Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Universidades privadas: una alternativa eficaz

Los últimos años han confirmado la consolidación de las universidades privadas en España. Y es que los centros privados ofrecen muchos alicientes que las universidades públicas no son capaces o no están en disposición de satisfacer. La abundancia de

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Universidades privadas: una alternativa eficaz

Las universidades privadas no son algo nuevo en los países de nuestro entorno. Especialmente, en el sistema universitario anglosajón, la educación universitaria de carácter privado goza de una larga tradición y de un prestigio ampliamente reconocido por la sociedad, el mundo empresarial y los colectivos docente y estudiantil. De hecho, en países como Estados Unidos las universidades privadas asumen en gran medida el peso de la enseñanza superior, incluso mucha de la investigación más puntera.


 

 


 

Nombre tan conocidos como Harvard University, University of Princeton, Stanford o Georgetown U., son de condición privada. Su excelencia docente está fuera de toda duda, en tanto en cuanto sus aulas reúnen los mejores expedientes académicos tanto nacionales como internacionales y también las figuras más consagradas de la docencia, la investigación y la intelectualidad. Tenemos, por ejemplo, la Universidad de Stanford la cual en poco más de un siglo de historia ha tenido en nómina veinte siete premios Nóbel, eso sí, nada comparado con la legión de ‘nóbeles’ que acumula la Universidad de Harvard, 43 nada menos.


 

 


 

Pero en España el nacimiento y desarrollo de la enseñanza superior privada ha sido muy posterior y siempre a la sombra de las ‘megauniversidades’ públicas. Se puede decir que en nuestro país existe una enseñanza universitaria privada desde hace sólo dos décadas. Antes, eso sí, la iglesia ya venía impartiendo carreras superiores a través de varias instituciones, lo cual supone el precedente de lo que hoy son las universidades privadas.


 

 


 

Si consideramos las universidades de la iglesia como instituciones privadas –muchas de hecho lo son- entonces hay que decir que existen universidades privadas desde hace más de un siglo. Una de las primeras iniciativas la encontramos en la Universidad de Deusto. En ella desde hace más de 100 años se ha formado la élite industrial y económica del País Vasco, y mucha de la española. Y también hay otras iniciativas pioneras, como la Universidad Pontificia de Córdoba, con más de 50 años de trayectoria, o la prestigiosa Universidad Pontificia de Comillas, fundada en 1890 y con destacada presencia en Madrid desde 1977.


 

 


 

La primera universidad privada en España no vinculada a la Iglesia, el CEES, se fundó en 1989 en Madrid. Al principio, esta institución no consiguió el premiso para expedir títulos superiores, por lo que tuvo que adscribirse a la Universidad Complutense. Pocos años después, abriría su campus definitivo en la localidad de Villaviciosa de Odón y conseguiría esa ansiada independencia para expedir por cuenta propia títulos oficiales de licencatura y diplomatura. Hace unos años cambiaría de nombre por el actual ‘Universidad Europea de Madrid’.


 

 


 

Desde esa primera experiencia, otros han sido los emprendedores, empresas y organizaciones que han tomado la iniciativa en Madrid y otras comunidades españolas para crear centros universitarios. En 1995 nacería en Madrid la Universidad de Lebrija, en 1997 lo haría la Universidad Internacional de Catalunya y así una veintena hasta la joven Universidad San Jorge, último proyecto en incorporarse a la lista de instituciones privadas autorizadas a impartir títulos oficiales universitarios en el año 2005.  


 

 


 

En total, actualmente existe en España 22 universidades privadas, una oferta que prospera debido al creciente interés de muchas familias españolas por este tipo de educación. Así, éstas rivalizan sin pudor con los gigantes de la educación pública, incluso demuestran que son capaces de ofrecer una educación de similar altura docente y a menudo con mejores medios y en mejores condiciones. No es extraño por ello que en el ranking publicado recientemente en el diario El Mundo (Febrero de 2008) se hayan colocado entre las universidades mejor valoradas un buen número de centros privados, caso de la Universidad de Navarra, Universidad Ramón Llull, Universidad de Deusto, Universidad Alfonso X El Sabio, Universidad San Pablo CEU, Universidad Pontificia de Comillas, Universidad Antonio de Nebrija y Universidad Pontificia de Madrid. 


