Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Escuelas Españolas: Venciendo Fronteras

Las escuelas de negocio españolas cada vez atraen mayor número de estudiantes extranjeros, sobretodo latinoamericanos. Pero es que además, sus ansias por llegar a todos los rincones del mundo ha llevado a algunas a emprender audaces aventuras en el e

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Escuelas Españolas: Venciendo Fronteras

Poco a poco algo está cambiando en el mundo en lo que a formación continua y de postgrado se refiere. No en vano, España se ha convertido en la última década en un importante país inversor, abierto a nuevos mercados y a infinidad de países en los que nuestras empresas cada vez tienen una presencia más significativa. Éstas llevan a esos países sus propios directivos pero también necesitan de profesionales y ejecutivos oriundos que conozcan certeramente los entresijos de economías y sectores locales concretos. Y es especialmente en Latinoamérica donde las principales multinacionales españolas se están posicionando como el grupo inversor de mayor peso de la zona, que en la segunda mitad de la década pasada incluso ya superó en volumen de inversión al país que hasta entonces había sido preponderante, Estados Unidos.


Así, acompañado por este cambio, la tradicional hegemonía e influencia que las escuelas de negocio norteamericanas habían ejercido en ésta y en las demás regiones del mundo ha tenido que empezar a ser compartida en parte con aquellas escuelas de mayor prestigio de otros países, incluidas las españolas. En este sentido, por su significación no podemos dejar de citar el estudio anual presentado recientemente por una prestigiosa revista latinoamericana, América Economía, que ha confirmado en esta ocasión como las tres escuelas de negocios españolas más consolidadas en la zona, es decir, IESE , Instituto de Empresa y ESADE , se están erigiendo en la más seria alternativa para los futuros directivos suramericanos frente a las escuelas norteamericanas, siendo las más fuertes, de hecho, de la oferta europea actual de postgrado. Por eso, también concluye el estudio que estas y otras importantes escuelas españolas van a ser las que en buena medida formarán a los futuros directivos de esta parte del mundo.


Lo cierto es que dichas escuelas han demostrado en la última década un especial interés por países tan cercanos en lengua, economía y cultura. Siguiendo con el estudio antes mencionado hay que decir que en su elaboración, entre otras cosas, se encuestó a doscientos profesores de Estados Unidos, Canadá, Europa y América, los cuales en general valoraron su mejor posición de futuro gracias a la sólida estrategia de expansión desplegada, destacando sobretodo, la especial atención que estos centros prestan a la problemática de la región, la colaboración con universidades y escuelas de negocios locales y la presencia de profesores latinoamericanos en sus programas de postgrado. Y es que ya son muchos años de presencia y colaboración, a lo que hay que unir la consolidación del español como segundo idioma del mundo de los negocios, como bien destacó hace unas semanas Javier Mendoza, decano de ESADE.


Es digno de reseñar la alianza que bajo la denominación Sumaq el año pasado selló el Instituto de Empresa con otras siete escuelas hispanohablantes para impartir formación a ejecutivos y para lo que estas instituciones, líderes en sus respectivos países en educación de postgrado, han unido, esfuerzos, programas, contenidos y una bolsa de casi 500 profesores de diferentes nacionalidades. Y en esta misma línea, ésta y otras escuelas españolas de proyección internacional poco a poco han ido incorporando numerosos profesores extranjeros en sus programas, buscando un sutil equilibrio entre lo global y lo local, algo que a fin de cuentas confiere a nuestras escuelas una clara ventaja si lo comparamos con las escuelas norteamericanas, a las que, de hecho, siempre se les ha achacado la excesiva focalización en los negocios y particularidades del mercado interior norteamericano.


Con esto uno puede entender los intentos fallidos por parte de algunas escuelas estadounidenses por establecer sedes en países latinoamericanos. Breve y tímida fue, por ejemplo, la decepcionante entrada de la Wharton School en México, con unos programas de 3 a 10 días, muy caros y de escaso valor curricular, que se saldó con el resultado de unos escuálidos ingresos que no llegaron a cubrir ni de lejos los honorarios de tan ilustres profesores y ponentes. Así pues, el prestigio allende las fronteras, así como, un plantel de estrellas en educación gerencial global no va a ser necesariamente garantía de éxito, tanto como eso, es que además los programas que se quieran implantar den cumplida respuesta a las necesidades particulares de cada uno de los mercados localizados.


Esto lo han sabido ver muchas de las escuelas españolas, y fruto de ello es el hecho de que ahora sus sedes ubicadas en Madrid se nutran en una gran proporción de alumnos americanos, incluso norteamericanos, cuando precisamente la competencia entre escuelas internacionales y nacionales es más feroz. Algo que en el estudio de America Economía se destacaba como factor que los candidatos americanos tienen muy en cuenta a la hora de elegir un MBA son el precio de la matrícula y el coste de vida en el país, en lo cual, España es muy competitiva. Como dato ilustrativo de todo esto valga que en este curso las solicitudes recibidas por el Instituto de Empresa han experimentado un incremento del 13,5% con respecto al año anterior, como asimismo ha ocurrido en otras de nuestras escuelas con proyección internacional.

