Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Europa aún suspende en educación y formación

La Comisión Europea denuncia el lento avance hacia los objetivos de Lisboa fechados para el 2010. La escasez de docentes, la falta de participación en la formación permanente, el reducido número de titulados de grado superior o el alto índice de aban

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Europa aún suspende en educación y formación
Estudiantes-grado-INE

La Comisaria europea de Educación, Viviane Reding, ha dado la voz de alarma sobre el retraso de los países de la Unión con respecto a sus competidores en el ámbito educativo y más concretamente, en el camino para alcanzar los objetivos de la estrategia de Lisboa. Dicha estrategia se fijó en marzo de 2000, cuando los países de la Unión Europea se marcaron tres objetivos a cumplir antes del 2010: que sus sistemas educativos reunieran los requisitos de calidad, accesibilidad y apertura al mundo. Con ello pretendían convertir el espacio educativo europeo en una referencia en lo que a educación se refiere y el destino preferido de estudiantes e investigadores a nivel mundial.

Sin embargo, el alcance de estas metas se está viendo en peligro merced a los retrasos que hemos mencionado. En opinión de Viviane Reding, las reformas realizadas en los sistemas educativos de los países miembros no están a la altura de los desafíos que deberá afrontar la UE. La comisaria ha añadido también que sin la educación, la estrategia de Lisboa está abocada al fracaso.

En mayo del presente año, la Comisión estableció cinco puntos de referencia para medir el avance hacia el objetivo fijado en Lisboa, que fueron los siguientes:

- El porcentaje de estudiantes de educación elemental que abandonan la escuela no deberá superar el 10% en el año 2010. Las cifras actuales sitúan este abandono en torno al 20%.

- El número total de titulados de grado superior en matemáticas, ciencia y tecnología deberá haber aumentado un 15%, decreciendo el nivel de desequilibrio actual entre los sexos.

- Al menos el 85% de las personas mayores de 22 años deberán haber terminado la educación secundaria. Actualmente, este porcentaje se sitúa en el 75%.

- El porcentaje de mayores de 15 años con dificultades en la lectura debería haber descendido al menos un 20% en comparación con el nivel del año 2002.

- La media de participación en formación continua deberá situarse en al menos el 12,5% de la población activa. Hoy por hoy, sólo un 10% de la población activa se acoge a este tipo de enseñanza. Además, más de un tercio de los ciudadanos europeos, como media, no participa en ningún tipo de actividad educativa o de formación, y uno de cada diez ni siquiera desea hacerlo.

El pasado 11 de noviembre, la Comisión señalo en un
extenso comunicado (pdf) una serie de aspectos que precisaban de la rápida adopción de medidas correctoras. Y será a partir de este texto preliminar del que saldrá el informe sobre “Educación y Formación 2010” que el Consejo de Educación y la Comisión tiene previsto presentar en marzo de 2004. Y hay que decir a este respecto que las conclusiones alcanzadas -basadas en los informes de los grupos de trabajo del programa “Educación y Formación 2010”, en los informes nacionales sobre educación, formación permanente y movilidad y en análisis cuantificados-, no son de momento muy esperanzadoras.

Por un lado, las inversiones en recursos humanos ha disminuido en gran parte de los países con respecto al periodo 1995-2000, situándose en un 4,9% del PIB de la Unión Europea. En segundo lugar, el nivel de educación de los europeos sigue por debajo de las exigencias planteadas por la sociedad del conocimiento, adoleciendo, principalmente, de un alto ratio de abandono de los estudios tanto en la enseñanza superior como en la elemental y una gran escasez de titulados de grado superior (la media europea se sitúa en torno al 20%). Además, son pocos los adultos que participan en la formación permanente. Por último, la acusada escasez de personal docente (antes de 2015 deberá contratarse a más de un millón debido sobre todo a las jubilaciones) es uno de los grandes problema de los sistemas educativos europeas.

Ante esta situación, la Comisión propone la adopción de medidas de urgencia aseverando que, de adoptarse ahora, la UE aún está a tiempo de alcanzar los objetivos de Lisboa y al contrario, de no adoptarse estas medidas ahora, dichos objetivos quedarán fuera del alcance de los países de la Unión. Las medidas correctoras propuestas consisten en concentrar las reformas e inversiones en los puntos clave de cada país según su particular coyuntura; la definición de estrategias de educación y formación permanente globales y coherentes; instaurar un marco de referencia europeo para las cualificaciones de la enseñanza superior y formación profesional, con el fin de crear un marco de empleo europeo y promover la movilidad y por último, dar al programa de trabajo “Educación y Formación 2010” la importancia que se merece, convirtiéndolo en una auténtica herramienta de seguimiento de las políticas nacionales en la materia. De no adoptarse estas medidas, concluye la Comisión, las metas de Lisboa se verían seriamente comprometidas.

La fuga de cerebros preocupa

Mención aparte, aunque muy relacionado con todo lo anterior, merece la investigación en Europa que en los últimos días ha traído noticias no menos inquietantes. Y es que, según datos dados a conocer recientemente por la Comisión Europea, se confirma la preferencia que tienen los investigadores por Estados Unidos para desarrollar su carrera profesional. Así, el 75% de los europeos que siguieron un curso de doctorado en aquel país no piensa regresar, y además, hace todo lo posible por asentarse definitivamente ahí. Con cosas como esta no debe extrañar que el número de patentes registradas en Europa sea mucho menor que en Estados Unidos y que, de ese mismo modo, siga abriéndose la brecha en cuanto a publicaciones científicas.

Para presentar esta realidad estuvo a finales de mes de octubre en Roma Jimmy Jamar, de la Dirección General de Investigación de la Comisión. Informó, entre otras cosas, que en la Comisión calculan que se necesitarán 700.000 investigadores más para que la UE alcance su objetivo de llevar la inversión en investigación hasta el 3% del PIB en 2010. Para ello, citó algunas soluciones, entre las que destacó aumentar la dimensión europea de las carreras de investigación como una forma de crear oportunidades de trabajo, aumentar la competitividad y mejorar las condiciones de pago y de trabajo.

Asimismo, para evitar esta preocupante “fuga de cerebros” sería importante hacer posible una mayor movilidad de los investigadores en Europa. Salir al extranjero es beneficioso para la investigación, no obstante, es imprescindible poner en práctica un mecanismo eficaz que haga que estos investigadores regresen a Europa. Desde la Comisión también se está estudiando la aplicación de diferentes acciones para mejorar las condiciones de entrada de investigadores que no sean de la UE, y especialmente, de aquellos provenientes de los países en vías de desarrollo.

En definitiva, cuatro son los ámbitos en los que desde Bruselas se va a hacer gran hincapié en los próximos años: formación de investigadores, métodos de reclutamiento, contratos y mecanismos de evaluación. Para empezar, ya se ha señalado 2005 como Año Europeo de los Investigadores.


Enlaces de interés:

Página oficial de la Unión Europea
Comunicado de la Comisión: “Educación y Formación 2010”

Noticias y reportajes relacionados en Aprendemas.com :

La UE amplía su Programa Erasmus de intercambio universitario a todo el mundo
Los docentes: los que más sufren enfermedades laborales
La falta de profesores ya preocupa en la OCDE
ERASMUS o una “Universidad Europea” entre comillas
El MECD “europeíza” el sistema de créditos
Convocado el Sello Europeo 2003 para el aprendizaje de lenguas extranjeras
Eurobecas ‘03: haciendo un espacio único europeo para la FP