Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Especial CURSOS de VERANO 2005: saber y cultura a pleno sol

Un año más las universidades españolas abren sus puertas durante los meses de julio, agosto y septiembre con una amplia y variada oferta de cursos. Desde los tradicionales temas científicos, artísticos y culturales a los más polémicos y controvertido

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Especial CURSOS de VERANO 2005: saber y cultura a pleno sol
Estudiantes-grado-INE

A poco que nos descuidemos nos coge el toro. Y no nos referimos a las próximas fiestas de San Fermín, también cercanas, sino al inminente inicio de los más de 5.000 cursos de verano que se pondrán en marcha durante los próximos meses a lo largo y ancho de toda la geografía española. De hecho, ya son muchos los programas cuyo período de inscripción ha sido abierto. Tenemos casos, incluso, de escuelas de verano que han cerrado sus convocatorias, aunque claro, también las hay que prefieren esperar a que la primavera siga avanzando para presentarse a bombo y platillo.


Hacer ruido, de eso se trata en buena parte. Las universidades y escuelas superiores más prestigiosas, las de mayor peso, han encontrado con este tipo de actividad académica tan llamativa la solución que necesitaban para convertirse en los principales protagonistas del saber en su más amplia dimensión. Y es también una oportunidad única para escuelas de menor tamaño de estar en boca de toda la sociedad, dando así un impulso a su prestigio.


Sea quien sea, lo cierto es que ya es imposible plantearse un verano sin los clásicos programas estivales. Y no porque sean mayoría los que los realizan a menudo -que no son tantos-, sino porque éstos suponen acontecimientos de máxima relevancia con los que medios nacionales y locales consiguen llenar sus páginas en fechas tan necesitadas de cosas que decir. Sin ellos, de qué nos íbamos a enterar de que existe vida más allá de Dinio, Ronaldo y compañía -una vida por otra parte quizá más fascinante de lo que uno puede pensar-, de que los premios Nóbel, o brillantes investigadores, o prestigiosos escritores, tienen nombre y apellidos y una voz muy cercana, de que ahí están con su mejor talante para compartir con la sociedad sus descubrimientos, experiencias, reflexiones o teorías.


Son los cursos de verano, en definitiva, la gran fiesta de la ciencia, la cultura y el saber, con invitados de excepción, abierta más que nunca a toda la sociedad. Constituyen así el escenario propicio para el análisis y debate riguroso de los temas más candentes, que más interesan o que más van a afectar a los españoles y europeos. También son un lugar excepcional para el estudio y profundización en clave académica sobre temas de la más diversa índole. Temas, por ejemplo, que ahora están muy presentes en nuestra sociedad, origen de agrias polémicas, como el matrimonio entre homosexuales, la política antiterrorista, la violencia de género o el fenómeno de la inmigración. Asimismo, asuntos que a nivel local requieren de una explicación y debate a fondo, como la sequía y alternativas al Plan Hidrológico en la Comunidad de Valencia, las nuevas formas de organización del estado propugnada desde el País Vasco, o la propuesta de un nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas que tanto preocupa estos meses en Cataluña. Y claro, tampoco pueden quedar al margen efemérides, aniversarios o acontecimientos de especial relevancia, como es el caso este año del aniversario del Quijote, con la Universidad de Castilla La Mancha como obligado “maestro de ceremonias”.


Esto explica la permanente revisión que sufren la mayoría de programas estivales. Son muchos los cursos que cada año se eliminan por no estar en el centro del debate como para captar el interés de la sociedad, y son otros los se incorporan con el propósito de abordar los nuevos asuntos candentes. Sin ir más lejos, los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco, en su vigésimo cuarta edición, se han revisado a fondo, lo cual ha afectado al 50% del programa.


Pero la atractiva oferta no explica por sí misma el creciente interés que están despertando los cursos de verano en nuestro país. Otras son las razones prácticas que a muchos anima definitivamente a colgar el bañador por unos días. Muy de destacar son, en este sentido, los créditos de libre elección, cada vez más extendidos por las diversas escuelas de verano. Puede tratarse de un alumno que se apunta a los cursos de verano de su propia universidad. La carga lectiva será, entonces, computada en el currículo académico de cara a la posterior obtención del título, ya sea licenciatura, diplomatura o estudios de doctorado. Así, los créditos reconocidos que uno obtenga en verano contarán de cara al curso académico, de dos a seis créditos, según la duración del curso que suele ser de cinco días -30 horas; normalmente 3 créditos-, o tres días -20 horas; 2 créditos-.


Más allá, la colaboración entre instituciones en lo concerniente a los créditos es una tónica que en los últimos años ha conferido de un mayor atractivo nuestra oferta estival. A veces se trata de acuerdos bilaterales, por ejemplo, el de la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad de León compartiendo programa y créditos en la sede de Villablino. Otras veces, son varias las universidades que establecen reconocer los créditos, ampliando así el rango de alternativas para el universitario. Especialmente relevante es el nivel de colaboración alcanzado desde hace años por las universidades de Cataluña y de zonas de habla catalana, canalizado a través delInstitut Joan Lluis Vives. En total 19 instituciones, más de 30 programas distintos y 800 actividades, entre los que el interesado puede optar para acumular créditos de libre elección, siempre y cuando éste pertenezca a una de las instituciones educativas asociadas a la mencionada institución. Asimismo, de gran alcance es la colaboración del llamado G-9, grupo de las 9 universidades de comunidades autónomas que sólo poseen una universidad pública (U. del País Vasco, U. de la Rioja, U. de Oviedo, U. de Extremadura, U. de Islas Baleares, U. de Navarra, U. de Zaragoza, U. de Cantabria), que se comprometieron hace varios años a reconocer entre ellas los créditos otorgados en cualquiera de los cursos de verano organizados por estas universidades.


