Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La Red y los blogs cambian las reglas de contratación

Que las nuevas tecnologías han transformado el mundo laboral más que una teoría es un hecho contrastado, como también que se trata de un proceso todavía abierto. La popularización de los blogs ha convertido a estos cuadernos de bitácora en una valios

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de La Red y los blogs cambian las reglas de contratación
Estudiantes-grado-INE

Internet se ha convertido desde hace tiempo en uno de los grandes protagonistas del mercado laboral. La Red ha desbancado a herramientas tradicionales en la búsqueda de trabajo y es la herramienta más utilizada (81,1%) por delante de otras más tradicionales como las bolsas de empleo o el propio Inem, además de canalizar cerca del 30% de todas las ofertas en España. Los 4.785.729 de candidatos que afirma tener Infojobs son un buen ejemplo del poder de este medio que, sin embargo, sigue evolucionando y transformado el sector gracias a un papel más activo por parte de las empresas y los propios candidatos.



Hasta hace relativamente poco tiempo las compañías se conformaban con estar presentes en la Red a través de sus páginas corporativas con alguna esporádica oferta de empleo y su inscripción en los grandes portales de trabajo. Sin embargo, la interactividad que ha ganado Internet con la aparición de la web 2.0 y un recrudecimiento de la ‘guerra por el talento’ han dado un vuelco a la situación. Así, por ejemplo, el 25% de los departamentos de Recursos Humanos (RRHH) del Reino Unido navegan en busca de información sobre sus candidatos y, lo que es más importante, tienen muy en cuenta sus hallazgos en su decisión final. Y en todo este proceso de búsqueda los blogs y las redes sociales (network en inglés) se están convirtiendo en los ‘reyes’ indiscutibles.



Los blogs pueden definirse como un sitio web personal donde se escriben periódicamente, como un diario online, sobre distintos temas que le interesan al usuario. Según Tecnorati en abril de 2007 existían 71 millones de bitácoras cono una tasa de crecimiento de 120.000 diarios. Se trata de un fenómeno tremendamente extendido en Estados Unidos y que desde 2006 tampoco ha dejado de tomar impulso en España. Todavía no son muchas las empresas nacionales que lo utilizan en la búsqueda de talento, aunque sí se ha convertido en una herramienta habitual para las grandes corporaciones norteamericanas y consultoras de Recursos Humanos (RRHH) como Catenon o Adecco.



Para Ryan Loken, jefe de selección de Wal-Mart, estas bitácoras se han convertido en “un instrumento más dentro de mi caja de herramientas”. No en vano, dedica cerca de dos horas semanales a bucear por la blogosfera en busca de nuevos talentos e información adicional sobre los candidatos que entrevista. A fin de cuentas un blog contiene tanta o más información acerca de un trabajador que su propio curriculum vitae. A través de los comentarios es posible conocer aspectos como la capacidad crítica y de escritura, las aptitudes comunicativas y un poco más acerca de las ideas de cada persona.



Los blog se han convertido en una de las mayores fuentes de talento e incluso un elemento decisivo en el panorama laboral estadounidense. El caso de Brian Balfour, publicado en Wall Street Journal, es muy ilustrativo. Gracias a su bitácora personal (www.sociadegree.com) logró un trabajo en Zoom Information, que recientemente ha abandonado para crear su propia empresa. Este tipo de herramientas sirven para ganarse una reputación online y demostrar el nivel efectivo de conocimientos que el blogger posee sobre el mercado, precisamente lo que Hsien-Hisien Lei asegura que hizo a través de su bitácora, especializada en genética y que le dio oportunidad de trabajar en una consultora.



Las opiniones también cuentan



Pero no sólo se trata de los comentarios vertidos por el propio blogger, sino también las referencias que recibe de otros internautas y otras páginas similares. En este sentido, de las 125 personas que Loken ha contratado gracias a estas bitácoras, la gran mayoría llegaron a sus oídos por referencia en otros ‘diarios’ y de otros escritores. Es otra forma de hacer networking y crear una buena red de contactos, la fórmula más antigua para encontrar trabajo.



