Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Perfilado plan para implantación definitiva de los títulos ‘europeos’ de Grado y Postgrado

Por fin el Ministerio de Educación ha presentado el plan de acción y directrices para implantar, antes de 2010, el definitivo mapa de títulos de grado y postgrado en línea con el Espacio Europeo de Educación Superior. Este trascendental cambio en el

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Perfilado plan para implantación definitiva de los títulos ‘europeos’ de Grado y Postgrado
Estudiantes-grado-INE

El inminente ingreso de España en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), está propiciando que las autoridades educativas se encuentren en plena fase de elaboración de planes de actuación, para propiciar el tránsito hacia el nuevo sistema de formación superior que comenzará a funcionar en España a partir del curso 2008/2009, dos años antes de lo inicialmente previsto. Los trabajos para lograr los plazos se han ido realizando desde la Declaración de Bolonia de 1999, y tanto la Administración Central como las Comunidades Autónomas han invertido ya unos 67 millones de euros en este proceso de armonización y reforma.


 


Cabe recordar que, a diferencia del sistema universitario actual, y entre otras cuestiones de interés, la reforma universitaria va a establecer la existencia de títulos de Grado –que sustituirán a las actuales diplomaturas y licenciaturas- con estudios de 4 años, así como titulaciones de postgrado que agruparán a los programas Máster y Doctorados implantados en la actualidad.  


 


En este sentido, el director general de Universidades del Ministerio de Educación y Ciencia,  Javier Vidal, ha sacado a la palestra recientemente un documento sobre la organización de las enseñanzas universitarias en España, relativo a la adaptación de nuestro país al nuevo sistema universitario. En él se destaca uno de los aspectos más novedosos que tendrán vigencia cuando el proyecto se transforme en una realidad: los actuales diplomados universitarios podrán equipararse, a efectos profesionales, a los futuros graduados, lo que supondrá unificar su valía a la de los licenciados. Pero que nadie se haga excesivas ilusiones ni tampoco se alarme, ya que esta equiparación no se realizará de forma automática, sino que los interesados deberán acreditar, además del expediente académico, la experiencia profesional obtenida hasta el momento.


 


Para conseguir este objetivo, los responsables del Ministerio de Ecuación y Ciencia tienen previsto que los actuales diplomados puedan alcanzar el título de Grado de dos formas. Por un lado, adquiriendo una formación adicional que se impartirá en facultades según el área de conocimiento y, por otro, a través de la acreditación de la experiencia profesional. Así, la suma de estas dos vías dará lugar al título de Grado para los actuales diplomados, que permitirá a quienes lo obtengan el acceso a nuevas posibilidades laborales.


 


A pesar de la aparentemente novedosa fórmula, este sistema funciona ya desde hace tiempo en la comunidad autónoma del País Vasco en la etapa de Formación Profesional. En este caso existe una Agencia para la Evaluación y Acreditación, que valora la cualificación profesional de los trabajadores para convalidar su experiencia con módulos de FP de grado medio o superior. Así, los que quieren acogerse a esta modalidad, deben presentar pruebas que acrediten su experiencia para posteriormente realizar un plan formativo diseñado por los técnicos de la Agencia, con el objetivo de obtener definitivamente el título.


 


En este sentido, el MEC va a crear próximamente un grupo de trabajo encargado de estudiar las fórmulas y trámites de equiparación –que será siempre a efectos profesionales- precisamente porque los diplomados no van a obtener automáticamente el nivel de Grado. En este grupo van a tener cabida representantes de los ministerios de Educación y Ciencia, Trabajo y Sanidad, además de sindicatos y asociaciones profesionales y empresariales. Todos ellos serán los encargados de estudiar durante el primer semestre del año, el marco de cualificaciones y los mecanismos necesarios para que los que actualmente tengan el nivel de diplomados puedan acceder al reconocimiento profesional equivalente al de graduado, nueva fórmula de los estudios de Primer Ciclo.


 


Por otra parte, tal y como ha asegurado Javier Vidal, los derechos y capacidades para acceder a los puestos de trabajo de los actuales diplomados y licenciados permanecerán intactos, una vez certificada la adaptación del sistema universitario español al EEES, en el que participan 45 países. Por tanto, los cambios que se realicen en este sentido no afectarán de forma negativa a ninguna persona titulada bajo el sistema que todavía hoy permanece vigente, aspecto que siempre han querido dejar muy claro las autoridades educativas.


