Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La Universidad Española en 2004: Datos e Ideas

La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), ha presentado su informe anual 2004 sobre la situación actual de la formación superior pública y presencial en nuestro país. Más títulos ofertados para menos alumnos matriculados, más muje

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de La Universidad Española en 2004: Datos e Ideas
Estudiantes-grado-INE

LOS RECTORES PRESENTARON LAS CIFRAS DE LA UNIVERSIDAD ESPAÑOLA


Llama especialmente la atención entre los diversos datos del informe de los rectores españoles, que lleva por título «La Universidad Española en cifras (2004)», la paradoja que se da entre el aumento de la oferta de titulaciones y el descenso de la demanda por parte del alumnado. Así, mientras el número de títulos ofertados por las universidades españolas ha aumentado durante los últimos años de 1.671 carreras a 2.259, la demanda de titulaciones ha menguado debido al paulatino descenso de matriculas en todas las ramas excepto en los estudios técnicos.


En este sentido, de 1.222.679 alumnos matriculados en enseñanzas de grado durante el curso 96/97, se ha pasado a 1.167.523 del curso 02/03. De ellos, la mayoría cursaron estudios de Ciencias Sociales (un 44,88 %), seguidos de carreras técnicas (27,97%), Humanidades (10,50%), Ciencias Experimentales (9,43%) y, por último, Ciencias de la Salud con un 7,22%). Por otra parte los estudios que más oferta la Universidad Española son los de Ciencias Sociales con 825 títulos, seguidos de los estudios técnicos (687), Humanidades (350), Ciencias Experimentales (237) y Ciencias de la Salud con 160 títulos.


En cuanto a la demanda académica de postgrado, durante el pasado año cursaron este tipo de estudios en las universidades públicas presenciales españolas un total de 139.734 alumnos, de los que 72.091 hicieron cursos de títulos propios de las universidades y 67.643 lo hicieron en planes de Doctorado. De todos ellos, el 35,06% lo hicieron en Ciencias sociales; el 21,65% en estudios técnicos; el 18,93% en Ciencias de la Salud; el 15,64% en Humanidades y el 8,72% en Ciencias Experimentales.


Por su parte, las universidades presentaron una oferta de postgrado con un total de 5.981 programas, de los que 3.621 correspondieron a títulos propios y 2.360 a estudios de Doctorado. Ciencias Sociales, estudios técnicos, Ciencias de la Salud, Humanidades y Ciencias Experimentales fueron las ramas con mayor número de programas ofertados, por este orden.


En otro sentido, las mujeres superan ya en número a los hombres en las universidades españolas, excepto en las carreras técnicas. Del total de alumnos matriculados durante el pasado curso, el 53,89% fueron mujeres frente al 46,11% de estudiantes masculinos. También hay más becarias que becarios, mujeres que hombres de nuevo ingreso y alumnas de Doctorado que alumnos, datos que certifican el avance que viene experimentando la mujer respecto al hombre en todos los órdenes de la Universidad durante los últimos años, excepto en el número de altos cargos universitarios todavía dominado por el componente masculino.


Por otra parte, el número de universitarios becados por la Administración durante los años de Gobierno del Partido Popular se redujo un 24,84%, según el mismo informe de la CRUE. No obstante, el gasto total en ayudas se incrementó un 10,24% y la financiación media por becario aumentó un 46,29%. Las conclusiones indican que el número de alumnos universitarios becados por el entonces Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pasó de 252.825 en el curso 1996-97 a 190.011 durante el pasado año académico 2002-03. Asimismo la caída en cuanto a número de estudiantes becados coincide con el descenso de las ayudas al estudio en un 17,50%, concretamente de 637.972 a 526.328 en el mismo periodo de tiempo.


Los datos extraídos del informe podrían tener cierta justificación si se tiene en cuenta que también descendió la demanda de becas. En siete años se pasó de 367.000 peticiones a 310.000, aunque según el coordinador del informe de la CRUE y gerente de la Universidad de Jaén, Juan Hernández Armenteros, la bajada en la demanda de becas se debió principalmente a que no se actualizó la renta máxima permitida para la obtención de una beca, por lo que al ser los ingresos más elevados que en años anteriores cada vez menos alumnos podían solicitarla.


