Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Objetivo: aumentar la memoria y la inteligencia

Diversas investigaciones científicas reflejan que realizar determinadas actividades como crucigramas, sudokus o puzzles contribuyen a aumentar la agilidad mental y ayudan a mejorar la memoria. Las nuevas tecnologías son de ayuda y diversas aplicacion

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Objetivo: aumentar la memoria y la inteligencia
Estudiantes-grado-INEHoy en día no cabe duda de que para mantener la mente en forma y activa no hay nada como realizar algunas actividades que, además, también pueden ayudan a aumentar la inteligencia, mejorar la cognitividad o bien la memoria, entre otros beneficios. [Ver cursos de Aplicaciones Móviles]

 

Las actividades que son beneficiosas para la mente son variadas y con la llegada de las nuevas tecnologías se han podido desarrollar nuevas apps que contribuyen a este fin, aparte de trasladar al ámbito tecnológico otras tradicionales como los crucigramas, puzzles, sudokus, el ajedrez o el juego de las damas, entre otras.

 

Las posibilidades son variadas y las hay para todas las edades desde niños a adultos, e incluso, para personas de la tercera edad, quienes pueden optar por hacer pasatiempos, resolver acertijos, hacer cálculo, completar o buscar palabras, resolver una serie de preguntas…

 

Además, en general, son aplicaciones muy entretenidas, llegando algunas de ellas a ser realmente divertidas porque hay muchas que, en realidad, son juegos o pasatiempos con los que se consigue tan sólo una mayor agilidad mental.

 

También hay aplicaciones que han nacido en el seno de universidades y como fruto de investigaciones científicas cuyos fines son más concretos puesto que permiten trabajar memoria de trabajo u otras funciones cerebrales… Precisamente, en estos estudios se refleja que estas aplicaciones tienen beneficios que se han comprobado y que permiten con su uso incluso aumentar el cociente intelectual o la memoria. Unos efectos positivos que no sólo consiguen las personas de la tercera edad, sino también adultos, jóvenes y niños.

 

No obstante, es un tema controvertido porque “la investigación es ambigua. Obviamente, los videojuegos son versiones electrónicas de juegos de cartas o de otro tipo de juegos. Como al tocar un instrumento, el uso de las manos en estos juegos es crucial como la investigación ha demostrado con respecto a tocar música”, señala Marcel Danesi, profesor de la Universidad de Toronto y autor de Extreme Brain Workout, quien además escribe crucigramas y rompecabezas para varias revistas y varios libros sobre este tema, aparte de investigar para tratar de dar una respuesta antropológica a por qué se hacen puzzles, anagramas… y por qué existe lo que él denomina “instinto puzzle”, que es universal.

  

Otros investigadores también abordan sus posibles efectos. Howard Gardner –autor de la teoría de las inteligencias múltiples-, y Katie Davis, explican en su libro titulado ‘The App Generation: How Today’s Youth Navigate Identity, Intimacy and Imagination in a Digital World’, la influencia que tienen las apps móviles e informáticas sobre los usuarios, sobre todo, los más jóvenes en aspectos clave de su vida como, por ejemplo, la propia identidad, la imaginación y la intimidad.

 

Unos efectos que pueden ser beneficiosos, si bien alertan de las consecuencias negativas que tiene pasar demasiado tiempo en ellas porque merman capacidades como la creatividad, llegando incluso a limitar la visión que se tiene del mundo al basar sólo la comunicación e interacción a través de apps, redes sociales o de Internet.

 

¿Pueden entonces las apps ayudar a conseguir nuestros objetivos? La respuesta no es sencilla porque influyen varios factores, siendo uno de los más importantes la motivación de la persona. Una aclaración que es importante tener en cuenta porque, realmente, si no se está motivado, los beneficios a conseguir con cualquier aplicación, con independencia de su base o no científica, son menores.