No sólo los universitarios, también los profesionales pueden sacar beneficio del verano académico. Cada año son más los cursos dirigidos a este enorme colectivo, ya sean en universidades de verano o en escuelas de postgrado, que fundamentalmente pretenden mejorar determinadas competencias de los alumnos de cara a su puesto de trabajo. A los funcionarios sirve, además, para acumular horas lectivas que luego serán computadas en los procesos de promoción interna para acceder a niveles superiores, con el incremento salarial que ello conlleva. Eso sí, la temática del curso ha de tener relación con la especialidad o actividad laboral que desarrolla el empleado público. Dependerá de la administración, no obstante, lo habitual es que el funcionario tenga derecho, siempre que lleve a cabo los pertinentes trámites de solicitud, a disponer de varios días laborables para realizar dichas actividades formativas.


De todos los profesionales, son los docentes un grupo particularmente dado a participar en los programas estivales. Y es que las ventajas que les reportan no son como para ignorarlos. Los profesores de primaria y secundaria en colegios públicos e institutos obtienen con cada curso homologado méritos medidos en horas lectivas que con el tiempo llevará a aumentos salariales.


Sea enseñanza pública o privada, los cursos son un medio esencial para renovar los conocimientos en materias específicas, así como, para mejorar las competencias docentes, de ahí que la oferta estival en esta disciplina sea muy abundante. De hecho, es difícil encontrar una universidad de verano de importancia que no tenga uno o varios cursos dirigidos exclusivamente a este colectivo. Tal es el caso de la Universidad del País Vasco que bajo el epígrafe “Aprender para Enseñar” agrupa un completo conjunto de cursos destinados a la mejora de la práctica y comunicación docente, dirigidos, por tanto, a profesores aunque también a formadores y otros profesionales en actividades relacionadas con la transmisión de conocimiento.


El Gobierno tampoco olvida que el buen funcionamiento de nuestro Sistema Educativo sólo pasa por formar constante y convenientemente a los profesionales de la enseñanza. Es así, el Ministerio de Educación, la institución que está en disposición de llevar los programas formativos de mayor alcance,como así hace cada veranoa través de laUniversidad Internacional Menéndez Pelayo, laUniversidad Complutense de Madrid, UNED, laFundación de la Universidad de Verano de Castilla y LeónyPatrimonio Nacional. Estas cinco instituciones en distintas sedes ofrecen los cursos del ministerio, dirigidos exclusivamente a personal docente de primaria y secundaria, con la posibilidad de beneficiarse de becas de alojamiento y matrícula. Este año la convocatoria, con becas dirigidas a profesores de centros públicos, se cerró el 15 de mayo. No obstante, aún queda la opción de inscribirse pagando el importe íntegro de la matrícula.


Pero esta oferta va mucho más allá. También hay instituciones de carácter privado, y otras muchas vinculadas a la iglesia, que ofrecen cursos de verano homologados por el Ministerio de Educación y Ciencia para cubrir las demandas del profesorado no universitario. Caso destacado es el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad Pontificia de Salamanca con 44 cursos -de 20, 30, 40, incluso 80 y 100 horas- en todas las materias y todos los aspectos relacionados con la actividad docente en la escuela. Informática, idiomas, psicopedagogía, educación religiosa, autocuidado, serán, entre otras, materias tratadas en este amplio programa docente para personal docente.


Claro que también encontramos interesantes propuestas dirigidas otros colectivos profesionales y titulados universitarios. Los periodistas, profesionales de la comunicación e interesados en estos temas, tienen un espacio de excepción en la Universidad de Barcelona con 38 cursos agrupados bajo la denominación de“Els Juliols”.Ahí estarán Juan Luis Cebrián -del Grupo Prisa-, Josep Caminal -del Grupo Godó-, Aurora Catá –del Grupo Recoletos-, José Manuel Lara –del Grupo Planeta-, y otras personalidades sobresalientes de los medios de comunicación españoles de mayor peso. Los historiadores, sin embargo, encontrarán en Ávila actividades más enriquecedoras para su gremio ya que ahí se van a celebrar en el mes de Julio losCursos de Formación de Historiadores, este verano en su vigésimo primera edición.Una de las propuestas de la Universidad de Málagase centra en Europa para dirigirse a los profesionales y universitarios interesados en este ámbito. En la denominadaII Escuela Europea de Veranohabrá expertos y políticos que conocen muy de cerca las instituciones comunitarias que explicarán a los participantes -a través de conferencias y seminarios- las políticas comunitarias, el futuro de España en la Unión Europea, el proceso de integración, la regulación financiera, y otros aspectos de gran trascendencia para la vida y el trabajo de los españoles.


Es tanta la oferta, tan variada y especializada, que pocas excusas quedan para no realizar un curso de verano. Y es que si hay algo que caracteriza a las universidades y escuelas en esta época es esa decidida predisposición a abrirse a toda la sociedad, tocando todas las disciplinas, todos los campos profesionales, apostando por formatos y metodologías que hagan posible la participación de muy distintos perfiles.


