Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Licencias y carnets oficiales II. Servicios técnicos, seguridad y alimentos

Entre las satisfacciones que puede encontrar cualquier profesional está la de sentir que sus servicios tienen una fuerte demanda. Es el caso de electricistas, fontaneros, instaladores de gas, etc. Pero el mundo de las licencias oficiales abarca mucho

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Licencias y carnets oficiales II. Servicios técnicos, seguridad y alimentos
Estudiantes-grado-INE

Fontanero – Calefacción – Gas – Electricista – Detective – Consejero de Seguridad – Manipulador de Alimentos - Piercing


“Cinco años estudiando una carrera y dos buscando un trabajo, para luego descubrir que un profesional de la fontanería o de la energía eléctrica gana el doble y trabaja menos horas”. ¿Quién no ha oído decir en ocasiones esta reflexión? Difícil de asimilar, pero reconozcámoslo: en el mercado laboral la ley de la oferta y la demanda sigue siendo un factor decisivo.


Y qué mejor ejemplo que el de los profesionales dedicados a servicios técnicos (fontanería, gas, electricidad, calderas, etc.). Éstos siguen aprovechándose de su reducido número, -comparativamente hablando-, lo cual les permite disfrutar de condiciones laborales que ya soñaran otros trabajadores.


Aunque la orientación inicial para estas profesiones se basa en muchos casos en la Formación Profesional, el camino pasa casi siempre por la obtención de una habilitación o licencia otorgada por un organismo público, normalmente autonómico.


En este segundo reportaje dedicado a las licencias oficiales (el primero se publicó en noviembre) hemos querido destacar las más importantes de este tipo, añadiendo también algunas relativas a la seguridad (detective privado), el frecuentísimo carné de manipulador de alimentos, y las futuras acreditaciones para trabajar en un establecimiento de tatuaje o “piercing”.


LICENCIAS PARA PROFESIONALES DE SERVICIOS TÉCNICOS


INSTALADOR DE FONTANERÍA


El contacto más cercano que tienen la mayoría de las personas con un profesional de la fontanería se produce cuando acude a un domicilio para realizar alguna reparación. Sin embargo, el trabajo de un fontanero puede llegar mucho más lejos. En ocasiones debe diseñar proyectos completos de instalación en viviendas o empresas, teniendo en cuenta un servicio adecuado de agua fría y caliente, o bien la conducción de aguas (sanitarias, pluviales o fecales), proyectos de riego en jardines o incluso paneles solares como es el caso de aquellos que calientan el agua por contacto directo.


El Carné de Instalador de Fontanería es imprescindible para poder ejercer de fontanero autónomo o contratado. Lo expide la Comunidad Autónoma en la que se encuentre empadronado el interesado. Por ejemplo, en Madrid depende de la Dirección General de Industria, Energía y Minas.


Para obtener esta licencia es necesario superar unas pruebas, tanto teóricas como prácticas. A modo de ejemplo, en la Comunidad de Madrid se suelen efectuar dos convocatorias anuales, que en 2004 han sido en enero y en junio. Actualmente no hay ninguna convocatoria abierta, aunque se espera que a finales de año se publique la próxima en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Con toda probabilidad la próxima convocatoria se iniciará en enero de 2005.


La tramitación hasta la licencia es sencilla. Consiste en superar los exámenes correspondientes, tras lo cual se solicita el carné, que se envía al domicilio por correo certificado. El Plazo Máximo de Resolución es de 3 meses y la validez de esta licencia de 5 años, tras los que es necesario su renovación.


Las pruebas tienen una parte teórica y una práctica. La parte teórica suele ser en gran medida sobre regulación legal de las actividades de fontanería. En la prueba práctica se evalúan las capacidades de los aspirantes para realizar trabajos. Por ejemplo: Croquis, trazado, dimensionado y medición de tuberías. Bombas y motores, diferentes tipos. Corte de tubos. Elementos de control, presiones de funcionamiento. Cumplimentación de impresos que debe suscribir un instalador autorizado de fontanería. Esquemas y croquis de instalaciones.


Se puede obtener más información en la Consejería Autonómica correspondiente. En Madrid sería la de Economía e Innovación Tecnológica, y en concreto la Dirección General de Industria. Teléfono 915802100. Se encuentra en la C/ Cardenal Marcelo Spinola, 14, Madrid. Metro Pio XII, y el horario de atención para esta materia es de lunes a viernes de 9 a 12 hs.


