Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

MBA: el verdadero valor de las acreditaciones

Cuando hablamos de la formación de ejecutivos lo lógico es exigir de las escuelas de negocio los más altos estándares de calidad. No en vano, es mucho el tiempo, dinero y esfuerzo que se invierte en el estudio de un master, por no hablar de los coste

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de MBA: el verdadero valor de las acreditaciones
Estudiantes-grado-INE

Definir el concepto de acreditación MBA no resulta demasiado difícil. Básicamente, viene a ser un “sello de calidad”, algo así como una “norma ISO 9000” para los programas impartidos por las escuelas de negocio. Su importancia radica en que sirven de referencia a la hora de decantarse por una escuela en la que realizar un master.


Hoy día, tenemos una gran oferta de postgrado que quiere llegar más allá de las fronteras, oferta que no sólo es cada vez más amplia, sino también más competitiva. Infinidad de escuelas de negocio ofrecen sus programas adaptados a todo tipo de necesidades de formación empresarial y directiva. Y así pronto surge la duda en el interesado: con un panorama tan amplio y confuso, ¿por dónde debo empezar?


Y precisamente, es aquí donde la acreditación juega su papel más relevante, por cuanto aquellas escuelas que las poseen demuestran unos estándares de calidad como para ser tenidas en cuenta. Es necesario, por tanto, conocer las acreditaciones más importantes, sus implicaciones, y cuáles son las escuelas que las poseen.


Las tres coronas


En efecto, tres son las acreditaciones internacionales que destacan: la europea EQUIS, la estadounidense AACSB y la británica AMBA.


En cuanto a la primera, EQUIS, el organismo regulador es la EFMD (European Fundation for Management Development), siendo la suya, como hemos dicho, una de las acreditaciones líder a nivel internacional ya que, tal como la propia fundación manifiesta, tiene inspiración europea, pero ámbito mundial. Es por ello que proporciona un excelente marco comparativo de calidad en programas master de vocación internacional.


En sus primeros cinco años de existencia, EQUIS ha acreditado cerca de 50 instituciones en 14 países europeos y 10 del resto del mundo, entre los que podemos incluir Australia, Brasil, Canadá, Méjico, Sudáfrica o los Estados Unidos. Además, las escuelas que aspiren a esta acreditación deben demostrar no sólo una extraordinaria calidad en todos los aspectos de su actividad, sino también un alto grado de internacionalización, algo que la EFMD valora especialmente a la hora de concederla.


EQUIS ha sido diseñada por profesionales de la formación directiva y se basa en el principio de diversidad, tanto de programas como de escuelas, prestando asesoramiento a éstas. Las características que una escuela debe reunir para aspirar a esta acreditación son: estar reconocida por las autoridades de su país de origen, tener una adecuada organización, una presencia sustancial en postgrados, formación ejecutiva (uno o preferiblemente ambos), haber diseñado una estrategia definida, disponer de recursos necesarios para proveer de una alta calidad de la enseñanza, un cuadro de profesores lo suficientemente cualificado y hacer una selección exhaustiva de estudiantes de la máxima capacitación.


Entre las escuelas que cuentan con la acreditación EQUIS podemos mencionar a las españolas IE, EADA e IESE, INSEAD, London Business School, Rótterdam School of Management, Cambridge, Warwick, ESSEC, Cranfiel y un larguísimo etcétera.


Otra de las acreditaciones importantes es la concedida por la Asociación de MBAs, radicada en Gran Bretaña. La AMBA dio comienzo a sus actividades en el año 1967. Su servicio de acreditación es el núcleo de su compromiso con la formación de ejecutivos y directivos de empresa, siendo sus principales objetivos fomentar los MBA’s entre instituciones y estudiantes potenciales, colaborando a aumentar la oferta y demanda de los mismos al tiempo que trata de asegurar la calidad de sus programas.


Al igual que EQUIS, la vocación de esta acreditación es claramente internacional. Los criterios de concesión están diseñados por un Consejo de Acreditación Internacional compuesto por académicos de amplia experiencia y representantes corporativos que monitorizan de forma constante dichos criterios para adaptarlos a los cambios que se produzcan en las prácticas empresariales y directivas.


