Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Escuela de Padres: Una ayuda en el difícil arte de educar

Tristes, desbordados y desorientados. Así se muestran muchos padres que no saben cómo abordar aspectos relacionados con la educación de sus hijos. Las Escuelas de Padres son una magnífica herramienta para poner solución a esos problemas cotidianos qu

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Escuela de Padres: Una ayuda en el difícil arte de educar
Estudiantes-grado-INE

Un niño de tres años que coge monumentales rabietas, otro de ocho que exige una recompensa ante sus buenas notas o una adolescente con claros signos de empezar a sufrir trastornos nutricionales. Educar a un hijo para que supere con éxito sus distintas etapas educativas y se convierta en una persona íntegra es, probablemente, una de las tareas más difíciles e importantes a las que puede hacer frente el ser humano.


 



La relación padre-hijo lleva consigo conflictos cotidianos que, en muchas ocasiones, se pueden resolver tan sólo con unas sencillas pautas. Es aquí cuando entran en juego las Escuelas de Padres, que surgieron hace treinta años, y que hoy son una herramienta fundamental para que los progenitores sepan cómo comportarse ante nuevas situaciones y conductas inadecuadas, y dejen atrás la ansiedad y los sentimientos de culpabilidad.


 


Según Raquel López Vergara, directora y psicóloga del Grupo Crece, “las Escuelas de Padres sirven de gran ayuda y quienes acuden a ellas suelen salir contentos y satisfechos. Sin embargo, las expectativas de resolución de problemas que traen algunos progenitores no son reales”.


 


Para la psicóloga, “una escuela de padres es una herramienta práctica que te ayuda a entender que muchas de las cosas que llamamos problemas no son sino situaciones cotidianas que ocurren en todas las familias. Por ejemplo, una rabieta en un niño de tres años es completamente normal, al igual que es bastante frecuente la aparición de miedos en los niños o la rebeldía en la adolescencia. Los padres deben quitarse el sentimiento de culpa que se adueña de ellos cuando piensan que no hacen las cosas bien”.


 


El objetivo de las Escuelas de Padres es mejorar las habilidades educativas y las posibilidades para apuntarse a uno de estos grupos son variadas. Algunos los organizan entidades privadas, otros se ponen en marcha gracias a iniciativas de la Administración (tanto central, como autonómica o local), y en otras ocasiones son los propios colegios o los mismos padres los que los organizan, a través de las APAs o las Federaciones de APAs.


 


Además, se puede elegir entre modalidades presenciales o bien virtuales, especialmente pensadas para quienes no tengan el tiempo suficiente, no puedan desplazarse a otro lugar o prefieran seguir los contenidos a otro ritmo, desde la propia casa.


 


Asimismo, hay iniciativas que se centran en cada una de las etapas evolutivas del niño, por ejemplo, la primera infancia o la adolescencia, mientras que en otras ocasiones los cursos van orientados hacia colectivos concretos, como niños con déficit de atención e hiperactividad, o niños superdotados.


 


Iniciativa privada y presencial


 


El Grupo Crece pone en marcha distintas Escuelas para Padres y Educadores al año, y realiza cursos monográficos por edades en Madrid. Se puede escoger entre tres módulos independientes, de 16 horas de duración cada uno: El bebé, Educar a los más pequeños, o Vivir con un adolescente.


 


La gran novedad de esta Escuela de Padres es la metodología que emplea, centrada en modelos de situaciones padres-hijos a través de vídeos, técnicas teatrales y de roler-playing representando de situaciones reales, grabaciones en vídeo y dinámicas de grupo.


 


Tal y como comenta Raquel López, “estamos en una sociedad en la que los padres sobreprotegen a los hijos, les cuesta decir no y no pueden dedicarles el tiempo que un niño requiere”.


 


En relación a su labor comenta: “no damos clases teóricas, sino prácticas, donde se les enseña a los padres a manejarse en situaciones difíciles. Para ello es muy útil la utilización de técnicas teatrales o de representación. También utilizamos como herramientas determinados fragmentos de películas, grabaciones e incluso interacciones ficticias entre los propios psicólogos del equipo. Y si unos padres viven una situación conflictiva fuerte, se les recomienda además un apoyo psicológico”.