Y en este talante abierto, el aspecto económico tampoco habría de ser un obstáculo. No en vano, son habituales en estas fechas las becas y ayudas, y también los descuentos de matrícula, ello gracias a empresas y fundaciones comprometidas a dedicar buena parte de su presupuesto a esta aventura estival. Lógicamente, los gobiernos central y autonómicos, los grandes grupos empresariales españoles y, muy especialmente, entidades financieras, son los más generosos a la hora de financiar programas. Bancos como el Santander Central Hispano, en los cursos de la Universidad de Cantabria y en los de la UIMP-Santander, el BBVA, en los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco, CajaMadrid, en los Cursos de Verano de El Escorial-UCM y asimismo en los Cursos de Verano de Aranjuez-URJC, Bancaja en los Cursos de la UIMP en Valencia, se cuentan entre los ejemplos más destacados. Con lo que respecta a los ayuntamientos, el de Barcelona patrocina el programa de la Universidad de Barcelona “Els Juliols”, el de Santander los Cursos de Verano de Cantabria en la Sede de Santander, aunque hay otros muchos pues son precisamente los ayuntamientos los mayores entusiastas de un tipo de actividad enormemente beneficiosa para cualquier localidad.


Sólo así es posible entender programas de becas que a veces se acercan al 50% del alumnado. Prácticamente todos los programas de verano de las universidades españolas gozan de becas que en casos como la Universidad Complutense de Madrid llegan al 30% del alumnado, incluso a la mitad en el caso de la Universidad Rey Juan Carlos. La Universidad Autónoma de Madrideste año se ha comprometido a conceder al menos 10 becas ó 20 medias becas por curso. Las 19 universidades que componen el Instituto Joan Lluis Vives, unen fuerzas cada año para ofrecer un solo programa de becas de verano bajo el nombre deDRAC-Estiu, por tanto, el de mayor alcance en España.


Las becas de verano casi siempre responden a un mismo patrón. Pueden ser completas, incluyendo alojamiento-manutención y matrícula, sólo de matrícula, o media matrícula, o sólo de alojamiento. LaUniversidad del País Vasco ofrece en todos sus programasbecas que financian el 50% de la matrícula y por otra parte becas de alojamiento que cubren el 60% de dicho gasto. Aunque los programas de las universidades públicas son generosos, éstas normalmente establecen un orden de prioridad en base a la renta familiar y el expediente académico del solicitante. En cualquier caso, el plazo de solicitud de becas se suele cerrar antes que el de matrícula, entre principios de mayo y junio, incluso podría ser antes. Por tanto, es importante estar atento a los anuncios de convocatoria.


Con la misma idea de hacer económicamente accesible la formación, muchas universidades también apuestan por tarifas reducidas según la persona que la solicite. Los jubilados que se matriculen en un curso de verano de 5 días de la Universidad Complutense en El Escorial, por ejemplo, se les aplica la tarifa B, la misma que tienen los desempleados, lo cual supone un descuento de aproximadamente el 25% con respecto a la tarifa normal. Más descuento obtienen los estudiantes y personal de la Universidad Complutense, que se acogen a la Tarifa A, la más barata, con aproximadamente un 35% de descuento. Los cursos más extendidos en España tienen una duración de 5 días con un coste medio de 130 euros, ó 3 días con un coste de 80 euros, ascendiendo a 300 euros los talleres con artistas de prestigio. La inscripción antes de una fecha dada también puede contemplar un precio reducido. También acostumbran muchas universidades de verano a realizar reducciones de matrícula a los empadronados en las localidades donde se celebran tales cursos. Caso muy significativo es el de al UNED, con 25 sedes estivales repartidas por toda España, que a nivel local ha alcanzado acuerdos con los ayuntamientos para que sus empadronados obtengan descuentos en la matrícula.


Barato, sin duda, si tenemos en cuenta la altura de los invitados que asisten a los programas estivales, sin menospreciar tampoco las atractivas actividades culturales a las que a menudo recurren las universidades más prestigiosas. Instituciones tan conocidas como la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander o la Universidad Complutense en su sede estival de El Escorial proponen cada año un rico conjunto de actividades extraacadémicas dirigidas a todos los participantes. Visitas guiadas, conciertos, exposiciones de pintura, escultura o fotografía, gastronomía, conferencias, pases de cine o lecturas literarias, convierten los programas de verano en una auténtica apoteosis de la cultura. Un acontecimiento para disfrutar con los cinco sentidos.


De Norte a Sur, Este a Oeste… los mejores programas de verano


Algunas de las universidades ya están metidas de lleno en la promoción, con el plazo de solicitud abierto a cualquier interesado. Es el caso de la Universidad del País Vasco, que del 20 de junio al 8 de septiembre pondrá en marcha en San Sebastián su XXIV edición con un total de 92 actividades educativas -entre cursos, seminarios, encuentros internacionales, escuelas de verano, talleres, congresos y jornadas profesionales-. Los organizadores han previsto para este año la presencia de unos 700 profesores y 6.400 alumnos, de los que un 60% procederían de la Comunidad Autónoma Vasca y un 40% del resto de España y del extranjero. El presupuesto para esta nueva edición, financiado por entidades públicas y privadas, crece alrededor de un 3% respecto al del pasado año, situándose ya en 1.280.000 euros, uno de los más elevados del actual panorama académico de verano.


