Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

El Carnet por Puntos se frena ante la falta de profesores

Alumnos agolpados a las puertas de las autoescuelas en interminables listas de espera, tal es el actual panorama que se dibuja en toda España ante la inminente llegada del CARNET por PUNTOS. Tan preocupante es la escasez de examinadores y profesores

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de El Carnet por Puntos se frena ante la falta de profesores
Estudiantes-grado-INE

Nada menos que 1 de cada 3 españoles, según una encuesta realizada por el Instituto Mapfre, sufre amaxofobia o temor a conducir. Y no es de extrañar cuando en España el pasado año 94.009 personas fueron víctimas de accidentes de tráfico, tal y como informa la Dirección General de Tráfico (DGT). Un dato que, a pesar de reflejar el mayor descenso de víctimas por accidente de tráfico de los últimos diez años, no ha dejado indiferente al Ejecutivo español y ha tomado medidas al respecto.


 


El 20 de julio del presente año, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba una disposición general por la cual se aprobaba la Ley 17/2005 que regula el permiso y licencia de conducción por puntos. Algo que ha aplaudido la mayoría de los 21 millones de personas que conducen en España, según una encuesta del CIS realizada el pasado mes de enero de la que se desprende que el 44,8% de la población considera “bien” y un 26,2% “muy bien” este nuevo procedimiento de seguridad vial. Se trata de un sistema que ha traído consecuencias realmente positivas a países como Reino Unido, Italia y Francia -país que lo implantó en el año 1992- pues ha reducido las cifras de siniestralidad vial.


 


Se endurece la prueba teórica


 


El examen teórico se realizará por ordenador, podrá haber más de una respuesta correcta y cobrarán fuerza las preguntas sobre seguridad vial. Lo que no se sabe con certeza aún es si abril será finalmente el mes de su implantación.


 


Tras el retraso provocado por la actual modificación del Reglamento de Conductores y el despliegue tecnológico y formativo que es necesario llevar a cabo, la última información que llega por parte de fuentes oficiales es que abril será, por fin, el mes que acoja la implantación del nuevo examen teórico de conducir. Ya no habrá lápiz y papel, sino más de 1.500 ordenadores distribuidos por toda la geografía española capacitados para elegir, de manera aleatoria entre más de 3.000 opciones, las preguntas que conformarán el examen de cada aspirante dando prioridad a aquellas que versen sobre seguridad vial (entre un 40 y un 50%). “Se podrán hacer millones de combinaciones”, afirma Antonio Riu, subdirector de Educación, Divulgación y Formación Vial de Tráfico.


 


Con respecto al planteamiento de las preguntas, María Dolores Pérez, jefa provincial de la Jefatura de Tráfico de Valencia, asegura que serán más “claras” y menos “farragosas”. Cambia además el formato de contestación pues, frente a las actuales tres opciones de respuesta con una sola válida, se establecerá el modelo ‘multirespuesta’ en el que habrá cuatro respuestas de las cuales podrá ser correcta más de una opción. Ante la complejidad de este procedimiento, Tráfico ha incrementado el margen de error un 25%, lo que no quita que numerosos profesionales del sector opinen que este nuevo sistema sea de una dificultad exagerada.


 


Barcelona, según se conoce hasta el momento, será probablemente la ciudad elegida por Tráfico para realizar la prueba piloto de implantación de este nuevo modelo de examen.


 


Gran déficit de profesores y examinadores


 


La DGT enviará a las autoescuelas a guardias civiles de tráfico con una edad superior a 55 años y 15 años de experiencia con motivo del déficit de profesores que existe en las academias españolas.


 


De unos meses a esta parte, es frecuente escuchar la cantidad de quejas acuciadas por la falta de profesorado en las autoescuelas. Y es que cada año se examinan alrededor de 1.300.000 personas y, si a ello sumamos la exaltación de los potenciales conductores por ‘sacarse el carnet’ antes de la implantación del nuevo sistema por ordenador, la actual falta de profesorado ya pasa factura.


 


Por este motivo, la DGT se plantea la opción de enviar a guardias civiles de tráfico para impartir las clases teóricas. El único requisito para ello es que sean agentes con una edad superior a los 55 años y cuenten con una experiencia de 15 años. La Asociación de Profesores de Formación Vial de Valencia ha calificado la iniciativa de “exagerada” y “disparate”. Teme este colectivo que la medida dañe la imagen del profesor pues da la impresión que su formación se limita a conocer la norma, lo cual a su vez perjudica en el nivel de formación de los conductores.   


 


Sea como sea, la situación a día de hoy es insostenible. En Málaga, por ejemplo, hay una lista de espera de más de 500 alumnos que hace unos meses aprobaron el examen teórico y aún esperan poder sentarse a la izquierda del examinador para demostrar sus dotes de conducción. Actualmente esta provincia dispone de 26 examinadores -10 más que el pasado año-, los cuales se han visto en la obligación de hacer horas extras para que todo esto no se escape de las manos.


