Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

España avanza en Educación aunque sigue a la cola de Europa

Nuestro país ocupa de nuevo los últimos puestos entre los países de la Europa Comunitaria en lo que se refiere a resultados educativos, según recoge un reciente estudio elaborado por la Fundación La Caixa. No obstante, los responsables del informe ha

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de España avanza en Educación aunque sigue a la cola de Europa

Los profesores de la Universidad de Barcelona, Joaquim Prats y Francesc Reventós, han elaborado un completo estudio para la Fundación La Caixa sobre "Los sistemas educativos europeos ¿Crisis o transformación?", donde se analiza el panorama educativo en varios países de la Unión Europea, incluida España. Entre otras consideraciones, el estudio, de cuyos contenidos se ha publicado un libro, cita como rasgo característico de los sistemas educativos europeos actuales su apuesta por la competitividad, la competencia económica y la excelencia científica. En el caso de nuestro país, el informe apunta como principales retos del sistema educativo español la integración de los inmigrantes, el refuerzo de los estudios de Formación Profesional y la lucha contra el fracaso y el abandono escolar.


 


El estudio señala asimismo como nota destacada el elevado nivel de formación, democratización y de posibilidades de acceso que ofrecen los sistemas educativos europeos, que basan su éxito principalmente y en términos generales, en factores concretos como la cohesión social, los sistemas de formación del profesorado y el buen funcionamiento de los centros escolares. No obstante, las políticas educativas en Europa van tendiendo a orientarse cada vez más hacia la doctrina de la competitividad y de la competencia económica, en lugar de la igualdad y la cohesión social.


 


Durante el proceso de investigación los autores han tratado de analizar algunos de los modelos educativos establecidos en el viejo continente, como el inglés, francés, alemán, belga-flamenco, holandés y español. A todos les afectan problemas comunes como los malos rendimientos de la educación obligatoria, base de la formación común a todos los ciudadanos; la escasa adaptación entre el sistema educativo y el sistema productivo; la incorporación de los nuevos avances tecnológicos al mundo escolar para la transmisión del conocimiento; los problemas derivados de la incorporación masiva de la población inmigrante a las escuelas, o la aparición de algunos brotes de violencia escolar.


 


En este sentido, el estudio indica con especial preocupación el reto que tienen todos los países europeos de integrar a los alumnos inmigrantes. Se advierte en el texto que, aunque en España el fenómeno es muy reciente, dentro de una década, cuando los escolares inmigrantes lleguen en gran número a la educación secundaria, podrán producirse muchos problemas si no se adoptan las medidas adecuadas. En el conjunto de Europa, no se da un consenso entre los distintos países sobre las medias a tomar en cuanto a la integración y al tratamiento de los estudiantes procedentes de la inmigración, como tampoco hay soluciones únicas para los sistemas de escolarización.


 


Por otra parte, frente a los constantes cambios que se han venido dando en la legislación educativa española durante los últimos años, el común denominador de las reformas educativas en Europa respecto a su adaptación a las nuevas realidades, se centra en potenciar aspectos como una mayor relación entre empresas e instituciones formativas; la flexibilización de procesos de formación; un mayor aprovechamiento de las nuevas tecnologías y la diversificación de titulaciones.


 


La educación en España


 


Diversos estudios publicados durante los últimos años han venido a alertar sobre la precaria situación de la educación española no universitaria, denunciando su bajo índice de resultados. El estudio de la Fundación La Caixa no se queda atrás y advierte que España se encuentra a la cola de Europa en cuanto a resultados educativos junto a Portugal, Grecia e Italia, por debajo de otros países con formatos educacionales más avanzados como Finlandia, Holanda, Bélgica y Suecia.


 


Uno de los responsables del estudio, Joaquim Prats, subraya en las conclusiones de este estudio que, "hasta el momento, en España hemos logrado una educación de mínimos para todos; ahora hay que lograrla de óptimos", lo que indica un notable esfuerzo por parte del sistema educativo español para situarse en la línea de salida e ir avanzando en este terreno poco a poco. El mismo autor afirma que nuestro sistema educativo pasa actualmente por un momento malo según los datos relativos al fracaso escolar, rendimiento académico y niveles de calidad en general, aunque no puede considerarse como catastrófico si se analiza en términos históricos y comparativos con otros países europeos.


 


En cuanto a los datos más significativos sobre la educación en España, destaca que entre un 27% y un 33% del alumnado no logra superar la Educación Secundaria; un 23% no llega a los conocimientos mínimos en Matemáticas y Lengua y apenas un 10% entra dentro de los niveles de excelencia, frente al 16% que se da en Francia o las tasas superiores al 20% en Finlandia y otros países nórdicos.


 


En este sentido, el esfuerzo realizado durante las últimas décadas en la educación no universitaria española también es notorio. Si bien en el año 1975 existía un 10% de niños de 6 a 11 años no escolarizados, sólo un 65% de menores entre 12 y 14 años asistían a la escuela y más de un 65% de jóvenes entre 15 y 16 años no cursaban estudios en centros reglados, en la actualidad la escolarización de niños entre 3 y 5 años roza el 100%; se ha logrado la totalidad de la escolarización para jóvenes de entre 6 y 15 años y la enseñanza secundaria no obligatoria alcanza el 70%, aunque todavía en este caso por debajo de la media europea.