 

 


 

Crece el número de estudiantes en las privadas


 

 

 

Actualmente, alrededor del 8% de los estudiantes universitarios españoles cursan sus estudios en una universidad privada, motivados principalmente por la flexibilidad de las normas en cuanto a planes de estudio se refiere, unos programas más cercanos a la demanda real del mercado de trabajo y el carácter más práctico de sus estudios, gracias a los más modernos avances tecnológicos y medios puestos a disposición de los alumnos.


 

 


 

Sin embargo, estos centros poseen también desventajas, esencialmente en el terreno económico de las matrículas de los centros, poco accesibles para muchas familias. No obstante, las universidades privadas ofertan cada vez más becas y ayudas económicas, particularmente créditos en condiciones preferentes, todo lo cual supone rebajar ostensiblemente e incluso de forma completa el precio de la inscripción en sus Facultades, facilitando así el ingreso a las aulas de mayor número de estudiantes aunque sin llegar a los niveles de masificación de las universidades públicas.


 

 


 

Madrid, capital de centros privados


 

 


 

Por comunidades autónomas, Madrid es la región que reúne el mayor número de universidades españolas. De las 73 registradas en total, 15 se encuentran en la comunidad madrileña. Además, la relevancia de esta comunidad en el panorama universitario español se acentúa en el caso de las universidades privadas. De hecho, una de cada tres se ubica en Madrid. Este hecho se relaciona además con la tarifa de precios ya que Madrid acoge, también, las universidades con las matrículas más caras de todo el país. Así, el precio del primer curso en la Universidad Europea de Madrid puede llegar a 9.479 euros, el de la Universidad Antonio de Nebrija a 8.309 euros y la Universidad San Pablo CEU a 7.519 euros, muy lejos de las matrículas en las universidades públicas madrileñas, cuyos precios medios por curso (con 60 créditos y gastos administrativos incluidos) oscilan entre los 500 y los 800 euros en función del grado de experimentalidad de la titulación.


 

 


 

Entre las universidades privadas se encuentran por una parte las que se han creado con acuerdos específicos con la Iglesia Católica, como la de Deusto (la más antigua, creada en 1886), Navarra, Pontificia Comillas, Pontificia de Salamanca, Católica de Ávila o la Católica San Antonio de Murcia, y aquellas otras que han nacido fruto de la iniciativa empresarial, como la Europea de Madrid, Alfonso X el Sabio, Camilo José Cela, Antonio de Nebrija, Europea Miguel de Cervantes de Valladolid, Internacional del Catalunya, Ramón Lull, Abat Oliba CEU de Barcelona, Mondragón, SEK de Segovia, San Pablo CEU de Madrid, Cardenal Herrera CEU de Valencia, Francisco de Vitoria y Vic. Además, existe la excepción de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), una institución de iniciativa mixta, pública y privada, que imparte su enseñanza exclusivamente a través de Internet.


 

 


 

Pero también se pueden estudiar carreras universitarias y titulaciones propias en centros privados adscritos a universidades públicas o fundaciones de carácter universitario. Entre los centros adscritos más destacados se encuentran, el Colegio Universitario María Cristina del Escorial, Centro Universitario Villanueva o el Colegio Universitario Cardenal Cisneros, adscritos a la Universidad Complutense, el Centro de Enseñanza Superior CEU – Arquitectura (Politécnica de Madrid), el Centro Universitario ESIC (Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y Miguel Hernández de Elche), Centro de Enseñanza Superior Luis Vives(Universidad de Alcalá), Centro Cardenal Spínola(U. de Sevilla); Centro Español de Nuevas Profesiones(U. A Coruña, UNED), Enginyeria i Arquitectura La Salle (Universidad Ramón Llull), ESADE, ETEA Fundación Blanquerna (Universidad Ramón Llull), o Florida Universitaria (Universidad de Valencia), entre otros muchos.


 

Por qué estudiar en un centro privado


 


Frente al prestigio alcanzado por las universidades públicas, los centros privados cuentan con un abanico de ventajas que se traduce en el auge registrado en los últimos años. Existe, por una parte, un contacto mayor con el mundo empresarial y el amplio abanico de posibilidades que ofrecen las numerosas dobles titulaciones que se ofertan en los centros. Muchas de estas universidades, además de contar con las carreras convencionales que se pueden estudiar en las universidades públicas, disponen de programas o titulaciones propias internacionales que permiten a los alumnos realizar determinados periodos de estudio en universidades de EE.UU., Europa, Canadá o en países de Latinoamérica. Además, su estrecho contacto con las más importantes empresas españolas e internacionales, permite a los alumnos contar con el trampolín que suponen las prácticas en compañías que les acercan día a día a la realidad del mundo laboral, conjugando así teoría académica con práctica en el corazón de las empresas e instituciones con las que se han firmado convenios de colaboración.


