Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

CURSOS de VERANO 2006 (I): un tanto más en la carrera

Ya están aquí, otro año más, las escuelas de verano esgrimiendo razones de peso para pronosticar un lleno absoluto. Temas como la brecha digital, la violencia escolar, la discriminación, la inmigración, el alzheimer, el terrorismo o el Espacio Europe

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de CURSOS de VERANO 2006 (I): un tanto más en la carrera
Estudiantes-grado-INE

 


El verano del Mundial – 7 décadas los contemplan – 4.000 cursos – Conmemoraciones – Vocación internacional – Becas y descuentos – Los grandes protagonitas – Rarezas – Escuelas de profesores – Alojamiento y otras buenas razones para decidirse


 


 


Es el año de Alemania. Ahí, un acontecimiento de repercusión planetaria marcará el despuntar veraniego. Sí… también los españoles tenemos la mirada clavada en ese extraordinario escenario y suspiramos por presenciar en primera línea una gesta histórica de nuestra selección. Crucemos los dedos para que el Mundial de Fútbol 2006 sea el definitivo. Décadas de resignada espera bien merece que por fin podamos celebrar un sonado triunfo.


 


Claro que uno no debería pasarse todo el verano abstraído con el esférico elemento. Y es que, canícula y fútbol obsesivo, hacen una combinación capaz de sobrecalentar fatalmente las neuronas de cualquiera. Sintonizar partidos, llenar el dormitorio de bufandas o comprarse camisetas de las estrellas favoritas son algunos primeros síntomas, nada que deba preocupar si el afectado no persiste en estas y otras conductas aún más estrafalarias que pueden derivar en divorcios, enajenación o pérdida absoluta del raciocinio y, en los estadios más avanzados de la enfermedad, en una lectura compulsiva de cotilleos deportivos.


 


El verano es, sobre todo, para darse un respiro, para recuperar ese tiempo perdido en la vorágine del trabajo. Es tiempo de sol y playa, aunque el verano brinda infinidad de experiencias y sensaciones sumamente gratificantes para aquellos dispuestos a apuntarse un tanto.


 


En efecto, de goles también va la cosa. Pero no en sentido literal, pues goles se pueden marcar de muy diversas maneras y también con consecuencias personales de enorme trascendencia. Tal sería el caso de los cursos de verano que, entre otras cosas, sirven para apuntarnos un valioso ‘tanto’ en el currículo. Es, así, gracias al esfuerzo de las universidades españolas, como miles de compatriotas y extranjeros encuentran cada verano una excelente oportunidad para enriquecerse en todas las formas y disciplinas.


 


7 décadas te contemplan


 


Más de 70 años organizando talleres, cursos, encuentros y otro tipo de actividades académicas no puede definirse como algo muy novedoso. Bien al contrario, los programas de verano constituyen ya una arraigada tradición en nuestro país, con instituciones de larga trayectoria -caso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo o la Universidad del País Vasco- si bien ha sido en los últimos 20 años cuando la actividad ha experimentado un inusitado crecimiento.


   



Justo es reconocer a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo el mérito de ser la institución española pionera en la organización de un programa académico de verano. De hecho, ofrecer este tipo de formación complementaria -concretamente cursos de lengua y literatura española- a un público universitario eminentemente internacional fue uno de sus objetivos fundacionales, allá en el año 1932. Desde esa fecha y hasta día de hoy, ha sido el singular Palacio de la Magdalena en Santander la sede central de la institución, si bien numerosas sedes en diferentes provincias se han ido incorporando en todo este tiempo.


 


Ha llovido mucho desde ese primer año. La oferta ha crecido exponencialmente, tanto en número como en variedad. Sigue intacto, sin embargo, el espíritu que impulsa las actividades académicas de verano, tal es crear un espacio para el encuentro de ideas y opiniones en todos los aspectos que atañen a la sociedad, la cultura y los pueblos. Política, economía, salud, ciencia, arte, incluso deporte o fútbol, son de ese modo temas a analizar para que, de una manera rigurosa, crítica y honesta, docentes, estudiantes, profesionales, ciudadanos en general, encuentren la oportunidad de aprender y compartir conocimientos y, en definitiva, contribuir al progreso intelectual de personas, colectivos y países.