Existe un gran número de ofertas para realizar cursos de fontanería. En ocasiones estos cursos son gratuitos, destacando los que se convocan a través de los canales de formación de los servicios de empleo (INEM) u otras instituciones públicas. Las ofertas de formación en el ámbito privado son variadas. Un curso tipo de preparación para la obtención de la licencia puede costar unos 900 euros, con un total aproximado de 140 horas.


ASEFOSAM, la Asociación de Empresarios de Fontanería, Saneamiento, Gas, Calefacción, Climatización, Electricidad, Mantenimiento y Afines de Madrid, comienza cursos para la obtención de la licencia de fontanero con bastante frecuencia.


La formación para obtener la licencia de fontanero se centra fundamentalmente en lo siguiente: Fundamentos teóricos sobre física e hidráulica. Tecnología de las instalaciones domésticas e industriales de agua. Materiales que se utilizan (tuberías, griferías, herramientas, etc.). Normativa vigente, incluyendo seguridad y prevención de riesgos laborales. Montaje, mantenimiento y reparación de instalaciones domésticas e industriales. Cálculo y diseño de instalaciones. Interpretación de planos y la realización de croquis de las instalaciones.

INSTALADOR – MANTENEDOR DE CALEFACCIÓN O CLIMATIZACIÓN


Abrir un grifo en pleno invierno y que de él salga agua caliente es uno de los aspectos de una vivienda que la hacen realmente confortable, y que, tal vez por costumbre, sólo sabemos apreciar el día en que nos metemos en la ducha y el agua caliente no funciona. Se suele pensar que la instalación y mantenimiento de este servicio y del de calefacción corre por cuenta de los fontaneros, sin embargo, es necesaria una especialización que tiene su reflejo en cuatro licencias oficiales:




  • Instalador de Calefacción y Agua Caliente Sanitaria (A.C.S.)
  • Mantenedor de Calefacción y Agua Caliente Sanitaria (A.C.S.)
  • Instalador de Climatización
  • Mantenedor de Climatización

Estas cuatro licencias suelen presentarse agrupadas en las convocatorias oficiales, y dependen, -como las de electricista, fontanero, instalador de gas y otras-, de la Consejería correspondiente de cada Comunidad Autónoma. Las leyes que las regulan son por tanto autonómicas, aunque tienen un marco legal de ámbito nacional. Esto hace que las características de estas habilitaciones no difieran mucho en las distintas comunidades. De hecho, alguien con la licencia de Instalador de Calefacción de una Comunidad puede ejercer la profesión en otra, y lo mismo ocurre con los demás carnés de servicios técnicos.


En materia de calefacción, agua caliente y climatización, existe un orden predeterminado para la realización de los cursos formativos necesarios y la obtención de las licencias. En primer lugar se obtiene la de Instalador de Calefacción y ACS. Ésta da acceso a la de Mantenedor de Calefacción y ACS, o a la de Instalador de Climatización. Con cualquiera de estas dos se puede acceder a la de Mantenedor de Calefacción. Si se tiene el título apropiado de FP II, el curso que debe realizarse para la primera licencia es de menor duración.


La acreditación habilita para labores profesionales que van mucho más lejos de la instalación de una caldera en un domicilio particular. Permite, por ejemplo, diseñar una sala de calderas, asignando quien debe responder del correcto servicio de la instalación, de su seguridad y de su economía de funcionamiento.


Los cursos, que deben realizarse en centros homologados, tienen asignaturas como Física, Transmisión y efectos del calor, Conceptos básicos de electricidad, Matemáticas, Teoría de la Calefacción, Corrosión y tratamiento del agua, La instalación del combustible, Condiciones térmicas en los edificios, o Calderas y quemadores.


Las pruebas se suelen convocar dos veces al año por el departamento correspondiente de la Comunidad Autónoma. En Madrid, por ejemplo, están a cargo de la Dirección de Industria, Energía y Minas, y se convocaron en 2004 en enero y junio. Constan de una parte teórica y una práctica.


INSTALADOR DE GAS


 Los Instaladores de Gas son los profesionales habilitados para llevar a cabo el diseño y realización de instalaciones de gas en industrias y viviendas conforme a la normativa técnica y de seguridad vigentes, y también en el mantenimiento (revisión de la instalación de gas, p. ej.). Existen distintas categorías, en concreto IG-I, IG-II, IG-III e IG-IV.


La obtención de estas categorías de carnés profesionales relacionados con el gas se consigue tras la superación de las pruebas convocadas por cada Comunidad Autónoma. El correspondiente organismo también tiene la competencia de autorizar centros para la impartición de cursos.


