Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Sector Inmobiliario: Una carrera profesional con cimientos sólidos

El crecimiento del sector inmobiliario parece no tener fin y así se ha convertido en una de las más sólidas alternativas de empleo en el mercado laboral español. Es, además, una actividad económica muy accesible desde que en el año 2000 una sentencia

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Sector Inmobiliario: Una carrera profesional con cimientos sólidos
Estudiantes-grado-INE

Lejos de cumplirse los malos augurios de muchos expertos sobre el futuro de la «burbuja» inmobiliaria, el sector sigue siendo uno de los pilares de la economía española, que cada año nos sorprende con cifras y estadísticas indicadoras de su expansión. Ni siquiera el espectacular aumento del precio de las viviendas que viene experimentando nuestro país durante los últimos años, ha hecho frenar una demanda que a día de hoy no ha tocado techo. El mayor nivel de empleo en España, unos tipos de interés muy bajos, la necesidad de aflorar dinero «negro» tras la puesta en escena del Euro y la falta de expectativas que ofrece el negocio de la Bolsa, han hecho que el flujo del mercado inmobiliario presente los datos más positivos de su historia.


El proceso de modernización y las bonanzas de la economía española están arrastrando al sector inmobiliario contribuyendo al auge en la construcción de viviendas y de otros tipos de edificaciones como locales comerciales, oficinas, parques recreativos, naves industriales o grupos residenciales de vacaciones. Aparte del aumento de la productividad en el sector en cuanto a la construcción se refiere, la expansión de negocio ha hecho aflorar nuevas demandas de servicios de administración y gestión de los bienes inmobiliarios, que requieren de una preparación laboral y una formación adicional para los profesionales.


Incremento de la construcción
 


Según el último informe de coyuntura del Consejo Superior de Arquitectos de España, el pasado año 2003 se iniciaron las obras de construcción de más de 690.000 viviendas en nuestro país, lo que supone un incremento del 6,7 por ciento respecto al año anterior, todo un récord en edificación residencial durante un solo año. Salvo en las Islas Baleares, Madrid, Cantabria, Cataluña y Valencia, el resto de comunidades autónomas experimentaron durante el ejercicio de 2003 un notable crecimiento en la construcción de viviendas, destacando Navarra con un aumento de más de un 50 por ciento, Galicia, Asturias y el País Vasco, todas ellas con incrementos en la construcción por encima del 21 por ciento.


Por otra parte, uno de los factores dinamizadores del sector durante los últimos años ha sido el turismo residencial, ya que España se ha convertido en un referente turístico de muchos países europeos no sólo para el disfrute de las vacaciones, sino también como segunda residencia. Durante el pasado año los europeos invirtieron 5.676 millones de euros en comprar 90.000 viviendas en nuestro país, un 10 por ciento más que en el ejercicio anterior. El principal reto del sector en este sentido va a consistir en gestionar cada día mejor las relaciones con este tipo de clientes, cada día más exigentes, con lo que los profesionales inmobiliarios deberán estar cada vez mejor preparados.


Suben los precios y aumenta el negocio
 


Y como ocurre en todos los órdenes de la economía, el aumento de la demanda de viviendas lleva consigo un aumento de los precios, que en el caso del sector inmobiliario sigue incrementándose hasta llegar a cotas muy elevadas. Así, el valor de tasación medio de la vivienda nueva en España creció el 18,51 por ciento entre el último trimestre de 2002 y de 2003, mientras que el de la vivienda de segunda mano o usada se incrementó el 16,76 por ciento durante el mismo periodo de tiempo según Tinsa (Tasaciones Inmobiliarias). El mismo organismo asegura que el crecimiento conjunto de los precios durante el pasado año se debió al fortalecimiento de la demanda por parte de la sociedad, impulsada por el progresivo incremento de familias monoparentales o de las personas que optan por vivir solas, así como por el aumento de los inmigrantes y de jóvenes que todavía no se han comprado su primera casa.


