Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

¿En busca de tu primer empleo? Recursos y consejos de expertos para no perderse

Nuevos titulados universitarios salen cada año de las aulas universitarias. Son jóvenes que poseen titulación académica y han adquirido durante su formación diversas habilidades y aptitudes profesionales. Tras terminar los estudios, es el momento de

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de ¿En busca de tu primer empleo? Recursos y consejos de expertos para no perderse
Estudiantes-grado-INE

Los meses de junio y septiembre son en el mundo universitario sinónimo de exámenes, pero también de poner fin a toda una etapa académica tras superar las pruebas de las diferentes asignaturas y obtener el título que habilita para el desempeño de una profesión. Cada curso académico, son numerosos los estudiantes que dejan las aulas para incorporarse al mundo laboral y abrir una nueva etapa en sus vidas. Un paso que no siempre es fácil y que no se produce, en ocasiones, en óptimas condiciones.


 


Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa de paro juvenil ha aumentado este año, situándose en el 31,85% en el primer trimestre frente al 27,28% del mismo período de 2009. Una tendencia al alza en el segundo trimestre de este año, período en el que la tasa de desempleo juvenil fue del 42,1%, tasa que, además de crecer, es la más elevada de todos los países que conforman la zona euro y que se sitúa por encima de su media que es del 18,6 %.


 


La situación no es igual en toda España. Por ejemplo, Aragón es la comunidad autónoma con menor tasa de paro juvenil, con el 30,6%, mientras que Canarias con una tasa del 54,9 % es la autonomía con más tasa de desempleo joven, seguida de Andalucía, Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura, comunidades todas ellas que están por encima de la media española, de acuerdo con los datos recogidos en el estudio realizado por Caja Inmaculada (CAI) sobre la situación de los jóvenes en Aragón, España y Europa.


 


Sin embargo, no todos los jóvenes, aunque residan en una comunidad autónoma con una tasa elevada de desempleo juvenil, presentan la misma situación, ya que hay titulaciones que tienen más salida en el mercado de trabajo al existir una mayor demanda. Es el caso, por ejemplo de las titulaciones relacionadas con la salud como es el caso de medicina o enfermería, económicas y empresariales, las relacionadas con las tecnologías, y personal de ventas y marketing, de acuerdo con la información facilitada por Infojobs, Adecco y Monster.es


 


Tener una titulación no significa poseer la llave que abre la puerta de acceso al mercado laboral ni al puesto de trabajo definitivo. De hecho, la mayoría de las veces, el primer empleo de los jóvenes titulados es temporal. Precisamente, la temporalidad es una de las características principales del empleo de los jóvenes. En el primer semestre de 2010, nueve de cada diez contratos realizados ha sido de carácter temporal, registrándose, sobre todo, en áreas relacionadas con las actividades administrativas y servicios auxiliares, que suponen la cuarta parte de los contratos realizados en este período, seguidas de la hostelería y el comercio, según el informe de Caja Inmaculada. También es destacable la elevada temporalidad en los servicios sanitarios, área de educación, trabajos en la administración pública, según CCOO.


 


Muchos jóvenes tienen su primer contacto con el mercado laboral mediante becas, contratos en prácticas o de formación, que tienen un carácter temporal y una duración media de entre tres y seis meses. Una situación que, sobre todo, es más acentuada en Andalucía, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana y Galicia, de acuerdo con los datos facilitados por el Gabinete Técnico Confederal de CCOO a partir de la EPA del INE.


 


Pero, pese a esta temporalidad, los contratos de formación o prácticas no están muy extendidos y su uso es bastante limitado por las empresas o entidades. De hecho, es frecuente que “opten por realizar becas de prácticas que suplen un contrato real y es un empleo sumergido porque no se cotiza y no está sujeto a convenio”, según explica Cristina Bermejo Toro, secretaria confederal de Juventud de CC.OO.