 


Por otra parte, la Escuela de Padres del Centro Andares de Alicante se reúne varios sábados al mes para abordar diferentes temáticas relacionadas con el desarrollo y crecimiento de los niños. Su misión es ofrecer información y herramientas que permitan a los padres sentir seguridad en el día a día con los hijos. Uno de los servicios más valorados por las personas que allí acuden es la presentación de los juegos más adecuados para compartir con los niños según su etapa de desarrollo.


 


Radio ECCA también organiza una Escuela de Padres, donde éstos se reúnen una vez por semana para compartir experiencias sobre los problemas que surgen en el quehacer cotidiano de una familia. El contacto con otras personas que viven situaciones similares supone un intercambio muy enriquecedor para los padres.


 


 


[Escuelas de Padres en colegios,


de la propia Administración,


a través de ordenador]


 

En los propios colegios


 


Son los propios investigadores los que recomiendan este tipo de cursos. En la revista Psiquiatría, Itziar Iruarrizaga, de la Universidad Complutense de Madrid, afirma que “debido a los resultados obtenidos en este tipo de programas consideramos la necesidad cada vez mayor de implantar este tipo de programas dentro del ámbito educativo”.


 


Conscientes de ello, son muchos los colegios e institutos que ya cuentan con una Escuela de Padres, en ocasiones organizadas por el propio centro y otras veces promovidas por las APAs o las Federaciones de APAs. En otras ocasiones es la Administración la que utiliza el salón de actos de los colegios, en un intento de acercarse más a los padres, y la que aporta todo el material para que se puedan desarrollar estos cursos. También la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres (CEAPA) ofrece recursos para organizar estos cursos y también permite la consulta del material de manera individualizada.


 


Por su parte, la Escuela de Padres y Madres (AMPA) de Getxo está desarrollando diversos cursos gratuitos y en castellano, que empezaron el pasado 5 de octubre y terminarán el 12 de noviembre. Este día, el colegio Romo acoge el inicio del curso "¿Castigar o premiar a nuestros hijos?". Para participar basta con presentarse en el colegio.


 


En Mieres, el colegio religioso Santo Domingo de Guzmán también tiene una Escuela de Padres que organiza distintos talleres, al igual que ocurre en el colegio Pureza de María (Santa Cruz de Tenerife), La Salle de La Felguera (Asturias) o La Salle Sagrado Corazón (Madrid), que organiza sesiones destinadas a los padres de alumnos de Educación Infantil y Primaria, y otras para padres de alumnos de Secundaria.


 


Y sin duda una de las mejores Escuelas de Padres de centros privados de Madrid tiene lugar en el Colegio Arcángel Rafael. El Departamento de Orientación, dirigido por Lourdes Palero, llevó a cabo el año pasado una Escuela de Padres de niños de 2 a 6 años. Debido al alto grado de satisfacción de los participantes y las diversas peticiones de padres del centro que han llegado al departamento, este año la oferta se amplía con una Escuela de Padres de adolescentes.


 


Por su parte, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Aragón (FAPAR) también organiza cursos, charlas y talleres dirigidos a los padres de la provincia, entre los que se encuentra la Escuela de Padres y Madres. Se trata de varios seminarios con una parte teórica y otra práctica, donde se tocan temas relacionados con la salud, la familia, y como novedad, los riesgos de las nuevas tecnologías. Para asistir a estas charlas es necesario inscribirse en la sede de FAPAR, en Teruel, antes del 16 de octubre.


 


Organizados por la Administración


 


La Administración también establece distintos programas de ayuda para padres que necesitan orientación. El Ministerio de Educación, a través del Instituto de Tecnologías Educativas (ITE)  tiene una Escuela de Padres virtual, que trata las etapas evolutivas de los hijos, el ambiente familiar, el tiempo libre en la familia, los estudios de los hijos, el entorno que nos rodea y los objetivos educativos de los padres. Aquí encontraremos recursos útiles para atender a todas las etapas, desde el primer año de la vida del niño a la adolescencia.


