Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Salidas en el medio rural, un sector en el que cultivar el futuro

Más de 15.000 jóvenes de aquí a 2020 trabajarán en la agricultura, o esa es la cifra que se ha fijado el Gobierno para relanzar el medio rural con personal cualificado. Los que ya lo han elegido como forma de vida explican a aprendemas.com pros y co

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Salidas en el medio rural, un sector en el que cultivar el futuro
Estudiantes-grado-INE


"Debido a la crisis se mira al campo como una solución laboral. Nosotros decimos que no es una solución, sino una forma de vida". Toño Romé es el coordinador estatal de Juventudes Agrarias de COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) y explica que para dedicarse al mundo rural de forma profesional se necesita vocación. Él, Paola del Castillo, Francisca Muñoz  y Fernando García-Dory lo han elegido como su ‘oficina’ diaria y han querido compartir con aprendemas.com la realidad de un sector que demanda como agua de mayo un relevo generacional.



Ver cursos agrarios



15.000 jóvenes en la agricultura de aquí a 2020



Hace unas semanas la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, anunciaba que España se ha fijado como objetivo incorporar a 15.000 jóvenes al sector de aquí a 2020.  "Lo vemos muy bien, porque un agricultor joven genera entre ocho y nueve puestos de trabajo indirectos", afirma Romé, para aclarar que, aunque también tienen su derecho, los no profesionales, jubilados y más mayores crean entre dos y tres, según las propias estadísticas que maneja la Unión Europea.



Pero, ¿qué formación se requiere? "El campo es el sector que más universitarios necesita", afirma por su parte Paola del Castillo, coordinadora de la sectorial ASAJA-Joven. Ella es ganadera, estudió Historia del Arte, un máster en gestión cultural y otro en administración de empresas. Reconoce que de pequeña no era de las que decían ‘Mamá quiero ser ganadera’, pero sí acompañaba a su padre en muchas de sus actividades como dueño de una explotación de vacas de raza retinta, en el pueblo gaditano de Tarifa.



Busca tu curso de veterinaria



Busca tu grado universitario



"Mi padre fallece en 2005 y soy hija única. Mi madre es médica y me preguntó si me quería quedar con la finca", recuerda. Tuvo que pensárselo y en ese tiempo aprovechó para informarse sobre cómo funcionaba el sector, las ayudas que existían y se sumó a la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores. "El MBA me ha servido mucho. Te enseña a no tener miedo a nada y se abarcan tantas cosas…", recuerda, aunque reconoce divertida que no es lo mismo calcular los márgenes de una empresa de este tipo. "Al final dependes del cielo".



Apuesta por lo ecológico como modelo de negocio



En su caso cuando tomó las riendas del negocio decidió apostar por la ganadería ecológica. "Quería diferenciarme. En España tenemos que vender lo nuestro y más ahora que se van a abrir los mercados a otros países como Estados Unidos y Canadá". Paola explica que la filosofía europea es producir con calidad pero también hay que lograr que sea rentable: "Hay que concienciar a la gente de lo que está comiendo y fijarse en el origen. No vale con que te digan que es un producto biológico y ya está, tienen que buscar el sello ecológico".



Ver estudios en Medio Ambiente



Esa misma forma de negocio es la que ha elegido Francisca Muñoz, una de las ganadoras de la última edición del Premio de Excelencia a la Innovación para las Mujeres Rurales que convoca el Ministerio de Agricultura. "Cuando me lo comunicaron no sabía que responder y tampoco sabía la repercusión que iba a tener", afirma esta albaceteña de 45 años, responsable ahora del negocio familiar en una finca de producción ecológica de plantas aromáticas.



Busca tu curso de nutrición y alimentación



"Esto es bastante innovador en España. Además ofrecemos ecoturismo para que la gente pueda conocer el paisaje y a lo que se dedica la población rura"”, explica. Su finca se llama Peñarrubia del Alto Guadiana y se encuentra en Osa de Montiel, Albacete. Antes de tomar el relevo de manos de su padre, Francisca estudió Administración de Empresas y luego decidió emplear sus conocimientos en este negocio familiar: "El campo tiene bastante expectativa ahora que las ciudades se van saturando más. Sin grandes pretensiones se pueden aprovechar los recursos que tenemos a nuestro alcance si se hace de forma lógica y ecológica".



Las trabas para acceder al medio rural



Fernando García-Dory también ha detectado en los últimos años que cada vez más personas quieren desarrollar su futuro en el medio rural, pero acceder a él no es tan sencillo. "Casi la mitad de los interesados en la escuela tiene titulaciones superiores. Es necesario que aprendan el día a día y las dificultades y satisfacciones de esta profesión, sobre el terreno", asegura. Como fundador de la Escuela de Pastores de Picos de Europa, en Asturias, conoce de primera mano como en los últimos años se ha pasado de 5.000 pastores en la zona a los ocho que hay en la actualidad.



Busca tu curso profesional



Pero si hay interés, ¿cuál es el problema? Desde su punto de vista el campo necesita una reforma integral y una inversión tanto en sensibilización como en formación: "Hay un 50% de parados entre los jóvenes y el campo sigue cayendo en picado. Los políticos parece que aún no han entendido que el futuro ya no está en el ladrillo ni el hormigón, pero sí en formas sostenibles que integren territorios, den calidad de vida y mantengan economías locales".