 

Y otro factor especialmente importante es que es preciso practicar con ellas con cierta regularidad para obtener esos beneficios, evitando en todo momento malos hábitos o abusos con los que sólo se consiguen consecuencias negativas en las que todos los investigadores coinciden en señalar.



  

Con base científica

 

Dentro de este grupo de apps se encuentra Beebrite. Una aplicación que comenzó a gestarse en “2010 cuando todavía era estudiante de Ingenieria Aeroespacial. A raíz de una asignatura de libre elección que trataba sobre retos lógicos y mentales, me comenzó a interesar el mundo de la neurociencia. Esto, unido a mi gran afición por la tecnología e Internet, dieron lugar a plantearme una plataforma de entrenamiento cerebral online como es Beebrite”, explica a aprendemas.com Alejandro Durán, su creador.

 

Desde el inicio del desarrollo de Beebrite se contó con investigadores del Instituto Cajal, perteneciente al CSIC, “que nos ha asesorado a la hora de crear los juegos, así como los algoritmos de avance para cada usuario” –matiza Durán-, y con un físico de la Universidad Autónoma de Madrid para el análisis de datos. Además, en estos juegos se emplean técnicas como la denominada ‘N-back’, demostrada por la Universidad de Michigan, con cuya práctica durante un período mínimo de dos meses se puede mejorar la inteligencia fluida.

 

Esta es la base de Beebrite, “un programa de estimulación de inteligencia basado en el entrenamiento mental mediante juegos científicamente diseñados centrados en cinco áreas cognitivas: memoria, concentración, velocidad de procesamiento, lenguaje y cálculo”.

 

Con esta base, la plataforma –que está dirigida a alumnos de entre 7 y 16 años, mientras que la web que es para personas de entre 14 y 90 años-, permite entrenar las habilidades cognitivas y “mejorarlas con un programa de entretenimiento creado específicamente para ellos en función de unas pruebas iniciales para valorar las fortalezas y debilidades”, aclara Alejandro Durán.

 

El funcionamiento de este programa es sencillo y se basa en tener que realizar de forma diaria cinco juegos en los que se emplean unos 15 minutos en total. “Estos juegos no son los mismos para cada usuario, ya que el programa está personalizado para cada uno”, añade Alejandro Durán. Además, de forma mensual, cada usuario tiene que realizar un test de evaluación en el que se le indica el porcentaje de mejora en relación con el mes anterior. Asimismo, “el usuario recibe por correo electrónico un informe detallado de progreso”.

 

Los juegos de Beebrite tienen un carácter adaptativo. “Se ajustan al rendimiento del usuario para poner su cerebro a prueba en todo momento y que esta mejora no cese nunca, aunque se vaya atenuando en el tiempo. Todas las mejoras que el usuario ha obtenido solo se perderán si la persona abandona el programa de entrenamiento durante un largo plazo, al igual que ocurre con el ejercicio físico”, aclara Alejandro Durán.

 

La principal diferencia de Beebrite –en el que se están haciendo cambios en la web y en el programa Beebrite Edu que estarán disponibles en enero de 2014-, en comparación con otras aplicaciones, radica en que “la mayoría de los programas de entrenamiento cerebral suelen mostrar progresos ficticios en las habilidades cognitivas” porque “miden y valoran el progreso utilizando las puntuaciones obtenidas en los mismos juegos que sirven como ejercicio de entrenamiento cerebral. Este sistema no es fiable, ya que la mejora en las puntuaciones del ejercicio son habituales debido a que se desarrolla lo que se llama ‘habilidades específicas a la tarea’, que no significa un desarrollo de las habilidades cognitivas”, asegura Alejandro Durán.

 

De hecho, para una correcta medición del progreso cerebral se han de “emplear ejercicios no entrenables que valoran las habilidades cognitivas y que son totalmente independientes a los ejercicios de entrenamiento cerebral. Beebrite utiliza este sistema con un programa de evaluación que se realiza cada cuatro semanas y que permite evaluar el estado cognitivo del sujeto de manera general, sin tener en cuenta los resultados en los juegos de entrenamiento”, indica el creador de Beebrite.

