Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Summer Jobs: trabajos con un punto de diversión

Algunos jóvenes decidirán emplear los meses de verano en trabajar, en lugar de dedicarse por entero al ocio. Es tiempo de los "summer jobs" o trabajos para el verano, que en su mayoría no requieren una alta cualificación y ofrecen la posibilidad de c

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Summer Jobs: trabajos con un punto de diversión
Estudiantes-grado-INEEl verano está a la vuelta de la esquina y, en lugar de un merecido descanso, más de un joven se echará la responsabilidad a cuestas y buscará un trabajo que le ayude a pasar los meses estivales con algo de dinero en el bolsillo. Pese a la alta tasa de paro entre la población más joven, el verano ofrece la posibilidad de conseguir un puesto de trabajo temporal, por uno, dos o tres meses. Tiempo suficiente para ahorrar, o al menos conseguir lo justo para sufragar gastos. Son los ‘summer jobs’, puestos de trabajo enfocados a aliviar la escasez económica principalmente de estudiantes. El acceso a este tipo de empleos no requiere una gran cualificación, y en la mayoría de los casos la experiencia solicitada es mínima.

 

Un tipo de empleo que las administraciones han decidido incluir en sus planes de fomento del empleo juvenil, tal vez con la esperanza de que ese 53,2% de jóvenes desempleados descienda algo durante los meses de calor. Un ejemplo es la campaña lanzada por el Ayuntamiento de Barcelona el pasado 9 de abril a propuesta del Punt d'Informació Juvenil (PIJ) Treballar a l'estiu, que hasta el 30 de mayo ofrece un conjunto de 30 charlas informativas, con el objetivo de aumentar las posibilidades de los jóvenes para encontrar un trabajo durante el periodo estival. La orientación laboral se centra en sectores específicos y puestos de trabajo en entidades concretas, dentro del mundo de la hostelería o del ocio. Así los interesados podrán trabajar como animadores turísticos en cruceros, como monitores de tiempo libre o en agrupaciones de defensa forestal. Aunque también se presentan oportunidades en la Fira de Barcelona, el Primavera Sound, las ferias y mercados de Cataluña, o el parque de atracciones del Tibidabo.

 

Este último, por ejemplo, ubicado en la ciudad de Barcelona, ofrece una veintena de puestos de trabajo para jóvenes que quieran tener ocupadas sus vacaciones veraniegas. En el área de restauración se precisa, sobre todo, de personal para la atención en barra, la preparación de comida o el mantenimiento del local. El área de operaciones engloba puestos de trabajo relacionados con las atracciones, las taquillas, el aparcamiento, el funicular y el punto de información. Tras recibir una formación en las distintas atracciones del parque, las funciones de los seleccionados se resumirán en controlar los accesos a la atracción, comprobar las medidas de seguridad, poner en marcha la atracción, vigilar el ciclo y desalojar la atracción. Aunque no se requiere experiencia previa, se valorará habilidades para el trato con el cliente y el conocimiento de idiomas, especialmente el catalán. El salario, dependiendo de la jornada laboral, oscilará entre los 450 y los 900 euros.

 

Otra posibilidad de trabajar en uno de los parques de atracciones españoles es la que ofrece El Aquópolis de Cullera. En esta ocasión, y al tratarse de un parque acuático, solicitan personal puestos de socorrista, aunque también se aceptan solicitudes para los departamentos de restauración, departamento comercial, limpieza y mantenimiento. Para optar a estos empleos, los interesados deben pedir una solicitud enviando un mail a la dirección de correo electrónico comercial.cullera@grpr.com, cumplimentarla y remitirla junto al Curriculum Vitae, indicando a qué departamento se quiere optar. También se puede entregar en mano en las oficinas en horario de 9 a 13:30 horas.



Vigilantes de la playa

Sin pretender convertirse en Mitch Buchannan o en algunas de sus siliconadas secuaces, la labor de socorrista es una de las que más demanda posee durante los meses de verano. Piscinas públicas, privadas y playas solicitan los servicios de jóvenes para el cuidado de los bañistas y las de las costas. La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo ofrece desde mediados de abril hasta casi finales de septiembre cursos para la adquisición de las competencias necesarias en materia de primeros auxilios y socorrismo acuático.