Como ya ocurriera en años precedentes, el programa de actividades se ha dividido en cuatro grandes apartados: “Aprender para vivir” -donde tienen cabida las materias relativas a Ciencias de la Salud, Psicología, Deporte, Pensamiento y Creación en Euskal Herria, Historia, Lingüística y Literatura-; “Aprender para convivir” -Derecho, Ciencias Sociales y Ciencias de la Información-; “Aprender para progresar” -Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología, Arquitectura y Urbanismo, Economía y Empresa, Idiomas para Extranjeros, Escuelas, Encuentros Internacionales, Talleres y Jornadas Profesionales-; y “Aprender para enseñar” -donde encajan los temas sobre Educación y Universidad-.


Cabe destacar entre las novedades del programa la referencia a temas como la celebración del IV Centenario del Quijote: una aportación desde Euskal-Herría; Sobrepeso y obesidad infantil; Inmigración: realidad presente perspectivas de futuro; Retraimiento y agresividad entre escolares; El futuro del trabajo y trabajo del futuro; Nuevas familias y principios de igualdad; Las redes de nueva generación e Internet; La propiedad intelectual: los derechos digitales en la sociedad de la información o El apagón analógico, entre otros muchos.


Asimismo, los profesores de enseñanza primaria, media y profesional pueden acceder a un programa específico de cursos (“Aprender para Enseñar”), donde se abordarán diversas temáticas relacionadas con estos colectivos, mientras que los profesores universitarios cuentan con otro ciclo específico denominado Universidad: nuevas perspectivas, en el que se estudiarán cuestiones como la Convergencia europea, Gestión de centros y calidad o Aplicación de principios de excelencia a la docencia.


Los precios de matrícula oscilan, según sea el tipo de actividad, entre 30 y 288 euros, aunque existen becas que pueden rebajar el precio hasta en un 50%. Además, los organizadores conceden becas de alojamiento y desayuno que reducen el pago de estos servicios en un 60%, así como becas para el programa "Aprender para enseñar" dirigidas al profesorado de primaria y secundaria. El plazo de solicitudes de matrícula comienza el día 2 de Mayo y se mantendrá abierto mientras queden plazas libres en cualquiera de las actividades programadas.


Otra de las actividades formativas que llevan ya varios meses en periodo de inscripción de alumnos es laEscuela Complutense de Verano, concretamente desde el pasado 20 de enero y hasta el 10 de junio próximo. No se trata en este caso de los típicos cursos de verano basados en la fama y popularidad de sus ponentes, sino de cursos más académicos y especializados, impartidos en su mayoría por profesores universitarios y profesionales expertos en cada materia. Para la presente edición, que se desarrollará en distintas facultades del campus de la Universidad Complutense del 4 al 29 de julio, la organización ha programado 168 cursos de 100 horas de duración cada uno (25 horas semanales, de lunes a viernes) repartidos en 12 áreas temáticas: Bellas Artes y Patrimonio Cultural; Ciencias Jurídicas; Comunicación; Cooperación y Relaciones Internacionales; Economía y Finanzas; Informática y Nuevas Tecnologías; Formación del Profesorado; Lengua y Cultura; Medio Ambiente y Tecnología; Organización, Gestión y Recursos Humanos; Políticas Públicas y, por último, Salud y Biomedicina.


La Complutense pretende superar con creces los 2.000 alumnos que finalmente se matricularon el pasado año, y para ello no ha reparado en otorgar facilidades a los interesados. En este sentido, se van a conceder más de 2.000 ayudas que cubren el 30% de la matrícula (los cursos cuestan entre 750 y 900 euros según el número de plazas disponibles) y otras 600 ayudas que abarcan la totalidad del importe del alojamiento y la manutención para los alumnos que provengan de fuera de Madrid. Una vez finalizados los cursos, la Escuela concederá un diploma de la Universidad Complutense a cada alumno independientemente de su universidad de procedencia, y reconocerá 6 créditos de libre configuración para los estudiantes de la UCM. Además, el Ministerio de Educación y Ciencia concede 10 créditos para la formación del profesorado en la mayoría de los cursos queconforman el programa. El presupuesto de la Escuela Complutense de Verano ronda1.500.000 euros, aportados en su mayor parte por el Grupo Santander y otras entidades colaboradoras.


Por otra parte, como cursos de verano propiamente dichos, la Complutense podrá en marcha un año más, en este caso la 18ª edición, sus ya tradicionales cursos en San Lorenzo de El Escorial, que en esta ocasión se desarrollarán durante 7 semanas del 27 de junio al 12 de agosto próximos. Se han programado un total de 205 actividades: 110 cursos, 52 encuentros y jornadas, 7 talleres, 27 actuaciones de artes escénicas y 9 actividades extraordinarias, lo que supone un elevado incremento frente a las 169 celebradas el pasado año. Los cursos se inaugurarán el próximo 27 de junio en el Aula Magna del Colegio Universitario María Cristina del Escorial, donde impartirá la conferencia de apertura el historiador y académico de la Real Academia de la Historia, Miguel Artola.


Uno de los signos distintivos de los cursos de verano de la Complutense en El Escorial, es la elevada categoría de los participantes en todos los órdenes académicos. Este año se darán cita en la sierra madrileña unos 2.000 ponentes de los que cerca de 200 provendrán de fuera de España.Así, durante el próximo verano los alumnos podrán disfrutar de primera mano de la sabiduría de los cineastas Fernando Trueba, Luis García Berlanga y José Luis Borau, los escritoresLuis Antonio de Villena o Almudena Grandes, políticos como Pascual Maragall, Esperanza Aguirre y otros ministros y presidentes de comunidades autónomas, sindicalistas como Cándido Méndez y José Mª Hidalgo, o los actores Pepe Martín, Fernando Fernán Gómez o Juan Diego Botto, entre otros muchos. Asimismo,entre los ponentes extranjeros, destaca la presencia del escritor italiano, Claudio Magris, el físico Iván Schuller, el alcalde de París, Bertrand Delanöe; el sociólogo e historiador, Ludo de Witte; la embajadora de la India en España, Suryakanthi Tripathi; la filósofa Susan George; el ex primer ministro italiano, Giulano Amato, o el escritor peruano Alfredo Bryce Echenique, entre un largo etcétera.