 

Con base científica también se encuentra la aplicación Simply Smarters Kids, que ha sido lanzada por NACD (National Association for Child Development), entidad que ha llevado a cabo varios estudios en los que se demuestra “no sólo la capacidad de mejorar la memoria de trabajo con Simply Smarter, sino también la correspondiente mejora de la función académica”, explica Sara Erling, miembro de NACD y vinculada en el desarrollo de esta app, quien añade que NACD, desde su creación en 1979, ha sido pionera en dedicarse a la ciencia y la mejora de las habilidades auditivas y de procesamiento secuencial visual en niños y adultos con el programa Simply Smarter online.

 

De esta iniciativa ha nacido esta app para los más pequeños, que se caracteriza por estar basada en la ciencia probada a corto plazo y la memoria de trabajo, que “es la base de todo el aprendizaje y el pensamiento. Otros programas se refieren generalmente a un “ejercicio mental”, pero en realidad “no cambian la capacidad del cerebro para aprender y pensar”, aclara Erling.

 

“Nuestro trabajo en los últimos 35 años ha demostrado que mediante el aumento a corto plazo de la memoria de trabajo se mejora la capacidad de atención, la conceptualización, el lenguaje, la comprensión, la lógica y el pensamiento analítico. Simplemente, ayuda a aprender y a pensar mejor. Ayuda a todos a acercarse a la realización de sus potencialidades innatas”, afirma Sara Erling.

 

Para conseguir ese objetivo, Simply Smarter Kids contempla “varias actividades diferentes que trabajan en la construcción auditiva y visual a corto plazo y la memoria de trabajo. El usuario puede elegir entre diferentes categorías de objetos para entrenar. Además, también elige la presentación de la secuencia con una señal auditiva, una señal visual o ambas. Cada secuencia es aleatoria y retará al usuario para llegar desde un nivel 1 a un nivel de 8 tras cada respuesta correcta”, señalan desde NACD.

 

Según explica Sara Erling, la secuencia muestra objetos, números, colores, letras… que se tienen que seleccionar y arrastrar a la casilla correspondiente, teniendo el jugador que proporcionar esos objetos en el mismo orden que se le dio. Si la respuesta es incorrecta, salta una alarma y el jugador pasa a un nivel inferior. Para un desafío aún mayor, se puede poner la secuencia en modo inverso cuando la aplicación presenta los elementos”, señala Sara Erling, quien además explica que cada secuencia “siempre es diferente por lo que el jugador realmente tiene que atender a lo que se dice”.

 

Con este sistema de la app, cuyos niveles pueden ajustarse para configurarlos y de la que se está preparando versión en español, permite que una persona “mejore su procesamiento de manera significativa en sólo unos pocos minutos con una o dos veces al día. El entrenamiento en un tiempo corto crea la intensidad que produce el cambio en la función”, especifica Sara Erling, quien aconseja que “se utilice el programa una o dos veces al día. Sólo hay que utilizar la aplicación unos minutos y tratar de mantener su intensidad”.

 

Más controvertida es Lumosity. Una aplicación que neurocientíficos de las universidades de Harvard, Standford y California han analizado en sus estudios y de la que se ha demostrado que las personas que lo jugaron han conseguido aumentar su memoria con tan sólo diez horas de juego.

 

Sin embargo, Lumosity también ha sido probada por Marcel Danesi, de la Universidad de Toronto, quien asegura que, en realidad, es “otra versión en línea de videojuegos. La pretensión es que el conjunto de juegos mejoran la cognición, la memoria y otras funciones cerebrales. Y, por supuesto, para algunas personas podría, especialmente, en aquellos que están motivados para hacerlo. El problema es que la motivación puede ser la fuente de mejoría y no la naturaleza real de los juegos en sí. Es difícil hacer una correlación entre un conjunto de juegos y las funciones cerebrales”.