 


Asimismo, la oferta actual recae en muchos casos en la fórmula de las dobles titulaciones. Cada vez son más las universidades que incluyen en sus planes de estudios la posibilidad de que los alumnos puedan obtener dos títulos por tan sólo uno o dos años más de esfuerzo. Estos estudios se realizan siempre entre materias que en la vida laboral pueden tener mucho en común. Por ejemplo Derecho y Economía o Administración de Empresas, que son las combinaciones que más oferta y demanda tienen en las universidades españolas a la hora de realizar una doble titulación. En el campo de las Ciencias de la Información también se permite la obtención de títulos conjuntos con carreras como Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas, así como en otros sectores como los idiomas y Turismo o Ciencias Empresariales compaginadas con algunas Ingenierías, entre otros.


 


Debido al número limitado y menor de plazas de las universidades privadas respecto a las públicas, los centros privados cuentan con sus propios procesos de selección de candidatos. En términos generales, los alumnos deben haber aprobado previamente el examen de selectividad y hacer una reserva de plaza en la universidad elegida para posteriormente realizar los exámenes de acceso propios de cada centro. Además, las privadas también tendrán en cuenta a la hora de seleccionar nuevos alumnos el expediente académico de los mismos y otras pruebas generales como test psicotécnicos, entrevistas personales o pruebas de cultura general. No se trata de pruebas excesivamente duras pero los alumnos deben superarlas si desean iniciar su etapa universitaria en una privada sin necesidad de tener que rebasar las notas de corte propias de las públicas. Las solicitudes de plazas y las pruebas de admisión suelen realizarse durante los meses previos al inicio del curso académico.


 


Adaptación al EEES, un reto futuro


 


La polémica del llamado Plan Bolonia (o proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, EEES) ha salpicado también a las universidades privadas que han tenido y tienen que modificar sus planes de estudio para adaptarse al nuevo panorama antes del año 2010. De la mayoría de los 46 países que firmaron la Declaración de Bolonia en el año 1999, el sistema universitario ya se ha adaptado ampliamente a la estructura de grado y posgrado que se fija en el EEES, inspirada en el modelo anglosajón del bachelor y máster, donde el sector privado lidera la educación universitaria. El EEES configura un proyecto que trata de armonizar los sistemas de formación superior de los países europeos, apostando por la movilidad de los estudiantes y titulados del continente. Esta iniciativa arrancaba el 19 de junio de 1999 con la Declaración de Bolonia, en la que los ministros de Educación de 29 países europeos, no todos pertenecientes a la Unión Europea, defendieron este ambicioso proyecto.


 


En el caso de España, la reforma de las titulaciones supone uno de los principales retos para las universidades y la Administración Pública, ya que se trata de realizar un profundo cambio en su mentalidad. En el primer ámbito universitario, dividido en enseñanzas de ciclo corto (Diplomaturas, Ingenierías Técnicas y Arquitectura Técnica) y enseñanzas de ciclo largo (Licenciaturas, Ingenierías y Arquitectura), el EEES establece estos dos niveles pasarán a formar uno solo, asimilable al título de Bachelor que ya se imparte en muchas universidades europeas, y que se denominarán títulos de Grado. Cada Grado tendrá una duración de 4 años  o 240 créditos ECTS (en determinadas titulaciones podrá llegar hasta los 6), periodo tras el cual se podrá continuar la formación académica o incorporarse al mercado laboral. Cada universidad presentará en los plazos y términos marcados por el Ministerio de Educación y Ciencia sus propuestas de títulos de Grado, que serán revisados y verificados antes de su aprobación final. En el caso de desear proseguir la andadura universitaria, se podrá acceder a estudios de Postgrado, formados por los Másteres y los Doctorados. Ambas enseñanzas se encuadrarían dentro de los denominados Programas Oficiales de Postgrado (POP’s), que tendrían un reconocimiento oficial y con los que se obtendría el correspondiente título de Máster o Doctorado.


 


En relación a los programas actuales de máster las universidades podrán seguir impartiendo sus títulos propios (Master, Experto, Especialista…), un tipo de enseñanzas que se encuentran fuera del sistema oficial, carecen de reconocimiento académico oficial y están regulados por su propio Real Decreto. Además, todos los nuevos títulos adaptados al EEES serán revisados cada seis años para garantizar su calidad.