Estos cursos cuentan con el patrocinio general de Caja Madrid, cuyo presidente, Miguel Blesa, renovó hace unos días el convenio con laComplutense a través del cual cada año aporta 3 millones de euros para la realización de los cursos de verano y otras actividades formativas, culturales y sociales. Los precios de matrícula van desde 57 a 197 euros, según la modalidad elegida y la tarifa en que está enmarcado el perfil de cada alumno. No obstante, la organización concede un amplio número de becas que cubren el alojamiento y la manutención de los seleccionados, principalmente en base a su expediente académico, cuyo plazo de solicitud está abierto hasta el próximo 1 de junio. Los cursos cuentan con un reconocimiento de 2 créditos de libre elección y los encuentros con 1 crédito para alumnos de la UCM, mientras que los cursos de formación de profesorado están reconocidos con 3 créditos válidos para profesores de enseñanzas no universitarias.


En la zona levantina destaca especialmente en cuanto a la organización de cursos de verano la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Valencia. Los valencianos presentan una amplia oferta de cursos del 4 de julio al 24 de septiembre, relacionados con la ingeniería, filosofía, servicios sociales, literatura, derecho o nuevas tecnologías. Sirvan como ejemplo la programación de cursos como: Perspectivas actuales de Filosofía y Metodología de la Ciencia; Nuevos Retos de Intervención Comunitaria en Servicios Sociales: dependencia e inmigración; Felicidad y proyectos de vida buena; Novela histórica: realidad, ficción y mundo editorial; El nuevo marco de Derecho de Familia; Innovación tecnológica y turismo cultural, o Gobernanza del desarrollo territorial sostenible: estado de la cuestión en Europa y en España, entre otros de elevado interés. Como programa curioso, destaca un curso que analizará el impacto social y económico de un evento deportivo internacional como la próxima Copa América de Valencia, que pondrá a la capital del Turia en el pico más alto de la actualidad informativa durante los próximos meses. Además, la UIMP de Valencia, a través de su Fundación de Investigación Audiovisual (FIA), pondrá en marcha durante el mes de julio una serie de cursos relacionados con el aprendizaje de guión para cine y televisión, entre los que destaca el de “The art of Screenwriting with Transnational Elements”, cuyo plazo de inscripción finaliza el próximo 15 de mayo.


Otra cuestión es el período de solicitudes de becas y ayudas para el resto de los cursos, que permanecerá abierto entre el 25 de abril y el 31 de mayo. En este sentido, los precios de matrícula oscilan entre 270 y 470 euros, aunque los alumnos pueden solicitar una beca completa que cubre los gastos de alojamiento, matrícula y manutención, o una beca que abarca la totalidad del pago de la matrícula. Para la obtención del diploma acreditativo es obligatorio asistir al menos al 85% de las clases, mientras que los interesados en obtener créditos de libre elección deberán superar una prueba escrita sobre temas tratados en el programa estudiado.


También rociados por el sol levantino, los cursos de la Universidad de Verano Rafael Altamira de Alicante (Universidad de Alicante), serán un claro exponente de la zona en cuanto a la oferta formativa estival. En este caso, los interesados podrán escoger entre un total de 25 cursos presenciales del 4 al 22 de julio, cuyo plazo de matriculación comenzó ya el pasado 2 de mayo y permanecerá abierto hasta que haya plazas disponibles en cada curso. El programa comprende, como es habitual, una amplia gama de temas entre los que destacan, Fármacos y estilos de vida; Ortega y Gasset: las imágenes de Europa; Ciudadanía y diversidad de la Unión Europea; Jóvenes y el consumo; Nuevas dimensiones en salud laboral; Cultura, homosexualidad y homofobia; Medio ambiente, paisaje y planificación del territorio o Las alternativas del software libre en la sociedad de la información, entre otros.


Cada uno de los cursos tiene un precio de matrícula de 90 euros, dará lugar a un diploma de la Universidad de Alicante y derecho a solicitar 3 créditos de libre elección válidos para el expediente académico. Para solicitar una beca, que cubre el alojamiento y desayuno en el Colegio Mayor de la Universidad de Alicante, puede hacerse del 5 al 30 de mayo.


Por su parte, los cursos decanos del panorama formativo estival en España, los que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander, abarcarán un total de 13 semanas, entre el 20 de junio y el 16 de septiembre, con 137 actividades lectivas además de las actividades culturales y un nuevo ciclo de conferencias sobre “La reforma constitucional y estatutaria”.


