Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Dime cómo eres y te diré qué festival quieres

Repasamos las citas musicales del verano y entrevistamos a uno de los grupos del momento, Vetusta Morla, que inicia su gira por varios de estos festivales.

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Dime cómo eres y te diré qué festival quieres
Estudiantes-grado-INEAcceso a Festivales de Verano 2011



Juan Manuel Latorre [Vetusta Morla]:

“Los músicos estamos faltos de cierta regulación de estudios”


 

aprendemas.com entrevista a Juan Manuel Latorre, guitarrista de Vetusta Morla, para conocer más sobre la formación de los miembros del grupo, los principales obstáculos  que se han encontrado para llegar donde están y saber qué medidas consideran que se podrían poner en marcha para formar nuevos talentos de la música. Todo desde la óptica de uno de los grupos de moda que ha logrado hacerse su hueco en el mercado musical español.  

 

 

Por Lourdes Gallardo

 

 

Ellos se definen como autodidactas. Se decantaron por estudiar técnicas de canto y diversos instrumentos por su cuenta movidos por su pasión hacia la música y la creación de canciones. Canciones que ahora llegan a miles de seguidores, pero que en su día no convencieron a las compañías discográficas. Son las barreras de los inicios. Sin embargo, para luchar contra la idea de dejar todo su trabajo y esfuerzo de varios años metidos en un cajón, crearon su propio sello discográfico con el que acaban de editar su segundo disco, “Mapas”, tras su debut con “Un día en el mundo” que llegó a lo más alto de las listas de ventas.

 

Vetusta Morla lo tiene muy claro. Y es que, a pesar de que el viento en ocasiones no sople a favor, son de la idea de que hay que intentarlo porque “sólo el camino ya habrá merecido la pena”, como nos ha contado Juan Manuel Latorre, guitarrista del grupo. Hablamos con él para conocer el antes, el ahora y el después de Vetusta Morla, sus inquietudes y punto de vista con respecto a la formación y proyección profesional de jóvenes músicos que empiezan y que quieren dar el gran salto, como ya lo han dado ellos.

 



Lo primero de todo, enhorabuena por vuestro nuevo disco “Mapas”. ¿Satisfechos con el resultado y la acogida?

 

Estamos muy satisfechos con “Mapas” porque se han cumplido los objetivos que teníamos, que eran básicamente seguir haciendo música entre amigos que nos emocione y mejorar el sonido, llevarlo un poco más allá. Yo creo que se ha conseguido. Satisfechos también con el público porque no sé qué varita mágica nos ha tocado pero cada vez que damos un paso la aceptación siempre supera nuestras expectativas.

 

¿Qué tiene Vetusta Morla que no tienen otros grupos?

 

Pues no tengo ni idea (risas…) Si lo supiera probablemente lo patentaríamos. Lo único que puedo decir es que hacemos las cosas de forma muy honesta, de corazón, porque nos emociona hacer las cosas de esa manera y supongo que eso la gente lo capta.

 

El artista, ¿nace o se hace?

 

Hay un poco de las dos cosas. Según lo entiendo yo, el artista es alguien que convierte la vida en una obra que se puede comunicar a otros y que puede generar sensaciones y experiencias en otras personas. Todo el mundo en cierta manera hace eso, incluso cuando un amigo le cuenta a otro algo que le pasó está haciendo de narrador. De alguna forma todo el mundo nace artista cuando siente ese interés por transformar la realidad en objetos o en obras que se pueden transmitir.

 

Luego está la parte que se hace, que es la formación que tengas o los dones que te haya dado la Providencia para ser músico, pintor, escritor… y también cuánto te lo hayas trabajado porque el talento, si no se trabaja, no sirve de nada. 

 

Desde el punto de vista de la formación, ¿cómo se han preparado los miembros de Vetusta Morla?

 

Hemos dado clases con profesores particulares de guitarra, piano, canto… pero en realidad hemos sido autodidactas. A nivel nacional no existe un plan de formación de música contemporánea. Existe de música clásica, hay conservatorios, pero no está regulada la música popular. De todas formas hay muchos ayuntamientos que tienen escuelas de música, por ejemplo algunos de nosotros fuimos a la escuela de música del Ayuntamiento de Tres Cantos que dirige Juan Miguel Juanilla, una persona muy importante para el grupo.