 


Aunque no todas las becas son iguales y algunas sí cumplen las condiciones legales y propias de una beca, ésta es una fórmula que “con la crisis se usa más y se opta por ofertarlas y hacer colaboraciones mediante una beca antes de la inserción laboral de los jóvenes recién titulados”, indica Beatriz Cabello, del área de selección de Adecco en Madrid. No obstante, a  pesar de ser una opción más empleada, la situación económica actual también se ha dejado sentir y “las ofertas de prácticas y becas han bajado en el último año”, asegura Verónica Milo, directora de Marketing de Monster.es


 


Problemas a la hora de encontrar empleo


 


Los jóvenes recién licenciados deben enfrentarse a un mercado laboral complejo que no conocen y, en muchas ocasiones, sin la información o guías necesarias para empezar a buscar empleo. La falta de experiencia laboral les obliga a incorporarse al mercado de trabajo a través de contratos en prácticas o becas que les permitan adquirir esa experiencia. Sin embargo, es un colectivo que gracias a su completa formación y a pesar de que les lleve un tiempo encontrar un empleo acorde a sus expectativas o formación, suele tener más facilidades para encontrar empleo que aquellas personas sin cualificación”, explica Verónica Milo, directora de Marketing de Monster.es


 


Una situación que también se ha percibido desde Randstad. “La crisis ha hecho mella en un colectivo especialmente, el de los jóvenes menores de 25 años. Ellos soportan una tasa de desempleo del doble que la media total, lo que demuestra las dificultades por las que atraviesa este grupo. De hecho, los últimos datos oficiales apuntan a que un joven tarda de media un año en insertarse en su primer empleo”, apunta Eva Basanta, directora de oficina de Randstad.


 


Además de la temporalidad y del problema adicional de la crisis, a la hora de acceder a un empleo, los jóvenes también tienen que hacer frente a su sobrecualificación o lo que también se denomina infraocupación, es decir, tener que emplearse en puestos de trabajo que requieren una menor cualificación y capacitación profesional que la que han adquirido, añade Cristina Bermejo, de CCOO. Una situación que, sobre todo, se produce porque en España, a diferencia de Europa, el 60% de los jóvenes optan por cursar estudios superiores frente al 40% que optan por la formación profesional, lo que conlleva que haya un déficit de técnicos intermedios.


 


“Los puestos en los que se emplean con mayor facilidad son los de baja cualificación, ya que debido a su escasa formación o experiencia como consecuencia de su edad, no tienen acceso a puestos de mayor cualificación. En la actualidad, la mayoría de empresas recurre a la contratación temporal para hacer frente a las puntas de trabajo, en lugar de contratar de forma fija. En general, los jóvenes están cada vez mejor preparados. Cada vez son más los titulados universitarios de diferentes ramas, provocando una sobreeducación en muchos casos, ya que están más formados de lo que el puesto de trabajo requiere”, explica Eva Basanta, de Randstad.



Una sobrecualificación o infraocupación que también contribuye a explicar los bajos salarios que se reciben al inicio de la vida laboral y que suelen oscilar entre los 500 y 600 euros de media, aunque las cantidades pueden variar, sobre todo, en el caso de las becas en las que en cada una de ellas se estipulan las condiciones económicas y de algunos contratos en los que se aplica el convenio colectivo del sector o empresa concreta.


 


Pese a ello, las becas o los contratos temporales, de formación o prácticas, suponen una coyuntura favorable para acceder al mercado de trabajo, así como las sustituciones de verano. En los meses de mayo y junio, las empresas suelen lanzar sus ofertas de empleo de sustitución de empleados “que son una oportunidad para este colectivo para que el apartado de la experiencia no esté vacío, tener experiencia laboral durante unos meses y unas referencias laborales”, apunta Anna Quintero, directora de Comunicación de Infojobs.


 


De la misma opinión es Beatriz Cabello, de Adecco, quien señala que son una “oportunidad para tener experiencia laboral. Si hay alguna posibilidad, aunque sea una beca o un contrato corto o una sustitución, es conveniente aceptarlo porque da experiencia y da pie a que en la empresa te conozcan” y, aunque no sea de forma inmediata, se puede ser un candidato valorado en posteriores procesos de selección de personal.


