Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Profesiones para atender las grandes necesidades sociales

Mediación en conflictos, orientación e inserción laboral, así como atención a personas mayores y a mujeres víctimas de violencia de géneroson algunas de las actuales salidas profesionales en el sector de los servicios sociales.

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Profesiones para atender las grandes necesidades sociales
Patricia Gómez - Redacción aprendemas.com

Estudiantes-grado-INEEn el último año, debido a la crisis, la demanda de los servicios sociales en España ha crecido un 74% al mismo tiempo que se ha reducido, en general, el 33% de las plantillas de Servicios Sociales contratadas por las Administraciones Públicas, tal y como se desprende del Informe sobre los Servicios Sociales en España (ISSE) que ha elaborado el Consejo General de Trabajo Social (CGTS).

Ver cursos para Profesiones Sociales

Para atender la gran demanda de servicios sociales se necesitan terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, psicólogos, sociólogos, orientadores laborales y educadores sociales, entre otros profesionales del ámbito social. Sin embargo, tal y como señala Lourdes García Redondo, técnico en inserción profesional del COIE-UCM, el sector de los servicios sociales no es uno de los que más oferta de empleo está generando, a pesar de que en algunos casos su existencia está recogida dentro de los nuevos yacimientos de empleo.

Busca tu curso de:
Terapia ocupacional
Trabajo social
Psicología
Sociología
Orientador
Educador

García Redondo señala que, en general, estos profesionales pueden ejercer sus funciones en entidades sin ánimo de lucro con fines sociales y asistenciales, administraciones públicas (principalmente comunidades autónomas y ayuntamientos), empresas de servicios vinculadas a colectivos con necesidades de asistencia social y en departamentos con responsabilidades sociales de empresas en general.

Desde 2013 hasta el proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2015 que se ha presentado para el próximo año, se puede comprobar que la partida presupuestaria dedicada a Promoción Social y Servicios Sociales se ha reducido un 35,37%, pasando delos 2.848.493 euros en 2013 a los 1.840.964 euros para 2015.

Como consecuencia del menor gasto público en el sector durante los últimos años, los profesionales sociales han tenido que buscar otras salidas profesionales más allá de trabajar como funcionarios dentro de los Servicios Sociales de las Administraciones Públicas o para la Administración, quien contrata, cada vez menos, la prestación de estos servicios, a través de concurso público, que finalmente son desarrollados por empresas privadas o del Tercer Sector (fundaciones, asociaciones, cooperativas y ONGs). En este último caso, numerosas asociaciones y fundaciones se han visto obligadas a desaparecer al no recibir la subvención pública que les permitiera seguir desarrollando sus programas sociales.

Requisitos a cumplir por estos profesionales

Las ofertas de trabajo dirigidas a trabajadores sociales, educadores sociales y psicólogos solicitan a los candidatos que tengan experiencia y el grado universitario en estas carreras.

Además, en el caso de querer acceder a centros especializados, se les puede exigir una formación especializada (postgrado o máster) u otra dependiendo del colectivo con el que vayan a trabajar, ya que requerirán conocimientos específicos, técnicas o formas de intervención adaptadas a las particularidades de cada colectivo, como por ejemplo los ámbitos de violencia de género o atención a drogodependientes. Incluso, en ocasiones, se valora el conocimiento de idiomas dependiendo del tipo de centro, como es el caso de atención a inmigrantes.

Busca tu curso de:
Violencia de género
Drogodependencia
Máster/Postgrado sociales

Dos de las últimas salidas profesionales en el ámbito social son mediación en conflictos y orientador e insertor laboral. Para cubrir los puestos de trabajo como mediador en conflictos u orientador e insertor laboral, los candidatos deben tener la titulación de sociología, pedagogía, psicología, psicopedagogía, trabajo social, educación social y relaciones laborales (sólo válida para el cargo de orientador e insertor laboral), además de másteres o postgrados en esas ramas concretas. En el caso de ofertas en mediación de conflictos, a veces se valora el conocimiento de idiomas como el árabe y francés.

Ver cursos de Mediación de conflictos

Juan Fernando Llorente, psicólogo orientador laboral, afirma que los psicólogos sociales que quieran trabajar en el sector de Cooperación al Desarrollo deben tener competencias específicas como conocimientos sobre gestión de proyectos e idiomas, además de experiencia en el campo al que se quiera acceder.