 

Por su parte, Cruz Roja oferta ocho plazas para mayores de 18 años en la localidad de Benicassim en Castellón. Pueden solicitar aquellos que tengan el título de auxiliar de Enfermería o un Ciclo Formativo Grado Medio en Sanidad y que posea experiencia laboral como Auxiliar de Enfermería -mínimo 3 meses- y en preventivos terrestres. El objetivo es que lleven a cabo la asistencia sanitaria y la vigilancia de las playas, además de señalizar las zonas de riesgos, el mantenimiento del puesto de trabajo -con la ejecución de las tareas de limpieza que sean oportunas- y colaborar en la recogida y mantenimiento de las embarcaciones, bajo responsabilidad del Patrón.

 

Otra forma de poder pasar el verano realizando un trabajo diferente es aprovechar oportunidades en forma de beca que instituciones como la Diputación de Valencia ofrecen a jóvenes mayores de 18 años. 3.100 becas para que jóvenes valencianos, universitarios o estudiantes de Formación Profesional, puedan realizar prácticas en los consistorios durante los meses de julio y agosto. ‘La Dipu Te Beca’, que así es como se llama el programa está dirigido principalmente a estudiantes de provenientes a las áreas de actividades físicas y deportivas, administración y gestión, agraria, artes gráficas, comercio y marketing, electricidad y electrónica, u hostelería y turismo, entre otros. El plazo para optar es hasta el próximo 24 de mayo y la duración de la beca incluye los meses de julio y agosto de 2013. Sin ser propiamente un puesto de trabajo, y por tanto no contar con una remuneración muy alta, los que accedan a las becas recibirán una bolsa de ayuda al estudiante de 500 euros al mesEn Europa o el resto del mundo

Pero el hacerse con un ‘summer job’, donde la diversión sea un elemento más de la jornada laboral no sólo se puede llevar a cabo dentro nuestras fronteras. En Francia, en plena Costa Azul, el parque zoológico y centro de investigación del mar, Marineland, además de ser uno de los atractivos turísticos más importantes de la zona, ofrece la posibilidad encontrar empleo en áreas de trabajo muy diversas. Sin necesidad de acreditar experiencia previa, los candidatos pueden optar a puestos en las áreas de hostelería, salvamento acuático, seguridad y catering.



Este parque francés ofrece contratos temporales, estacionales y a tiempo completo o parcial -entre 20 y 35 horas a la semana- y pueden optar estudiantes, de 18 años en adelante, tanto de Francia como del extranjero, siempre y cuando estos posean un permiso que les permita trabajar por cuenta ajena en Francia. Los interesados deberán enviar una solicitud al Departamento de Contrataciones de las instalaciones.

 

También en Europa, pero esta vez en Italia, la empresa de viajes Wintour ofrece servicios turísticos para campings, hoteles y resorts en las costas del Adriático, Liguria y el Mediterráneo. Si se tienen ganas de pasar un verano en el extranjero, trabajar como entrenadores y animadores infantiles, socorristas, recepcionistas o camareros son algunas de las ofertas que pone a disposición de los interesados esta compañía holandesa.

 

Y si lo que apetece es llegar hasta la zona de los Balcanes, o salir del continente y cruzar el charco, una de las opciones más atractivas es la de ir como monitor a un campamento de verano. Webs como Summercampjobs365.com o Getsummercampjobs.com recogen las principales ofertas de trabajo en campamentos con niños en todo el mundo. El perfil más solicitado es el de counselour o monitor, el encargado del cuidado y atención de los más pequeños. Aunque también se requieren los servicios de entrenadores de fútbol, baloncesto, baseball o lacrosse, además de personas con conocimientos artísticos o de fotografía. Y según el puesto de trabajo ofertado, los salarios pueden oscilar los 700 y 800 dólares hasta los 1.500 por mes.

 

Conseguir un trabajo para verano es cuestión de proponerse vivir una experiencia nueva, sin importar demasiado dónde y cuánto se gana, siendo muchas las posibilidades de pasar un verano inolvidable.