 

¿Qué iniciativas se podrían poner en marcha para impulsar formativa y laboralmente la carrera profesional en el mundo de la música?

 

Realmente la música contemporánea ha estado siempre un poco fuera de las normas y de las regulaciones. La gente lo ha aprendido muchas veces en la calle, aunque desde luego se puede aprender y hacer un plan de estudios. Sería bonito por ejemplo tener un conservatorio de rock, pero también dicen que el blues se lo enseñó a tocar el diablo a un chico en un cruce de caminos.

 

Sería correcto por tanto tratar de poner un poco de regulación para que haya titulaciones. Los músicos estamos un poco faltos de cierta regulación laboral que tiene que venir de la mano también de una regulación de estudios.

 

¿A quién os gustaría tener como profesor o maestro?

 

Me encantaría que Eric Clapton me enseñara un poco de guitarra. Es un maestro que no tiene una gran acrobacia ni rapidez, de hecho le llamaban “mano lenta”, pero tiene una sensibilidad y un estilo tremendos.

 

¿A qué curso le haríais un hueco en vuestra apretada agenda?

 

Quizás de producción musical, de manejo de programas musicales, grabación y creación musical. Algo sabemos, a base de preguntar y de leer manuales de los programas, pero siempre está bien que alguien te forme y te dé un curso en condiciones.

 

¿Qué hace falta para que un grupo de música funcione como vosotros?

 

Pasión necesitas porque si no se acaba notando que lo que estás haciendo no te gusta. Creo que cuando no eres capaz de transmitir pasión la cosa no funciona. También creatividad, sobre todo en estos tiempos que las cosas están tan difíciles. Constancia desde luego, porque son años de trabajo en los que se pasan penurias y no hay que pensar que está todo acabado porque no consigas sacar un disco. También trabajo en equipo porque considero que las épocas de los grandes genios ya se acabaron. Hoy en día no vale con que alguien tenga un talento increíble y escriba canciones maravillosas si no sabe trabajar en equipo.

 

¿Qué papel desempeñan Internet y las redes sociales en la difusión de nuevos talentos musicales?

 

Es importante sobre todo en la difusión de nuevos talentos. Nosotros decimos últimamente que Internet es el futuro aunque quizás no tanto el presente, al menos para vender discos. Nosotros colgamos nuestro disco en Internet y, es verdad, recibimos 50.000 visitas, una barbaridad, pero cuantitativamente es una reacción muy pequeña en comparación a los medios convencionales, es decir, las tiendas.

 

Así que es una herramienta muy importante que va a ser el futuro, seguro, por lo que hay que cuidarlo muchísimo. Lo bueno que tiene Internet es que no dependes de nadie para poner en marcha la información. Hay herramientas que te configuran una página web, un blog o un perfil de redes sociales y con eso ya puedes poner tu información y tus canciones en el mundo.

 

Tal y como están las cosas, ¿se puede vivir de la música?

 

Nosotros, afortunadamente, vivimos de la música. Consideramos que somos unos privilegiados, que nuestro caso es extraño y que vivir de la música es muy complicado, aunque es posible. 

 

Incluso creasteis vuestro propio sello discográfico Pequeño Salto Mortal. ¿Qué motivos os impulsaron a autogestionaros en vez de dejar ese papel a otros?

 

La razón fundamental fue que nadie se interesó por el disco. Hubo un par de ofertas pero no nos pareció que estuvieran a la altura del trabajo que nosotros habíamos invertido en el disco. Como no estábamos dispuestos a que ese trabajo e ilusión se quedaran en un cajón, decidimos poner en marcha “Pequeño Salto Mortal”, nuestro sello, y editarlo. Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que nos da una libertad y un control total sobre todas las partes del proceso.

 

¿Os habéis planteado ayudar a dar un “pequeño salto” a jóvenes músicos?

 

Sería un poco pretencioso por nuestra parte. Nosotros realmente antes de ayer no teníamos ni idea de esto. Aprendimos, igual que a tocar, de forma autodidacta y por ensayo/error. Lo que sí hacemos cuando nos lo piden es compartir nuestra experiencia de cómo lo hemos hecho nosotros por si puede servir de inspiración, transmitir que las cosas se pueden hacer, que es muy difícil sobrevivir en el mundo de la música, pero que se puede hacer.

