Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Médicos y enfermeros españoles, al alza en el extranjero

A la marcha cada vez más numerosa de enfermeros españoles al extranjero se suma la de otros profesionales del área de la salud como es el caso de los médicos. Mientras en España se destruye empleo, otros países vienen a reclutar a estos trabajadores

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Médicos y enfermeros españoles, al alza en el extranjero
Estudiantes-grado-INE


“No tener una estabilidad hasta dentro de 10 o 15 años hace replantearse la situación a cualquiera”. Estas son palabras de Fernando Rivas, vocal nacional de Promoción de Empleo del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), sobre la situación a la que se enfrentan los profesionales españoles. Cada vez más trabajadores del área de la salud se ven obligados a emigrar para trabajar en otros países donde son muy valorados por su gran formación práctica, que aprenden desde los primeros años de carrera. ¿Cómo se canalizan las ofertas? ¿Qué hay que tener en cuenta en un proceso de reclutamiento? ¿Por qué triunfa lo ‘made in Spain? Protagonistas, oferentes de empleo y docentes analizan la fuga de talentos. [Ver cursos de Salud]



“Antes había oposiciones, interinos, contratos temporales que se renovaban y ahora sólo se cubren una de cada 10 jubilaciones, no se hacen contratos de más del 75% de la jornada laboral y todo lo que se puede se eventualiza”, explica el doctor Fernando Rivas, que habla desde su propia experiencia como profesional y como portavoz del órgano que representa a los Colegios Oficiales de Médicos de España. En estos años se ha incrementado el número de médicos que tramita el certificado de idoneidad profesional, que es uno de los documentos que se necesita para trabajar en otros países de la Unión Europea. Otros tantos se han marchado a probar suerte en distintos lugares y una gran mayoría emigra con el contrato ya firmado después de ser uno de los seleccionados en los procesos de reclutamiento que organizan empresas y Estados.



Ante la llegada masiva de convocatorias en busca de médicos españoles, desde el CGCOM han decidido poner en marcha una oficina para canalizarlas, supervisarlas y promover otras ofertas de empleo. “Ante la desesperación pueden surgir empresas que quieran aprovecharse de la situación”, apunta Rivas. De momento, ofrece servicio a través de los colegios y se trabaja en la firma de acuerdos con otros países. Más adelante se hará un seguimiento de la situación de los médicos que han conseguido empleo y se les asesorará y formará en todo aquello que necesiten en su nuevo destino.



'Mais médicos para o Brasil', un programa como alternativa al paro en España

 

“Nos hemos estrenado con el programa ‘Mais médicos para Brasil’ y hemos realizado reuniones, respondido dudas y referenciado también a las autoridades”, asevera. Este verano el país carioca puso en marcha esta iniciativa por su déficit de profesionales en distintas regiones del país y por las protestas de sus propios ciudadanos para mejorar la atención sanitaria. [Ver cursos de Medicina]

 

La convocatoria de 7.000 empleos se abrió a personal brasileño, pero también a otros países en los que la ratio médico/habitante sea superior a la de Brasil. Este era el caso de España: “A los interesados les explicamos que se trataba de resolver una situación concreta, que no se llamaran a engaño”, prosigue. Las vacantes eran para zonas suburbanas y del interior, algo que sucede también en Europa como explica Rivas: “En Alemania no suelen irse a Berlín, se van a ciudades más pequeñas o donde no quieren acudir los alemanes”.

 

Según los datos de la Oficina, 55 colegiados pidieron el certificado de idoneidad: “La mayoría son españoles, los demás son latinoamericanos que quieren estar más cerca de su lugar de origen”. La mayoría han comenzado a trabajar el 1 de octubre y los que no han podido están en proceso de convalidar documentos. “Los profesionales de salud españoles son una referencia para Brasil, sobre todo en áreas como Oncolología, Transplantes y enfermerías”, explican fuentes de la Embajada del país carioca en Madrid. Ahora mismo el programa acaba de cerrar su segunda etapa de reclutamiento, pero habrá más: “El objetivo del Gobierno brasileño es que se lancen convocatorias a médicos extranjeros más o menos cada dos meses, hasta que se alcance el número necesario”.

