa el medio ambiente, puedes acudir a Friends of the Earth. Y en Hacesfalta.org también puedes observar las ONG's que necesitan voluntarios en estos momentos, e introducir tu curriculum y ofrecerte para desempeñar esta labor.


 


Amnistía Internacional, por su parte, ofrece labores de voluntariado en sus oficinas, distribuidas por todo el mundo. Su departamento de Secretariado Internacional selecciona voluntarios para realizar tareas administrativas en su sede de Londres, con una permanencia mínima de tres meses.


 


Por último, periódicamente aparecen iniciativas como la que ha puesto en marcha la Fundación Marcelino Botín, que busca personas desempleadas con talento para trabajar en fundaciones y ONG's. Su Programa de Talento Solidario tiene la doble finalidad de prestar apoyo a aquellos profesionales destacados que actualmente se encuentren sin trabajo y aquellas ONG's que quieran recibirlos. Para ello, ayuda a las ONG's en la contratación de candidatos por un año, a partir octubre de 2010. En principio, está previsto que se contraten de 15 a 20 trabajadores, y las candidaturas se pueden presentar hasta el 12 de junio.


 


Voluntariado en el extranjero


 


Si hablamos de voluntariado en el extranjero, Canadá es uno de los países con que ofrece más oportunidades. En Volunteer.ca se puede encontrar información al respecto.


 


Austria es también un país con muchas posibilidades de cooperar, según recoge el Portal Europeo de la Juventud. Este tipo de voluntariado internacional permite conocer gente nueva, de culturas diferentes, y adquirir una experiencia muy preciada en el mercado laboral.


 


Algunas de las organizaciones que informan sobre servicios de voluntariado en el extranjero, especialmente en Europa, son Acción de los Jóvenes por la Paz, Asociación de Organizaciones de Servicio Voluntario, Asociación de Organizaciones Europeas de Servicio Voluntario, Asociación Internacional de Programas de Voluntarios, Centro Europeo del Voluntariado, Voluntariado en el Extranjero, Working Abroad y Youth Challenge International.


 


Si prefieres marcharte a trabajar a la India con la Fundación Vicente Ferrer, debes tener un alto nivel de inglés hablado y escrito, un mínimo de dos años de experiencia laboral y una disponibilidad mínima de 3 a 6 meses. Los profesionales que más se necesitan son médicos, arquitectos, profesores de castellano e inglés, fisioterapeutas y logopedas. La Fundación facilita alojamiento, pero no remuneración económica, ni cubre los gastos de desplazamiento hasta la India.


 


Antes de lanzarse a comenzar una labor de voluntariado, el interesado debe reflexionar. Si no siente esa llamada vocacional que le impulsa a ayudar a los demás es probable que no se sienta cómodo realizando las funciones de voluntariado, por muchos beneficios laborales que le aporte. Pero si siente esa necesidad de contribuir a mejorar su entorno, el voluntariado se convertirá en una experiencia muy enriquecedora.


 


Dice un estudio realizado en Reino Unido en 1996 que el voluntariado es la segunda actividad más gratificante que puede realizar una persona, aquella que reporta más satisfacción tras la inmensa fuente de placer que constituye bailar. Así que, si no sabe pasos de baile, quizá ser voluntario pueda convertirse en lo mejor que ha hecho desde hace tiempo.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


ONU


 


ACNUR



 


Amnistía Internacional



 


Cruz Roja



 


Fundación Vicente Ferrer



 


Fundación Marcelino Botín



 


Friends of the Earth



 


Hacesfalta.org



 


CESAL


 


Cibervoluntarios


 


NetAid



 


Digital Freedom Network