 

¿Se parece en algo vuestra jornada laboral a la del trabajo propio de oficina? Por eso de ser vuestros propios jefes…

 

La verdad es que no se parece mucho, entre otras cosas porque los horarios son muy cambiantes y volátiles. Trabajamos mucho desde casa. Cada día es una aventurilla que tienes que ir viendo cómo la acometes. Nos reunimos mucho por las mañanas en una oficina que tenemos en Madrid, donde tomamos decisiones, luego comemos juntos y después vamos a ensayar a un local, atendemos a la prensa… Pero cuando llega la época de grabar, todo cambia. Es un trabajo difícil de organizar.

 

Tras diez años de trayectoria, ¿cuáles han sido los principales obstáculos que os habéis encontrado para escalar posiciones y haceros vuestro hueco en el mercado musical español?

 

El principal obstáculo ha sido la falta de difusión, algo que se ha ido superando con el paso de los años gracias a Internet. A nadie se le ocurría antes grabar un disco por su cuenta como hemos hecho nosotros y promocionarlo también por su cuenta.

 

Habiendo conseguido importantes retos, ¿qué metas se propone Vetusta Morla a corto plazo?

 

Nuestra meta es disfrutar de la gira. Lo que viene ahora son los conciertos, que nos encantan. Nos gusta mucho viajar juntos, tocar y compartir la música con la gente.

 

Y quizás, ¿conquistar territorio extranjero?

 

Estaría muy bien. Tenemos en la mente, aunque aún sin concretar, volver a Argentina y a México donde ya estuvimos a intentar seguir consolidando nuestra presencia allí. Es muy interesante porque abres mercado a unos países que tienen muchísima población y muchísimo interés por la música y porque abres tus propios horizontes.

 

Este verano hacéis ruta por varios festivales de música, parece que vacaciones vais a tener pocas...

 

Vacaciones ya ningunas (risas…) De hecho esa es otra de las cosas que diferencia nuestro trabajo del trabajo de oficina. No creo que tengamos vacaciones hasta dentro de mucho tiempo, por lo menos hasta bien entrado 2012. Y ojalá que sea así.

 

Algún consejo para jóvenes que quieran iniciarse en el mundo de la música…

 

Que no se rindan, que crean en lo que hacen. Si tienen ilusión y pasión por hacer algo, da igual los resultados, habrá merecido la pena el camino.

 

 


La maquinaria de Vetusta Morla ya está a punto para recorrer España este verano

presentando “Mapas”

 

 



Sigue leyendo…

Festivales de Verano 2011

 


Más de 100 citas hay programadas este verano para los amantes de la música, pero también para los amantes del circo, el teatro, la danza, el break dance o el graffitti. El verano es el periodo perfecto para poder disfrutar de la cultura en el más amplio sentido de la palabra. El sol lo pone muy fácil, pero también las organizaciones de los festivales que se suceden por todo el mapa. Carteles con los más granado del jazz, pop, rock, heavy, música clásica, ballets nacionales o grupos circenses harán las delicias del homo festivalis, para que, si tiene tiempo y ganas, no pare de festivalear en todo el verano.



Por Jarea Satué



Un nombre con arraigo. Sólo hace falta echar un vistazo por el mapa de los festivales de verano para comprobar que la originalidad y una alusión clara a las raíces es la tónica general en cuanto a nombres se refiere. En los próximos meses, un centenar de citas, en las que la música y la acampada al aire libre serán protagonistas, se celebrarán en toda España. Pero no sólo de música vive el homo festivalis y cada vez son más los eventos que diseñan su programación otorgando el mismo protagonismo a la música, el teatro, la danza o el deporte urbano.  

 

Más de un centenar de festivales tendrán lugar entre los meses de junio, julio y agosto y la música es un común denominador a todos. Pero para quien no se conforme sólo con eso, ahí va un menú de degustación de lo que se espera este verano. 