 

No obstante, Danesi reconoce que, al final de un mes de jugar con Lumosity, su índice de rendimiento cerebral aumentó un 6%. Un resultado sobre el que aclara que “algunos estudios dicen que hay beneficios, pero son de menor importancia si los resultados se observan de cerca. En general, cualquier tipo de rompecabezas o actividad de juego pueden ayudar a mejorar la función cerebral, pero sólo si la persona está motivada para hacerlo. Hay muchos que simplemente lo hacen como juegos y se encuentran con que haciendo otras cosas hay más beneficios”.

 

Basada en Lumosity y en otras herramientas similares está la aplicación Brain Trainer, que también está inspirada en el libro de Howard Gardner “Formae Mentis” sobre múltiples inteligencias, según explica Beppi Menozzi, su creador y autor de otras apps como Quiz+Quiz.

 

Menozzi se decidió a desarrollar Brain Trainer “porque no encontraba ninguna aplicación buena, completa y gratuita para entrenarme en Android. La mayoría de las aplicaciones que he encontrado tienen sólo un juego de entre tres o cuatro ejercicios y, a menudo, son copias una de la otra”. Pero en Brain Trainer “se proponen juegos individuales y cuidadosamente elegidos para todos los días. El propósito es despertar la mente y aumentar la atención y las habilidades días tras día”.

 

Esta aplicación se basa en un total de 24 minijuegos que están divididos en cuatro categorías principales: Memoria, Concentración, Habilidades Espaciales y Matemáticas y Lógica. “Cada minijuego está preparado para que dure una pequeña cantidad de tiempo que oscila entre 30 segundos y dos minutos. Cada día, se le pide al usuario hacer un minujuego en cada categoría que, al final, va a dar acceso a un bono de juego elegido entre los 20 juegos restantes. El usuario puede seguir cómo va en cada categoría y en cada juego. Además, en la versión premium se puede reintentar diariamente el entrenamiento para tratar de mejorar”, explica Beppi Mezzoni.

 

La aplicación tiene asimismo la ventaja de poderse utilizar en pequeños fragmentos de tiempo, por ejemplo, “mientras se va en el autobús, en un semáforo o durante el desayuno. Una vez al día es suficiente. El objetivo es no cansar, sino seguir el entrenamiento”, aclara Beppi Mezzoni. No obstante, en el caso de las personas que opten por la versión premium “pueden jugar dos o tres veces al día, aunque no creo que les reporte más beneficio. Es muy importante hacer todos los días un entrenamiento corto pero intenso y no una formación masiva y sin un fin”.



Sigue leyendo

Apps de entrenamiento mental para Android, iOS y Windows Phone







 Otras aplicaciones de ayuda muy entretenidas

 

Además de las aplicaciones que tienen base científica, hay otra serie de apps que se denominan “de entretenimiento” y que pueden ayudar también, aunque ya sus efectos son más limitados porque muchas de ellas son sólo juegos o bien se basan en diferentes estudios realizados.

 

Dentro de este último grupo, se encuentran, por ejemplo, Mejora tu memoria, que “permite mejorar la memoria, especialmente la visual y a corto plazo, mediante secuencias de imágenes”, explica Laura Salgado, Product & Content Manager en Movisol, empresa encargada de su desarrollo y que también ha creado otra serie de apps.

 

Entre ellas también está Mejora tu atención que, como su nombre indica, “ayuda a mejorar la atención y capacidad de razonamiento, basándose en el ‘Efecto Stroop’, un fenómeno psicológico que describe la dificultad de nombrar el color en el que está escrita una palabra cuando dicha palabra se refiere a un color diferente”, aclara Laura Salgado.