 


Por otro lado, en Zaragoza se ha convocado un examen para obtener el certificado de aptitud de profesor de formación vial al que se han presentado nada menos que 400 candidatos. No obstante, el déficit no se concentra exclusivamente en el colectivo del profesorado, pues también en la plantilla de examinadores existe una gran carencia. En toda la provincia de Zaragoza hay un total de once examinadores, más tres o cuatro funcionarios que han sido formados ex profeso.


 


La falta de profesorado es tan acuciante que algunos centros han optado incluso por reclutar monitores de Portugal. Antoni Riu, subdirector de Educación, Divulgación y Formación Vial de la DGT, puso en marcha el pasado año un proyecto de formación de profesores por el que han pasado ya 1.500 nuevos monitores y se espera que para junio de 2006, se licencien 2.200 más.

Cómo ser profesor de autoescuela


 


A diferencia de los examinadores, los profesores de formación vial no son funcionarios, aseguran los profesionales del sector. Lo que hay que realizar es un curso con una duración estimada de 7 meses y un coste total de, aproximadamente, 120 euros.


 


Ante la falta abrumadora de profesores en las academias de formación vial españolas, no es mala idea plantearse esta profesión como una inversión de futuro. Actualmente la bolsa de empleo en este sector es un saco roto en el que el peso de la oferta es considerablemente mayor que la demanda. Las autoescuelas, y por ende sus alumnos, claman que se recupere cuanto antes el equilibrio.


 


En realidad, ser profesor de autoescuela no es una hazaña inalcanzable. Sólo se necesita tener como mínimo 2 años de experiencia del carnet B y aproximadamente 120 euros para costear el curso. Previo paso a la realización del mismo, se deberá superar una Prueba Selectiva que consta de dos exámenes. Uno teórico –de carácter eliminatorio- que versa sobre normas y señales reguladoras de la circulación, así como cuestiones de seguridad vial. Se trata de un examen similar al que deben superar los futuros conductores que consta de 40 preguntas siguiendo un sistema de elección múltiple que habrá que contestar en 30 minutos con un máximo de 2 fallos.


 


Una vez superado, es necesario realizar la prueba práctica que abarca la técnica y el dominio de la conducción y circulación en vías abiertas al tráfico; para llevarla a cabo, se empleará un vehículo propio con el fin de probar durante 30 minutos aproximadamente la aptitud y experiencia del aspirante al manejo del vehículo y sus mandos, el cumplimiento de las normas y señales reguladoras de la circulación, así como el comportamiento y actitud ante diversos factores producidos por el tráfico.


 


Para P. Sanz, profesora del Centro de Formación Vial Aumente (Madrid), se trata de una prueba complicada y exigente que registra normalmente un índice de aprobados del 25%, aproximadamente. “En mi promoción nos presentamos 480 y sólo llegamos 90 a la siguiente fase”, explica Sanz.


 


Aquellos que superen estas dos pruebas comenzarán el Curso para Profesores de Formación Vial. El programa consta de dos partes: Fase de Enseñanza a Distancia o Correspondencia y Fase de Presencia o Permanencia Efectiva en el centro donde se celebre el curso. La primera de ellas -de carácter eminentemente teórico- comprende siete asignaturas acerca de las normas y señales reguladoras de la circulación vial, la pedagogía y la psicología aplicada a la conducción, comportamiento y primeros auxilios, cuestiones de seguridad vial y medio ambiente, y dos materias que por regla general resultan más complicadas: mecánica y el reglamento de vehículos pesados, prioritarios y especiales. Habrá que obtener un mínimo de 18 puntos que se conseguirán por la realización de 3 evaluaciones en cada asignatura, excepto la correspondiente a primeros auxilios en la que solamente habrá que realizar una. 


 


Con la obtención de, al menos, estos 18 puntos se llega a la última fase, la de Presencia o Permanencia Efectiva. En ella los solicitantes cursarán durante 10 semanas -8 horas al día y examen diario- enseñanzas teóricas y su aplicación práctica, de acuerdo al programa elaborado por la Dirección del curso. Suele realizarse en Madrid en los locales que oportunamente se señalen tras la publicación de la lista de admitidos. Asimismo, habrá una prueba práctica en la que el alumno deberá ejercer de examinador y éste de alumno, un intercambio de papeles para probar las aptitudes pedagógicas del aspirante a profesor de formación vial.

Cursos de reciclaje


 


El Gobierno ha calculado que en total se presentarán anualmente a estos cursos de recuperación cerca de 60.000 conductores multados, 6.000 de ellos por la retirada del carnet, por lo que habrá que habilitar como mínimo 169 centros para impartir los cursos.