Una encuesta realizada por Eurostat, la oficina estadística europea, desvela que un 71,8% de los parados o trabajadores que quieren cambiar de empleo recurren a la familia o a sus círculos de amistades por sólo un 52% que primero envía su currículo a una web especializada. El uso de la redes de contactos en el mundo laboral no es nuevo, pero ha aumentado en los últimos hasta el punto que según un informe de Infoempleo el 70% de los empleos se encuentran a través de contactos y tan sólo el 20% de las ofertas de empleo llegan efectivamente a publicarse. El resto se completan antes de ver la luz a través del personal de la propia compañía. Y las que las pocas que superan el ‘corte’ empiezan a aparecer prioritariamente en medios especializados antes que en los portales generalistas. En su contra, muchos menos usuarios y a su favor, un público objetivo mejor delimitado. En definitiva, cantidad frente a calidad.



El auge de sitios como HotJobs de Yahoo (su número de usuarios ha crecido un 53% en el último año), Dice.com (34%) o Healthcaresource.com (36%) en Estados Unidos contrasta con el estancamiento de otros generalistas como Monster.com o Carrerbiulding.com. En España comienza también a apreciarse esta tendencia y como en otros tantos apartados, son las empresas tecnológicas quienes se sitúan como punta de lanza con páginas. Tecnoempleo o Itworks son sólo dos ejemplos, aunque también hay otros como Turijobs, dedicados al sector turístico o Ambientum, que se centra en medio ambiente. La Red ya revolucionó en su día el mercado de la búsqueda de empleo y ahora vuelve a introducir nuevos cambios según cuenta con más herramientas para mejorar la interactividad entre los internautas.



Internet ha dado un nuevo significado a la palabra networking eliminando, entre otras, las barreras geográficas para hacer contactos. Así, redes de carácter más personal como Facebook, MYSpace, Linkara, Orkut o Friendster han proliferado enormemente. El caso de la primera es especialmente significativo, pues en 2007 superó los 50 millones de usuarios, lo que motivó una inversión de 163 millones de euros por parte de Microsoft para hacerse con una participación del 1,6%. Así, este tipo de redes ya no sólo están ‘infestadas’ de adolescentes, sino de profesionales a los que las empresas pueden ‘espiar’ para conocer su verdadera relación con el mercado y un poco más acerca de su círculo de amistades y contactos.  Además, no hay que olvidar otros ‘clubes’ especializados y más enfocados al mundo profesional como Neurona, eConozco, Xing, Viadeo o Linkedin.



Con una simple búsqueda en Google o cualquier portal especializado (Agregax, Zoominfo o InfoSpace, entre otros) del nombre y apellidos del candidato un reclutador puede hacerse una imagen más que sólida de sus logros reales. Internet dispone de infinidad de información de todo el mundo, mucha de ella incluso desconocida para los propios interesados y un blog puede servir, entre otras cosas, para mitigar el efecto de otros ‘datos’ no tan positivos (muchas veces derivados de bromas entre amigos) que navegan a sus anchas.



José M. Aguilar revela en su blog Variable not found las diez formas en las que una bitácora sobre tecnología puede ayudar a su autor a triunfar en el mercado laboral, ya que:



1-      Demuestra sus conocimientos.


2-      Demuestra su capacidad de aprendizaje.


3-      El simple hecho de ser blogger demuestra la pasión por su profesión.


4-      Tomarse la molestia por escribir sin ánimo de lucro también demuestra su capacidad de trabajo.


5-      Expone rasgos importantes de su personalidad (luego será la empresa quien decida si encaja o no en su filosofía corporativa).


6-      Demuestra sus habilidades literarias.


7-      Fortalece y demuestra su capacidad de comunicación.


8-      Demuestra su experiencia, incluso para los que no la tienen, ya que es un indicativo de su iniciativa y su capacidad de investigación, lo que, en el fondo, es clave para cualquier trabajo. En el ámbito tecnológico es todavía más importante.


9-      Gana prestigio dentro de su sector.


10-   Y sobre todo, destacar.



En un mercado laboral saturado por la cantidad de currículos es imprescindible despuntar de alguna forma para distinguirse del resto de candidatos. El blog se convierte así en una herramienta más para lograrlo como antes podría ser una original carta de presentación o entregar la solicitud ‘en mano’.