Algunas de las escuelas que disponen de esta acreditación son: Aberdeen Business School, Auckland, SDA Bocconi, Bradford, EADA, ESADE, Instituto de Empresa, IESE, London Business School, Nyenrode University y otras muchas.


Nos queda, por último, en el ámbito estadounidense, mencionar a AACSB, regulada por AACSB Internacional. Quizá por ser Estados Unidos precursor del MBA, sea ésta la organización más antigua, fundada en el lejano año 1916. Los primeros estándares de calidad para MBA’s fueron adoptados en 1918, aunque, lógicamente, se han actualizado desde entonces, con tres grandes reformas en los años 1980, 1991 y la última en el corriente 2003.


La peculiaridad de esta acreditación radica en que no sólo provee de estándares de calidad a los tradicionales Business Administration, sino también a los programas específicos de contabilidad. Para estos últimos, las características requeridas para la obtención del sello de calidad consisten en que estos programas deberán adaptarse plenamente a las necesidades de las empresas; deberán haber estado impartiéndose el tiempo suficiente como para que pueda llevarse a cabo una valoración fiable de su calidad real; disponer de un cuadro de profesores altamente cualificado; tener objetivos claramente definidos para cada uno de los distintos programas; desarrollar actividades académicas congruentes con los dichos objetivos… la lista es interminable.


Miembros acreditados: entre las escuelas de negocio, mencionamos a las universidades de Boston (Massachussets), Calgary (Canadá), California, Chicago, HEC (París), La Salle, London Business School, Rótterdam School of Management, etc.. Entre las ofertas específicas de contabilidad: Auburn, Akron, Oakland, New York, entre otras.


No obstante las particularidades de cada una, se puede decir que estas tres acreditaciones de referencia se rigen por un mismo patrón. Cumpliendo unos mínimos, cualquier escuela de negocios puede ser miembro asociado de una, dos o cualquiera de las tres. Otra cosa más complicada es que éstas le otorguen la acreditación, y desde luego aquí no hablamos de una cuestión baladí. Bien saben las escuelas que el hecho de ser acreditada supone un firme impulso a su proyección internacional como escuela de prestigio, sin embargo, la denegación de esta acreditación por no haber pasado una severa auditoría va a causar el efecto contrario, tal es, la puesta en evidencia de las debilidades y carencias de una escuela ante el colectivo académico y empresarial. Por eso se ha de tener mucho cuidado en solicitar esta acreditación y no hacerlo hasta que se sepa con certeza que el centro o el programa está preparado para pasar los diversos controles de calidad. Y ser cauto en este sentido es posible, en tanto en cuanto las asociaciones no ocultan cuáles son sus criterios y requisitos, así como, los niveles mínimos cuantificados a los que es imprescindible llegar.


 

De trámites


Así pues, son las escuelas las que solicitan el inicio del proceso de acreditación, proceso que costará entre 20.000 y 32.000 dólares dependiendo de la asociación que lo otorgue. Existe un comité internacional encargado del seguimiento y valoración del candidato, compuesto por directivos y decanos de escuelas de negocio de diferentes países. La internacionalización en sus diferentes facetas, el claustro, los procesos internos, todo aquello significativo es evaluado. Primero, a través de un informe de autoevaluación, es decir, redactado por el propio centro que el comité estudiará para decidir la continuidad o no del proceso. Luego, si procediera, serán varios auditores los que se desplazarán a la escuela por uno días para confirmar in situ que se supera esos estándares establecidos. Si así fuera, pasaría a ser escuela certificada por el tiempo que establece cada asociación, 5 ó 10 años según. En definitiva, la acreditación no es para toda la vida ya que, pasado un plazo preestablecido, hay que volver a demostrar que al menos se siguen manteniendo esos estándares de calidad. Tenemos el caso de ESADE que hace unos meses fue reacreditada por la EFMD.


Reconocimiento internacional


Las asociaciones periódicamente hacen pública, tanto a través de su propia web y publicaciones como desde muy variados medios de comunicación especializados de todo el Mundo, la lista actualizada de sus miembros acreditados, reconocimiento internacional que ya de por sí es una inmejorable forma de promoción. Pero... ¿qué demuestra realmente una acreditación Internacional?