 


También pertenece al Ministerio de Educación la Escuela de Padres y Madres el Aula Mentor, un entorno virtual de aprendizaje orientado a todos los progenitores que quieran profundizar en la problemática propia del periodo de la adolescencia. Tiene como objetivo mejorar las relaciones familiares y prevenir conductas de riesgo, para lo que ofrece pautas que ayudan a resolver los conflictos más comunes de estas edades.


 


El Aula Mentor está dividido en tres bloques: Conocer y comprender al adolescente, Convivir y educar al adolescente, y Prevenir riesgos y enfermedades en el adolescente, además de varios anexos. En ellos se tratan temas como los cambios psicológicos en adolescentes, trastornos nutricionales, drogadicción, alimentación o relaciones con la familia. Aunque el aprendizaje se realiza en un entorno virtual, se tiene contacto con el tutor, que resuelve dudas, corrige prácticas y sigue el aprendizaje de cada alumno, y también con el resto del alumnado. El programa se puede realizar desde casa, a través de Internet, o bien desde el Aula Mentor más cercana al domicilio, donde se cuenta con la ayuda de un administrador si no se tienen excesivos conocimientos telemáticos. Una vez superado el curso, de 40 horas, se recibe un certificado del Ministerio de Educación.


 


Otra propuesta de la Administración, en este caso regional, es la Escuela Virtual de Padres de Extremadura, una iniciativa de la Junta de Extremadura con la ayuda del Fondo Social Europeo. Se dirige a las madres y padres que deseen intercambiar experiencias educativas y, a la vez, ofrece a los participantes la oportunidad de desarrollar sus habilidades tecnológicas.


 


También el Ayuntamiento de Madrid cuenta con Escuelas de Padres organizadas por distritos, que en algunos casos acoge a progenitores que han sido derivados por los Servicios Sociales del Consistorio. En general, a lo largo de la geografía española es fácil de encontrar este tipo de iniciativas, como las desarrolladas por el Ayuntamiento de Valencia o el de Cuenca.


 


A través del ordenador


 


Hay padres que no tienen tiempo de desplazarse a las reuniones y viven en pequeñas poblaciones donde no tienen posibilidad de asistir a una Escuela de Padres de modalidad presencial. Para ellos están pensadas las Escuelas de Padres on line, que utilizan las últimas técnicas multimedia.


 


Normalmente estos cursos son amenos, dinámicos y entretenidos, y están elaborados en un lenguaje claro y cercano. Y su gran ventaja la flexibilidad horaria. El Grupo Gesfomedia, por ejemplo, tiene una Escuela de Padres que ofrece cursos online con una amplia propuesta formativa, como pautas educativas básicas, problemas habituales, o alimentación y sueño.


 


Otra posibilidad es la Escuela de Padres Solohijos, dirigida a progenitores con hijos de hasta 17 años. Sus objetivos son conseguir una mayor implicación de los padres en la educación de sus hijos, optimizar las relaciones interfamiliares, ofrecer habilidades educativas a los progenitores y ayudarles a proyectar verdaderas expectativas educativas sobre sus hijos, dar conocimiento y fomentar la comunicación con habilidades educativas.


 


Por su parte, la Escuela de Padres de Educapeques.com intenta ofrecer un apoyo profesional adecuado para padres desbordados por situaciones que no saben cómo afrontar. Los cursos (dedicados a pautas educativas básicas, alimentación y sueño, juego y escuela) están realizados por especialistas en pedagogía y educación, y tratar de dar sencillas normas de convivencia y comportamiento para hacer de nuestros hijos personas más felices y seguras de sí mismas.