Cabe destacar en el programa, dentro del apartado de los Cursos Magistrales, temas y ponentes como los de Desarrollo embrionario, células madre y medicina regenerativa (Juan Carlos Izpisúa); Arquitectura (Luis Fernández Galiano); Economía (Rafael Myro y José Antonio Martínez Serrano); Historia (Santos Juiá); Derecho (Antonio López Pina); Filosofía (Ángel Gabilondo y Emilio LLedó); Literatura (Rosa Navarro, Pedro Cátedra y José Antonio Pascual, que abordarán el Quijote), o el curso sobre canto en el que intervendrá Teresa Berganza, entre otros muchos. Asimismo, en el apartado “Escuelas” de la UIMP, sobresalen las de Antropología Social, Gramática, Psicología o Biología Molecular, así como otras de más reciente creación como la de Astrobiología, dirigida por Juan Pérez Mercader y Bruce Runnegar; Matemáticas (Ignacio Luengo); Teología (Olegario González de Cardenal), además de las de Neurociencias y Cooperación Internacional.


Por otra parte el programa recoge también una extensa oferta de encuentros y seminarios que abordarán temas como el terrorismo, el desarrollo sostenible, la política del suelo, el hambre y la pobreza en el mundo, la libertad religiosa, la política de género, los recursos energéticos y el medio ambiente, la economía y la fiscalidad, la innovación científica y técnica o las drogodependencias. También como en años anteriores, Santander acogerá 7 cursos dirigidos a profesores de educación primaria, otros 7 para profesores de secundaria y 4 para profesores de formación profesional. Por tercera vez se realizará un curso específico para profesores que trabajan en centros de convenio en Iberoamérica, que este año se dedica a “La España de El Quijote”. Como gran novedad se celebrará el “Aula de Iniciación a la Universidad”, en la que 50 alumnos españoles con mejor expediente en cualquiera de las modalidades de Bachillerato, podrán contactar conel mundo universitario de la mano de los más prestigiosos docentes.


El plazo de matrícula quedó abierto el pasado 18 de abril y finalizará cuando se agoten las plazas de cada actividad. Han podido solicitarse dos tipos de becas hasta el 20 de mayo: completas, que cubren alojamiento, manutención y precio de matrícula, y becas de matrícula, que cubren la totalidad del pago por este concepto. El pasado año, la UIMP en Santander concedió 662 becas completas y 279 de matrícula, para una participación total de 9.063 alumnos, de los que 1.866 eran extranjeros.

Otros programas de verano destacados


UNED 


La UNED celebrará la XVI Edición de sus cursos estivales del 4 al 29 de julio. Serán un total de 104 cursos -14 más que el año pasado- distribuidos por toda la geografía española (23 sedes) que reunirán a grandes personalidades como los ministros López Aguilar, o Alonso Suárez, y el galardonado Carlos Sainz, entre otros. Estos cursos serán convalidados con 2 créditos si son de 5 días, y 1 si son de 3 días. Además, Ávila acogerá 5 cursos organizados por el MEC para 250 profesores en activo (3 créditos para los de 5 días y 2 para los de 3 días de duración).


Así y todo, lo más exclusivo de este programa, es la II Edición son los 6 cursos que se impartirán al colectivo de reclusos de 6 Centros Penitenciarios españoles: Soto de El Real, Foncalent, Aranjuez, Palma de Mallorca, Ceuta y El Dueso. Tras la experiencia piloto del pasado año con 2 sedes y 3 cursos, esta vez la UNED apuesta más fuerte por la formación en las prisiones sobre temas relacionados con la cultura árabe, la literatura española, la informática o la prevención sanitaria.

Para todos los programas la matrícula comienza el 16 de mayo. Si se realiza antes del 2 de julio, los cursos llevarán un coste menor: 95 y 140 € si son de 3 o 5 días, respectivamente. Y, con posterioridad a la fecha mencionada: 110 y 160 €. Además, hay importantes descuentos para estudiantes, personal de la universidad o familia numerosa.



Universidad de Santiago de Compostela


Entre el 15 y 30 de junio, estará abierto el plazo de inscripción para los 21 cursos de verano que la Universidad de Santiago de Compostela organiza este año. Se trata de un programa muy repartido, con 2 sedes principales –Santiago de Compostela (8 cursos) y Lugo (4)-, y 8 sedes menores –Villagarcía de Arosa, Seoane, Sarria, Noia, Lalín, Foz, Catoria, Caldas de Reis-. De la Universidad de Santiago también es de destacar el programa Cursos de Verano de Lengua y Cultura Gallegas para Extranjeros, divididos por niveles, que se van a realizar del 4 al 29 de Julio de 2005.



GUARDAMAR – Universidad Internacional de Verano


Fomentar la solidaridad internacional de los jóvenes es el principal objetivo de la XV Universidad Internacional de Veranoen la localidad alicantina de Guardamar.“Els Joves i Europa” es como se ha denominado este completo programa de cursos, talleres, seminarios, módulos formativos y diversas actividades de ocio, dirigido a jóvenes de entre 18 y 30 años, que durante dos semanas –del 11 al 23 de junio-, va a ser atractivo punto de encuentro de españoles con ciudadanos europeos, y también con jóvenes de Latinoamérica, Marruecos, Argelia, Túnez, Palestina o el Líbano, entre otros.



Universidad de Verano Rafael Altamira


La Universidad de Alicante vuelve a situarse como referente en el período estival con nuevas propuestas formativas a través de la Universidad de Verano Rafael Altamira. Entre los días 4 y 22 de julio, tendrán lugar un total de 25 cursos presencialesenfocados al aprendizaje -por medio de clases teóricas, prácticas, talleres y actividades fuera del aula- de una gran diversidad de temas, destacando uno dedicado a la influencia dejada por Ortega y Gasset y otro sobre la homosexualidad en la sociedad actual. No se han establecido requisitos académicos para acceder a ellos, cualquier interesado puede tramitar la matrícula. Cada curso da derecho a tres créditos de libre elección.