Como sus compañeros coincide en que tiene que ser algo vocacional y habla de su parte positiva y de su lado negativo. "Tiene sus cosas buenas (autonomía, contacto con el medio, resultados visibles) y sus malas (exige estar pendiente, como un pequeño empresario, más expuesto a la intemperie, y la dificultad asociada a vivir en un medio rural en el que se están desmantelando servicios como educación, sanidad, de forma más visible que en la ciudad".



Ver cursos de eficiencia energética




Para Paola la primera dificultad está en el acceso al territorio: "El problema viene cuando tienes que empezar desde cero. Yo tuve suerte porque tenía una explotación familiar, pero el acceso al crédito es complicado y las ayudas que te dan no son un aval". En este último punto recuerda que las subvenciones las gestionan las comunidades autónomas y muchas veces, aunque estén aprobadas, les llegan muy tarde.



"Otro problema es el acceso al mercado. Los productores somos los que más riesgos asumimos", recuerda y pone como ejemplo lo que le sucede a muchos productores de cítricos que, a veces, les sale más rentable dejarlos en el árbol que comercializarlos.  Por su parte, Toño Romé de COAG indica que otro de los escollos es la forma de repartir estas ayudas: "Las recibe gente que no es profesional y que mantiene la tierra pero no produce. La solución estaría en dar esas ayudas con el fin para el que se crearon que es hacerlo rentable".



Lo que pueden aportar las personas cualificadas al campo



La Escuela de Pastores de Picos de Europa vive años difíciles. Después de nueve ediciones, la de 2015 está en el aire, pendiente de obtener apoyos para organizarla. "En España hay un gran número de cabezas de ovino y caprino, casi es la segunda potencia europea. Hay una gran cultura del pastoreo y tenemos la Red de Cañadas, envidia de todos los pastores del mundo", recuerda Fernando. Sin embargo también explica que los pastores españoles están menos organizados, menos formados sobre cómo afectan las leyes y con menos capacidad de acción.



Ver cursos sobre legislación




Él ha estudiado Bellas Artes, Sociología Rural y cursa un doctorado en Agroecología, por eso considera vital dotar a los alumnos que pasan por la escuela de unas herramientas para desarrollar su actividad en el campo con todas las garantías. "Tienen que abrir una web para vender el producto, hacer la explotación compatible con la atención a visitantes deseosos de acercarse a este mundo…". También reciben una base de formación científica: "Esto es importante, pero más familiarizarse con la práctica. Si después de cinco meses de curso están convencidos de que es lo suyo, con el tiempo podrán adquirir nuevos conocimientos en áreas concretas como la selección genética o la elaboración láctea".



Ver formación relacionada con el sector agrario




Formación específica y huertos urbanos, una forma de ponerla en práctica



Los interesados en trabajar en alguna actividad relacionada con el medio rural disponen de todo tipo de formación. Desde más básica con cursos de temáticas variadas hasta formación universitaria más específica. Por ejemplo, la Universidad Católica de Ávila imparte el grado en Ingeniería Agropecuaria y del Medio Rural. Para los que quieran ir un paso más allá pueden hacer distintos másteres como el de Ingeniería Agronómica, el de Dirección y Gestión de Cooperativas Agroalimentarias y el de Biotecnología Agroalimentaria.



Otros centros como ENAE Business School dispone del Máster en Dirección de Agronegocios. Cenade y la Universidad de Alcalá ofrecen el MBA en Empresas Agroalimentarias, al igual que el Grupo IOE. El Centro Universitario Bureau Veritas también tiene entre sus programas el MBA Internacional en Dirección de Empresas Agroalimentarias para aquellos interesados en realizarlo de forma online. Si lo que se busca es un experto universitario, la Fundación de la Universidad de la Rioja dispone del título en Calidad y Mejora en Organizaciones Agroalimentarias.



En el caso de formación más concreta existe un abanico de cursos para profesionales y amantes del campo. Para los primeros está el de perito tasador de seguros agrarios, de CODESA en la modalidad a distancia. Por su parte, Vander Formación ofrece el de Introducción al Derecho Agrario. Si se va a desarrollar una actividad más directa con el producto, se pueden cursar los de CENSERSE. Dispone del de Manipulador de Alimentos en el sector agrícola y el de Prevención de riesgos laborales en la agricultura.



En los últimos años también se está demandando formación para disfrutar de un cultivo propio. En Madrid y en otras ciudades se alquilan parcelas para instalar huertos urbanos en los que iniciarse en el mundo de la agricultura. El Ayuntamiento de la capital publicó hace unos días en su diario oficial el concurso para que las organizaciones sin ánimo de lucro puedan solicitar una de las 15 parcelas que tiene repartidas por varios distritos. Los interesados tienen un mes para presentar toda la documentación. La idea es que a través de esta concesión gratuita, las concesionarias puedan promover valores medioambientales, educativos y de convivencia vecinal.



¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!



Más información:



Convocatoria del Ayuntamiento de Madrid Huertos urbanos