Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El Consejo de Ministros aprueba el proyecto de ley que reforma la LOU

Cinco años después de que se promulgara la Ley Orgánica de Universidades (LOU), las carencias detectadas en la misma y la situación internacional han derivado en la necesidad de revisar parte de su contenido. La reforma, una de las promesas electoral

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de El Consejo de Ministros aprueba el proyecto de ley que reforma la LOU



El pasado viernes, 1 de septiembre, el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de ley que reforma la Ley Orgánica de Universidades de 2001. El eje fundamental de la reforma es la potenciación de la autonomía de las universidades para mejorar la calidad de la educación superior en nuestro país. La autonomía es la cualidad de las universidades que les permite responder con flexibilidad y rapidez a los cambios en las necesidades de una sociedad dinámica y globalizada.


 


Para aumentar la autonomía, el proyecto de ley ha incluido, entre otros,  cambios en el sistema de elección del Rector. Además, se asegura que el personal docente e investigador tenga una representación mayoritaria en los órganos donde se aprueban las decisiones de naturaleza académica de las universidades públicas y privadas y, por otra parte, adopta medidas tendentes a asegurar el equilibrio institucional en el seno de las universidades y a profesionalizar su gestión.


 


Sin embargo, este incremento de autonomía debe venir necesariamente respaldado por un incremento proporcional en la responsabilidad de las universidades, quienes deberán someterse a todas las medidas de evaluación y acreditación que la Ley estime oportunas. La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA), tiene como función remitir informes al ministerio y al Consejo de Universidades sobre el desarrollo de los procesos de evaluación, certificación y acreditación en España.


 


Una de las principales causas que ha propiciado la reforma de la LOU ha sido la adaptación de las universidades al Espacio Europeo de Educación Superior, que fija el año 2010 como la fecha máxima para que los países de la Unión Europea equiparen todas las carreras. La reforma de la LOU establece el primer paso con la creación de un registro de las nuevas titulaciones adaptadas al Espacio Europeo. Esto supone un avance respecto al borrador que estaba preparando el anterior equipo del Ministerio, con la entonces ministra María Jesús San Segundo, que trabajaba en un catálogo cerrado de titulaciones. La diferencia consiste en que el Ministerio de Educación presentará en noviembre unas directrices generales con los requisitos que han de cumplir las carreras, en relación a los cuales cada universidad desarrollará un plan de estudios para cada título.


 


El proyecto programa la creación de la Conferencia General de Política Universitaria, un órgano de coordinación y cooperación que reunirá a las distintas administraciones competentes en la materia, potenciando así el papel de las comunidades autónomas. Por otra parte, el futuro Consejo de Universidades estará integrado por los rectores de las universidades públicas y privadas y por un número reducido de miembros nombrados por el Gobierno, y será el encargado de la coordinación académica de la universidad española.


 


Las comunidades autónomas tendrán un papel fundamental ya que serán las responsables de la política universitaria, mientras que el Estado se limita a establecer las normas básicas que regulen esta política. Los tres agentes, Estado, comunidades autónomas y universidades, tendrán que interactuar y alcanzar una relación clara y fluida.


 


Otra novedad es la selección del profesorado funcionario, que se modifica incorporando un modelo de acreditación que permita que las universidades seleccionen a su profesorado entre los previamente acreditados. Esto supone para las universidades mayor flexibilidad para elegir su propio personal, además de un mayor rigor en la acreditación.


 


La ciencia española también recibirá un fuerte impulso gracias a las modificaciones introducidas en el texto constitucional. Las universidades fomentarán la cooperación con el sector productivo, promoviendo la movilidad del personal docente e investigador, el desarrollo conjunto de programas y proyectos de investigación, el desarrollo tecnológico o la creación de centros.


 


Por otro lado, la ley prevé la elaboración de un estatuto del estudiante universitario y la creación del Consejo de estudiantes universitarios, para organizar la necesaria participación de los estudiantes en el sistema universitario.


 




Una de las incorporaciones más novedosas es la inclusión de un título dedicado al deporte universitario, pues se considera que la práctica del deporte es un aspecto capital en la formación de los estudiantes universitarios. Corresponde a las universidades el deber de favorecer la práctica deportiva de los estudiantes y de proporcionar instrumentos para la compatibilidad efectiva de esa práctica con la formación académica.


 


Finalmente, la ley recuerda la importante función de la universidad como transmisora esencial de valores. En este sentido, introduce la creación de programas específicos sobre la igualdad de género, de ayuda a las víctimas del terrorismo y el impulso de políticas activas para garantizar la igualdad de oportunidades a las personas con discapacidad.


 


Críticas a la reforma de la LOU


 


Las críticas contra el proyecto de ley aprobado el viernes no se han hecho esperar. La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), que en general valora positivamente la reforma, considera que tal como se ha redactado el texto, podría impedir que los equipos rectorales formasen parte plenamente del Consejo Gobierno.


 


Según lo establecido por la ley, el Consejo de Gobierno estará constituido por el Rector, el secretario general y el gerente, y por un máximo de 50 miembros de la comunidad universitaria, de los cuales el 30% será designado por el rector y el 40% elegido por el Claustro de entre sus miembros. El resto de miembros será elegido o designado entre decanos de Facultad, directores de Escuela y directores de Departamento e Institutos Universitarios de Investigación, según establezcan los Estatutos.


 


El presidente de la CRUE, Juan Vázquez, lamentó que el texto no hiciera mención al tema de la financiación universitaria pública y consideró urgente que Educación presente “formalmente, por escrito y con los detalles requeridos, sus últimas propuestas” sobre ese proceso. El presente curso debe servir para clarificar “definitivamente” las reglas de juego y la “hoja de ruta”.


 


Vázquez reiteró, asimismo, su confianza en una tramitación parlamentaria rápida de la ley, en que se respeten los aspectos fundamentales de la reforma y en que todavía haya margen para considerar aspectos importantes propuestos por los rectores.


 


*  *  *  *


 


 


Más información:



 


Ministerio de Educación y Ciencia



 


Ley Orgánica de Universidades (LOU)



 


Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA)



 


Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE)


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


La ministra de Educación presenta la reforma de la LOU



 


El borrador de reforma de la LOU amplía la autonomía a las universidades



 


Educación se mete de lleno en la modificación de la LOU



 


Diversos colectivos se revelan contra la reforma de la LOU


 


Universidad e investigación crecerán en todas sus partidas de gasto


 


El MEC presenta el nuevo Proyecto de Títulos Universitarios



 


España da luz verde a los decretos de Grado y Postgrado


 


2005, año clave para la Enseñanza Superior



 


La Ministra de Educación anuncia reformas en la Ley de Universidades



 


Cuenta atrás para el definitivo marco de titulaciones universitarias



 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+