Encuentros de Arte y Cultura en Bilbao


Bilbao albergará, del 27 de junio al 22 julio, los VI Encuentros de Arte y Cultura organizados conjuntamente por la Universidad del País Vasco-EHU y la Diputación Foral de Bizkaia. Se dirigen a estudiantes universitarios, titulados y profesionales, y al público en general interesado en cuestionar e indagar, desde diferentes perspectivas y ámbitos de conocimiento -junto a especialistas e investigadores de reconocido prestigio internacional-, las características, tensiones y transformaciones presentes en el panorama artístico y cultural. Se impartirán un total de 16 cursos especializados en música, danza, arte y gestión comercial y de ciudades, entre otros. Habrá importantes descuentos en matrícula y el alojamiento para estudiantes universitarios y de conservatorio, así como para desempleados.



Universidad de Salamanca


La Universidad de Salamanca impartirá 83 seminariosdentro del programa de Cursos de Verano 2005, lo que supone un incremento del 25% respecto al pasado año. Entre las novedades para esta edición destaca la inclusión de tres nuevas sedes: Piedrahita (Ávila), Benavente (Zamora) y Peñaranda de Bracamonte (Salamanca), que se unen a las ya existentes en Ávila, Béjar, Ciudad Rodrigo, Guarda (Portugal), Salamanca y Zamora.La matrícula oscila entre 65 y 90 euros para estudiantes universitarios (reducida) y de 100 a 120 euros para el resto de asistentes (general). El límite para el plazo de la preinscripción será de 2 días antes del inicio de cada curso.



Universidad de Málaga 


La Universidad de Málaga convoca la II Edición de la Escuela Europea de Verano, cuyos cursos se celebrarán en el Rectorado de esta universidad entre el 4 y el 15 de julio. En esta escuela participarán, entre otros, Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO y presidente de la Fundación Cultura y Paz; Marcelino Oreja, ex ministro de Asuntos Exteriores y antiguo comisario europeo, o Alberto Navarro González, secretario de Estado para la Unión Europea. El preciode la matrícula es de 60 euros para los estudiantes y de 80 para los titulados. El plazo de inscripción finaliza el 30 de junio. La asistencia a la Escuela Europea de Verano conllevará el reconocimiento de tres créditos docentes de libre configuración. Desde un planteamiento totalmente multidisciplinar, la Universidad de Málaga también organiza sus IV Cursos de Verano, que esta edición como novedad añade, a la ya clásica sede de Ronda, una nueva ubicada en la localidad de Vélez-Málaga.



Universidad Politécnica de Madrid 


Seis grandes áreas temáticas centran la programación de los Primeros Cursos de Verano de la UPM que se celebrarán del 11 al 29 de julio en la localidad de La Granja de San Ildefonso: La Exploración y estudio del Espacio, dirigido por el astronauta español, Pedro Duque; Intervención en los centros históricos de ciudades; Energía: Inventando el futuro; La actividad física y el deporte en la sociedad del S.XXI; La pobreza y la seguridad alimentaria en el mundo y Política de infraestructuras y servicios técnicos en la España actual. Desde el 1 de mayo está abierto el período de matrícula, que deberá hacerse a través de la web de la UPM o en la secretaría. El importe de la matrícula es de 120 euros y 6 euros más por el servicio de restauración. Los estudiantes de la UPM tendrán un precio especial de matrícula y también de un número reducido de becas.


Universidad de Cantabria


Un total de 116 seminarios monográficos sobre diversos temas científicos, humanísticos y técnicos componen la oferta estival de la Universidad de Cantabria para 2005. La XXI edición de los Cursos de Verano se desarrollará entre el 4 de julio y el 9 de septiembre en diez sedes, dos de las cuales -Colindres y Aguilar de Campoó (Palencia)- se incorporan por primera vez a esta actividad ya establecida en Laredo, Reinosa, Suances, Santander, Castro Urdiales, Torrelavega, Cabezón de la Sal y Reocín. La sede de Santander será especialmente pródiga este verano ya que conmemora su 250 aniversario, con 25 dos de ellos dedicados a la ciudad.



Universidad de Castilla-La Mancha 


Se trata de 31 cursos que se desarrollarán del 27 de junio al 22 de julio y que abarcarán temas de actualidad política, social, cultural y artística, además de ahondar en los últimos avances científicos y técnicos de las diversas áreas del conocimiento. Estos cursos se llevarán a cabo en todos los Campus de la Universidad teniendo como sede central el de Cuenca, donde se impartirán 15 (1 de ellos en Priego); 7 se desarrollarán en Ciudad Real (4 en Puertollano y 1 en el Alcázar de San Juan), 4 en Albacete y 5 en Toledo. Este año se ha reducido el número de cursos -de 36 a 31- con respecto a 2004, con el fin de apostar por la calidad de los cursos y, además, se prevé que en sucesivas ediciones no superen la veintena. Los cursos tienen una cuota de matrícula de 50 euros.



