Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Seguridad: un sector en auge que busca profesionales

Las empresas del sector de la seguridad en España necesitan incorporar con cierta urgencia entre 15.000 y 17.000 trabajadores a sus plantillas, para satisfacer la demanda de servicios de la sociedad. La buena situación de la Economía por un lado y el

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Seguridad: un sector en auge que busca profesionales
Estudiantes-grado-INE

Si hay un sector de la economía española que se encuentra en pleno periodo de expansión y demanda de empleo, es el de la seguridad privada. Sin duda se trata de un mercado que durante los últimos años viene mejorando sus cifras en todos los sentidos, y al que por diversos motivos –no siempre positivos- se prevé un futuro más que esperanzador. Según la Asociación Profesional de Compañías privadas de Seguridad (Aproser), los últimos datos relativos a la facturación del sector correspondientes al pasado año suponen una facturación de 2.610 millones de euros, es decir, un incremento respecto al ejercicio anterior del 10,3 %.


En este sentido la actividad que más ha crecido dentro del sector de la seguridad ha sido la de sistemas de seguridad y alarmas superando el 32%, seguido de los servicios de vigilancia y el transporte de fondos. Además, otra actividad que continúa en constante crecimiento es la de la seguridad personal, ya que, por ejemplo, sólo el Estado se gasta anualmente en la protección de políticos amenazados por ETA en el País Vasco la friolera de 30 millones de euros. Si a esto le unimos la demanda por parte de otros políticos, directivos de empresas y particulares pertenecientes a clases acomodadas, obtendremos en suma una elevada demanda de empleo para los servicios de escoltas y guardaespaldas.


Inseguridad ciudadana


Claro que para que un sector como el de la seguridad vaya en imparable ascenso se debe a múltiples causas, algunas de ellas más que desagradables. Por una parte, las buenas condiciones económicas de que goza España durante los últimos años, al menos en lo relativo a las cuestiones de la macroeconomía, han permitido a muchas empresas contratar programas integrales de seguridad porque ven en ellos también una forma de mejorar, o incluso garantizar, la calidad de sus productos de cara a los propios clientes.


Por otra parte, el aumento en las cifras de negocio está directamente relacionado con el progresivo crecimiento de la delincuencia en nuestro país y de los robos en inmuebles. A esta sensación de vulnerabilidad se ha unido la necesidad de combatir a las mafias internacionales, cada vez más organizadas y preparadas desde el punto de vista tecnológico. La seguridad de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado parecen no poder abarcar toda esta problemática delictiva como es lógico, por lo que necesariamente deben entrar en escena los efectivos de seguridad privada que garantizan una vigilancia más selectiva.


Psicosis terrorista


No obstante a nadie se le escapa que el terrible atentado perpetrado el pasado 11 de marzo en las entrañas de Madrid, ha provocado tanto en empresas como en particulares un temor y una gran preocupación por su seguridad. El terrible atentado ha propiciado un efecto dominó en toda España que ha hecho despuntar el incremento de medidas de seguridad a lo largo y ancho del territorio nacional, por parte de la seguridad pública y de la privada.


En efecto, si durante los últimos meses la sociedad española se sentía un poco más tranquila respecto a la siempre amenazante presencia de ETA, el terrorismo islámico ha aparecido en escena sembrando un clima de inseguridad que demanda nuevas soluciones y estrategias en la lucha contra esta lacra internacional. Así, en tan solo dos meses y según fuentes de Aproser, la solicitud de servicios de seguridad privada ha crecido entre un diez y un quince por ciento, sobre todo en localizaciones con grandes aglomeraciones de personas como centros comerciales y de ocio y en zonas aeroportuarias y de transporte terrestre.


Se necesita personal


Sin embargo, y pese a los datos más que positivos del sector, da la sensación que el crecimiento de demanda por parte de la sociedad transcurre más rápidamente que la capacidad de respuesta de las empresas implicadas en este negocio. Tanto es así que los responsables de tales empresas estiman que en la actualidad se necesita la incorporación al sector de entre 15.000 y 17.000 nuevos profesionales para vigilancia, lo que supone una evidente falta de recursos humanos, que en muchos casos impide hacer frente a la demanda de servicios si no es aumentando el número de horas extras de los trabajadores.


Como principales causas de este desfase de empleo, las empresas del sector señalan al rígido sistema de selección del Ministerio del Interior, ya que la Ley de Seguridad Privada que rige en la actualidad sólo permite trabajar en este sector a ciudadanos españoles o de la Unión Europea, descartando de antemano a la mano de obra inmigrante. Asimismo, como otro de los motivos se apunta al intervalo de tiempo que hay entre que se selecciona a un candidato y éste puede empezar a trabajar, con una media de 19 semanas, además de superar un periodo de formación de al menos 180 horas.


Empleo estable


Por otra parte todo esto contrasta con la estabilidad del empleo en este ramo, ya que alrededor del 90 por ciento de los contratos en seguridad son de carácter indefinido. En la actualidad existen cerca de 1.000 empresas de seguridad autorizadas por el Ministerio del Interior, de las que 297 están autorizadas para cubrir servicios en todo el territorio nacional. Según los últimos datos aportados por la Administración central, el pasado año había un total de 93.705 trabajadores habilitados para realizar funciones de vigilantes de seguridad. Un 12 % de ellos son mujeres y la media de edad de estas personas es de 34 años, aunque se puede optar a un puesto de trabajo de estas características desde los 18 años.