Los requisitos específicos para cada categoría son los siguientes:


 Categoría IG I: Estar en posesión de alguno de estos títulos: Formación Profesional de Primer Grado en las ramas de Construcción y Obras, o Fontanería. Ciclo Formativo de Técnico en Montaje y Mantenimiento de Instalaciones de Frío, Climatización y Producción de Calor. Será necesario haber superado un curso de formación en un centro autorizado por la Dirección General de Industria y Energía.


 Categoría IG II: Si no se tiene el carné anterior será necesario acreditar el Título de Formación Profesional de Segundo Grado en las ramas de Construcción y Obras, Fontanería, o un Ciclo Formativo de Técnico Superior en Mantenimiento y Montaje de Instalaciones de Edificio y Proceso.


Si se cuenta con el IG I con una antigüedad de dos años, podrá conseguirse el IG II realizando un curso de formación en un centro autorizado y superando la prueba oficial, con una parte teórica y otra práctica.


Categoría IG III: Si no se tiene el anterior, podrá optarse a las prueba si se es Diplomado o Licenciado en especialidades técnicas (Física, Ingenierías...). También si se está en posesión del carné IG II con un antigüedad de dos años y se realiza un curso de formación en un centro autorizado, superando las pruebas.


Categoría IG IV: También puede accederse directamente si se es Diplomado o Licenciado en especialidades técnicas (Física, Ingenierías...). La otra vía es estar en posesión de carné IG III con una antigüedad de dos años y superar un curso de formación en un centro autorizado.


Los cursos para formarse como instalador de gas pueden encontrarse, además de en un gran número de escuelas, en las ofertas públicas de cursos, por ejemplo las del INEM. Se aprenden materias como matemáticas, elementos de las instalaciones (trabajos en las tuberías, soldaduras, accesorios en las instalaciones de gas, reguladores y válvulas de seguridad, contadores y su instalación), física, electricidad, interpretación de planos y esquemas, aparatos de utilización, cálculo de instalaciones o normativa.


La Comunidad Autónoma realiza varias convocatorias anuales para las pruebas. Por ejemplo, en Madrid han sido dos en 2004, una en febrero y la otra en septiembre.


Como ejemplo de la prueba oficial, la que se debe pasar para el carné IG I se divide en dos partes: Instalaciones y Aparatos. En la primera parte pueden encontrarse tareas prácticas como: Realización de croquis, trazado, y medición de tuberías. Fijación de tuberías y colocación de protecciones (tubos de plomo), pasamuros, vainas y sellado. Evacuaciones y ventilaciones. Ejecución con tubos metálicos y rígidos, tubos flexibles y otros materiales.


En la prueba práctica de aparatos: Montaje, conexión y puesta en marcha de un aparato de producción de agua caliente instantáneo o comprobación del funcionamiento del dispositivo de seguridad, seguido de la realización práctica de una instalación con: a) Gas canalizado. b) Botellas de gas licuado propano.


INSTALADOR ELECTRICISTA

El Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, supuso la aprobación del nuevo Reglamento electrotécnico para baja tensión, definiendo, entre otras cosas, las nuevas condiciones de obtención o convalidación de los Carnets Oficiales, así como, la actividad formativa de los centros autorizados. En definitiva, su entrada en vigor a partir de septiembre de 2003 ha traído un endurecimiento de los requisitos de acceso a los exámenes, como es el caso de los nuevos cursos homologados previos según el nivel de experiencia que acredite el candidato.


El carné de instalador electricista es un documento oficial imprescindible para ejercer esta profesión por cuenta propia o contratado por una empresa. Habilita también para tener una empresa dedicada a instalaciones o reparaciones eléctricas, aunque las instalaciones eléctricas en las que se puede actuar tienen las siguientes limitaciones: Viviendas y edificios hasta 50 KW; Alumbrados públicos hasta 20 KW; Locales públicos hasta 10 KW (exceptuando hospitales); Instalaciones de obras hasta 50 KW.


Esta licencia contempla dos categorías, la básica (categoría 1) y la


El carné habilita también para legalizar instalaciones, o para acondicionar y actualizar instalaciones antiguas, en desuso o fuera de norma, a la normativa actual.


La prueba oficial está dividida en una parte teórica y una práctica. La primera es tipo test y consta de preguntas sobre el Reglamento de Baja Tensión. La segunda consiste en casos prácticos, como ejercicios de cálculos de tensión, o relacionados con las instrucciones del Reglamento.