 

Arraigo sin duda es lo que presenta O Marisquiño. La undécima edición de este festival viguense trae una de las ofertas de deporte urbano más importantes de toda España. Del 12 al 14 de agosto, Vigo se convertirá en la capital del skate, el parkour o el B-boying. El origen no es otro que el gusto de sus organizadores. Desde hace 11 años, riders -competidores- de todas las partes del mundo visitan la localidad gallega para realizar sus exhibiciones, en una ciudad en la que el deporte urbano es una más de sus características. Desde el Casco Viejo hasta el puerto. Ese será el recorrido que deberán hacer los interesados en ver cómo chavales muy jóvenes sortean los obstáculos que se encuentran a su paso. “El parkour consiste en saltar, escalar y evitar todos los obstáculos que te encuentras caminando. Para ello montamos unos andamiajes donde los participantes realizan su exhibición. Es un deporte sin reglas”, explica Pipi, uno de sus coordinadores.

 

Como novedad para este año, O Marisquiño trae una exhibición de dirt en mountain bike, saltos con recepción en tierra, que son más propios de moto que de bici, en los que se alcanzarán alturas de entre siete o ocho metros. Y también una muestra de lo último en brake dance, o B-Boying. “Tendrá lugar una competición entre diferentes crews (los grupos de amigos que conforman los equipos) que se irán enfrentando por un sorteo aleatorio,  hasta que compitan entre si los mejores”, cuenta Pipi.

 

La internacionalización del evento es sin duda alguna uno de sus atractivos para los amantes de este deporte y Austria, Francia, Alemania, Suecia, Japón, Malasia, Sudáfrica o Brasil (de donde proceden un buen número de riders) son los países de donde mayoritariamente provienen los competidores.

 

Además, un descenso en mountain bike en pleno centro viguense o una demostración de graffitti completan un evento que reserva para la noche del domingo 14 la actuación del grupo californiano Bad Religion: “Es el grupo que nosotros escuchábamos. Ya intentamos traerlos el año pasado y no pudo ser. Pero aprovechando su gira 30 aniversario hemos conseguido que vengan al festival”.

 

Tres en uno

 

También en Vigo, además de Pontevedra, este año tendrá lugar Festibaixas (o el Festival de las Rías Baixas). Un proyecto que verá la luz por primera vez el día 1 de julio y que hasta el 23 de julio inundará la zona de eventos sobre danza, teatro y música. El proyecto de crear un Festival de Música, Teatro y Danza  en la provincia de Pontevedra  surgió como una iniciativa del actor Sancho Gracia, el productor Celestino Aranda y el director de escena Miguel Narros.  Tres figuras del panorama cultural español bien conocidas por su labor profesional en las distintas disciplinas teatrales y la calidad de sus trabajos. Sancho Gracia, del que son bien conocidos sus vínculos con Galicia, posee una casa en Mondariz, en la que vive gran parte del año hacía tiempo que barajaba la idea de elaborar un proyecto que contribuyera a la difusión cultural y el desarrollo económico de la provincia de Pontevedra. Además de su apuesta multidisciplinar, Festibaixas no duda en establecer relaciones con el resto de festivales - Almagro, Mérida, Santander, Segovia, o  El Grec- con los que no dudan alguna colaboración en el futuro y contribuir así al fomento del sector teatral.

 

Durante casi un mes, cada día se han programado dos actuaciones (o mesas redondas). Los asistentes podrán ver un WOYZECK, dirigido por Do-Wan Im, procedente de Corea o a Luis Tosar, el actor, interpretando A ópera dos tres Reás. También la actriz Verónica Forquet tendrá un lugar para interpretar el texto de Willy Russell Shirley Valentine. En el espacio destinado a la danza, los asistentes podrán ver al Ballet Nacional Español o al de Uruguay, a cargo de su director Julio Boca, que interpretarán Noche de Danza. La música tendrá a dos damas que representan a la perfección lo que debe ser una carrera musical consolidada y llena de éxitos. Ana Belén, con Rosa Torres-Pardo, visitará el teatro-sala para conciertos que posee el Centro Cultural Novacaixagalicia de Vigo, y sábado 23, en Pontevedra, Luz Casal volverá a impregnar con su voz a los asistentes a este fin de fiesta.

