Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

¿¡¡ Maldita Selectividad !!?

Quedan apenas dos años para el fin definitivo de este infame examen que tantos disgustos ha causado a los españoles y uno no podría más que pensar que todos se alegrarán de ello. Sin embargo, muchos docentes ya avisan de que el nuevo sistema de selec

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de ¿¡¡ Maldita Selectividad !!?
Estudiantes-grado-INE

Han sido días de nervios a flor de piel. Apenas tres días en los que un buen número de jóvenes se ha jugado el trabajo de varios años y que así van a marcar su futuro, ya no sólo el más inmediato como nuevos universitarios que aspiran a ser, sino el de toda su trayectoria profesional posterior. Y para colmo, con tal cantidad de estudiantes compitiendo por unas contadas plazas, uno debe emplearse a fondo si realmente pretende hacer algo interesante con su vida. Por eso, no es extraño que los bachilleres de último curso de secundaria tengan desde el principio la mente fijada en este fatídico mes de junio (o septiembre si fuera el caso) en el que por fin tendrán que hacer la Selectividad.
Y efectivamente muchos son los años que ya lleva esta más que polémica prueba de selección amargándonos el final de la enseñanza secundaria, y así parece inevitable, por mucha reforma que se empeñen en hacer nuestros gobernantes, que de alguna manera se tenga que seleccionar a los estudiantes antes de comenzar cualquier carrera universitaria. Inevitable sin duda. Pero mira tú por donde que últimamente ciertas circunstancias por todos conocidas se están conjurando para hacer la vida y los estudios más fáciles a las nuevas generaciones de preuniversitarios, y de ahí, que este año uno haya podido entrar con más tranquilidad al examen de Selectividad. Sí, es cierto, como siempre, uno se sigue jugando buena parte de su futuro a una sola carta pero desde luego este examen ya no es tan decisivo y no parece que vaya a impedir acceder a buena parte de las carreras superiores.


Y es que ya desde hace dos años ha venido ocurriendo un hecho sin precedentes en nuestras universidades. Incluso los estudiantes que aprobaron la selectividad en septiembre se encontraron con la grata sorpresa de que podían elegir entre un gran número de carreras aún disponibles en las universidades públicas españolas, entre ellas, sólo en Madrid, Ciencias Empresariales, Estadística, Ciencias Políticas, Sociología, Económicas, Matemáticas, Derecho o Pedagogía; y en Valencia, Ingeniería Técnica en Informática de Gestión, I. T. Industrial Mecánica o I. T. Informática de Sistemas, esto por no hablar del resto de comunidades en las que también ocurrieron hechos similares.


Como es habitual, de los más de 175.000 estudiantes que se han presentado este año, (algunos menos que el pasado año), aproximadamente un 88% ha aprobado la Selectividad (entre un 83% y un 95% dependiendo de la comunidad). Este es un dato tranquilizador especialmente si tenemos en cuenta que aquellos aprobados en esta primera ronda van a disponer de 278.370 plazas que el conjunto de universidades españolas ofrecen para el próximo curso, dato que por otro lado también garantiza un buen número de plazas para la mayoría de los que aprueben en septiembre. Así por ejemplo, las seis universidades públicas de Madrid (Alcalá, Autónoma, Carlos III, Complutense, Politécnica y Rey Juan Carlos) ofrecen un total de 44.152 plazas de nuevo acceso, mientras que han sido 25.200 los que se han presentado en esta comunidad y a los que habrá que sumar los aproximadamente 8.000 que vendrán de otras comunidades (y por otra parte restar a los que se vayan). Por supuesto, de todo este exceso de plazas cierta culpa la tiene la alarmante bajada de natalidad que nuestro país ha experimentado en las dos últimas décadas, así como, la creciente oferta educativa de las universidades privadas.

El distrito abierto y otras sorpresas


Pasamos por un período de profundas reformas, preocupados como están en el gobierno por hacer de nuestro sistema educativo uno de los más eficaces de Europa. Claro, que a veces uno se pregunta si el remedio es mejor que la enfermedad. Y esto viene a cuento por la tan polémica nueva Ley de Calidad en la Enseñanza, emprendida recientemente por el gobierno y que, si un cataclismo político no lo remedia, supondrá la supresión en el curso 2004-2005 de la Selectividad en favor de una Reválida y, asimismo, de una nueva prueba de acceso organizado por cada universidad a su propio criterio. Precisamente los más críticos arguyen principalmente que esta novedosa forma de selección preuniversitaria va a poner en peligro los principios de igualdad, mérito y capacidad que siempre deberían regir en materia tan esencial como la de la educación.