Consejos para redactar un buen blog ‘laboral’



Pero para crearse un nombre en la Red hay que hacer algo más que simplemente escribir. El blog es como una carta de presentación que es necesario cuidar, ya que de otra forma en lugar de mejorar la proyección del candidato lo que hará será sepultar sus posibilidades laborales. En este sentido, antes de embarcarse en la tarea de crear una bitácora orientada a conseguir un empleo, hay que ser consciente del sacrificio que supondrá en términos de tiempo y esfuerzo. Wall Street Journal añade una serie de recomendaciones para llamar la atención de los departamentos de selección de personal:



1-      Identificar claramente la temática del blog.


2-      Demostrar conocimiento de la actualidad en general y del sector.


3-      Ofrecer más información acercar del perfil profesional del blogger.


4-      Utilizar el sentido común para esquivar los temas conflictivos o escribir comentarios negativos acerca de la empresa.


5-      Omitir todo tipo de información personal que no sea relevante desde un punto de vista profesional.


6-      Mantener el blog actualizado con por lo menos tres entradas mensuales.


7-      Contribuir a otros blogs a través de enlaces y comentarios.



Por otra parte, siempre hay que cuidar otros apartados como el redactar con propiedad, sin fallos gramaticales ni ortográficos, además de asegurarse que los enlaces a otras bitácoras y contenidos funcionan correctamente. Del mismo modo, tampoco es conveniente expresar de forma excesivamente clara si se quiere cambiar de trabajo.



Un arma de doble filo para las empresas



La proliferación de los blogs también ha irrumpido con fuerza en el mundo corporativo con las multinacionales a la cabeza. De hecho, muchos consejeros delegados de estas compañías estadounidenses  contribuyen desde hace tiempo al aumento de la blogosfera. En España todavía no hay muchas grandes empresas que se hayan atrevido a dar este paso, más común en las pyme. El caso más significativo es el de Rosa García, presidenta de Microsoft Ibérica que hace apenas unos meses estrenó su bitácora bajo el nombre de El Ventanal.



Algo parecido ocurre en el caso de los empleados, que muchas veces prefieren crear ‘diarios’ paralelos sin identificarse para permanecer en el anonimato. Uno de los más conocidos es el de Mini-Microsoft, desarrollado por un interno muy crítico pero cuya aportación sirvió para ‘revolucionar’ la gestión de RRHH del gigante electrónico, como comenta en su blog Enrique Dans. Sin embargo, casos como este no suelen ser habituales, por lo que muchas compañías siguen sin apoyar a los trabajadores que deciden probar suerte en la blogosfera. Entre los argumentos de los jefes, Sean O’Driscoll precisa también desde Microsoft algunos como una posible caída en la productividad (“mis empleados ya tienen un trabajo a jornada completa, no puedo permitirme que se pongan a blogear”), o una posible deficiencia en la calidad de unos contenidos que, por otra parte no podría supervisar el departamento de marketing. A estos dos puntos habría que añadir cuestiones legales y un posible exceso de transparencia. No hay que olvidar que la línea que divide el contenido público y privado a veces es muy fina.



Además, al permitir que sus empleados tengan un blog también se exponen a que la competencia decida tentarlos. Y pese a todo algunas compañías alientan a sus empleados a seguir escribiendo en la red. Microsoft es una de ellas, al igual que Vodafone (dispone de un blog exclusivo para sus empleados) y Sun Microsystem con su presidente, Jonathan Schwartz  (un recocido blogger cuya bitácora está también disponible en Español) como impulsor, son sólo unos ejemplos. Desde su punto de vista, dejar que los trabajadores se expresen libremente en Internet les otorga más credibilidad, les hace más transparentes y, sobre todo, les permite estar en contacto directo y real con el mercado y sus clientes.



Quizás el caso de Musician’s Friend Inc, que Wall Street Journal ilustra en un artículo sea el mejor ejemplo. La compañía, con sede en la localidad rural de Medford (Oregón) contrató al cazatalentos Harry Joiner para cubrir dos puestos. En seguida éste se dio cuenta de que la mayoría de candidatos utilizaba la localización como un argumento en contra de aceptar la oferta, para lo que uso el blog personal del director de e-Comercio, Marketing y Relaciones, So Yung Park,  con los clientes para dar la vuelta a la situación. En su bitácora describía su traslado desde Nueva York y cómo fue su adaptación a la nueva ciudad (desde conducir por primera vez hasta los excrementos de osos que encuentra habitualmente cerca de su nueva casa), lo que sirvió para animar a mucha gente a, por lo menos, considerar la oferta. Además, la propia blogger ha admitido que desde que comenzó a escribir su ‘diario personal’ ha recibido varias llamadas de otros headhunters.