 

Además, Movisol también ha desarrollado otras apps como Rapidez matemática con “preguntas sobre cálculos matemáticos sencillos para conseguir una mayor agilidad mental” o “Tontómetro”, que se basa en una serie de preguntas de lógica y habilidad mental “cuyo objetivo es medir la inteligencia del usuario”, indica Laura Salgado, quien añade que con su desarrollo se pretende que, además de ser visualmente agradables y de fácil uso, “aporten algún beneficio añadido, aunque sea el mero entretenimiento. No debemos olvidar que estas aplicaciones son en realidad juegos. Pueden ayudarnos a agilizar nuestra mente cuanto más las usemos, pero si buscamos un refuerzo serio o tenemos un problema, debemos acudir a un especialista en ello”.

 

La opción de apps es todavía mucho mayor. Los usuarios de Android disponen de una serie de aplicaciones para mejorar su capacidad mental. Entre ellas, por ejemplo, no faltan las versiones de juegos tan populares como las Damas con la misma dinámica que la modalidad tradicional.

 

Una opción entretenida, pero efectiva, es la que propone Juegos Mentales-indicado para todo tipo de personas desde niños a ancianos-, a través de 17 puzzles diferentes con 180 niveles. Con el mismo nombre de Juegos Mentaleshay otra app que tiene varios multijuegos, test psicotécnicos y pruebas mentales para activar la mente, así como mejorar la memoria, el razonamiento, la concentración, la inteligencia espacial, la velocidad y el cálculo.

 

Otra alternativa es la app denominada 100 Floors en la que se van atravesando diferentes pisos hasta llegar al 100 conforme se van resolviendo los puzzles que se van proponiendo por el camino. Una versión parecida es 100 Gatesen la que igualmente se deben solucionar puzzles para ir pasando al siguiente nivel o 100 Doors que, de nuevo, sigue una dinámica muy parecida.

 

Algunas aplicaciones para Android están en inglés, permitiendo al mismo tiempo el doble objetivo de mejorar la mente y practicar este idioma. Entre ellas se encuentra Brain Teasers, que propone una serie de enigmas para resolver, de manera que se trabaja sobre todo la lógica, y Brain Lab, que incluye juegos mentales y de entrenamiento cerebral, así como juegos matemáticos, de lógica y rompecabezas.

 

También en inglés está Logic Square con puzzles que invitan a pensar o Water Logic, que igualmente es de lógica pero, en este caso, es un rompecabezas más complejo, puesto que se dispone de diferentes jarrones con varias capacidades que se deben manipular vertiendo agua de un vaso a otro hasta tener una cantidad determinada de este líquido. Un proceso que hay que hacer con el menor número de movimientos.

 

En el caso de usuarios de iOS también hay muchas opciones. Por ejemplo, está IQPropara medir el cociente intelectural y que se basa en R. Cattell, así como Logic Master, que pone a prueba la inteligencia. Y no está demostrado que se llegue a tener la inteligencia de Einstein, pero este científico se convierte en un entrenador personal en Einstein Brain Trainer en el que se proponen test para hacer a diario, al igual que Think, que compila una serie de ejercicios basados en palabras, imágenes y sudokus. Supervisado por el Dr. Kawashima es el entrenamiento que se propone en Brain Exercise con minijuegos con diferentes niveles de dificultad.

 

Otra opción es Brain Killer que se basa en una serie de juegos de inteligencia para mejorar la capacidad mental a través de diferentes pruebas basadas en series de relojes, fichas de dominó, de figuras o de números, habiendo más de 1.000 test diferentes, así como Brain Challenge 2, que entrena el cerebro a través de ejercicios de memoria, visuales, lógica y matemáticas.

 

También hay juegos tradicionales como el Sudoku, que incluye un sistema de puntuación y de clasificación en línea, o propuestas curiosas como Código Binario, que es un juego de capacidad mental basado, como su nombre indica, en el código binario. Otra buena opción es Apalabrados para formar palabras.