 


Ahora, con la crisis económica, los jóvenes tienen el problema añadido de que es más difícil acceder a un empleo porque “otros jóvenes ya con experiencia se han quedado sin trabajo y tienen que competir con ellos por ese empleo”, indica Anna Quintero, de Infojobs. Sin embargo, hay empresas que entre sus ofertas de empleo tienen una parte destinada a los jóvenes recién titulados y sin experiencia. De hecho, en algunas empresas “se valora formar a las personas y se apuesta por el desarrollo interno, se ofrecen programas de formación interna. No es cierto que no se contraten a recién licenciados, pero ahora con la crisis es probable que se opte por personas que tienen un poco más de experiencia”, explica.


 


Marcos Gutiérrez ha terminado Filología Inglesa. Mientras espera la convocatoria de oposiciones ha intentado dar clases en academias y centros de idiomas “para coger experiencia y ganar algún dinero, pero no he tenido suerte. Aunque dicen que en tiempos de crisis, la gente se forma más, lo cierto es que las empresas también intentan solucionar esta demanda con el personal que ya tienen de otros años, muchos también pendientes de las oposiciones”.


 


A la espera de encontrar un empleo se encuentra María Álvarez, que ha terminado de estudiar Químicas. “He solicitado algunas becas en empresas que están desarrollando proyectos de investigación europeos. Pero todavía no han publicado a quien han elegido. De momento, sigo pendiente de buscar y mirar más becas y ofertas de empleo, aunque la situación está complicada y hay mucha competencia. Si no encuentro nada, seguramente, haré algún master o me iré al extranjero para aprender idiomas”.


 


Buscando empleo también está Álvaro García, ingeniero de Telecomunicaciones. Tras finalizar sus estudios, está tratando de encontrar trabajo desde el mes de junio. “A pesar de que es verano, miro ofertas de empleo que pueden casar con mi perfil para ver si tengo suerte y encuentro algo. Cuesta encontrar ofertas de puestos de trabajo”.


 


Sigue…


Primeros pasos para buscar empleo


Servicios de empleo públicos y universitarios


 

Primeros pasos para buscar empleo


 


La difícil situación actual puede llegar a desesperar, pero no hay que cesar en la búsqueda. Para conseguir un mejor resultado, es conveniente seguir una serie de pasos que se concretan en un decálogo que ha sido elaborado por Randstad. En primer lugar, hay que fijar claramente los objetivos, detallando el tipo de puesto, organización y condiciones que se desean, aunque, a veces, hay que adaptarse a las nuevas circunstancias del mercado.


 


A continuación, el candidato debe buscar las fuentes de trabajo que son más adecuadas al perfil que se tiene. Entre ellas, figuran las empresas de selección y trabajo temporal, la actualidad de los medios de comunicación, el contacto directo con compañías, Internet, foros de empleo y redes profesionales, entre otras posibilidades.


 


En esta búsqueda de empleo, “es importante que los candidatos no descarten ninguna herramienta a la hora de encontrar un primer empleo. Desde los contactos personales, las bolsas de empleo de las universidades o webs de empleo como Monster.es. Todas ellas son herramientas importantes para encontrar un primer trabajo”, explica Verónica Milo de Moster.es


 


Además, “el candidato que está buscando empleo debe ser constante en la búsqueda de empleo, añade Eva Basanta, de Randstad.


 


En tercer lugar, es muy importante presentar el currículum perfecto, que es claro, conciso, visual y no demasiado largo con dos páginas de longitud en las que tienen que figuran los principales logros profesionales y la formación. Al realizar el currículum, Anna Quintana de Infojobs señala que “la falta de experiencia es un handicap y ese es un punto débil” para estos jóvenes. Pero esta carencia se puede suplir destacando los aspectos más relevantes que se han conseguido como estudiante, especificando las asignaturas con mayor puntuación o los proyectos que se han hecho en la universidad, adaptando el currículum a cada puesto de trabajo. “El empleador da por sentado que se tiene la titulación y lo que se busca es todo lo adicional como postgrados, estancias en el extranjero, las inquietudes del candidato…”.


 


Para Verónica Milo, de Monster.es, “es fundamental que adapten su CV a cada oferta de empleo y que no olviden ni descuiden la carta de presentación. Buscar un primer empleo es un trabajo en sí mismo que requiere tiempo y dedicación pero sobre todo no hay que desanimarse en el intento y afrontar cada entrevista o candidatura de forma positiva”.