Aunque la mayoría de los analistas afirma que comienza a notarse una saturación que frenará los incrementos de los últimos años, las estimaciones para el presente año 2004 no bajan de cifras de crecimiento inferiores al 10 por ciento. En esta línea, un reciente estudio publicado por la prestigiosa compañía auditora Pricewaterhousecoopers, concluye que la gran mayoría de los expertos consultados (el 78,5 por ciento de 277 profesionales del mundo económico, empresarial, financiero, universitario e institucional) considera que el sector inmobiliario español no está experimentando un fenómeno «burbuja» por el continuo aumento de los precios de los bienes inmuebles. En todo caso los precios no se estancarán de forma brusca, sino que sufrirán una corrección gradual y ordenada en el tiempo.


Auge de las empresas inmobiliarias
 


Resulta lógico deducir que de forma paralela al crecimiento inmobiliario transcurre el crecimiento de las empresas inmobiliarias, tanto en lo que se refiere al número de ellas como al aumento de la oferta de empleo. El inmobiliario es un sector en el que la mayoría de las empresas son pequeñas o medianas. Tanto es así que la compañía líder del sector, Vallehermoso, tan solo representa el dos por ciento del total y el resto de las cuatro grandes, Urbis, Metrovacesa y Colonial, sólo alcanzan conjuntamente el 5 por ciento del total.


Pero el «boom» inmobiliario que se ha desarrollado en nuestro país durante los últimos años ha hecho que miles de personas optaran como opción de negocio por la apertura de una agencia inmobiliaria, ya fuera de nueva creación o acogiéndose a las directrices que marcan las franquicias. También han contribuido a este incremento los requisitos mínimos para abrir una agencia inmobiliaria, no excesivamente inalcanzables: una inversión media de entre 30.000 y 60.000 euros y un local de unos 70 metros cuadrados.


Precisamente este tipo de negocio se ha ido consolidando y posicionando hasta alcanzar unas cifras que hablan por sí solas: el pasado año, el número de franquicias inmobiliarias creció un 40 por ciento y la facturación ascendió a 306 millones de euros en España, según la consultora Barbadillo Asociados. Las cadenas de franquicias inmobiliarias pasaron de 28 en el año 2000 a un total de 39 al final del pasado ejercicio, con el consiguiente aumento además de puestos de trabajo. Los emprendedores ven en las franquicias inmobiliarias una serie de atractivos, como disponer desde el primer día de una cartera real de clientes con inmuebles para poner en venta que aporta la empresa franquiciadora, la formación inicial que proporcionan estas empresas para ponerse en marcha o la imagen de marca, en muchos casos más que conocida gracias a las inversiones publicitarias.


Una buena salida profesional
 


El incremento de las cifras de negocio del sector también ha derivado en un aumento de los puestos de trabajo especializados en la gestión inmobiliaria, destacando el apartado de las franquicias con la incorporación de más de 15.000 nuevos empleados durante el pasado año.


Cita el Informe Infoempleo 2003 al sector inmobiliario como uno de los más destacados del año pasado, encontrándose ya entre los 10 que más empleo generan en nuestro país (8º puesto). El crecimiento de las ofertas de empleo ha sido imparable. Supuso más del 3,5 por ciento del total de ofertas publicadas en medios ese año y, según ponen de manifiesto los datos recogidos a finales de año, la oferta va a seguir siendo fuerte incluso podría aumentar.


Básicamente, estos profesionales son intermediarios que ponen en contacto a dos partes, la compradora y la vendedora, que necesitan de sus servicios para llevar a cabo una transacción inmobiliaria. Hasta hace diez años los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) disponían de la exclusividad para actuar de intermediarios en los negocios jurídicos sobre inmuebles, pero desde que el Tribunal Constitucional declarara como no intrusismo cuando alguien sin el título de agente intervenía en el mercado inmobiliario, la profesión se ha transformado considerablemente como consecuencia de las medidas liberalizadoras. Hoy en día, cualquier jurista, gestor o administrador de fincas puede realizar funciones de mediador en el mercado inmobiliario, independientemente de la formación de sus empleados. Otra cuestión es que este profesional atesore la experiencia y los conocimientos que exige un sector tan competitivo y complejo como el inmobiliario.