 

La propia Embajada explica que el sueldo de los participantes es de 10.000 reales (unos 3.300 euros) y tienen garantizados el alojamiento y la alimentación. La Administración también les facilita visados, billetes de avión y permisos de empleo para que los cónyuges puedan trabajar allí. “La idea es que los médicos presten sus servicios en la atención básica de las distintas regiones del país, sobre todo en las del Norte y Nordeste y en las periferias de las grandes ciudades”, indican desde el cuerpo diplomático.

 

Por este programa y por el desarrollo que vive Brasil, este país sudamericano se ha colado entre los destinos preferidos por los médicos españoles. “Los primeros siguen siendo Reino Unido, Francia y Alemania, aunque ahora también crecen los países escandinavos. Fuera de Europa llama la atención el aumento de Oceanía, Asia en general y países árabes como Arabia Saudí”, apunta por su parte Fernando Rivas.

 

“Los españoles están muy valorados por el sistema de formación que es de seis años más cuatro que se dedican a la especialidad. A diferencia de lo que sucede en otros países europeos se tiene mucha práctica y es muy asistencial”, declara. Por el contrario, la asignatura pendiente sigue siendo el idioma: “Se necesita hablar de verdad, no chapurrear porque se va a atender a una persona”. En la mayoría de destinos del Viejo Continente se pide el nivel B2, pero en otros el C1: “En algunas zonas de Alemania, antes de firmar el contrato, se tiene que aprobar un examen oral”. En el caso de Dinamarca o Suecia no tienen como requisito conocer su lengua, pero luego se lo enseñan a los candidatos seleccionados. [Ver cursos de Inglés y Alemán]

 

Desde el CGCOM alertan de algunas ofertas. “Los países árabes llaman mucho la atención porque se puede ganar hasta 180.000 euros al año, te dan billetes de avión, una casa…Muchos lo ven y dicen ‘Yo me voy’, pero hay que conocer también los inconvenientes del empleo porque su legislación considera la negligencia médica como homicidio”, añade. Explica que el choque cultural también es muy grande, pero puede ser un buen destino al firmarse contratos por dos años y sumar experiencia.

 

“No quiero ser pesimista pero sí realista”, afirma sobre la realidad que espera a los recién graduados. “A corto plazo habría que buscar alternativas de empleo, a medio cambiar la ley de jubilación y a largo cambiar el sistema laboral”, apunta como posibles soluciones ante un mercado nacional que no puede albergar a las hornadas de médicos que se titulan cada año.



En los dos últimos años 20.000 enfermeros se han quedado sin empleo

 

La situación para los enfermeros no es mucho mejor. Según los datos del Consejo General de Enfermería, en los últimos dos años se han destruido 20.000 puestos de trabajo, lo que ha provocado que cada vez más profesionales se planteen la emigración como la única salida. Los principales destinos en 2013 han sido Reino Unido, Irlanda, Noruega, Bélgica y Emiratos Árabes, entre otros destinos nuevos como Canadá, Finlandia u Holanda.

 

“La enfermería española es la mejor valorada por los hospitales británicos por su formación y su preparación práctica”, apunta el organismo. Este país siempre ha sido el preferido para empezar una nueva vida, pero antes las acciones de reclutamiento se hacían a través de la propia embajada británica en España y ahora suele ser a través de agencias que no dan tantas facilidades, como apuntan desde el organismo. “Aquí las enfermeras ponen vías a los pacientes desde los primeros años de universidad en sus prácticas en los hospitales, mientras que en Gran Bretaña es una técnica que hacen exclusivamente los médicos”, recuerdan.

 

El reclutamiento se ha convertido también en una práctica común en Alemania desde hace dos años. “De todos los enfermeros que viajan hasta allí, muy pocos trabajan en puestos para los que han estudiado, sino que la mayoría lo hace como técnicos de formación profesional”, explican. Otro de los aspectos a tener en cuenta es la importancia de dominar el alemán porque si no, las agencias de reclutamiento colocan a los españoles en puestos por debajo de su formación académica.  



Sigue leyendo Euronursing, las oportunidades laborales en la red Eures y la vida de una enfermera española en el extranjero



"En España no sobran enfermeros: en todas las CCAA hay déficit menos en Navarra"



Para combatir estos abusos y para canalizar las múltiples ofertas que llegan a España por diferentes vías se ha diseñado el proyecto Euronursing, del que sólo queda darle forma jurídica para que funcione al completo. “Nuestro objetivo es asesorar a la gente que se marcha, informales de los procedimientos a seguir y asegurarles a través de la póliza de extensión que tienen aquí”, indica su director Antonio Delgado. [Ver estudios de Enfermería]

 

“Hay que tener cuidado con las agencias de selección que no digan a los candidatos desde el principio a qué hospital van, que no aclaren el salario y que te pidan dinero para cursos de formación u otros trámites”, señala. Aun así, considera que habrá ofertas suficientes para que los titulados en España puedan conseguir un empleo: “En Alemania hasta 2020 necesitan 40.000 profesionales; en Inglaterra, 20.000 y en Suecia 2.000…”.