Opciones destacadas:


 

Alfonso X El Sabio, Villanueva de la Cañada (Madrid): La UAX iniciaba su andadura en el año 1994 con la puesta en marcha de un campus con capacidad para 15.000 alumnos. La oferta docente incorpora también las dobles titulaciones que se suman a las titulaciones propias y estudios de posgrado.


 

Universidad San Jorge, Zaragoza: Para el próximo año, este centro ofrecerá las licenciaturas de Periodismo, Publicidad, RR.PP, Marketing, Comunicación Audiovisual, Traducción Internacional, Arquitectura, Farmacia e Informática y Comunicaciones. Además, incorpora Masters y Doctorados. El próximo curso estrenará nuevo campus en la localidad de Villanueva de Gállego.


 

Universidad Católica de Ávila: Este centro, perteneciente a la Iglesia Joven, nacía en agosto de 1996. Actualmente ofrece titulaciones oficiales y títulos propios además de homologaciones de títulos extranjeros. La solicitud de plazas para el próximo año ya se encuentra disponible.


 

Universidad Europea Miguel de Cervantes, Valladolid: Fundada en el año 2002, la UEMC cuenta actualmente con unos 1.500 estudiantes e imparte 10 Títulos Oficiales y 10 Títulos Propios (5 con habilitación oficial).


 

Universidad Camilo José Cela, Villafranca del Castillo (Madrid): La UCJC, perteneciente a la institución Educativa SEK, nacía en el año 2000. El centro ofrece actualmente una amplia oferta académica, más de 40 titulaciones de grado y 50 postgrados. Además, ofrece 12 titulaciones de Grado con planes de estudio adaptados al Espacio Europeo, y 10 masters oficiales impartidos en colaboración y doble titulación EAE, Escuela de Administración de Empresas.


 

IE University, Segovia: Anteriormente conocida como SEK Politécnica, el Instituto de Empresa (IE) cuenta con formación de grado y postgrado, doctorado y programas para directivos y empresas a la que ya acceden 1.400 alumnos. Además, la universidad, con marcado carácter internacional, ofrece titulaciones (en inglés y castellano) de grado y postgrado.


 

Universidad Pontificia de Salamanca: Desde el año 1940, la UPSA pretende proporcionar a sus alumnos una formación integral en base a la concepción cristiana del hombre. La oferta académica, en los campus de Madrid y Salamanca, contiene diplomaturas, ingenierías técnicas, licenciaturas, titulaciones dobles y triples, cursos superiores así como posgrados y doctorados.


 

Universidad Internacional de Cataluyna, Barcelona: La UIC, en marcha desde 1997, ofrece 18 titulaciones, diversos masters oficiales y de postgrado así como dobles titulaciones, doctorados y formación continua. Su plan docente contempla un 40% de clases prácticas, con buena parte del profesorado procedente del ámbito profesional.


 

Universitat Oberta de Cataluyna: La UOC (de titularidad pública pero gestión privada) constituye, desde el año 1995, uno de los ejemplos más afianzados en materia de formación on line. En este sentido, utiliza de manera intensiva las tecnologías de la información y la comunicación y ofrece un modelo educativo basado en la personalización. Ofrece diplomaturas, licenciaturas, ingenierías, estudios de posgrado y doctorado.


 

Universitat Ramón Llull, Barcelona: Actualmente la Facultad de Filosofía conforma la sede central de esta universidad que cuenta con 16 centros federados. La oferta de institución incluye grupos reducidos, relación entre universidad y empresa, prácticas profesionales, programas de intercambio académico, y la posibilidad de optar a becas y ayudas.


 

Universitat de Vic, Barcelona: La Universitat de Vic se configura en torno a la Escuela Politécnica Superior, Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud, Facultad de Educación, de Empresa y Comunicación y la Facultad de Ciencias Humanas, Traducción y Documentación. En todos ellos se pueden cursar licenciaturas, diplomaturas, doctorados y másters universitarios.