En Europa y EEUU demuestra más bien que se trata de una escuela con proyección internacional, con suficiente altura académica como para llevar a cabo programas formativos de interés para el colectivo de profesionales altamente cualificados y ejecutivos, en todo caso una formación de gestión y dirección empresarial internacional. Sin embargo, en otras zonas geográficas y muy especialmente en latinoamérica, se valora como un auténtico certificado internacional de excelencia académica, tan inusual como es entre las escuelas latinoamericanas. A las acreditaciones hay que darlas su justo valor, confirman que se cumple unos requisitos mínimos, no que pasa a ser de otra dimensión sin igual. Y tampoco debe pasarse por alto eso de que ser miembro de una asociación no tiene necesariamente que significar estar acreditado, cualidades que a veces se confunden.


Aunque ni mucho menos de tanto peso, tenemos otras asociaciones quizá de un carácter más local que, no obstante, también quieren ser referentes en determinados campos académicos y países. Y por supuesto, en el nuestro podemos mencionar un tímido intento de crear una asociación en la que sólo tuvieran cabida aquellas escuelas que cumplieran con unos requisitos mínimos de calidad. En concreto, la AEEDE, Asociación Española de Representantes de Escuelas de Dirección de Empresas fue fundada en 1989 y su importancia radica en que es el representante español en EQUAL, organización europea de escuelas de negocio, como ya se dijo, que además es nexo de unión con ésta y otras asociaciones similares en otros países europeos. Algunos de los miembros de esta asociación son los prestigiosos y omnipresentes Instituto de Empresa e IESE, también la Universidad de Deusto y la Pontificia de Comillas, ESIC, EADA, EOI, ESADE y el Instituto Internacional San Telmo. Con todo, éste no dejar de ser un reducido grupo de escuelas de gran prestigio, para nada representativo de todo el sector y cuyo fin es más bien defender los intereses de sus 12 miembros. No debe ser, por ello, tomada como la única referencia de calidad.

Otra de las asociaciones que concede acreditaciones, esta vez en Italia, es ASFOR (Asociación para el Desarrollo de la Formación Directiva) Fundada en 1971, cuenta en la actualidad con más de 60 miembros. La francesa IAE (Institut d’Administration des Entreprises) dependiente de la Universidad de Poitiers, es otra de las asociaciones existentes en Europa. Además están FIBAA (Foundation for International Business Administration Accreditation) en Alemania y, ya fuera del continente europeo, podemos encontrar otras como AMDISA (Association of Management Development Institutions in South Asia) situada en la India y que aglutina una amplia zona geográfica, comprendiendo Maldivas, Nepal, Pakistán, Bangladesh, India y Sri Lanka, CLADEA (Consejo Latinoamericano de Escuelas Administración), con sede en Perú y otras muchas.

Estas asociaciones, aunque poco conocidas internacionalmente, extienden el concepto de acreditación a la mayoría de los países, cada una en el ámbito de su influencia geográfica. Y es que las escuelas de negocio, cada vez más optan por intentar conseguir una de estas acreditaciones, en una especie de “carrera por el prestigio” que las diferencie de las demás. Sólo las más capacitadas obtendrán varias acreditaciones de alto nivel, y aquí tenemos que volver a mencionar con satisfacción varias españolas como IE, ESADE e IESE, incluidas en el selecto grupo de escuelas que han logrado las dos acreditaciones EQUIS y AMBA.



Enlaces de interés


AACSB


European Fundation for Management Development


Association of MBA’s


Mastermas


Noticias y reportajes relacionados en Aprendemas.com :


Falta de innovación en los MBA latinos según el último ranking AméricaEconomía


Madrid fue punto de encuentro de los mejores MBAs


Doctorarse en España: ¿¡ para qué !?


World Rankings, la polémica está servida


Escuelas acreditadas por la EFMD (Acreditación EQUIS)


Guía Postgrado Aprendemas.com ‘03


Cursos especializados:


Categoría todos los MBA en Aprendemas.com


Categorías todos los MBA Internacionales en Aprendemas.com


Categoría todos los masters y postgrados