 


En relación al profesorado, el estudio señala la existencia de una crisis profesional que da lugar al descontento, desmotivación y recelo de los docentes. Las causas de este malestar son variadas y, según algunos estudios recogidos en este general, apuntan a cuestiones como la inexistencia de expectativas de promoción interna o externa para el profesorado o a la falta de movilidad.


 


Por el contrario, los salarios de los profesores españoles de primaria y secundaria son equiparables a los más altos de la Unión Europea, por lo que el estudio destaca que no se puede hablar de una precarización laboral ni salarial, al menos en el caso de los docentes de la escuela pública. De hecho en la actualidad los profesores de educación secundaria cuentan con unas retribuciones básicas que superan los 26.000 euros anuales, que llegan a más de 28.000 euros en el caso de los catedráticos. Los técnicos de Formación Profesional superan los 24.000 euros anuales y los maestros de primaria los 23.000 euros, todos ellos sin contar con otros complementos como trienios, sexenios u otras retribuciones por desempeñar cargos directivos en los centros donde trabajan.

Por otra parte, también suspende España respecto a otros países de nuestro entorno en cuanto a la inversión que realiza el Estado para la educación, con una media de gasto público en este apartado de 1.400 euros por alumno al año, por debajo de la media de la OCDE. No obstante estos últimos datos se refieren a la media nacional, pero el estudio destaca algunas comunidades autónomas como Asturias, Navarra y País Vasco, donde la tasa de inversión educativa es más elevada.


 


Crecimiento universitario en España


 


Pero no todos los resultados de este estudio son negativos para nuestro país, ya que España cuenta con el porcentaje más alto de Europa en población estudiante universitaria. Ésta ha experimentado un crecimiento destacable durante los últimos años, con 4 estudiantes por cada 100 habitantes, alrededor de un tercio de las personas con edades comprendidas entre los 19 y 23 años, de las que cerca del 55% son mujeres.


 


De hecho, la población universitaria es la que ha experimentado el mayor crecimiento relativo, pasando de 646.000 estudiantes en 1980, a casi 1.600.000 en el año 2003, con una de las ratios más elevadas de universitarios, 4.017 estudiantes por cada 100.000 habitantes.


 


No obstante cabe destacar que, si bien el acceso de la mujer a la Universidad se ha dado de forma paulatina durante los últimos 30 años a un ritmo más que considerable, no ha ocurrido lo mismo entre los diversos grupos sociales más desfavorecidos. El estudio señala que después de analizar la pertenencia social de los universitarios y las distribuciones sociales de los estudios terminados, se deduce que, a pesar de que han existido grandes avances en este terreno, siguen existiendo notables diferencias sociales, sobre todo en los estudios superiores. Los estudiantes pertenecientes a la clase trabajadora tienen un índice menor de acceso a la universidad, y los que acceden a ella optan en su mayoría por carreras con titulaciones más devaluadas o en carreras de ciclo corto, siempre hablando en términos generales.


 


En este apartado tiene gran incidencia el volumen de ingresos de las familias, ya que las que gozan de mayor nivel de renta invierten hasta tres veces más en la educación de sus hijos que otras con menos recursos. Así, destinan más dinero para el complemento en la enseñanza de idiomas, cursos de verano, refuerzo de estudios o cursos de postgrado, entre otros gastos educativos privados. Como es lógico, las diferencias se van acentuando según va aumentando el nivel de estudios, ya que al inicio de la etapa escolar todos los alumnos parten generalmente con las mismas posibilidades, independientemente de que acudan a centros públicos, privados o concertados.


 


 


*  *  *  *


 


 


Enlaces de interés:


 


Estudio “Los sistemas educativos europeos ¿Crisis o transformación?”


 


Fundación La Caixa


 


Universidad de Barcelona


 


Otras publicaciones de la Fundación La Caixa


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Europa se pone en serio para potenciar la Formación Permanente


 


Europa aún suspende en educación y formación


 


Desventaja de los jóvenes españoles en empleo y formación, según el CES


 


El consumo o la dificultad de acceso al empleo, entre las causas del fracaso escolar


 


Madrid dedica el 25% del presupuesto de 2006 a Educación


 


El MEC aplicará medidas para mejorar la calidad de la educación


 


Guy Haug desgrana en San Sebastián la situación de Europa en materia de educación


 


Las universidades catalanas apuestan por el e-learning


 


Violencia en las aulas: ¿un problema? ¿soluciones?


 


Europa avisa que la docencia es una ¡¡profesión de riesgo!!


 


“Los cambios en la educación obligarán a los profesores a reconstruir su identidad”


 


La escuela pública nunca ha estado mejor, dijo Manuel Álvarez


 


La educación universitaria europea será mucho más que asistir a clase


 


Los docentes: los que más sufren enfermedades laborales 


 


La falta de profesores ya preocupa en la OCDE


 


La formación de adultos, muy presente en Europa


 


Cursos de Enseñanza/Educación para Docentes y Profesores en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+


 


Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+