 

Lo que quieren dejar claro desde el Consejo General de Enfermería es que, aunque en España no haya oportunidades laborales, el número de profesionales que trabajan en el sector es mucho menor que en otros países de la Unión Europea. “En España no sobran enfermeros. En todas las comunidades autónomas (con excepción de Navarra) hay un déficit importantísimo en hospitales y centros de salud”, señalan. ¿El problema? “Los presupuestos de personal sanitario de estas Regiones son muy bajos y no se pueden cubrir las necesidades reales del sistema”.

 

“En el caso de Enfermería, la ratio de enfermeras está muy por debajo de lo que estiman como conveniente distintos organismos como la Organización Mundial de la Salud y el Consejo Internacional de Enfermeros para atender las necesidades de la salud de la población”, coincide por su parte, Carmen Sellán, vicedecana de Enfemería de la Universidad Autónoma de Madrid. Aun así la demanda de estos estudios crece cada año en una de las instituciones mejor valoradas por la calidad de su formación

 

“Es difícil de responder por qué la UAM está tan bien valorada, pero quizá por la metodología que utilizan sus profesores”, explica su responsable. “No debemos olvidar que la enseñanza práctica se realiza en Hospitales Universitarios adscritos a la universidad como La Paz, La Princesa, Niño Jesús y Puerta de Hierro, que son magníficos, fundamentalmente por su capital humano”, prosigue. Además, destaca la rotación por los Centros de Atención Primaria que se hace en dos ocasiones: “Así se favorece que los estudiantes tengan una visión de la persona en su comunidad”.

 

Los estudios de Enfermería pasaron de ser una diplomatura de tres años de duración a un grado de cuatro cursos, según la legislación acordada entre los países que forman el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Aun así, la vicedecana recuerda que no todos lo cumplen: “En Alemania las enfermeras todavía no estudian en la universidad. Son de Formación Profesional”. Esto supone que no llevan a cabo la mayor parte de los procedimientos que sí realizan los profesionales españoles: “Habría que preguntarle a la Señora Merkel cómo es que incumple los acuerdos de Bolonia de forma sistemática en esta titulación”.



Ofertas europeas y procesos de reclutamiento a través de Eures

 

Lo que sí comparten España y Alemania es la Red Eures, al igual que otros 30 países europeos. “Es una red de los Servicios Públicos de Empleo europeos que tiene como objetivo favorecer y estimular la movilidad laboral en Europa”, explica a Aprendemas.com Josefa Moleón, asistente de la Eures Manager de España, María José Arias, y responsable del servicio de Orientación Profesional del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que es el que coordina en el país esta iniciativa del Viejo Continente.

 

“Los países que presentan más ofertas son Alemania, Francia, Reino Unido y Países Nórdicos, especialmente Noruega y Suecia”,  afirma. Todo esto se coordina a través de 75 consejeros Eures distribuidos en todas las comunidades autónomas y se publica en el portal europeo de Empleo Eures y en la página Eures en la web SEPE. Los perfiles más demandados se relacionan con las ingenierías, la hostelería, el turismo y el sector sanitario. “Se demandan sobre todo enfermeros y se están incorporando muchas ofertas relacionadas con la especialidad geriátrica”, apunta Moleón.



No siempre se pide experiencia previa a los candidatos y lo que sí se tiene que seguir a rajatabla es el modelo para que el empresario en cuestión vuelque la información de la oferta: “Hay que definir el puesto, las competencias requeridas así como el tipo de contrato que se ofrece en términos de condiciones, duración del mismo, y salario, entre otros datos”. Josefa Moleón explica que las principales dudas de los profesionales de la salud que deciden marcharse son muy similares a las del resto de profesionales. Para ayudarles en el camino, la red Eures edita unas publicaciones que se llaman ‘Vivir y trabajar en…’, además de responder a una serie de preguntas frecuentes. 