 

En el centro de los Pirineos

 

Y del noroeste y las Rías Baixas, hasta Pirineos Sur. Del 14 al 31 de julio, Sallent de Gallego y Lanuza, dos localidades del Valle de Tena (Huesca), vuelven a albergar, como lo han hecho durante 20 años, el festival Pirineos Sur. Un evento que comenzó cuando en España no había inmigración, tal y como la conocemos hoy, y en la que muy poca gente manejaba conceptos como interculturalidad, o conocía músicas que provinieran de África. Hoy la realidad es bien distinta, y Luis Calvo, su director, no duda en poner en valor ese trabajo iniciado en 1992 en favor de la relación entre culturas. Tras 19 años mirando hacia fuera, este año, Pirineos Sur mirará hacia dentro. Tribus Ibéricas es el toque de distinción y la música de la Península su protagonista. Pero en Pirineos Sur la música es una más de las diferentes aristas que tiene este proyecto interdisciplinar. La intervención directa en la sociedad se descubrió hace cinco años como una necesidad para que el festival creciese. “Dimos este salto como hace 5 años. Nos habíamos consolidado como el escaparate de la diversidad musical y puesta en valor de cultura. Con la madurez llega el momento de dar una paso adelante, y convertirte en un activo, de modo que puedas participar en estas realidades tan cercanas y tan lejanas a la vez”.

 

Calvo se refiere a un proyecto teatral Vida, que se podrá ver clausurando el festival, en el que los Titiriteros de Binefar (Premio Nacional de Teatro para la Infancia y la Juventud 2009) y la École Nationale de Cirque Shems’y de Rabat dan una muestra de la convivencia del lenguaje de los títeres y las marionetas y el del circo. Con la dirección de Paco Aparicio, estas dos compañías de la mano de los títeres y las artes circenses se emplean en la educación de los niños de la calle. Vida narra la trayectoria vital de una mujer, desde las nanas que escuchó siendo niña, los juegos en la calle de la infancia, sus noviazgos, el trabajo en la vida adulta o la muerte”. Mediante el cruce de disciplinas -títeres, acrobacias o circo- la historia representa el paradigma “de que todas las personas independientemente de su origen, raza o cultura, somos iguales”, explica Calvo.

 

También tiene su protagonismo el proyecto de cooperación cultural que desde hace varios años Pirineos Sur comparte con el festival marroquí L’Boulevard, en Casablanca, una fructífera experiencia que este año va a tener continuidad con la incorporación de Festa 2H de Dakar. Un nuevo proyecto, bautizado con el nombre de Trazik, que trata de rastrear la huella de la cultura urbana a través del hip hop, un lenguaje universal con una extraordinaria pujanza y creatividad en el continente africano. Diferentes artistas de aquí y de allá están desarrollando una producción que se estrenará en Pirineos Sur el próximo 22 de julio.

 

Además, los tradicionales pasacalles seguirán dando color al festival durante el día. “Hay gente que sólo conoce la noche y Pirineos Sur tiene una cara diurna también muy atractiva. Con estas actuaciones se pretende mostrar no sólo la música, sino también la forma de ser de cada uno, pues a veces incluyen actuaciones”, explica. Fanfarria, alegría y expresividad es lo que no le falta a Dixie Rue Del Percebe, un pasacalles zaragozano que ofrece un paseo por la música más popular del Nueva Orleans de principios del siglo XX implicando al público en el espíritu callejero con el que nacieron las bandas de Dixieland que tan bien representaban musicalmente las vivencias y sentimientos de los afroamericanos de aquella primera época del siglo XX.

 

Pero incluso con la consolidada oferta dentro de las actividades paralelas, la programación no tiene nada que envidiarle. Rao Kyao, Rubén Blades, la Troba Kung-Fú, Antonia Font, Andrés Calamaro, Eliseo Parra con Tactequeté, Miquel Gil, Zenet o Katia Guerreiro, serán algunas de las actuaciones que tengan lugar en los escenarios de Sallent de Gallego o en el Aurditorio Nacional de Lanuza.