Cursos Extraordinarios de la Universidad de Zaragoza


Más de 40 cursos y talleres de diversas materias se impartirán durante este verano en seis municipios de Aragón: Jaca, Ainsa, Grañén-Monegros y Barbastro, en la provincia de Huesca, Tarazona y Ejea de los Caballeros, en la provincia de Zaragoza. Los cursos tendrán lugar entre el 29 de junio y el 6 de septiembre, donde se desarrollarán temas de interés como Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente; Ciencias Jurídicas y Políticas; Educación y Salud; Historia, Arte y Patrimonio; Lenguas, Traducción y Literatura o Sociedad y Economía. Las becas pueden solicitarse hasta el próximo 15 de mayo. Asimismo, la Universidad de Verano de Teruel, vinculada a la Universidad de Zaragoza, propone un total de 37 cursos, de juno a septiembre, de temática muy diversa –botánica, programación, sexología, periodismo, drogadicción, salud, nutrición, etc.- y de gran interés académico dejando claro que en verano Teruel también existe. En estos cursos de ofrecen descuentos a desempleados y jubilados, y también becas.


 


Universidad Rey JUAN CARLOS de Madrid 


La Universidad Rey Juan Carlos ha ampliado la oferta académica de sus Cursos de Verano en Aranjuez, con 30 cursos y 5 talleres que conformarán el programa de esta sexta edición. Del 4 al 29 de julio, se darán cita en Aranjuez más de 300 personalidades de reconocido prestigio, españoles y extranjeros, que participarán en debates, conferencias y mesas redondas. Esta universidad ofrece a los alumnos interesados un total de 560 becas completas, un centenar más que el año pasado, más las becas para residentes en Aranjuez, que podrán solicitarse a la secretaría de los cursos a partir del 21 de abril y hasta el 13 de junio. La secretaría se encuentra ubicada en la nueva sede, situada en la Plaza Manuel Becerra 14 de Madrid.



Uniersidad Pontificia de Comillas 


La Universidad Pontificia de Comillas de Madrid cuenta este año con 20 módulos de 96 horas cada uno sobre diferentes materias de temática muy actual y cercana a la realidad empresarial. La formación se basará en clases presenciales teóricas en horario de mañana, que se complementarán con visitas técnicas a empresas e instituciones públicas y privadas. El pago de la matrícula (1.070 euros por curso)deberá realizarse antes del 13 de mayo. Del 30 de mayo al 24 de junio se impartirán 6 módulos, mientras que el resto se llevará a cabo entre el 27 de junio y el 21 de julio.



Universidad de Almería 


La Universidad de Almería ha programado para este verano 20 cursos entre el 11 de julio y el 5 de agosto. Además de los temas que se han dado cita otros años (cine, deporte, música, religión, agricultura o gastronomía) este año se incorporan al programa los relacionados con Cervantes y el Quijote. Cada uno de los cursos tiene un coste de matrícula de 110 euros.



Universidad de Cádiz


La Universidad de Cádiz ha iniciado el plazo de inscripción, que se mantendrá vigente hasta el próximo 17 de junio, para participar en la XXVI Edición de los Cursos de Verano de San Roque. Está prevista la concesión por cada uno de los 19 seminarios que componen su oferta 20 becas de residencia (que incluyen alojamiento y manutención) para los no residentes en el Campo de Gibraltar, y 4 becas de matrícula gratuita para los residentes en esta localidad. Los cursos se desarrollarán entre el 11 y el 30 de julio.



Universidad de Murcia 


La Universidad Internacional del Mar, promovida por la Universidad de Murcia, presenta este año un total de 54 cursosque se impartirán en doce municipios de la Región. Los cursos podrán realizarse entre los meses de mayo y septiembre, siendo el plazo de inscripción desde el 4 de abril hasta una semana antes del comienzo del curso escogido. Serán sedes en esta ocasión, las localidades de Águilas, Alhama, Blanca, Cartagena, Cieza (que se ha incorporado este año), Lorca, Los Alcázares, Molina de Segura, Moratalla, Murcia, San Javier y San Pedro del Pinatar. En ellas, se estudiarán temas relacionados con el empleo de plaguicidas, la acuicultura, el futuro forestal de Murcia, la educación, los sistemas de comunicación o la música. Los cursos tienen un coste de matrícula de de 95 euros aunque pueden solicitarse becas durante las siguientes fechas: para los cursos de mayo, antes del 22 de abril; para los de julio, antes del 8 de junio y para los cursos que se realicen en septiembre, deberá solicitarse tomando como fecha límite el 8 de julio.



Universidades de Lengua Catalana – Institut Joan Lluis Vives


 El Instituto Joan Lluís Vives, donde tienen cabida todas las universidades ubicadas en Cataluña y en el resto de territorios ligados a la lengua catalana (Beleares, Comunidad Valenciana, Andorra y la localidad francesa de Persignan; 19 en total), oferta este año nada menos que 788 cursos de verano, repartidos en 69 localidades distintas, donde está prevista la asistencia de unos 25.000 estudiantes. Esta agrupación de universidades concede créditos de libre configuración para sus alumnos por la realización de cursos de verano, independientemente de donde se desarrollen y de donde provenga el alumno, siempre y cuando pertenezca a las universidades asociadas. Bajo la denominación DRAC-Estiu el Instituto Joan Lluís Vives ofrece programa paralelo de becas dirigidas a estudiantes de primer y segundo ciclo, con al menos 60 créditos aprobados, siempre que la actividad o curso para el que solicitan beca se realice en una institución distinta a la propia. Tienen una dotación entre 60 y 240 euros, en concepto de desplazamiento, alojamiento (podría incluir manutención) y/o matrícula, según las circunstancias del candidato. Es de esperar que la convocatoria de este ambicioso programa quede abierta a mediados de mayo para cerrarse a principios de junio.