La experiencia profesional del interesado y su nivel de estudios (FPI, FPII, Ingeniero Técnico, etc.) determinará si necesita obligatoriamente superar ambas pruebas, sólo la parte práctica, o incluso si puede obtener el carné directamente. Por ejemplo, para obtener la licencia de la Categoría Básica de Electricista, un Técnico Medio en Formación Profesional en la rama de instalacioneselectrotécnicas y sin experiencia profesional deberá realizar un curso especializado, y superar a continuación las pruebas oficiales, con parte teórica y práctica. Sin embargo, un Técnico Superior en FP de la misma rama, con un año de experiencia en una empresa de instalaciones eléctricas de baja tensión puede obtener la licencia directamente. Esto se encuentra recogido en la normativa de cada Comunidad Autónoma. En el caso de la Comunidad de Madrid, en la página 8 del BOCM del lunes 29 de diciembre de 2003 puede verse el cuadro de requisitos académicos relativo a las últimas convocatorias


La formación como electricista comprende capítulos como Capacidad, Electromagnetismo, Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, Corriente alterna, Instalaciones de Baja Tensión, Medidas eléctricas, Seguridad en el trabajo. Funcionamiento de electrodomésticos, Líneas de Alta Tensión, etc.


Esto en cuanto a la “Categoría 1” o “básica”, pues también existe una licencia de categoría superior llamada “Categoría Especialista”. La diferencia fundamental entre ambas categorías radica en que la primera permite trabajar en menos instalaciones. Sin embargo, los requisitos de acceso al examen son los mismos en los dos casos.


A todo esto hay que añadir los cursos especializados que muchos electricistas realizan ya obtenida la licencia. Se puede realizar por ejemplo un curso de Electricista de edificios, para trabajar en una empresa de mantenimiento; o uno de Electricidad Industrial.


En cualquier caso, el curso de preparación para el examen oficial de electricista debe realizarse en una escuela homologada. Existen un gran número de escuelas que preparan para esta titulación, como es el caso de Master-D, centro ubicado en Zaragoza aunque especializado en la formación a distancia para toda España, así como, otras muchas que podrás encontrar en nuestro buscador.

Otras licencias de servicios técnicos


Existen otras licencias para puestos de trabajo técnicos cuya gestión corresponde a las Comunidades Autónomas, aunque tienen una demanda menor que las anteriores. Se podrá encontrar información sobre ellas en las páginas web relativas a Industria de cada Comunidad Autónoma. Son las siguientes:


Instaladores Frigoristas.


Conservadores-reparadores Frigoristas.


Operadores Industriales de Calderas.


Operadores de Grúas-Torre.


Maquinistas y Palistas Mineros.


Instaladores de Instalaciones de productos petrolíferos.


Instalador-reparador de máquinas de preparación rápida de café.


Instalador de aparatos a presión.


 


HABILITACIONES DE SEGURIDAD


DETECTIVE PRIVADO


Este profesional lleva a cabo investigaciones por cuenta de empresas públicas, privadas o de personas particulares, realiza indagaciones para averiguar la vida y conducta de alguna persona e investiga casos de hurto, homicidio, bajas laborales fingidas, fraudes, etc. siempre que sea a petición de la parte legítimamente interesada.


La conocida como “Licencia de Detective” es una habilitación profesional que otorga el Ministerio del Interior para ejercer la profesión. Es necesario estar en posesión previa del Diploma de Detective Privado, que puede cursarse a través del Instituto de Criminología o en algunos centros universitarios. El candidato debe también superar unas pruebas y contar con otros requisitos, como no ser funcionario, o no tener antecedentes penales.


El Diploma de Detective Privado tiene una duración de tres cursos académicos y consta de un total de 180 créditos. La preinscripción en el Instituto de Criminología se realiza en su misma en su sede, habitualmente en julio. Otros centros que lo ofertan son por ejemplo la Facultad de Derecho de la Universidad de Salamanca.


En algunos centros se ofrecen títulos de la misma naturaleza, como Experto Universitario Detective Privado, título propio de la Universidad Complutense de Madrid. En estos estudios pueden aprenderse temáticas como Psicología Criminal, Legislación o Teoría y práctica de la Investigación Privada (investigaciones financieras, búsqueda de personas u objetos, huellas dactilares, recogida de evidencias, etc.).


OTRAS HABILITACIONES DE SEGURIDAD


El Ministerio del Interior ofrece otras habilitaciones en materia de seguridad válidas para acreditar la capacidad profesional de cara a trabajar en empresas de seguridad privada u otras instituciones.