 


También hay que adelantarse a la entrevista personal, contemplando las posibles preguntas más comunes y que pueden realizarse durante la entrevista para hacer un guión de las respuestas y desarrollar las que sean más difíciles. Y, hay que recordar que es muy importante la actitud del alumno. “Los jóvenes tienen fama de apalancados y no siempre es así. Hay que mostrarse humildes, pero con ambición, y ser preactivos, porque, a igualdad de condiciones académicas, antes elegirán a la persona activa. La actitud, en general, se desprecia, pero es un elemento importante. Hay que presentarse de manera diferente para cautivar al empleador”, asegura Anna Quintero, de Infojobs.


 


Asimismo, conviene concentrarse en las pruebas de selección, escuchando y leyendo detenidamente cualquier aclaración sobre las mismas, y estar informado del estado de las candidaturas, manteniéndose informado sobre los distintos puestos a los que se opta y demostrando interés por el puesto y la empresa.


 


Ofrecer un valor añadido a la empresa también es clave. Por ello, es aconsejable que el candidato explote sus competencias y habilidades ante la empresa durante todo el proceso de búsqueda de un empleo. Y, sobre todo, dejar la puerta abierta. A veces, no se consigue el puesto al que se opta, pero ello no debe significar cerrar las puertas de la empresa, ya que se puede ser válido para otro puesto de trabajo de la misma compañía.


 


Servicios de empleo públicos y universitarios


 


Y, a la hora de buscar empleo, los recién titulados disponen de servicios específicos para ellos, pero también pueden hacer uso del resto de recursos que tienen los demandantes de empleo, con independencia de su edad y titulación académica. Es el caso de las oficinas del INEM, que ha puesto en marcha la redtrabaja.com en la que se aúna oferta y demanda de trabajo. Además de estar presente en este portal, es conveniente estar dado de alta como demandante de empleo en la oficina que corresponda, según el domicilio, para poder recibir las ofertas de empleo que se canalicen a través de este servicio de empleo público o bien optar a cursos de formación complementaria a la titulación que ya se posee e, incluso, talleres de búsqueda de empleo que, en algunas oficinas, se organizan de forma periódica.


 


A nivel institucional, muchas comunidades autónomas a través de los institutos de juventud o de las consejerías de empleo tienen también servicios de orientación profesional, de ayuda para la elaboración del currículum, talleres sobre cómo superar una entrevista de trabajo. Es el caso de la Comunidad de Madrid en la que, a través de su servicio de empleo y mujer se dispone de diferentes acciones para favorecer la inserción laboral, disponiendo además de un portal específico al que se accede a través del portal de la comunidad (www.madrid.org), y de un plan de emprendedores, una alternativa también a la inserción laboral en la que se presta asesoramiento, ayuda en trámites, orientación, se imparten cursos de formación y se presta apoyo para convertir la idea en un negocio (www.emprendelo.es)


 


La propia universidad es también un canal de búsqueda de empleo. Prácticamente la totalidad de las universidades posee servicios de empleo a través de los que se canalizan becas de formación o investigación, así como ofertas de primeros empleos no sólo dentro de la propia comunidad autónoma en la que se resida o estudie, sino también a nivel europeo, dado que cada vez es más habitual que las empresas para desarrollar programas transnacionales hagan ofertas de becas o contratos temporales para llevar a cabo esas iniciativas que, para el estudiante, son también una buena alternativa.


 


Son servicios, por ejemplo, que tienen en la Universidad de Zaragoza a través de Universa, servicio en el que se pone en contacto al empleador con el futuro empleado, en este caso, jóvenes recién titulados; la Universidad de Barcelona con su servicio denominado Club de Feina en el que se dispone de una bolsa de trabajo y también se ofertan prácticas profesionales en España o en el extranjero y proyectos solidarios o comunitarios, entre otras opciones, o la Universidad Complutense de Madrid (UCM) con su portal de empleo, entre otras posibilidades.


