Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El aburrimiento provoca que los jóvenes ingleses cometan actos antisociales, según un estudio

Miles de adolescentes deambularán por las calles londinenses este verano simplemente porque “no tienen ningún lugar al que ir”, ha advertido la organización 4Children. Según los datos de la encuesta Make space for youth review, una campaña dirigida p

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de El aburrimiento provoca que los jóvenes ingleses cometan actos antisociales, según un estudio
Estudiantes-grado-INE

 


Según una encuesta elaborada por el IPPR (Institute for Public Policy Research), los jóvenes ingleses son los que peor se comportan de toda Europa. En todos los indicadores de mal comportamiento -drogas, alcohol, violencia, promiscuidad, etc.-, Gran Bretaña se situaba en los primeros puestos de la lista. Uno de los indicadores muestra que los propios adultos están comenzando a temer a la juventud. 


 


Otra encuesta, realizada por la consultora Mori, indica que el 51% de los británicos consideran la mala crianza de los niños como la causa principal del comportamiento considerado anti-social. Asimismo, el 85% de los encuestados opina que los padres son los responsables del descontrol de sus hijos. Y es que según los datos de Make space for youth review, para el 34% de los encuestados de 11 a 16 años es habitual regresar a casa mientras sus padres están todavía trabajando. No es de extrañar, por tanto, que los jóvenes ingleses, por encima de los de cualquier otra nacionalidad, sean los que más tiempo pasan “con amigos”, al menos cuatro tardes por semana.


 


Por otro lado, el 60% de los jóvenes que viven en áreas desfavorecidas afirman haber sido víctimas de algún delito en su comunidad. Más del 70% de los adolescentes han presenciado algún tipo de comportamiento antisocial en el último año, mientras que el 12% reconocen pertenecer a una banda.


 


Según ha explicado 4Children, los resultados de este estudio, que serán presentados al Primer Ministro Gordon Brown, ponen de manifiesto la necesidad urgente de proporcionar un nuevo apoyo a la gente joven para romper este ciclo de violencia y pérdida de potencial.


 


Una de las demandas de 4Children es la creación de un programa nacional de centros juveniles, en donde puedan encontrar un espacio dedicado especialmente a ellos. La organización considera que estos centros darían a la gente joven la oportunidad de socializarse, de recibir clases extra y apoyo escolar, de acceder a la música, las artes o los deportes, etc. Este ambiente serviría para contrarrestar la influencia negativa de las drogas y el impacto de las altas tasas de desempleo y pobreza en las zonas más desfavorecidas.


 


Otra de sus recomendaciones es que los padres tengan el derecho de solicitar jornadas laborales más flexibles, especialmente aquellos con hijos problemáticos. Además, proponen la intervención de equipos de trabajo en áreas de alta privación, acciones contra el acoso escolar y un nuevo método de apoyo para víctimas de delitos juveniles, además de transporte y ocio gratis para los menores de 18 años.


 


‘La generación de los desposeídos’


 


“Crecer puede ser difícil y nosotros no estamos haciendo lo suficiente para ayudar a la nueva generación a prosperar”, dijo la presentadora y antiguo Diputado del Parlamento Oona King. “De media, gastamos 17 peniques por cada joven al día en servicios juveniles y esto tiene que cambiar. La gente joven necesita formar parte de nuestras comunidades y no promover esto cuesta millones el Estado, que debe afrontar las consecuencias del comportamiento antisocial, los delitos y la violencia, además de las consecuencias emocionales que tiene ‘la generación de desposeídos’”.


 


Los datos muestran que en los últimos tres años el número de niños y jóvenes que se han visto arrastrados hacia el sistema de justicia se ha incrementado un 26%. La delincuencia juvenil supone un coste anual de hasta 13.000 millones de libras, mientras que el presupuesto gubernamental dedicado los programas juveniles de prevención positiva es de 1.600 millones. El coste que supone mantener a un joven en un centro de menores asciende a 35.000 libras al año.


 


La presidenta de 4Children, Anne Longfield, añadió que este análisis “ha descubierto un extraordinario consenso entre los más de 16.000 adolescentes en cuanto que muchos de ellos se sienten descuidados, aburridos y sin oportunidades fuera de la escuela”. Longfield destacó la necesidad de “crear a nueva generación de servicios de alta calidad para niños más mayores en los centros juveniles de cada vecindad”.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Make space for youth review


 


4Children


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Blair anuncia un programa de ‘Supernannies' para enseñar a educar a los padres


 


Docentes alertan de la necesidad del Educador Social en los institutos


  


Cómo empezar el 'cole' con buen pie


 


Escuelas de padres. Formarse en lo importante


 


Violencia escolar y bullying: dos fenómenos a la orden del día


 


Un estudio revela la falta de orientación de los estudiantes


 


El consumo o la dificultad de acceso al empleo, entre las causas del fracaso escolar



 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+