El empleo de vigilante de seguridad, sin duda el más ofertado por las empresas de seguridad debido a la escasez actual de efectivos, requiere de unas características especiales además del nivel de formación y determinadas cualidades físicas, como el autocrontrol, la responsabilidad, la capacidad de previsión y organización o la estabilidad emocional. Para este puesto se exige tener una edad de entre 18 y 55 años, una estatura mínima de un metro y setenta centímetros en los hombres o un metro y sesenta y cinco centímetros en las mujeres y estar en posesión como mínimo del graduado escolar, valorándose positivamente el conocimiento de idiomas, informática o defensa personal.


Además, los aspirantes a este puesto de trabajo deben cumplir otros requisitos como ser ciudadano de la Unión Europea, carecer de antecedentes penales, no haber sido sancionado en los últimos años por infracciones graves en materia de seguridad, no haber trabajado en los dos años anteriores en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y haber superado el curso de vigilante de seguridad privada, autorizado por el Ministerio del Interior.


Formación específica


El curso aludido, que se puede realizar de forma gratuita en la mayoría de las empresas de seguridad aunque también es impartido por algunos centros privados, consta de 180 horas que suelen desarrollarse a lo largo de seis semanas y hay un total de siete convocatorias al año. El programa del curso abarca cuatro módulos: jurídico, socio-profesional, técnico-profesional e instrumental. Dentro del módulo jurídico, el futuro vigilante tendrá que familiarizarse con materias como el derecho penal, procesal, administrativo o laboral. En el resto de módulos abordará otros aspectos más técnicos y específicos de la profesión, como métodos de defensa personal, sistemas de telecomunicación, técnicas de identificación o métodos de detención.


La prueba en sí consiste en realizar dos exámenes eliminatorios. El primero de ellos se refiere a una serie de pruebas físicas, concretamente de velocidad, lanzamiento de balón medicinal de tres kilos, flexión de brazos en suspensión pura, salto y resistencia general. Para superar el segundo ejercicio el alumno debe contestar un test de 80 preguntas relativas a los temas teóricos estudiados durante el curso y, para poder desempeñar servicios con armas reglamentarias, los aspirantes tienen que obtener una licencia especial.


Para otros puestos más específicos dentro del área de seguridad, como el de técnico de sistemas, se requieren estudios de formación profesional o ya universitarios relativos a ingenierías técnicas y de telecomunicaciones. En cambio, para la función de transporte de fondos suelen recabar efectivos de la propia empresa que han pasado previamente por el puesto de vigilante, después de superar un curso especializado en esta tarea.


Formación superior


Los estudios de seguridad también tienen cabida en las universidades y escuelas de negocios, más enfocados en este caso a formar futuros directivos de puestos intermedios en las empresas o ejecutivos de alta dirección. Como ejemplos destacan, el Máster en Gestión y Dirección de Seguridad de la Universidad Carlos III de Madrid; el Posgrado en Gestión de la Seguridad e Investigación y el título de Especialista en Seguridad del Instituto Superior de Estudios (ISED) de Barcelona; el Curso Superior de Especialista en Dirección y Gestión de Seguridad de la Universidad Francisco de Vitoria, oel Curso Superior de Planificación, Dirección y Gestión de Seguridad de la Universidad Complutense, entre otros.


En este sentido, el Posgrado en Gestión de la Seguridad e Investigación que oferta el ISED, un centro dedicado a la programación de cursos de especialización y de extensión universitaria en ámbitos laborales de amplia proyección profesional, se desarrolla durante un año académico y constituye una titulación de la Universidad de Vic. Su programa consta de cinco módulos: organización y dirección de empresa, marco jurídico, marco socio-profesional, técnica profesional en el entorno de la seguridad y marco operativo, todos ellos impartidos de forma presencial.


Por su parte, el título de Especialista en Seguridad que imparte este mismo centro a distancia, abarca en su programa aspectos como gestión de la seguridad, prevención, medios técnicos, legislación, ética profesional, protección personal, seguridad de la información o recursos humanos, entre otros.


* * * *


Enlaces de Interés:


 


APROSER


MINISTERIO DEL INTERIOR


COMPAÑÍA EUROPEA DE SERVICIOS DE SEGURIDAD


EULEN SEGURIDAD


PROSEGUR


SECURITAS


Catálogo-Listado de Empresas de Seguridad en España

Portal Especializado en Información sobre el Sector de la Seguridad


Centro de Formación Especializado en Seguridad Privada




Noticias y otros contenidos de interés en Aprendemas.com :


Curso CD-Multimedia para la Obtención del Permiso de Armas


Postgrado en Gestión de la Seguridad e Investigación (Barcelona)


Postgrado en Gestión de la Seguridad e Investigación (a distancia)


Experto Universitario en Dirección de Seguridad Privada


Cursos de Seguridad y Vigilancia en a+


Cursos para Oposiciones de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en a+