 


En la Fundación Empresa Universidad, además de editar la Guía de Empresas que ofrecen empleo, que es de gran utilidad, y el portal de empleo www.quierounbuentrabajo.com, también se dispone de una serie de servicios que pueden ayudar a conseguir un empleo. Entre ellos, por ejemplo, figuran los programas de prácticas para recién titulados universitarios, becas, recursos para la I+D+i, formación para la mejora de la empleabilidad y foros de empleo, así como servicios para el autoempleo y para emprender.


 


Otra opción también son los colegios o asociaciones profesionales que también tienen servicios o bolsas de empleo. Además, como para la práctica de algunas profesiones es preciso colegiarse, es una buena ocasión para aprovechar todos los recursos de los que se dispone. Entre las asociaciones sectoriales que tienen bolsa de empleo, figuran por ejemplo la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), entre otras.


 


Sigue…


Empleo de Internet


Otros recursos para buscar empleo


 


 


 


 

Empleo en Internet


 


En la búsqueda de empleo no puede faltar la presencia del currículum en Internet. “Casi toda la búsqueda de empleo se canaliza a través de Internet y hay que estar presente en todos los portales”, explica Beatriz Cabello de Adecco, empresa en la que se pueden introducir el currículum a través de su portal en Internet, aparte de consultar las ofertas de empelo que reciben.


 


En portales como Infojobs, además de insertar el currículum vitae, los jóvenes disponen de un canal específico denominado ‘Primer Empleo’ en el que se muestran las ofertas de puestos de trabajo en los que no se requiere experiencia previa. Referencia en el empleo por Internet es también Moster.es, un portal en el que “publicamos diariamente ofertas de primer empleo que recibimos de las empresas que colaboran con Monster. Aproximadamente el 10% de las ofertas que recibimos a diario son para jóvenes recién titulados sin experiencia. Los candidatos pueden buscar estas ofertas por el tipo de contrato o por el nivel profesional. Además, en Monster, pueden acceder a toda una serie de consejos y orientación profesional totalmente gratuita en el apartado de ‘consejos’ de la web”, apunta Verónica Milo.


 


Las principales empresas de selección de personal también están en Internet. “En nuestra web se puede introducir el CV y acceder a las más de 1.500 ofertas vigentes que se van renovando constantemente. También allí pueden encontrar información de interés a la hora de redactar su currículum o de buscar empleo. En las oficinas también les ofrecemos asesoramiento sobre sus posibilidades de inserción en función de su perfil”, señala Eva Basanta, de Randstad.


 


Y, continuando con las posibilidades de encontrar un empleo en Internet, no se pueden olvidar las redes sociales, algunas de ellas de carácter exclusivamente profesional y que también presentan oportunidades para los jóvenes titulados. Redes profesionales como Linkedin presentan algunas ventajas para acceder al mundo laboral. En este caso, “se trata más de tener un perfil profesional online y de estar en contacto con la gente que conoces y en la que confías del mundo empresarial. Para un recién licenciado, su perfil puede centrase más en lo que le gustaría hacer e incluir información detallada sobre su expediente académico y los proyectos que haya realizado durante la carrera. Para crear su red de contactos, se puede empezar por conectar con los compañeros de universidad o profesores y tutores”, según apuntan Richard George, director de relaciones públicas de Linkedin en Europa.


 


La presencia en las redes profesionales es también importante porque cada vez hay más empresas que buscan candidatos a través de Linkedin, mereciendo la pena tener un perfil online para que las empresas lo tengan en cuenta. En el resumen del perfil, se debería indicar el tipo de carrera en la que estás interesado y cuáles son las ambiciones. Además, mediante la unión a grupos de Linkedin vinculados al sector del candidato, se puede conocer las últimas tendencias e incluso participar en las discusiones y demostrar  así  interés y ganar visibilidad”, añade Richard George.