 


El nuevo sistema del Carnet de conducir por puntos parte de un procedimiento muy simple. Los conductores con una experiencia al volante superior a tres años, partirán con una cantidad de 12 puntos y los conductores noveles –con menos de tres años en posesión del carnet- con 8 puntos. Una vez realizado el reparto, entra en juego exclusivamente la responsabilidad del conductor: se restará 6 puntos por causas  como conducir bajo elevados efectos de alcohol y de drogas, así como de forma temeraria; 4 puntos por exceso considerable de velocidad, incumplimiento de prioridad de paso o por poner en peligro a ciclistas; 3 puntos si se trata de un deslumbramiento a otros usuarios de la vía, la parada o estacionamiento en lugares indebidos; y 2 puntos si el conductor circula sin el alumbrado adecuado, sin cinturón de seguridad o incumpliendo las normas de adelantamiento.


 


La nueva ley propone como fundamento básico la reeducación de los conductores que cometan alguna infracción sobre el asfalto, mediante la realización de cursos de sensibilización y educación vial para que modifiquen de esta manera su comportamiento y recuperen total o parcialmente el capital de puntos que les corresponda. Además, se establece una atención especial al efecto punitivo por medio de la disminución o retirada completa de puntos que serán un claro signo del nivel de confianza que la sociedad otorga al conductor en cuestión.


 


Habrá dos tipos de cursos en función de la sanción de los conductores. En el caso de haber perdido parcialmente el capital de puntos inicial, el curso de sensibilización y reeducación vial será de 12 horas y permitirá recuperar hasta 4 puntos, con un coste de 170 euros; si, por el contrario, lo que se pretende es recuperar el permiso o licencia de conducción, el conductor deberá realizar un curso de 24 horas de duración (14 horas de formación, 2 de reflexión y la parte específica constará de 8 horas) por un coste de 320 euros, sin incluir las tasas de examen que el alumno debe abonar a la Jefatura Provincial que corresponda. No obstante, el contenido de ambos cursos será similar: materias relacionadas con los accidentes de tráfico, causas, consecuencias y comportamientos adecuados para evitarlos. Las aulas tendrán un máximo de 20 plazas en cada sesión, que será impartida por un profesor y un psicólogo.


 


Con respecto a los centros que resulten seleccionados para el desarrollo de estos cursos de reeducación vial, deberán realizar un mínimo de 12 cursos al año en el caso de recuperación parcial de puntos, y 6 cursos con carácter bimestral para aquellos que deseen recuperar el permiso. La Dirección General de Tráfico estima que el próximo 1 de julio de 2006, el 30% de los centros de cada provincia estarán listos para impartir estos cursos de reciclaje, el 50% será aproximadamente en el mes de octubre y el resto para enero de 2007. A ellos se podrá acceder, si se pierden todos los puntos, al cabo de seis meses (tres en el caso de conductores profesionales) y, si en los tres años siguientes se reincide en la pérdida de puntos, habrá que esperar un año (seis para los profesionales).


 


Habrá un mínimo de 169 centros y un máximo de 199 para impartir estos cursos de reeducación vial que se repartirán en tres áreas de la geografía española, excluyendo Cataluña y el País Vasco que podrán adjudicar de forma independiente. Estos centros exigen la contratación de formadores y psicólogos especializados en este sector para impartir los cursos de reciclaje. En este sentido, tanto la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) como el RACE y el RACC coinciden en la necesidad de instalar el máximo de centros posibles a partir del 1 de julio de 2006, momento en que ya se habrá instaurado el nuevo carnet por puntos.


 


No obstante, que no cunda el pánico. A partir de este mes, asegura el director de la DGT Pere Navarro Olivella, se presentará una campaña de comunicación de 5 meses de duración con el propósito de dar a conocer el funcionamiento del nuevo sistema a los conductores. Tras esta campaña, comenzará una prueba piloto mediante la que se pretende probar el despliegue informático para el que se han destinado más de 1,6 millones de euros, así como la coordinación de todas las administraciones. En total, la DGT invertirá 5 millones de euros para difundir y dar a conocer el inminente carnet por puntos.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Ley 17/2005


 


Dirección General de Tráfico


 


Nuevo Carnet de Conducir por puntos


 


Confederación Nacional de Autoescuelas


 


Traficus 2005


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Licencias y Carnets Oficiales: Marcando la diferencia


 


Los conductores españoles necesitan más formación, según un estudio europeo


 


El Gobierno apuesta por la reeducación de los conductores imprudentes


 


Presentado el primer curso virtual de peritaje del automóvil


 


Cursos de Profesor de Autoescuela en a+


 


Cursos de conducción en a+


 


Cursos para obtener Carnets y Títulos Oficiales en a+


 

Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+