 

Las empresas buscan los mejores candidatos y les ofrecen un buen sueldo, retribución variable y una carrera profesional con futuro. La mayoría procede de carreras universitarias como Ciencias Empresariales, Derecho, Arquitectura e Ingenierías de Caminos e industriales, aunque carezcan de experiencia previa. También son muy valorados los masters generalistas en grandes escuelas de negocios o los específicos del sector, así como las diplomaturas en estudios inmobiliarios o los cursos especializados de diversos centros de formación. Asimismo, las empresas consideran muy importantes en sus trabajadores habilidades como las de capacidad de gestión, de comunicación, liderazgo, trabajo en equipo, la orientación al negocio y también al cliente. En cuanto a las retribuciones, éstas son muy variables dependiendo del puesto que se ocupa en cada empresa y del nivel de comisiones por ventas que se haya pactado en el contrato laboral, pero como media los sueldos oscilan entre los 24.000 y los 60.000 euros brutos anuales.


La formación especializada es imprescindible
 


Para trabajar en el sector no basta con tener un buen don de gentes porque las funciones de un agente inmobiliario van más allá de ser un simple vendedor de pisos. Los profesionales deben estar bien formados en las distintas materias que se interrelacionan en el negocio, para llegar a ser buenos asesores y conocedores del mercado inmobiliario. Así, los que quieran trabajar en este campo pueden cursar estudios inmobiliarios de muy diversa índole: desde diplomaturas y títulos propios en diversas universidades españolas, másters y demás cursos de postgrado universitario hasta cursos especializados en escuelas de negocios y centros de formación.


No existe una titulación oficial específica relativa a estudios inmobiliarios, si bien es cierto que cinco universidades españolas los incorporan como enseñanzas propias. La Universidad de Alicante imparte una Diplomatura en Estudios Inmobiliarios, la Universidad de Málaga un Título Propio de Primer Ciclo de Estudios Inmobiliarios, la Universidad Católica San Antonio imparte un Diploma Superior en Gestión y Administración Inmobiliaria, la Universidad de Barcelona que lo denomina de igual manera (Graduat/da en Estudis Immobiliaris i de la Construcció) y la Universidad de Islas Baleares que lo hace llamar Graduat en Estudis Immobiliaris. En todos los casos se trata de un título propio de primer ciclo (180 créditos).


Así y todo, aún son muy pocos que con 18 ó 19 años optan por realizar una carrera de tres años. Más habitual es, sin embargo, que jóvenes ya titulados universitarios decidan especializarse bien sea a través de un master, de un postgrado o a través de cualquier otro programa de duración no superior al año.


Las nuevas tecnologías, el Derecho, la Economía e incluso la Arquitectura, son generalmente la base de unos estudios que engloban todo tipo de materias relacionadas con el mundo inmobiliario, como gestión, marketing, legislación, construcción o idiomas, entre otras.


Como ejemplo destaca el Máster en Derecho de la Construcción y Gestión Inmobiliaria que imparte en Madrid el Centro Universitario Escorial – María Cristina, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid. Se trata de un programa de estudios centrado en la preparación práctica y completa de expertos en el sector, poniendo especial énfasis en su dimensión legal y en la gestión integral, cubriendo las necesidades propias de estos futuros profesionales de cara a enfrentarse a los problemas con una base formativa cualificada. El método consiste en plantear, discutir y resolver los casos prácticos más relevantes como una herramienta pedagógica eficaz a la hora de aprender los conocimientos necesarios para ejercer puestos de responsabilidad, además de abordar las materias teóricas más relacionadas con el mundo inmobiliario y el de la construcción, impartidas por expertos docentes y profesionales destacados del sector. Este programa puede realizarse de manera presencial o en modalidad a distancia para aquellos que no les sea posible desplazarse a Madrid.