 


Para hacer un buen uso de Linkedin, Richard George, recomienda a los nuevos usuarios “completar su perfil para sacar el máximo partido a las posibilidades que ofrece Linkedin. Es importante que el perfil esté completo y actualizado con la experiencia más reciente e incluir una foto, así existirán más posibilidades de que la gente contacte contigo con oportunidades. A continuación, los usuarios deben disponer de una lista de contactos de confianza que les permita aprovechar el potencial de su red. Tras estos dos pasos, los usuarios no deben limitarse sólo a conectar con la gente sino también a interactuar con ellos y pasar tiempo viendo los perfiles de otras personas para aprender algo nuevo. Al estar en contacto con usuarios que tienen cosas en común contigo, enseguida se descubren oportunidades de colaboración. Participar en debates de grupos y compartir experiencias, son también excelentes maneras de demostrar tus habilidades y elevar tu perfil entre la red”.


 


Entre las redes sociales de tipo profesional también destaca Xing. Según explica María Marín Gregorio, Manager Corporate Communications Spain de Xing, estar en Xing para los recién titulados tiene ventajas como “contar con presencia de tipo profesional en la red, dado que si un futuro empleador busca su nombre en Internet, le dará credibilidad el que aparezca su perfil profesional en XING no sólo con datos completos, sino también con contactos y aportaciones en los grupos relacionados con su sector de actividad. Será una tarjeta de visita digital que añade valor al CV tradicional”.


 


Además, también hay otras ventajas adicionales como la posibilidad de empezar a construir y cuidar su red de contactos en la que pueden figuran compañeros de estudios, profesores de la universidad, directivos que se haya conocido en las prácticas, entre otras posibilidades. Este hecho es especialmente importante porque “gran parte de las vacantes laborales se cubren mediante recomendaciones”, añade María Marín, de Xing, quien añade que esta red también permite que los jóvenes titulados puedan enterarse de las oportunidades que aparezcan en empresas de su interés. “Las empresas cada vez tienen más presencia en XING, tanto con ofertas de empleo a las que se puede suscribir el usuario, como a través de perfiles o grupos propios dedicados a la detección y captación de talento”. Entre otras ventajas, también se puede tener acceso a eventos y grupos de debate y estar en contacto con la universidad o centros de estudios porque “cada vez son más los centros educativos que cuenta con perfil o grupo en XING para gestionar las relaciones con sus antiguos alumnos”.


 


Otros recursos para buscar empleo


 


Aparte de Internet, hay otra serie de herramientas que pueden utilizarse para encontrar un empleo. En el caso de Adecco, los jóvenes tienen, a través de sus delegaciones, una serie de guías informativas en las que se facilita información sobre hacer el currículum y se dan consejos para superar las entrevistas de trabajo y superar el miedo inicial. Dentro de la información de estas guías también destaca el listado de portales de empleo en Internet.


 


Otras alternativas son las uniones territoriales de los sindicatos UGT y CCOO. A través de ellas se dispone de servicios de empleo en los que se facilita información y asesoramiento e, incluso, se dispone de las denominadas unidades de inserción laboral en las que se puede insertar el currículum vitae.


 


Y si las ofertas de empleo proceden en su mayoría de las empresas, otra alternativa es estar en contacto con ellas a través de las confederaciones regionales empresariales y sectoriales en las que también se prestan servicios de empleo para las empresas que precisan profesionales. Algunos de ellos, también están en Internet. Un ejemplo, es la red Quieroempleo.com, que gestionan las Cámaras de Comercio de Industria de Zaragoza y la de Navarra en la que se puede insertar el currículum  e inscribirse en las ofertas de empleo que se reciben.


 


En esta red, los demandantes de empleo pueden buscar ofertas de trabajo, formalizar inscripciones on-line en las ofertas que les interesan, realizar pruebas de idiomas, sumarse a la red social, establecer alertas personalizadas y seguir el estado de las ofertas y buscar empresas de su interés, entre otras opciones. Al publicar su currículo, también se pueden adjuntar documentos y certificados que acrediten su formación, añadir cartas de recomendación e incluso publicar un video-currículo con el que presentarse a las empresas.


 


Además, la Cámara de Comercio de Zaragoza ha editado una serie de guías para ayudar a buscar empleo en las que se enseña a realizar el currículum, pasar una entrevista personal, elaborar la carta de presentación, evitar los errores más frecuentes y se orienta a buscar empleo.


 


 



 


*  *  *  *