Ver cursos de Cooperación al Desarrollo

Según Marta López, coordinadora del Servicio de Orientación Profesional de la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés de la Universidad Ramón Llull (URL), en general, las competencias requeridas en el ámbito social son empatía, asertividad, capacidad de resolución de conflictos, toma de decisiones y creatividad en la intervención. Además, se tienen en cuenta otras competencias como flexibilidad, capacidad organizativa y gestión del cambio, trabajo en equipo, autocontrol, actitud positiva y proactividad.

Continúa la vocación por las carreras sociales. Prueba de ello son los alumnos matriculados en España en las titulaciones de Grado en Psicología (62.484 alumnos) y en Trabajo Social y Orientación (23.449 alumnos), según las estadísticas de estudiantes universitarios del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del curso 2013-2014. Ya el curso pasado terminaron sus estudios universitarios 2.478 psicólogos y 2.379 graduados en trabajo social y orientación. De hecho, desde 2010 hasta ahora se han graduado un total de 2.892 psicólogos y 4.391 trabajadores sociales y orientadores.

Posibilidades de empleo 

La Agencia para el Empleo de Madrid puso en marcha en 2013 la denominada Bolsa de Empleos Blancos, una Bolsa de Empleo Sectorial dedicada en exclusiva a los profesionales sociales y sanitarios. Concebida como un sistema de intermediación laboral especializado en el que se ponen en contacto empresarios y trabajadores del sector socio-económico, esta bolsa de empleo incluye oportunidades de empleo en los servicios llamados de proximidad o personales.

Una parte de las ofertas de trabajo de esta bolsa de empleo se dirigen a personal que cubre servicios socio-sanitarios ofrecidos a las personas institucionalizadas en residencias y centros de atención a personas mayores y dependientes. Por otro lado, se ofertan puestos de trabajo en  servicios prestados en el hogar (cuidado de los niños, actividades de refuerzo o apoyo escolar, servicios de guardería) y ayuda a domicilio.

Trabajo social y educación social son también dos de las profesiones más solicitadas en Fundación Adecco, que ayuda a encontrar trabajo a personas con dificultades de inserción laboral como mayores de 45 años, personas con discapacidad y mujeres que han sido víctimas de violencia de género.

Delia Salinero, consultora de selección y formación de Fundación Adecco, explica a aprendemas.com que, por un lado, se demandan trabajadores sociales, sobre todo, en residencias y para servicios de teleasistencia, pero también para cubrir vacantes en asociaciones relacionadas con el sector de la discapacidad, violencia de género o atención a los más necesitados.

Ver cursos de atención a:
Discapacidad
Personas Mayores

Salinero expone que los educadores sociales, que ejercen el papel de profesor o padres al “educar” sobre cómo actuar en situaciones conflictivas, son requeridos en el sector de personas con discapacidad y también en centros de ayuda a mujeres víctimas de violencia de género, en los que se ayuda tanto a las mujeres como a sus hijos. Además, en menor proporción Fundación Adecco publica ofertas de trabajo para psicólogos.

Asimismo, Marta López cuenta a aprendemas.com que las mayores salidas profesionales de los trabajadores sociales que estudian en la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés de la Universidad Ramón Llull (URL) se encuentran en los puestos de trabajo con personas mayores y en el caso de los educadores sociales, sobre todo en el ámbito de la infancia, adolescencia y jóvenes.

Asimismo, la presidenta de CGTS, Ana Lima, señala que los trabajadores sociales, además de trabajar en y para los Servicios Sociales de las Administraciones Públicas, tienen otras opciones laborales como realizar proyectos de emprendimiento social, ejercer su profesión como autónomos o incluso subirse al carro de la innovación social, por ejemplo, con el método de intervención social online, el cual se está desarrollando actualmente y toma como canal las redes sociales para trabajar con familias, grupos y comunidades. Otras de las salidas profesionales de los trabajadores sociales son la mediación en conflictos, para lo cual sólo necesitan realizar un curso, y también los puestos de atención en emergencias sociales y grandes catástrofes.