También es cierto que la expansión de las empresas españolas está ayudando a esta labor pues su preocupación por la formación de sus empleados es cada vez mayor y para ello lógicamente acuden a lo más cercano y reconocido. Recientemente el BBVA ha creado una escuela management dentro de su Centro Corporativo de Formación, en el que ya este curso se van a formar a 300 de los directivos de todo el mundo de esta entidad financiera, y que ya ha empezado a desarrollar unos Programas Corporativos divididos en tres niveles que se espera que preparen cada año a unos 800 directivos del banco para ocupar puestos de muy alta responsabilidad en diferentes lugares del mundo. IESE será el encargado, junto con un comité directivo del BBVA, de impartir las clases en Euroforum, su centro madrileño ubicado en la localidad de San Lorenzo del Escorial. Por su parte, el Instituto de Empresa se encargará de la escuela de finanzas, a través de cuyos 35 programas y gracias a la alianza Sumaq, espera desarrollar en 2003 a 875 participantes, tanto en España como en otros países sobretodo de Latinoamérica. De momento, este año se han llevado a cabo 17 programas que han preparado a 350 empleados. Asimismo, el Instituto de Empresa es el encargado de la escuela de tecnología que desde el Parque Tecnológico de Alcobendas ha comenzado a formar a trabajadores del BBVA en las áreas de e-business, e-transformation y e-habilidades, tanto presencialmente como a través de la red. 550 empleados pasarán por sus aulas el año que viene. CECO y la Fundación Carolina , encargadas de la formación de los futuros cuadros directivos de entidades financieras y organismos supervisores de Iberoamérica, son las otras dos instituciones de educación de postgrado que colaborarán en este ambicioso plan formativo emprendido por el BBVA.
Y otros son los países en los que nuestros centros han puesto su atención, sabedores del buen nombre del que gozan entre sus directivos. El Instituto de Empresa ha abierto una oficina en Sao Paulo, Brasil, para dar a conocer su oferta formativa así como organizar actividades puntuales, sin embargo, la institución española que sin duda más ha apostado por este inmenso país es ESIC , el cual, ya impartía en su sede de Curitiba la titulación universitaria de Administración de Empresas, y que este año por primera vez ofrece sus tres master más consolidados en nuestro país: Máster en Dirección de Márketing y Gestión Comercial (GESCO), el Máster en Dirección de Recursos Humanos y Organización y el MBA en Dirección Empresarial y Márketing. Y así tampoco descarta en próximos años incorporar otros master y cursos, así como, programas in-company.


Europa es también un importante mercado. En él las principales escuelas españolas están muy consolidadas desde hace más de una década, ocupando las primeras posiciones en los diferentes ranking europeos. Sin embargo, es cierto que en otras regiones económicas nuestras escuelas no gozan del mismo reconocimiento. Desde hace años algunas de ellas han realizado importantes esfuerzos para cambiar esa apreciación y en países como Estados Unidos, poco a poco, algunas se están haciendo conocidas entre las empresas y sus directivos. Así, entre la población hispana mejor asentada en ese país no es extraño que muchos de sus profesionales se planteen como alternativa realizar uno de los MBA del Instituto de Empresa, del IESE o de ESADE. Y de las tres, la que más se está consolidando como firme alternativa, ya no sólo en el entorno empresarial hispano sino también en el anglosajón, es el IESE de la que hay que destacar su importante alianza y los muchos años de colaboración con la Harvard Business School que no hace más que confirmar un prestigio ya indudable entre las instituciones más reconocidas del mundo.


Y precisamente esta escuela de negocios fundada en Barcelona hace 44 años, es la que mejores pasos ha dado en el que es el mercado más lejano, y así también más inaccesible para el resto de las nuestras. Nos referimos a Asia y ahí hay que citar la CEIBS de Shanghai , ahora una de las más prestigiosas escuelas de este continente a la que, de hecho, el IESE ayudó en su propia constitución y con la que, desde entonces, siempre ha colaborado estrechamente en el desarrollo y mejora de su actividad formativa.


Asimismo, en este último año, otra escuela española que trata de ubicarse entre las de mayor prestigio nacional e internacional, ha puesto sus ojos y esfuerzos en el otro lado del orbe terráqueo. Se trata del IEDE , instituto de postgrado que ha diseñado un MBA Internacional cuya segunda de cuatro partes se desarrollará en Shanghai, en definitiva, el más importante centro financiero de China. Así pues, este programa de 1470 horas dará comienzo en Madrid, sede central de la escuela, donde se impartirán 400 horas, para a continuación trasladarse a Londres, donde tiene otra sede y donde se impartirán otras 400 horas. Luego vendrán las 275 horas y los 80 seminarios en la especialidad de Asia-Pacífico impartidos en Tongji University , todo gracias a un acuerdo de colaboración alcanzado con esta institución universitaria china. Por último, el programa se trasladará a Santiago de Chile donde esta escuela de gran proyección internacional tiene un centro y en el que se impartirán las restantes 400 horas relativas a mercados latinoamericanos.


Será un programa a tiempo completo de dos años de duración, dirigido fundamentalmente a personas con al menos cuatro años de experiencia, pero es que además, esta escuela en un futuro tiene previsto diseñar un programa con los mismos destinos pero dirigido a ejecutivos, con mayor experiencia pero con disponibilidad temporal muy limitada, y que denominará Global MBA Executive. Hay que decir que este tipo de master tan exclusivo, de momento sólo lo ofrece el Instituto de Empresa y el IESE, este último, llamado también Global Executive MBA aunque en este caso impartido en los centros de Barcelona, Silicon Valley (California) y Shanghai (China). Con un coste de 76.000 euros es el programa de postgrado más caro organizado por una escuela de negocios española. Y es que globalizarse en pleno siglo XXI no es “moco de pavo”.



Contenidos de interés:


GLOBALIZACIÓN (ESCUELAS ESPAÑOLAS EN EL MUNDO)