 


El Centro Vaca Orgaz, por su parte, organiza una Escuela de Padres a distancia, con cuatro niveles en función de la edad del niño: bebés, primera infancia, segunda infancia y adolescencia. El curso consiste en módulos mensuales con temas concretos en función de la edad del niño, y atención personalizada por correo electrónico o por teléfono. También se elaboran programas individualizados para tratar en casa según las dificultades que se encuentran los padres, con el fin de que éstos sepan cómo actuar en el momento adecuado. El curso completo por nivel es de 6 meses, aunque se puede dejar cuando se desee.


 


 


[Para necesidades especiales


y educadores]


 

Necesidades especiales


 


Aunque las Escuelas de Padres ofrecen técnicas para enfrentar el día a día con los hijos, son muchos los niños que tienen necesidades especiales. Por ello cada vez proliferan más las Escuelas que ofrecen cursos específicos para padres que tienen que enfrentarse a la problemática de niños que, por una u otra razón, necesitan otro tipo de pautas.


 


ASENID (Asociación Española de Niños Superdotados) ofrece actividades formativas para padres dedicadas a comprender y orientar a los niños con capacidades intelectuales muy superiores a la media.


 


ANHIPA (Asociación de Niños Hiperactivos Principado de Asturias) también organiza cursos en Gijón y El Entrego dedicados a orientar a familias de niños con déficit de atención e hiperactividad. Se trata de técnicas y estrategias desarrolladas para afrontar el TDHA, que afecta a entre un 4 y un 7% de la población infantil. En las clases los padres aprenden, entre otras cosas, técnicas de autocontrol emocional, métodos para vencer el estrés y estrategias para ayudar a estudiar a estos niños.


 


Por su parte, la Asociación de Padres de niños Sordos de Zaragoza también organiza encuentros, seminarios formativos y jornadas educativas dirigidas a padres y afectados. Y el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes (Madrid) lleva a cabo periódicamente una Escuela de Madres y Padres para niños con discapacidad.


 


También para educadores


 


Es cierto que las Escuelas de Padres, como su propio nombre indica, están dirigidas a ofrecer soluciones y técnicas a los padres, pero son muchos los educadores que toman parte de estas iniciativas, como consecuencia del aumento de problemas en las aulas.


 


Según Raquel López Vergara, del Grupo Crece, "en la Escuela de Padres trabajamos técnicas básicas. Por eso, además de padres, contamos con profesionales del mundo de la educación, que acuden a estos cursos para poderse manejar con los alumnos en la problemática del aula, en la resolución de conflictos y también como herramienta a la hora de interactuar con los padres de los alumnos".


 


Y como a enseñar también se aprende, no hay que olvidar que también existen cursos dedicados a formar a aquellos profesionales que después dirigen las Escuelas de Padres. Un ejemplo de ello es el curso Animación, Servicios educativos y Tiempo libre, de 200 horas y que suele realizarse en un año.


 


Por último, comentar la necesidad de acudir a las Escuelas de Padres antes de que el conflicto estalle, porque ser hijo a veces es duro, pero ser padre tampoco es fácil. Los niños no llevan un manual de instrucciones, pero sí que hay profesionales dispuestos a ofrecernos su ayuda para saber cómo actuar en cada momento. Los padres somos los primeros y principales educadores de nuestros hijos, es nuestra responsabilidad formarles, y para ello debemos prepararnos, con el fin de improvisar lo menos posible. Nuestro esfuerzo puede llevarnos a un resultado que merezca la pena.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


 


Más información:


 


Grupo Crece


 


Escuela de Padres del Centro Andares de Alicante


 


Radio ECCA


 


CEAPA


 


Colegio Arcángel Rafael


 


FAPAR


 



Instituto de Tecnologías Educativas


 


Escuela de Padres y Madres el Aula Mentor


 


Ayuntamiento de Madrid


 


Ayuntamiento de Valencia


 


Ayuntamiento de Cuenca


 


Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes


 


Grupo Gesfomedia


 


Escuela de padres Solohijos


 


Escuela de Padres de Educapeques


 


Centro Vaca Orgaz


 


ASENID


 


ANHIPA


 


Asociación de Padres de Niños Sordos de Zaragoza