Algunas de estas habilitaciones son: Vigilante de Seguridad, Vigilante de Explosivos, Escoltas Privados o Jefe de Seguridad.


Puede conseguirse más información dentro del portal web del Ministeriodel Interior y en este documento PDF del propio Ministerio.


CONSEJERO DE SEGURIDAD


Es importante no confundir las anteriores licencias oficiales con la llamada Consejero de Seguridad. Es ésta una cualificación profesional relativamente reciente, orientada al transporte por carretera,ferrocarril o vía navegable de mercancías peligrosas. Depende por ello administrativamente del Ministerio de Fomento.


Existen cinco especialidades diferentes de Consejero de Seguridad para el transporte por carretera: Explosivos, Gases, Radiactivos, Hidrocarburos (gasóleos, gasolinas y querosenos), y Otras materias.


Dentro de las tareas de los Consejeros de Seguridad se encuentra por ejemplo el redactar un informe anual sobre las actividades de transporte de mercancías peligrosas de la empresa a que están adscritos, o redactar un parte de accidente en caso de que éste ocurra, para enviar a algunas instituciones públicas.


Los exámenes serán llevados a cabo por las Comunidades Autónomas, y serán éstas quienes en tiempo y forma publiquen en el Diario Oficial correspondiente la convocatoria de las pruebas. Las pruebas a superar son dos: 1) 50 preguntas tipo test en relación con el modo de transporte y especialidad escogida. 2) Un supuesto práctico relativo al modo de transporte y especialidad escogida.


Es importante destacar que no existen requisitos mínimos para los aspirantes, esto es, no será necesario estar en posesión de titulación alguna o experiencia previa en el sector.


OTRAS LICENCIAS


MANIPULADOR DE ALIMENTOS


Todas aquellas personas en cuyo trabajo se manipulen alimentos (cocineros, comerciantes y vendedores de alimentos, operarios de industrias alimenticias, empresarios de hostelería, etc.) deben estar en posesión de una certificación que acredite que poseen los conocimientos necesarios para dicha labor.


La gestión de estas certificaciones está transferida a las Consejerías de Sanidad de las diferentes Comunidades Autónomas, por lo que pueden recibir diferentes nombres según donde nos encontremos. No obstante, los nombres más frecuentes son Certificado de Manipulador de Alimentos, o Carné Oficial de Manipulador de Alimentos.


Existen numerosos cursosque sirven para obtener esta licencia, su duración aproximada es de 10 horas, y el precio ronda los 60 euros. Algunos de estos cursos están especializados en una tarea o área específica del sector. Por ejemplo: personal de comedores colectivos, charcuteros, pescaderos, cocineros, camareros.


Algunos de los temas comunes son: Los riesgos para la salud derivados del consumo de alimentos, Tipo de enfermedades transmitidas, o Buenas prácticas del manipulador de alimentos.


AUTORIZACIÓN PARA PROFESINALES DE PIGMENTACIÓN DE LA PIEL Y “PIERCING”


Aunque actualmente no se exige ninguna licencia a título personal para realizar “micropigmentación” o “piercing”, la tendencia actual es a regular el sector, de forma que en unos meses es muy probable que en algunas Comunidades Autónomas los profesionales deban contar con una habilitación o licencia (aparte de la necesaria para los establecimientos).


En este sentido, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está elaborando un decreto que regulará estas prácticas, según el cual el personal encargado de realizarlas deberá cursar y superar unos cursos de formación autorizados por la Dirección General de Salud Pública.


A propósito de esta reforma, se contemplan también otras medidas, como el hecho de que los menores necesiten el consentimiento paterno, que el cliente firme un documento informativo, o la prohibición de esta práctica de forma ambulante, salvo algunas excepciones.


Más información:


Convocatorias de exámenes para carnés de servicios técnicos en la Comunidad de Madrid en 2004


Boletín Oficial de la CAM sobre las convocatorias de carnés oficiales en 2004


Dirección General de Industria, Energía y Minas de Madrid


ASEFOSAM Asociación de Empresarios de Fontanería, Saneamiento, Gas, Calefacción, Climatización, Electricidad, Mantenimiento y Afines de Madrid


Decálogo del manipulador de alimentos


Legislación sobre el carné de Manipulador de Alimentos


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


Licencias y Carnets Oficiales I: TIERRA, MAR y AIRE


Seguridad, un sector en auge


Transición a la vida activa. Algunas nociones para “primerizos”



Cursos de Formación Profesional en a+