 

En este espacio también se pueden encontrar los Planes de actividades Eures que se aprueban de manera anual por la Comisión Europea. “Los diferentes países proponemos actividades que vamos a realizar tanto en nuestro propio territorio como en otros donde se va a colaborar de forma expresa”. Ahora mismo, se puede consultar cuál es la oferta por Estados y también las ferias y eventos Eures que se celebran en los distintos puntos de la geografía nacional.

 

"La crisis la han inventado los políticos, banqueros y empresarios"



Cristina Martín no llegó a participar en una de esas jornadas, pero decidió dejar su Madrid natal para mejorar su situación laboral en Inglaterra. Estudió Enfemería en la Universidad Complutense de Madrid, donde acabó la adaptación al Grado en febrero de 2011. Hasta unos meses después no encontró su primer empleo en una residencia de ancianos privada en la que hacía turnos de 12 horas. “Estuve un mes hasta que conseguí trabajo en el Hospital 12 de Octubre como tercio (trabajando de 12.30 a 15.00 horas), pero eso no te da para vivir ni mucho menos”. Siguió con la búsqueda y consiguió cubrir una baja en el Gregorio Marañón que consistía en hacer noches durante un mes.

 

“Ahí me di cuenta que no podía estar a base de sustituciones, así que empecé mis papeles con el NMC de Inglaterra para presentar mi baja el 31 de enero de 2012 en el 12 de Octubre y pisar tierra británica un día después”, recuerda. Antes de decantarse por esa opción hizo una entrevista en Portugal y luego probó a echar currículum por Internet en ofertas que veía de los Hospitales Públicos del Reino Unido. “La verdad que me fui a ciegas. Sólo sabía que el centro estaba en Manchester, que mi casa estaba cerca y que iba con una portuguesa y con una chica malagueña”, reconoce. [Ver cursos de Salud]

 

Para seleccionarla pasó una entrevista telefónica, le preguntaron cuáles eran sus 'nursing skills', que significa cuáles eran sus habilidades prácticas y poco más. “El hospital en el que estamos se llama Manchester Royal Infirmary. Somos lo que se conoce como ‘Agency Nurses’, que son enfermeras de una agencia privada que ejercen en una institución pública”, aclara. No tienen una planta fija y hacen turnos según las necesidades de personal. “Al mes de empezar la Unidad de Endoscopia me ha requerido a diario, hasta el punto de que podían reservarme los turnos con un mes de antelación. Me centré en ellos al igual que hicieron mis compañeras con otras plantas ofertadas”.

 

La experiencia al principio no fue muy buena: “Nos soltaron en el hospital y no sabíamos cómo se trabajaba allí, con todo el riesgo que lleva para el paciente y para nosotras mismas. Es totalmente diferente a España, así que pasaron seis meses hasta que me adapté”, reconoce. Ahora que puede mirar atrás con el idioma aprendido y una estabilidad laboral ve las cosas de otra manera: “Me siento muy orgullosa por el gran paso que di, por el hecho de que todo lo he hecho sola, y lo más importante sin perder la sonrisa”.

 

Cristina explica que ahora hay muchas más agencias de trabajo e, incluso ella, colabora con una: “Se llama Blackbird HR y además de buscar empleo a enfermeros de manera gratuita, te dan mucho apoyo y a veces cursos de formación”. Aun así, echa muchas cosas de menos de España, sobre todo a su familia. “Lo más duro es no poder abrazar a tu abuela cuando te echa o la echas de menos, no poder ir a comer con tu familia los domingos…”, explica.

 

Prefiere ver las cosas buenas, pero desde la distancia opina sobre lo que sucede en el país que dejó atrás: “La crisis la han inventado los políticos, banqueros y empresarios para hacer todo lo que están haciendo”. Considera que la Sanidad era un objetivo más de un plan orquestado: “Las privatizaciones no tienen ningún sentido, sigo sin entender por mucho que me lo expliquen”. ‘¿Por qué una empresa privada puede hacer mejor el trabajo que una pública?’, se pregunta. Ante este panorama no tiene pensado regresar de momento, pero reconoce que la tierra tira y algún día sí le gustaría volver. 



¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn



Más información:



‘Programa Mais médicos para Brasil’

 

Página de Eures dentro del SEPE

 

Ferias y eventos Eures en España

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:



¿Satisfacción laboral? Sólo para uno de cada cuatro

 

Empresas alemanas acuden a Madrid en busca de enfermeros diplomados

 

20 apps que ayudan a buscar empleo