La tecnología al servicio del empleo



Aunque los blogs comienzan a ser la herramienta de moda dentro de los departamentos de RRHH en Internet, también han surgido otra serie de instrumentos relacionados con el mundo laboral y que poco a poco van ganando terreno. Así, YouTube, ha terminado sumándose a este nuevo formato de currículo. El que fuera nombrado invento del año en 2006 por la revista Times ya cuenta con los primeros videocurrículos. Se trata de archivos con una duración aproximada de entre cinco y diez minutos donde el candidato expone su formación, preferencias personales, experiencia laboral… Estos archivos se alojan posteriormente en YouTube u otros portales similares y se remite el enlace a las empresas en las que el candidato está interesado.



El sistema aporta ventajas para ambas partes, ya que en apenas media hora la compañía puede revisar hasta diez videocurrículos y evitarse así cerca de tres horas de entrevistas, además de contar con una imagen visual del candidato. Esta herramienta es un complemento ideal al currículum tradicional y a los blogs, en los que además se puede incluir el enlace o el video directamente. Evidentemente, también entraña sus riesgos, como narra un artículo de El País. Uno de ellos es el convertirse, sin quererlo, en una estrella mediática, precisamente lo que le ocurrió a Aleksey Vayner, un estudiante de la Universidad de Yale que optó por esta fórmula y remitió su propuesta laboral a UBS bajo el título ‘Nada es imposible’.  La espectacularidad del ‘corto’, donde aparecía rompiendo ladrillos y practicando artes marciales hizo que alguna persona de la consultora lo hiciese circular por la red hasta convertirse en todo un fenómeno.



Algo similar ocurre con Second Life, un mundo virtual en tres dimensiones donde cada persona se crea su ‘yo virtual’, llamado avatar. Esta comunidad, llamada a ser uno de los grandes protagonistas del año pero que todavía no termina de dar el salto definitivo, ha atraído la atención de todo tipo de sectores desde el académico (ya hay universidad online) hasta el automovilístico pasando por el textil. Y como no podía ser de otra forma, las consultoras especiazas en contratación de personal también han terminado por entrar en este nuevo entorno digital.



La apuesta parece seria y, de hecho, Second Life ya ha vivido su primera feria de empleo, organizada por TMP Worldwide Advertising & Communications LLC y que contó con la participación de compañías como Hewlett-Packard, Microsoft o Sodexco. Para las empresas y cazatalentos este espacio virtual les brinda la oportunidad de mantener entrevistas ‘cara a cara’ con un coste mucho menor que el que supondría organizar un evento de estas características en el mundo real. Además, hace posible que empleados de todo el mundo puedan acudir a la cita, algo inviable en el formato clásico.



Evidentemente no todo son ventajas. Para empezar el número de asistentes debe limitarse para no sobrecargar el sistema. En otro evento organizado por la consultora Bain & Co con estudiantes de MBA sólo pudieron atender a aquellos alumnos con ofertas en Nueva York y Chicago. Por otra parte, las diferencias de zonas horarias llevan a confusión en muchas de las citas (se entrevista a personas e todo el Globo) hasta el punto que de en la feria de TMP de las 209 citas concertadas apenas 150 pudieron llevarse a cabo. Todo ello sin tener en cuenta las dificultades inherentes a crear y manejar uno de estos avatares. De hecho, durante algunos encuentros los entrevistados, incapaces de controlar su otro ‘yo’ han llegado a sentarse en la mesa del entrevistador e incluso a levitar, a lo que hay que añadir posibles diferencias en la apariencia digital y real junto con un lenguaje corporal totalmente distinto del que estamos acostumbrados.



Todavía queda mucho camino por recorrer no sólo a Second Life, sino también al resto de herramientas laborales de la red, muchas de las cuáles están todavía por descubrirse. Lo único seguro es que Internet y las nuevas tecnologías han abierto un nuevo abanico de recursos que hacen de la búsqueda de trabajo para los candidatos y de talento para las empresas una tarea más sencilla y completa donde el engaño es cada vez más complicado.


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



El Networking, una forma diferente de hacer negocios


La UPNA y el IE ya tienen campus en Second Life



Dominios ‘.es’ gratuitos para los menores de 30 años


 


Últimos datos de empleo: una de cal y otra arena