Los rectores destacan también en su informe que el gasto público global en la Universidad española apenas se alteró durante la etapa del Gobierno Popular. En este sentido sigue habiendo diferenciasentre comunidades autónomas a la hora de destinar las partidas presupuestarias a la formación superior. Por ejemplo, el gasto público por estudiante en Navarra (comunidad que más invierte con 7.639 euros), Baleares (6.828), Cataluña ( 6.232) Madrid (5.967), Comunidad Valenciana (5.819) oPaís Vasco, con 5.556 euros, es mayor que el realizado en Galicia (4.526), Andalucía (4.201) y Extremadura, que tan solo aporta un gasto total por estudiante de 3.520 euros, según los datos correspondientes al pasado curso académico.


Por último, los rectores destacan en su informe que en el cómputo general de las universidades se invierte ya el 11% de su gasto en investigación, del que las cuatro quintas partes se destina a gastos de funcionamiento y la cantidad restante en equipos de estudio. Asimismo la Universidad ingresa por la investigación básica, siempre en términos generales, el 69,39% de los recursos, en su mayoría proveniente de la Administración pública, mientras que los ingresos por investigación aplicada suponen el 30,61%, la mitad de ellos procedentes del sector privado.


*  *  *  *


Enlaces de interés:


Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE)


Becas y ayudas del MEC

Ministerio de Educación y Ciencia

LAS UNIVERSIDADES SE LAS INGENIAN PARA MATRICULAR NUEVOS ALUMNOS


Que la Universidad española pierde alumnos año tras año es un hecho contrastado. Sólo en los centros públicos, y según el último informe anual de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, CRUE, de 1.222.679 alumnos matriculados en enseñanzas de grado durante el curso 96/97, se ha pasado a 1.167.523 del curso 02/03. Aunque éste puede ser un dato alarmante hay algunas voces autorizadas de la Administración que le miran el lado bueno, argumentando que con esta progresión a la baja se evita la masificación y los profesores pueden dedicar más tiempo a la investigación.


Sobre las consecuencias que puede reportar este paulatino descenso de alumnos matriculados en la Universidad, también el Ministerio de Eduación y Ciencia estima que la tendencia al equilibrio entre oferta y demanda contribuirá a impartir una enseñanza de calidad si se reduce la masificación, así como a la modificación de la estructura universitaria de cara al Espacio Único Europeo de Enseñanza Superior.


En este sentido, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el caso concreto del pasado año y contabilizando de forma conjunta a las universidades públicas y privadas, el número de alumnos matriculados en el curso 2003/2004 fue de 1.473.448, un1%menos que el año anterior, en el que se matricularon 1.488.161. Comunidades autónomas como Extremadura, Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha y Castilla y León, son las que más notan los efectos de la falta de alumnado universitario, que se da en menor medida en Madrid, Cataluña o País Vasco. No obstante el sector de la formación universitaria a distancia u on line experimentó el pasado curso académico una espectacular subida en cuanto al número de alumnos matriculados, ya que universidades como la UNED y la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), aumentaron un 10,06 y un 11,34%, respectivamente.


Menos plazas para equilibrar


Por otra parte, El Consejo de Coordinación Universitaria ha informado recientemente de la oferta de plazas en las universidades públicas para el próximo curso 2004/2005, con un total de 304.694 plazas, de las que 261.474 serán de nuevo acceso. En total se ofertan 2.357 plazas menos que el pasado curso en las universidades públicas españolas debido al ajuste interno realizado en las titulaciones que tienen una menor demanda. Esto en principio no debe suponer un gran problema para los estudiantes que deseen realizar una carrera universitaria, ya que el pasado año quedaron vacantes unas 47.000 plazas, el 17% de las ofertadas, debido en gran parte a la caída demográfica que viene sufriendo nuestro país durante los últimos años. Además de la causa demográfica, los expertos también apuntan al aumento de titulaciones durante los últimos años y de universidades, sobre todo privadas, o el distrito abierto, que permite a los alumnos de toda España cursar la carrera en la universidad pública que prefieran.


En cuanto a las cifras específicas de este apartado, las titulaciones de Ciencias Sociales y Jurídicas siguen siendo las más ofertadas con un total de 141.768 plazas, unas 200 más que el año pasado, mientras que las titulaciones de Ciencias de la Salud son las más escasas con tan solo 21.431 plazas, también unas 200 más que el pasado año. Igualmente, otras carreras tienen una gran demanda entre los universitarios como lasrelacionadas con la Comunicación, Ciencias de la Actividad Física o el Deporte, Administración y Dirección de Empresas, Educación Social, Turismo y algunas especialidades de Maestro.


Por el contrario, las titulaciones de Ciencias Experimentales se mantienen en cuanto a número de plazas respecto al pasado curso con 26.227, mientras que las de Enseñanzas Técnicas tendrán 80.107 plazas, 767 menos que en el curso 2003-2004, aunque en este caso la demanda es prácticamente igual que la oferta excepto en carreras como Ingenierías de Minas y Montes o Navegación Marítima, donde la demanda es menor. Asimismo la oferta de plazas para carreras de Humanidades también desciende con 750 plazas menos y un total de 35.161 plazas para el próximo curso, ya que la demanda también es menor salvo en titulaciones como Bellas Artes y Traducción e Interpretación.


Captación de alumnos


Ante el descenso de la población universitaria las instituciones han entrado en una feroz competencia para atraer alumnos. Casi todo vale para hacer más atractiva la oferta de cada universidad, desde la búsqueda de estudiantes extranjeros hasta el lanzamiento de campañas agresivas de publicidad, pasando por la oferta de materias a través de la red o el fomento de la Universidad para mayores. Pero también Las universidades están apostando por una oferta de títulos más atractiva y con mejores perspectivas laborales, como pueden ser los masters, títulos propios, pasarelas, dobles titulaciones o estudios de Doctorado, muy valorados éstos últimos por los estudiantes extranjeros, sobre todo latinoamericanos.


Otro de los métodos que se sigue utilizando desde hace varios años por la mayoría de las universidades para captar alumnos es el de celebrar jornadas de puertas abiertas para estudiantes de Bachillerato. Normalmente son organizadas por las Facultades de las universidades, que informan a sus futuribles alumnos sobre las excelencias de los estudios que allí se imparten, mirando sobre todo a las salidas profesionales a las que podrán optar una vez concluidos sus estudios.


Asimismo, las campañas de publicidad suelen ser muy importantes para los departamentos de marketing de las universidades, que no dudan en invertir buena parte de su presupuesto en cuñas de radio, portales de Internet especializados e incluso anuncios en televisiones locales y autonómicas. El auge de las nuevas tecnologías y de la red permite a las universidades clasificar su oferta de cursos de forma segmentada en portales formativos como aprendemas.com, que ofrece a los usuarios una forma cómoda y ágil a la hora de analizar todas las posibilidades del mercado educativo.


Otra de las iniciativas para atraer a nuevos alumnos es la oferta de títulos propios de las universidades y programas de Doctorado. Las universidades públicas presentaron una oferta de postgrado durante el pasado curso con un total de 5.981 programas, de los que 3.621 correspondieron a títulos propios y 2.360 a estudios de Doctorado, que lograron interesar a casi 140.000 alumnos en toda España.


La desesperación y la «guerra» entre opciones puede llegar a ser tal que en algunos casos, como viene ocurriendo durante los últimos años con ingenierías superiores de Navales o Minas, llegan a ofrecer incluso la matrícula gratuita para los alumnos que superen la calificación de siete en la selectividad y elijan como primera opción estas titulaciones. Esta circunstancia puede beneficiar a los alumnos de universidades como la de A Coruña, Politécnica de Madrid o escuelas superiores técnicas de Oviedo o Vigo, cada vez con menor número de alumnos a pesar de tratarse de estudios con salidas profesionales sin apenas desempleo.


Pero una de las iniciativas más llamativas en cuanto a la captación de alumnos se refiere la ha llevado a cabo este año la Universidad de Vigo, que a través de un juego de Internet pretende atraer a nuevos estudiantes para sus aulas. Uvicus’04 es un juego de publicidad sobre la vida universitaria en Vigo. Los usuarios registrados en el juego deben superar misterios y juegos de acción con el Campus de Vigo como telón de fondo, acercándose a sus alumnos potenciales con un lenguaje familiar en el momento de tomar una decisión sobre la universidad en que van a estudiar.


La solución viene de fuera


Por otro lado, de igual forma que los empresarios buscan en los ciudadanos extranjeros una solución para sus problemas de falta de mano de obra, las universidades españolas miran cada vez más al exterior para encontrar nuevos alumnos con que llenar sus aulas. La Complutense de Madrid, por ejemplo, tiene un gran éxito en el campo de los estudios de postgrado con la incorporación de alumnos foráneos, sobre todo latinoamericanos. En este sentido, de los más de 2.000 alumnos que se han matriculado este año para los cursos de la Escuela Complutense de Verano casi la mitad proceden de otros países de habla hispana, que ven en esta actividad una buena oportunidad para ampliar sus estudios oficiales. Varios docentes de la Universidad de Sevilla han visitado recientemente algunas de las más importantes localidades de Marruecos para explicar las excelencias de la universidad hispalense, y las universidades de Salamanca y la Rioja cuentan entre sus alumnos con un número muy elevado de estudiantes extranjeros, principalmente en títulos propios ydoctorados.


No en vano, los estudiantes universitarios provenientes de otros países han aumentado un 60% durante los últimos siete años. Según el Consejo de Coordinación Universitaria, el 1,9% de los estudiantes matriculados en las universidades españolas, públicas y privadas, proceden de más allá de nuestras fronteras, mientras que en 1.996 este porcentaje alcanzaba sólo al 0,68%. Más del 46% de estos estudiantes son del continente europeo (Unión Europea más el resto de países europeos), mientras que los latinoamericanos representan el 26,70%, superando por muy poco a los africanos con casi el 21%, y seguidos a mucha distancia por los asiáticos con el 5,37% y el 0,24%.


Durante el pasado curso fueron 29.500 los alumnos extranjeros matriculados en las universidades españolas, de los que aproximadamente 18.500 realizaronn alguna licenciatura o diplomatura y otros 11.000 lo hicieron en cursos de Doctorado, Máster y otros cursos de postgrado. De ellos, el 92 por ciento estudiaron en universidades públicas españolas mientras que el resto lo hicieron en las privadas. Asimismo, las comunidades autónomas que más estudiantes extranjeros acogieron en sus universidades fueron Madrid y Andalucía, que superaron la barrera de los 3.000 alumnos, mientras que Cantabria y La Rioja no llegaron al centenar.


Por otra parte, la Declaración de Bolonia prevé que en el año 2010 todos los países de la Unión Europea deben tener armonizado sus sistemas universitarios con la consiguiente unificación de los programas universitarios. Con esta medida será cada vez más fácil que muchos estudiantes de países de la UE, sobre todo de los recién incorporados, vengan a estudiar a España, aunque también serán muchos los estudiantes españoles que decidan cursar sus estudios oficiales en otros países europeos.


* * * *


Enlaces de interés:


Conferencia de Rectores de Universidades Españolas


Ministerio de Educación y Ciencia


Consejo de Coordinación Universitaria


Instituto Nacional de Estadística


Contenidos relacionados en Aprendemas.com :


La calidad y financiación en la Universidad a debate


El gobierno del “cambio tranquilo” llega comprometido con la Educación Superior


“No tenemos que enseñar conocimientos sino enseñar a adquirir esos conocimientos”


La LOU pisa el acelerador (Especial 2003)


Una mirada a Bolonia a las puertas del 2004


Sobre las becas y otras posibilidades de financiación en la educación


Universidad e Investigación, sonrisas y lágrimas


El Ministerio de Educación quiere masters oficiales

EL MECD “europeíza” el sistema de créditos


Llegó la LOU y la Universidad en pie de guerra (2002: Claves)


Por una Universidad más Universal (I): “Estudiantes Maduros”

Por una universidad más universal (II): “Universidad para mayores”


La universidad en tiempos de crisis

Más becas y reforma de la LOU en el discurso de investidura de Zapatero