Asimismo, dirigido a profesionales en ejercicio o recién titulados que necesitan adquirir conocimientos especializados en el sector inmobiliario, el Instituto Superior de Derecho y Economía - ISDE imparte desde hace más de 10 años un pionero Master Inmobiliario a distancia que ha prestado gran atención a que estos contenidos sean actuales y eminentemente prácticos. Para ello cuenta con la participación de diferentes empresas de prestigio y profesionales liberales experimentados en el sector. Abunda en los temas económicos y empresariales, así como, en los jurídicos y técnicos, conocimientos, en definitiva, que necesitará cualquier profesional que realice una actividad de intermediación y asesoramiento inmobiliario.


Otro centro que tiene el ámbito inmobiliario como tema prioritario de estudio entre su oferta formativa es la Escuela de Formación Empresarial ESTUDIOS DE EMPRESA. En lo que respecta a su curso de Técnico en Gestión Inmobiliaria el objetivo es aportar una sólida formación para el conocimiento de las modernas técnicas de gestión inmobiliaria a aquellos interesados en abrir su propio negocio e ingresar en asociaciones profesionales.


Además, otros centros formativos como ISED (Instituto Superior de Estudios), ESINE (Centro Superior de Estudios Técnicos Empresariales), Escuela Opadis, Escuela Complutense de Verano, Aula Pyme, CCC Centro de Estudios, Options & Futures Institute / Institute of Advance Finance, la Universidad Francisco de Vitoria, CEAC o el IDEC – Pompeu Fabra, ofrecen cursos especializados de mayor o menor carga lectiva, a distancia o presenciales, cada uno de ellos especialmente diseñados para que los alumnos ingresen en el mercado laboral inmobiliario con la mejor preparación para desenvolverse en uno de los sectores con mayor futuro.


* * * *
 


 


Enlaces de interés
 



Consejo General de Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria


Consejo Superior de Arquitectos de España


Noticias y reportajes de interés en aprendemas.com
 


MC2, hacia la calidad total en la edificación


Real Centro Universitario María Cristina – Centro del Mes


La Autónoma de Madrid UAM inicia una colección de libros sobre formación inmobiliaria


Cursos recomendados
 


Categoría Cursos de Inmobiliaria en Aprendemas.com


Master Executive en Derecho de la Construcción y Gestión Inmobiliaria (Madrid) - Real Centro Universitario “María Cristina”


Master en Derecho de la Construcción y Gestión Inmobiliaria (a distancia) - Real Centro Universitario “María Cristina”


Curso de Gestión/Administración de Fincas (Madrid) - Real Centro Universitario “María Cristina”


Programa Avanzado de Especialización en Inversiones Financieras en el Sector Inmobiliario (Madrid) - Options & Futures Institute


Curso Superior de Gestión Inmobiliaria (a distancia)- ESINE


Tasaciones Inmobiliarias: urbanas, rústicas y catastrales (Madrid) - Escuela Complutense de Verano


Dirección y Gestión Inmobiliaria (Madrid) - Escuela Complutense de Verano


Master Inmobiliario (a distancia) - ISDE


Curso de Técnico en Gestión Inmobiliaria (a distancia) - AULA PYME


Técnico en Gestión Inmobiliaria (a distancia) - ESTUDIOS DE EMPRESA


Posgrado en Derecho Inmobiliario y de la Construcción (Barcelona) - ISED


Posgrado en Derecho Inmobiliario y de la Construcción (a distancia) - ISED


Máster en Asesoría y Gestión de Inmuebles (Madrid) - ISED


Máster en Asesoría y Gestión de Inmuebles (Bilbao) - ISED


Máster en Asesoría y Gestión de Inmuebles - ISED


Gestión de Fincas (Zaragoza) - ISED


Gestión Inmobiliaria (Bilbao) - ISED


Marketing Inmobiliario (a distancia) - ISED