 

Muy interesante es Cut the rope, que mejora las habilidades, ya que hay que conseguir que el monstruito del juego coma el mayor número de gominolas posible que hay que hacerle llegar a través de diferentes herramientas. Y, aunque con apariencia de juego infantil, Where’s my water?, que ha sido creado por Disney, incluye un juego apto también para mayores a través de sus diferentes niveles de dificultad –hay 200- en los que hay que emplear el ingenio. Y es que hay una serie de personajes como el caimán Swampy que necesita agua, así como Allie, Cranky y el Pato misterioso. Este recurso se presenta de diferentes formas y hay que resolver los diversos acertijos que se presentan en los que cada gota de agua cuenta.

 

Y para la estimulación cognitiva es adecuado eTangram, que está más enfocado para personas mayores. Esta app se basa en el juego chino Tangram, de manera que hay que hacer una composición de figuras con las siete piezas que se dan entre las que se encuentran cinco triángulos de tres tamaños diferentes, un cuadrado y un paralelogramo o romboide. Haciendo estas formas se mejora la atención, memoria, orientación espacial, percepción, praxias y funciones ejecutivas.

 

En inglés, existen opciones muy interesantes para iOS como NumberOne con el que se muestra un número que hay que localizar rápidamente, de manera que se van sumando puntos si no se falla y se va pasando a los niveles siguientes, aparte de ganar tiempo por conseguir determinados aciertos. En The Heist, hay que hacer diferentes puzzles superando varios retos, mientras que Cross Fingersse basa en una serie de puzzles que toman como base el juego chino Tangram en el que hay que ir moviendo piezas de madera para formar siluetas.

 

Para otros soportes, como Windows Phone, los usuarios disponen de Sudoku S&L, que cuenta con diferentes escenarios y niveles de dificultad, aparte de figurar una opción para solucionarlo, para mejorar las habilidades mentales y también desarrollar la lógica.

 

Otra opción es Tetris Bliz, aplicación que reinventa este famoso juego con nuevas opciones, gráficos y controles innovadores a través de los que se propone eliminar líneas y conseguir la máxima puntuación posible en dos minutos. Igualmente para esta plataforma está disponible Reto Mental HD, con el que se reactiva la actividad cerebral con un entrenador personal que ayuda a todos los perfiles cerebrales.

 

También se puede ejercitar la menta con Where’s my Perry?, que es un rompecabezas de Disney que se enmarca dentro de los juegos de memoria y lógica, o 4 pics 1 place, que se basa en un puzzle con diferentes imágenes de países, ciudades, lugares de interés o de ocio… de los que se muestran cuatro imágenes y de las que hay que adivinar cuál es su lugar correcto. Además, está en inglés, lo que también ayuda a mejorar la lengua de Shakespeare.

 

Y aún hay más opciones para Windows Phone como More Brain Exercise, en el que el Dr. Kawashima vuelve con más ejercicios para el cerebro, pudiendo a través de los diferentes modos de juego estimular los lóbulos temporal, parietal y frontal. Para ello, hay tres minijuegos aleatorios para trabajar el cerebro día a día, aparte de estar disponible también el sudoku y de poder comprobar la edad mental que se tiene para ver si coincide con la real.

 

Otras aplicaciones interesantes son OneTouchDrawingen el que el usuario tiene que trazar las líneas del gráfico que se muestra sin tener que levantar el dedo y con los retos que se imponen como no trazar la misma línea dos veces o hacer todas ellas en una misma dirección, entre otras posibilidades, dentro de los 150 niveles que tiene. Parecido es OTD PRO, que es similar al anterior en su funcionamiento, pero más difícil. En este caso, cuenta con 20 niveles.

 

Los usuarios de Blackberry igualmente tienen a su disposición una serie de aplicaciones. Entre ellas, se encuentra Memory, que está especialmente recomendado para niños, ya que se basa en el clásico juego de parejas para agudizar la memoria. Otra posibilidad es Word Search, una versión actualizada de la conocida Sopa de Letras.

 

Otros juegos clásicos como el Tetris, que es compatible con HDMI, y el Sudoku igualmente están disponibles para Blackberry, así como los crucigramas del New York Times a través de la app New York Times Crosswords y los más de 200 puzzles de Riddle Challenge(las dos últimas en inglés).

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn