Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

La crisis se pasea por las bolsas de empleo universitarias

Pese a la opinión general que piensa que en tiempos de crisis las empresas ‘tiran de becarios’, la realidad dice todo lo contrario y es que, las bolsas de empleo de las universidades han notado un ligero descenso en las ofertas de prácticas durante e

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de La crisis se pasea por las bolsas de empleo universitarias
Estudiantes-grado-INE

Las bolsas de empleo de las universidades comienzan a acusar los efectos que el paro y la crisis económica dejan cada día en nuestro país. Y es que, frente a la opinión general que piensa que en tiempos de crisis las empresas contratan más becarios y reducen su plantilla, la realidad se muestra bien distinta.


 


Según los datos que se desprenden de un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Madrid y la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT), más de 951.000 personas menores de 30 años se ha quedado en paro durante los últimos meses. Esta cifra indica que hay un 35,6% más que en el mismo periodo de 2008.


 


Los departamentos de orientación laboral y empleo de algunas universidades españolas como la de Navarra, la Antonio de Nebrija o la Pontificia de Comillas, aseguran que, por regla general, han descendido las ofertas gestionadas por la bolsas de empleo de estos centros.


 


A estas afirmaciones se une también la Universidad de Valencia, desde cuyo Observatorio de Inserción Profesional aseguran que, comparando el primer trimestre de 2009 con el del año anterior, ha habido un descenso de un 60% en el número de ofertas de prácticas gestionadas desde este departamento.


 


Las tres universidades privadas coinciden en afirmar que los descensos en las prácticas se han producido sobre todo en algunos sectores, ya que en otros se ha mantenido el número de ofertas que se gestionaron el pasado año.


 


De esta forma, la mayor pérdida de ofertas de prácticas se ha registrado en las titulaciones que tienen que ver con el sector financiero y banca, como son: Administración y Dirección de Empresas, Económicas o la diplomatura de Empresariales.


 


Sin embargo, y según confirma el responsable del Centro de Asesoramiento Profesional de la Universidad Antonio de Nebrija, Antonio Pérez Castro, dentro del sector bancario, el único departamento que sí mantiene el número de ofertas de prácticas respecto a años anteriores es el de ‘Riesgos y Morosidad’. Según Pérez Castro, muchas empresas dedicadas a negocios en el sector financiero y bancario están llevando a cabo una “política de contratación cero” de becarios en la actualidad.


 


Sin embargo, para otras titulaciones como las ingenierías o las que están dentro del área de la salud, las ofertas de prácticas se han mantenido más o menos al mismo nivel que en años anteriores.


 


Como novedad, desde la Oficina de Prácticas y Empleo de la Universidad Pontificia de Comillas, indican que en titulaciones que están dentro del área de Ciencias Humanas y Sociales (Filosofía, Psicología, Magisterio, Traducción e Interpretación, Sociología y Trabajo Social), se ha producido un ligero incremento en la demanda de becarios para prácticas profesionales en empresas.


 


Como dato curioso también cabe destacar que las ofertas de empleo que gestionan las universidades están ahora más dirigidas a perfiles ‘senior’ y menos a perfiles de recién licenciados y, según revela Pérez Castro, esto puede ser debido a que las compañías cubren sus necesidades con personal interno, redistribuyendo el trabajo e intentando no incrementar costes porque, pese a lo que muchos piensan, “los becarios no sustituyen a trabajadores”.


 


“Las empresas acabaron y han comenzado el año muy paradas, con procesos de selección abiertos que se caen una vez empezados o que se gestionan de manera muy lenta. Entiendo que, a nivel general en España, las ofertas de prácticas deben haberse reducido entorno al 30% o 40%”, comenta el responsable del Centro de Asesoramiento Profesional de la Nebrija.


 


Por su parte, Francisco Javier Landa, director de la Oficina de Salidas Profesionales de la Universidad de Navarra, asegura que una de las tendencias que están experimentando las bolsas de empleo universitarias es un desplazamiento de las ofertas de trabajo hacia los programas de postgrado, donde el descenso está siendo “más atenuado” que en otras áreas universitarias.


 


Comenta que en el caso concreto de la Universidad de Navarra, el número de alumnos que ha iniciado un programa master es similar al del año pasado y también se sigue manteniendo un índice del 85% de inserción laboral a la finalización del mismo.


 


 “Pese a que las ofertas son menores, sigue habiendo trabajo. Los futuros profesionales han de entender que esta situación es temporal y han de saber adaptarse al mercado laboral”, comenta el responsable del departamento de empleo de la Universidad de Navarra.


 


Además, señala que otro dato significativo y que deriva sobre todo de la situación de crisis que se está viviendo en España actualmente, es la proliferación de foros de empleo que está habiendo en todas las universidades españolas, tanto públicas como privadas.


 


Ser universitario NO siempre es mejor


 


Según datos del Observatorio Joven de Empleo en España elaborado durante el primer trimestre de 2009, los jóvenes españoles que son graduados universitarios tienen menos posibilidades actualmente de tener un contrato indefinido que los trabajadores que tienen una FP de grado medio o superior.


 


Esto se traduce en que se ha producido un aumento en la temporalidad de los contratos de profesionales universitarios que ya se sitúa en torno a un 47,8% en los hombres y en el 51,9% en las mujeres.


 


Además, este estudio también revela que la comunidad autónoma que menos paro juvenil registra es Asturias, con una tasa del 4,47% frente a la media del resto de regiones que gira en torno al 24,7%.


 


Sobre este tema del empleo juvenil en España, ha querido opinar también la OCDE y por ello en el año 2007 elaboró un informe titulado ‘Lo que España debe hacer más por los jóvenes y el trabajo’, en el cual ofrece algunas recomendaciones prácticas para mejorar la contratación de jóvenes en nuestro país.


 


Este documento cita por ejemplo la necesidad de desarrollar grados universitarios de ciclo corto, así como fomentar el seguimiento de estos cursos.


 


También considera de gran importancia que se asegure la posibilidad de aprendizaje en las empresas para todos los estudiantes de FP así como el incremento de la participación en la educación de la primera infancia.


Consejos prácticos para el becario


 


Según el departamento de Orientación y Empleo de la Universidad de Navarra, hay tres puntos clave que los jóvenes deben tener en cuenta a la hora de realizar prácticas profesionales en una empresa: Conocer sus puntos fuertes y débiles; buscar las compañías en donde mejor pueden desarrollar sus talentos y poner verdadera pasión en lo que hacen, cuidando tanto los detalles de presentación personal como profesional.


 


Por su parte, el Centro de Orientación e Información para el Empleo (COIE) de la Universidad Complutense de Madrid, ha elaborado un manual que contiene una serie de pautas y consejos para que los universitarios entreguen a las empresas un buen currículum profesional.


 


Algunos de ellos son: No poner en el currículum ningún dato que pueda dar lugar a una selección discriminatoria y sí incluir siempre datos de interés como: nombre completo, dilección postal, edad, teléfono fijo y móvil y dirección de correo electrónico.


 


También aconseja tener espacial cuidado con las direcciones de correo electrónico que puedan resultar poco serias, pues pueden dañar en cuestión de segundos la imagen que la empresa puede hacerse del candidato.


 


Sobre las fotos, recomienda que no se incluyan nunca a no ser que la empresa lo pida de forma expresa en su oferta, y de ser así, el candidato debe procurar escoger una imagen en la que salga especialmente favorecido.


 


Asimismo, hay que intentar también no excederse en la cantidad de información que contiene el currículum pues debe tenerse siempre muy en cuenta que éste no es el único que tiene que leer la empresa durante el proceso de selección.


Según el COIE de la Universidad Complutense, otro error frecuente en el currículum es el de poner la fecha de inicio y fin de la carrera pues, sino ésta no se ha estudiado a curso por año, este dato puede suponer un punto negativo en el currículum del candidato.


 


En la parte dedicada a experiencia profesional, no es obligatorio poner por orden cronológico los trabajos que se han ido desarrollando, pues es mejor colocar en primer lugar todos aquellos que estén relacionados con el puesto laboral al que se aspira.


 


Otra recomendación que debe tener cuenta en universitario, es el hecho de sacar partido a las asignaturas de libre configuración u optativas cursadas durante la carrera, colocándolas en el apartado de ‘formación especializada’.


 


En el área del currículum reservada a ‘experiencia profesional’, se deben incluir tanto las prácticas como las actividades de voluntariado o las clases particulares que haya dado el candidato. Sin embargo, nunca se debe hablar demasiado de los trabajos que se hayan desempeñado y que no tengan nada que ver con el puesto que ahora se solicita.


 


Asimismo, la información sobre hobbies y aficiones es irrelevante, así como la práctica de deportes, sobre todo si éstos son de riesgo.


 


Como consejo final del Centro de Orientación e Información para el Empleo de la Universidad Complutense recomienda entregar siempre el currículum en papel original y no en fotocopia, pues esto aporta una mejor imagen del candidato.


Finalmente, José María Peiró, catedrático de Psicología Social de las Organizaciones de la Universidad de Valencia, confirmó durante su intervención en un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que los jóvenes deben coger las prácticas que les ofrezcan mejores oportunidades de aprendizaje.


 


Y respecto a la precariedad laboral y los abusos en este ámbito, el catedrático indicó la necesidad de que los universitarios estén informados sobre cuáles son sus derechos para «evitar que se produzcan estas situaciones».


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT)


 


Universidad Autónoma de Madrid


 


Universidad Antonio de Nebrija


 


Universidad de Navarra


 


Universidad Pontificia de Comillas


 



Observatorio Joven de Empleo en España (OBJOVEM)


 


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 



Uno de cada dos nuevos parados en la UE en junio será residente en España


 



Un tercio de los jóvenes profesionales prefiere formación a más salario


 


¿En qué medida afectará la crisis actual a la forma de invertir de los jóvenes en el futuro?


 


Sin formación es difícil competir en un mercado en crisis, constata Adecco


 


Las empresas demandan nuevas competencias entre los trabajadores


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+