 

Universidad Antonio de Nebrija, Madrid: Reconocida en el año 1995, este centro cuenta con su proyección internacional como uno de los pilares más importantes. Sus instalaciones están distribuidas en dos campus: uno en Madrid (el campus de la Dehesa de la Villa) y otro en Hoyo del Manzanares (el campus de la Berzosa). El primero alberga la Escuela de Negocios, el Centro de Estudios Hispánicos, la Escuela Politécnica Superior y el Centro de Estudios Hispánicos. El Campus de la Berzosa acoge la Facultad de Lenguas Aplicadas y Humanidades, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Empresariales, y la Facultad de Ciencias de la Comunicación.


 

Universidad Europea de Madrid, Villaviciosa de Odón: La UEM pertenece a la Red Laureate International Universities. La universidad apunta una serie de líneas estratégicas que se unen a su modelo educativo, basado en el Espacio Europeo de Educación Superior, la consecución de la calidad académica, Bilingüe, una adecuada política medioambiental, la importancia de la aplicación de la tecnología, la insistencia en la formación Práctica, la Responsabilidad Social, y la internacional.


 

Universidad Francisco de Vitoria, Majadahonda (Madrid): La UFV inicia su trayectoria académica en octubre de 1993, como Centro Universitario adscrito a la Universidad Complutense de Madrid. Unos años más tarde, consigue la plena homologación como centro privado. De inspiración católica, ofrece titulaciones universitarias en el área de ciencias jurídicas, empresariales, ingenierías, ciencias de la salud, comunicación, educación, arquitectura y ciencias biosanitarias.


 

Universidad Pontificia de Comillas, Madrid: La universidad cuenta con cinco facultades: Teología, Derecho Canónico, Ciencias Humanas y Sociales, Ciencias Económicas y Empresariales y Derecho. Esta oferta se completa con dos escuelas y nueve institutos (entre ellos el Instituto de Postgrado y Formación Continua y el Instituto de Idiomas Modernos).


 

Universidad San Pablo CEU, Madrid, Barcelona y Valencia: El CEU cuenta con más de 28 centros docentes, 28.000 alumnos, y 51 titulaciones oficiales. Entre sus características destacan la necesidad de aprobar un número determinado de créditos durante el primer año y de haber superado una cifra concreta para poder pasar al segundo ciclo; alcanzar el nivel requerido de inglés antes de finalizar el primer ciclo; la existencia de cuatro convocatorias de examen por asignatura, entre otros.


 

Universidad Católica de Navarra, Pamplona: Este centro vinculado al Opus Dei, cuenta con más de 10.000 alumnos matriculados. Fundada en el año 1952, ofrece 27 titulaciones oficiales y más de 300 programas de posgrado en diez Facultades, dos Escuelas Técnicas Superiores, una Escuela de Negocios (IESE), dos Escuelas Universitarias, una Escuela de Secretariado (ISSA) y otros centros e instituciones.


 

Universidad Católica San Vicente Mártir, Valencia: Este año, más de 8.000 alumnos se han matriculado en este centro para cursar alguna de sus 18 titulaciones distribuidas en seis facultades. Además, la oferta educativa incluye 16 modalidades de dobles titulaciones, estudios de postgrado, doctorado y títulos propios de las distintas facultades.


 

Universidad Mondragón Unibertsitatea, Guipúzcoa: M.U, fundada en 1997, está formada por tres Facultades: la Escuela Politécnica Superior, la Facultad de Ciencias Empresariales y la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Su pertenencia a la Corporación Cooperativa MCC, permite una estrecha cercanía al mundo de la empresa, posibilitando a sus alumnos que desde el inicio de sus estudios tomen contacto con la realidad laboral.


 

Universidad de Deusto, Vizcaya: Los orígenes de este centro se remontan al año 1886, fecha que convierte esta institución en una de las universidades de referencia del panorama español. Actualmente su actividad se reparte en los campus de Bilbao y San Sebastián con diplomaturas, licenciaturas, titulaciones propias y de postgrado. Además, la Universidad de Deusto, debido a su compromiso con la cultura vasca, ofrece la posibilidad de cursar el programa Euskal Irakaslegoa para adquirir un buen nivel de conocimiento y capacidad de utilización oral y escrita del euskera, así como la obtención de la titulación correspondiente.


 

Universidad Católica San Antonio, Murcia: Con origen en 1996, las instalaciones de esta universidad se encuentran en el denominado Campus de los Jerónimos, situado en las afueras de la capital murciana. La oferta docente incluye titulaciones oficiales de primer y segundo ciclo, títulos oficiales de postgrado y doctorados.


 

 


 

  


 

Más información:


 

Ministerio de Educación


 

Proceso de Bolonia