Aparte de la Selectividad, una de las novedades que más está dando que hablar es la implantación gradual del distrito abierto en todas las universidades españolas. Según marcó el Consejo de Universidades esta implantación se hará en un período de tres años empezando en el curso 2001-2002, de manera que en 2003-2004, cualquier estudiante español podrá acceder a la carrera que desee de entre todas las universidades españolas en igualdad de condiciones que el resto de estudiantes, ya sean de fuera o de la misma comunidad a la que pertenece la universidad de su elección. Hay que recordar que previo al acuerdo del distrito abierto sólo un pequeño porcentaje de las plazas de cada universidad estaba reservado a estudiantes que no fueran de la misma comunidad.


Pero es que además, aunque no estuvieran obligadas a ello, ya el curso pasado algunas universidades, como es el caso de todas las de Castilla y León, decidieron adelantarse implantando ese mismo año el distrito abierto en todas sus plazas quizá con la esperanza de dar solución a su preocupante falta de alumnos en las aulas. En el caso de Madrid, se optó por abrir en su totalidad a todos los estudiantes españoles 99 de sus 257 titulaciones (60% de sus plazas), y de ese modo, de las 8.770 solicitudes de fuera que recibió para las 27.803 plazas que ofrecía en distrito abierto admitió a 7.441 alumnos. Cataluña, por otro lado, registró 3.630 solicitudes para 7.586 plazas y aceptó 3.050 estudiantes. Andalucía fue la tercera Comunidad por orden de preferencia que aceptó 2.743 foráneos de las 4.615 peticiones que recibió.


Siguiendo lo acordado, él próximo curso académico al menos el 50% de las plazas en todas y cada una de las universidades españolas deberían ofrecerse en distrito abierto. Sin embargo, adelantándose de nuevo a lo inevitable un total de 10 comunidades anunciaron que implantarían en sus universidades el distrito abierto en la totalidad de las plazas ofertadas. Así, al ya implantado por las universidades de Castilla y León hay que unirle el de las comunidades de Aragón, Canarias, Cantabria, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco y La Rioja, a los que además hay que sumar la oferta de la UNED ya desde siempre con distrito abierto. El resto de comunidades se mueve entre el 50 y 70% por parte de las carreras más demandadas y el 100% de aquellas más difíciles de cubrir en junio y septiembre por parte de las universidades.


Así las cosas, este curso académico algo más de 200.000 plazas serán ofrecidas en distrito abierto en toda España. Madrid, tradicionalmente una comunidad muy solicitada por estudiantes de otras autonomías, recibirá según estimaciones unos 8.000 nuevos estudiantes foráneos. Y en general la implantación del distrito abierto parece que está dando sus frutos en cuanto a la movilidad estudiantil que ha pasado del 2,04% en el curso 2000-2001, a un 16% en este año académico que termina. Y hay que decir que este incremento ha sucedido cuando todavía la política de becas y ayudas es insuficiente, un factor sin duda esencial para fomentar la movilidad. Por ello no es extraño que el MECD haya decidido en este segundo año incrementar en un 20,33% el presupuesto por este concepto, pasando de los 83.600.000 euros el curso pasado a los 100.600.000 euros en el próximo curso 2002-2003. Esto supondrá, aparte de un incremento del 4% en la cuantía media de cada beca, que de los poco más 39.000 beneficiarios que hubo pasen a beneficiarse ahora 46.000 alumnos.


En definitiva, este incremento de la movilidad tendrá como consecuencia más directa sobre los estudiantes el aumento significativo de la nota de corte en aquellas comunidades y especialmente en aquellas carreras más solicitadas, como así ocurrirá posiblemente en Madrid en las titulaciones de Medicina o Fisioterapia (7,89 y 8,27 respectivamente el año pasado). De cualquier manera para saberlo habrá que esperar al 5 de junio, fecha en que se cierra el período de preinscripción en las universidades, y al 23 de julio, fecha en la que se dará la lista de admitidos en las distintas titulaciones. Con todo, hay que decir que el 78% de los alumnos madrileños que aprobaron la selectividad el año pasado estudió la carrera que deseaba. Eso, al menos, tranquiliza.



redaccion@aprendemas.com



Información oficial relativa al distrito abierto aparece en el siguiente enlace de la página web del Ministerio de Educación:


http://www.mec.es/consejou/dabierto/index.html


Noticias relacionadas en Aprendemas.com:


El MECD aumenta el número de becas para estudiantes y profesores



Universidad de Vigo, 40% de las plazas sin cubrir



Más de 100 carreras de la Comunidad Valenciana aún con plazas vacantes



Este año también faltan universitarios en Madrid



La universidad en tiempos de crisis