 

Sin duda, un año más el espíritu de la defensa de la libertad cultural volverá a llenar el Valle de Tena con un público de entre 18 y 60 años, que serán partícipes de un festival en el que los proyectos los proyectos de cooperación internacional y la difusión de la cultura es un capítulo importante, “no sólo porque da empleo sino porque es importante ver qué pasa en otros lados y ver las potencialidades de otros países”.


Sigue leyendo…

Día de la Música, Santander University Fest, Bilbao BBK Live,

FIB, Sónar, Heineken Jazzaldia y más!

 


La música universitaria como punto de encuentro

 

Cuando se trata de crear un festival de la nada, no hay nada más difícil que conseguir acotar sus límites para conseguir diferenciarlo de la oferta ya existente. Sin embargo, María Elena Riaño, directora del Aula de Música de la Universidad de Cantabria y encargada de organizar el Santander University Fest, ha sabido conjugar distinción y oferta de calidad en su programación para esta primera edición. “Se trataba de poner en el panorama veraniego una oferta de música universitaria, ecléctica, con una diversidad de género”, que parece ser en España no es muy habitual. Riaño destaca la falta de estudios superiores en disciplinas musicales. “Si alguien quiere formarse en arreglos musicales no puede, la oferta educativa se limita a los estudios de Magisterio o Ciencias de la Música y la formación dentro de un conservatorio”. La existencia de una oferta académica más amplia a este respecto en Europa y Estados Unidos, recala en las agrupaciones musicales de las propias universidades, que evolucionan como colectivos vinculados a un proceso de investigación, aplicando las artes musicales que beben de otras disciplinas.

 

Del 1 al 3 de julio, Santander acogerá a cinco agrupaciones musicales universitarias, procedentes de Reino Unido, Noruega, Estados Unidos, Finlandia y Grecia. Out of the Blue, de la Universidad de Oxford, es un grupo que canta a capella y que con arreglos hechos por los propios integrantes versionan clásicos del por y del rock. Noruega viene representado por The Science Fair Press, un proyecto de música a caballo entre la ciencia y el arte, que se inspiran en cuestiones científicas actuales, como la vida silvestre marina o el calentamiento global, y que en una mezcla de jazz, lirismo y la proyección de imágenes ofrecen un espectáculo único, que ha recorrido ya numerosas universidades. Además, la fusión puesta en manos de los estadounidenses Impetus, que con una mezcla rompedora de jazz, hardcore y punk, intentan encontrar puntos en común entre los diferentes géneros “con un empuje socio político”.

 

La música tradicional finlandesa, con SAE, y la investigación musical llevada a cabo por la agrupación griega Musical ensembles of the section for Greek tradicional music, completan una oferta que en ningún momento ha buscado ir más allá de sus límites. “No hemos querido competir con ninguna otra institución. Queremos que el encuentro sea un punto en el que predomine la convivencia, abrir relaciones entre universidades para un fomento de la investigación musical, a la que estamos recién llegados”, explica Riaño. Enmarcados dentro de los cursos de verano de la Universidad de Cantabria, la entrada es gratuita y para todos los públicos.

 

Pero como hemos dicho al principio, la música es la protagonista por antonomasia de este verano, y la oferta abarca a un buen número de localidades españolas. Un pequeño aperitivo, con lo más sonado, no hace sino abrir el apetito para no parar de festivalear durante todo el verano.

 

Un poco de todo

 

Por eso y aunque ya lleva unos días en marcha, la sexta edición de Suma Flamenca, que comenzaba el pasado 9 de junio, ofrece las actuaciones de Diego El Cigala, Tomatito, Niño Josele o Estrella Morente, entre otros, que desfilarán por ocho escenarios repartidos en cuatro municipios de la Comunidad de Madrid conformando la oferta flamenca de la capital hasta el próximo 2 de julio. El 18 de junio comenzará el festival que se celebra con motivo del Día del Música. Por fin, lo que comenzó siendo una conmemoración europea de un día adquiere la categoría de festival con un cartel que reúne a Russian Red, Glasvegas, Janelle Monáe, Vetusta Morla o Anna Calvi, que actuarán en el Matadero entre el 18 y el 19 de junio.