 


Títulos de Grado


 


El nuevo panorama del sistema universitario va a ofertar, como primera opción, el título de Grado (Primer Ciclo), que se obtendrá en cuatro años, contará con una base común y acabará con las actuales licenciaturas y diplomaturas. Para obtener un título de Grado deberán alcanzarse 240 créditos ECTS (el nuevo crédito europeo), destacando además que todos los primeros ciclos tendrán materias comunes y el mismo valor. Así, se añade un año respecto a la actual diplomatura y se suprime otro si se compara con la licenciatura, por lo que, al tratarse de estudios de cuatro años, se podrá concluir el Grado Universitario a los 22 años facilitando una incorporación más temprana al mercado de trabajo.

Los títulos de 240 créditos van a permitir una mayor presencia de las enseñanzas prácticas, prácticas externas y movilidad, auténticos pilares de la reforma universitaria. Aunque varios países europeos han fijado la duración de este Primer Ciclo en 180 créditos para algunos de sus títulos, En España se han fijado los 240 porque se piensa que así se van a adecuar mejor con otros sistemas universitarios no comunitarios de gran importancia para nuestro país, como los que se dan en EEUU, algunos países de América Latina o Asia, entre otros. No obstante, tanto los alumnos españoles como los europeos podrán obtener el Grado a los 22 años, ya que los pertenecientes a países que han fijado sus créditos en 180 tienen estipulada su edad de entrada a la Universidad a los 19 años, mientras que en España es a los 18 años.  


 


Como otra de las notas características, destaca que todos los títulos de Grado se organizarán en cinco grandes ramas del conocimiento: Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas e Ingeniería y Arquitectura. Asimismo, todos los títulos se deberán adaptar a las directrices que se establezcan para estas ramas y, en el caso de profesiones reguladas, las directrices serán específicas de los títulos correspondientes.


 


En todo caso, la parte común del Grado se desarrollará al inicio de cada título y los alumnos deberán obtener al menos 60 créditos. En este primer tramo, los alumnos que superen los 120 créditos -incluidos los 60 créditos comunes a todos los estudios de Grado universitario-, podrán obtener un "Certificado de Estudios Universitarios Iniciales" (CEUI), que les acreditará al menos por haber cursado la mitad del título de Grado. Además, el citado certificado permitirá a los alumnos retomar los estudios en cualquier momento y en el punto en que se abandonaron, y se podrán iniciar estudios en uno de los cinco grandes campos y terminarlos en otro.


 


Si los alumnos obtienen el título de Grado al lograr superar los 240 créditos tras cuatro años de estudio, podrán acceder a los estudios de Master y Doctorado. No obstante, los alumnos deberán superar una prueba final para obtener el título de Grado. Se trata de la elaboración y defensa de un trabajo de fin de Grado, cuya valoración en créditos será establecida por los planes de estudios correspondientes y estarán incluidos en el cómputo total.


 


Títulos Master


 


El Segundo Ciclo es el que comprende los títulos de Máster, con la particularidad de que, por primera vez en el sistema universitario, todos los Master serán oficiales. Tales programas ofrecerán formación de alto nivel y especialización y exigirá entre 60 y 120 créditos en uno o dos años de estudio, lo que permitirá a los alumnos conseguir esta titulación con 23 ó 24 años.


 


Los másteres aportarán a los estudiantes una formación de alto nivel, ya sea especializada en áreas concretas o en áreas interdisciplinares, con el objetivo de mejorar las competencias específicas en algún ámbito profesional o disciplinar. En este sentido, cabe destacar que, entre los ámbitos a los que irán dirigidos se encuentra también la investigación, por lo que el título de Máster podrá integrarse como una parte de la formación necesaria para obtener el título de Doctor. Asimismo, las directrices apuntan a la posibilidad de agrupar los másteres con elementos comunes en ‘programas de postgrado’, pudiendo éstos incorporar el periodo de investigación que se necesita para obtener el título de Doctor.