Ver cursos de emergencias sociales y catástrofes

Según Juan Fernando Llorente, psicólogo orientador laboral, en la actualidad, las salidas profesionales más destacadas para los psicólogos sociales se encuentran en el sector de la gerontología, donde la demanda de estos profesionales está aumentando, y en discapacidad, con demanda similar a otros años pero con recursos mermados-. Además, pueden encontrar trabajo en el sector de la intervención social con colectivos en riesgo, cuya demanda ha crecido pero no sus recursos; violencia de género; gestión de servicios sociales y cooperación para el desarrollo, donde se ha reducido la demanda de estos profesionales.

Busca tu curso de Gerontología

Por su parte, el portal hacesfalta.org, dirigido al Tercer Sector, publica ofertas de trabajo que pueden interesar a los profesionales sociales, ya que algunos de los puestos más demandados en este sitio web se corresponden con el área de gestión de proyectos, cooperación, dirección y coordinación. Este portal web informa que las ONGs valoran de forma considerable la formación de postgrado y los idiomas, así como tener experiencia en el sector como voluntario.

Además de las ya citadas profesiones sociales, dentro del ámbito social se desarrollan otras muy solicitadas como los monitores de actividades recreativas y de entretenimiento. Según datos del Perfil del usuario del Boletín Estadístico de SEPE de marzo de 2013, esta ocupación se encontraba entre las 20 más contratadas en aquel momento, con un total de 12.122 nuevos contratos, en su mayor parte temporales (95,1%) y para trabajar en el sector Servicios (99,5%).

Busca tu curso de Monitor

Situación laboral de los profesionales sociales

La presidenta del CGTS, Ana Lima, aporta datos del Informe ISSE en el que se perfila la situación de los trabajadores sociales en activo, de los cuales el 80% está trabajando en Servicios Sociales de ayuntamientos y servicios especializados, un 12% en centros de salud (ya sean de atención primaria y hospitalaria, atención integral al drogodependiente o salud mental), y, en menor proporción, están contratados, entre otros, en los ámbitos de justicia, vivienda, penitenciaria y educación (colegios). Entre los que trabajan en la Administración, el 46% son funcionarios y el 54% laborales -que incluyen interinos, así como laborales fijos o eventuales-, aunque la proporción puede variar en función de las Comunidades Autónomas.

Debido a los recortes en Servicios Sociales causados por el inicio de la crisis, Ana Lima señala que el trabajador social debe buscar otra forma de ejercer su profesión que no sea trabajar para las Administraciones Públicas, porque “este modelo ya se está acabando. De hecho, ya casi no se convocan oposiciones para puestos de trabajadores sociales”.

Según los datos de la última encuesta realizada por Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés, la tasa de inserción laboral de los profesionales de educación social licenciados en esta facultad es del 71%. De los contratados, el 54% trabaja a jornada completa y una mayoría consigue un contrato temporal (69%) frente a una minoría que firma un contrato indefinido (8%).

Marta López explica que los educadores sociales licenciados de esta facultad son contratados fundamentalmente por asociaciones (31%), fundaciones (38%), Administraciones Públicas (31%) y cooperativas (8%), que cada vez están más presentes, pero no por las empresas. Además, suelen trabajar en Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAES), Servicios Sociales, espacios familiares, Unidades de Educación Compartida (UEC), ONGs y Servicios Tutelares.

Juan Fernando Llorente, psicólogo orientador laboral, explica a aprendemas.com que los psicólogos sociales trabajan con diferentes grupos de población: comunitario, familia, infancia, tercera edad, discapacidad, mujer, minorías sociales e inmigrantes y cooperación para el desarrollo.

Llorente aporta datos sobre el volumen de ofertas de trabajo para psicólogos sociales del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, que ha ido evolucionando desde 2008, cuando suponía el 20% de las vacantes, hasta 2013, que sólo supone el 12% de ellas y cuya proporción podría ser menor en 2014.

Estas ofertas se engloban dentro de diferentes sectores de la intervención social con colectivos de riesgo, en concreto menores y familias (6%); gerontología (28%); discapacidad física y mental (22%); violencia de género, que se dirige sobre todo a divulgación de los recursos (32%); sector de servicios sociales (6%),  que normalmente se trata de centros residenciales para personas mayores, menores o mujeres maltratadas; y cooperación para el desarrollo (6%).

Los tipos de entidades que demandan psicólogos sociales son las fundaciones (50%), asociaciones (15%) y las empresas privadas (25%) para trabajar, normalmente a jornada completa. Generalmente, les ofrecen contratos temporales de seis meses para luego pasar a ser indefinido y, cada vez menos, contratos por proyectos.