 

Los Veranos de la Villa vuelven con su clásica oferta mensual. Rubén Blades, Lila Downs, Kool & The Gang y hasta una Cindy Lauper sacada del baúl de los recuerdos actuarán en el escenario ubicado en Puerta del Ángel. Además, el Palacio de Conde Duque será el lugar para Fon Román, Patricia Kraus, Carmen París, Iván Ferreino o Mercedes Ferrer entre otros. Asimismo, el fado será protagonista del 17 al 19 en los Teatros del Canal.

 

Ya más cerca del mar, Barcelona se revela como otro punto de referencia en el panorama de los festivales. El Sónar, que también visitará A Coruña, llega el 16 de julio con un cartel que recoge a lo más representativo de la música electrónica. Hasta el 18, M.I.A., Aphex Twin, James Murphy, Dizzee Rascal, Underworld o Richie Hawtin recorrerán los escenarios ubicados en CCCB, el MACBA, la Fira gran via o L’auditori Cosmocaixa.

 

El Parc del Fórum de la capital condal volverá a acoger el Cruilla Barcelona. Con una programación fundamentalmente pop-rock, el evento realiza algunas concesiones al ska, el dub y el ska. Madness, Public Enemy, Calle 13 o la Tokio Ska Paradise Orchestra será parte de la oferta musical de esta cita.

 

Ya en la costa valenciana, el FIBvuelve para sus adictos y los no tantos. Benicássim se pone a disposición de Arcade Fire, Arctic Monkeys, The Strokes, Potishead, Primal Scream, Noah & The Whale o Julieta Venegas durante cuatro días, del 14 al 17 de julio. Pero no todo es modernidad en la provincia castellonense. Peñíscola acoge, por octavo año consecutivo, el Festival de Jazz de Peñíscola, con un cartel digno del mejor club de Nueva Orleans: B. B. King, Cassandra Wilson, Lucky Peterson, Roberta Gambarini o el Ronal Baker Quartet.

 

De jazz también entienden en el País Vasco. Vizcaya, Álava y Guipuzcoa presenta sus ya tradicionales citas con este género musical: Festival de Jazz de Getxo(Dave Hollan Quintet, Chucho Valdés & The Afro Cuban Messenger o el Aki Takase New Blues Project), Festival de Jazz de Vitoria (Herbie Hancock &Wayne Shorter & Marcus Miller, Rubén Blades, Michel Camilo o Jamie Cullum) y el Heineken Jazzaldia (B. B. King, Mavis Staples, Cindy Lauper o Cassandra Wilson).

 

Femi Kuti y Bomba Estéreo serán los platos fuertes de la edición de Etno Sur, entre el 15 y el 17 de julio. Pero además, han diseñado una programación en la que cabe desde la Risoterapia, un Cabaret Ambulante o un taller para la construcción de juguetes tradicionales, además de los concursos de DJ, fotografía o microrrelatos.

 

El Bilbao BBK Live vuelve con una nueva edición, que se desarrollará del 7 al 9 de julio. Coldplay, Vetusta Morla, Blondie, Amy Winehouse, Kaiser Chiefs, M-Clan o The Chemical Brothers visitarán el recinto de Kobetamendi, donde tendrán lugar los eventos. Y Aranda de Duero vuelve a recibir el Sonorama, y con él, a una larga lista de artistas con renombre: Delorean, The Noises, Coque Maya, La habitación Roja, La Frontera, Supersubmarina, Sexy Sadie, Miss Cafeina, Amaral o Triángulo de Amor Bizarro, entre otros muchos.

 

Y aunque en la Península hay ofertas de sobra, si el festivalero de pro quiere una isla, esa es Fuerteventura, que por cuarto año consecutivo se convierte en centro neurálgico de la música, la multiculturalidad y la relación con el medio ambiente, con Fuerteventura en Música 2011. El 1 y el 2 de julio, la isla acoge a artistas como Juan Perro, Raimundo Amador, Alex Cuba, Dervish y Terracota, en un evento cuya protagonista principal será la música africana. El evento cuenta con el apoyo de Casa África, pues eleva la proyección “de grupos musicales africanos, como Ex Pavi y Domu Afrika”.

 

No hay excusa. Una amplísima oferta cultural prevista para este verano que recorre de punta a punta España y que ya tiene puesto el cartel de “abierto por vacaciones”.