 


Por otra parte, y a diferencia del caso anterior, los títulos Máster estarán vinculados a directrices propias sólo de forma excepcional y en los casos de profesiones reguladas. En todo caso, el Máster finalizará con la realización de un proyecto de trabajo o fin de Máster, que los alumnos deberán defender públicamente de forma oral. Este concepto acaparará entre un 10% y un 25% de los créditos.


 


Las prácticas externas también serán computables a efectos de la nota final, eso sí, siempre que no superen el 50% de la duración total del máster. Por tanto, 30 será el máximo de créditos a computar en concepto de prácticas realizadas por cada año académico.


 


Títulos de Doctor


 


El título de Doctor constituirá el tercer ciclo y tendrá contenidos muy abiertos y especializados. Según la propuesta del Marco Europeo de Cualificaciones, este título no tiene especificado ningún periodo de años ni de número de créditos ECTS, aunque se define como un tiempo razonable 3 ó 4 años en el caso de dedicación completa a estos estudios, un periodo directamente relacionado con la duración de las becas de investigación. 

En cuanto a su estructura, los nuevos estudios de Doctorado contemplan dos fases: de formación y de investigación. La primera constará de 60 créditos, que podrán ser de estudios de Máster o de actividades formativas universitarias específicamente diseñadas para este programa. El periodo de formación podrá concluir con la elaboración de un trabajo de investigación, que los alumnos deberán defender públicamente, con una duración y créditos establecidos por la propia universidad donde se curse.


 


Por su parte, la segunda fase constará de las actividades de investigación que necesiten los alumnos para elaborar la tesis doctoral, que al igual que ocurre a día de hoy deberá ser supervisada por un profesor director del trabajo.  


 


En cuanto a su accesibilidad, podrán cursar el Doctorado los alumnos que hayan obtenido el título de Grado Universitario, mientras que los que dispongan de un Máster podrán acceder directamente a la fase de investigación. Igualmente, la obtención del Doctorado llevará consigo el reconocimiento del nivel de Máster aunque no se haya cursado previamente ninguno.


 


Por otra parte, además de los títulos establecidos en los tres ciclos de estudios, las universidades podrán poner en marcha y desarrollar programas específicos de formación permanente, semejantes o con otro tipo de títulos diferentes de los de Grado, Master y Doctorado, aunque con otras denominaciones que no induzcan a confusión como Experto o Especialista, entre otros.


 


Otro aspecto destacado del plan de actuación del Ministerio es el de la movilidad de estudiantes hacia otras universidades españolas o europeas. Para favorecerla, la administración educativa facilitará procedimientos de acumulación y reconocimiento de créditos, eliminando todos los obstáculos que impidan el funcionamiento correcto de los créditos europeos, tanto en su dimensión de transferencia como de acumulación. Así, cada universidad tomará las medidas necesarias para que los estudiantes que opten por la movilidad tengan sus estudios reconocidos en otra institución universitaria. Según el documento del MEC, este reconocimiento atenderá sobre todo a la equivalencia de nivel de los estudios realizados en el centro de origen. En los títulos de Grado, por ejemplo, se promoverá que los alumnos cursen al menos un semestre en una universidad extranjera.


 


 


 


Enlaces de interés:


 


Ministerio de Educación y Ciencia


 


documento sobre la organización de las enseñanzas universitarias en España


 


Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)


 


Declaración de Bolonia


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


La Universidad de Cantabria pionera en incorporar el Suplemento Europeo al Título


 


España avanza en la carrera europea con sus primeros másteres oficiales


 


Cataluña camina hacia al EEES con 153 nuevos másteres oficiales


 


Las escuelas de empresariales se manifiestan para no quedar fuera del Espacio Europeo


 


30 preguntas para entender la reforma de los títulos de postgrado


 


20 preguntas sobre la reforma europea de los títulos universitarios


 


13 titulaciones emprenden el camino hacia la convergencia europea


 


Educación propone títulos universitarios de un máximo de 4 años


 


La educación universitaria europea será mucho más que asistir a clase


  


Las universidades españolas avanzan hacia el Suplemento Europeo al Título


 


La construcción del Espacio Europeo de Educación Superior


 


Informe decisivo sobre el decreto para la homologación de títulos extranjeros



Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+