 


Claro que en el aspecto individual de lo que se trata, básicamente, es de alcanzar un mejor conocimiento sobre los temas que importan a la persona y, por ello, casi siempre también para la mejora académica y profesional. Las calificaciones pierden en verano el lugar prioritario que sí merecía en otros ámbitos académicos. Cuando nada hay que demostrar ante un ‘juez’, el saber por el puro placer de saber es, nada más y nada menos, que el verdadero acicate. Quizá sea un poco exagerado, aún siendo cierto para muchos, pues también son multitud los que persiguen objetivos más convencionales al apuntarse a este tipo de actividades. Sea como sea, un enfoque académico del verano siempre tendrá su recompensa.


 


4.000 cursos y nos quedamos cortos


 


Más de 4.000 sin duda, aunque podría estar cerca de los 5.000. Dar una cifra exacta de los cursos que en total se imparten en nuestro país se antoja una complicadísima misión. Si la cantidad de universidades y otras instituciones públicas que organizan este tipo de programas es ingente, no menos abultada es la cuenta de centros y escuelas privadas que se han unido estos últimos años.


 


Siendo el placer uno de sus principales estímulos, no extraña que las escuelas de verano busquen emplazar sus sedes en lugares especialmente significados por su belleza o por valor histórico. Y en esto hay que decir que España es un país muy afortunado, como loable es el esfuerzo que hacen instituciones y gobiernos locales por albergar los programas estivales en tales escenarios. El ya citado Palacio de la Magdalena, sede de la UIMP; el Monasterio de la Cartuja, una de las sedes de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía; el Palacio de Miramar en San Sebastián, sede de los XXV Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco; San Lorenzo de El Escorial, localidad sede de verano de la Universidad Complutense; o Salamanca, ciudad universitaria por excelencia que también durante el verano alberga numerosos programas en varios de sus edificios históricos más representativos; son sólo algunos ejemplos de este atractivo especial que ofrece España a estudiantes nacionales o extranjeros.


 


2006 también ha visto crecer el número de sedes, sobre todo por parte de universidades públicas debido a compromisos de índole local. El caso es que muchos pueblos ven en este tipo de actividades un revulsivo para promocionarse como destino cultural y turístico, de ahí que presionen a las universidades de su región o provincia. Un total de 11 sedes reúne la oferta estival de la Universidad de Cantabria por toda la provincia, tras incorporarse este año la localidad de Medio Cudeyo. Asimismo, la Universidad de Oviedo tiene distribuidos los 130 cursos de esta edición en 17 sedes en toda la provincia. Dado el amplio colectivo matriculado en la UNED, para su oferta estival repite este año las 23 sedes, dando una particular relevancia a sus cursos en 6 instituciones penitenciarias del país. También la demanda por la ‘descentralización’ gana la batalla en Castilla y León donde la recién creada Fundación Universidad de Verano Castilla y León, programa que pone en común la oferta de todas las universidades de verano de dicha comunidad, incluye actividades académicas en todas sus provincias.


 


Reconocer la riqueza cultural de los pueblos y localidades de España, pero también los cursos de verano cumplen con el objetivo de profundizar en cuestiones del más alto interés nacional e internacional. Asuntos tan en el candelero como la cirugía estética, el precio de la vivienda, la reforma estatutaria, la globalización, la violencia doméstica, el terrorismo islámico, u otros más específicos como la reforma contable, la mediación escolar o la nueva ley de dependencia, atraerán el interés entre personas de muy diversa procedencia, y muy en particular propiciará la concurrencia de los medios de comunicación nacionales y locales interesados en transmitir la opinión de los máximos expertos y sus protagonistas.


 


Por supuesto, como todos los años, diferentes conmemoraciones jalonarán el período estival. Una efeméride como el 250 aniversario del nacimiento de Mozart bien merece la atención de un veteranísimo programa como los Cursos Internacionales Manuel de Falla de Granada, homenaje al que también se suma la Quincena Musical de Donostia-San Sebastián. Pero es también merecido recordar otras insignes figuras que precisamente tienen en 2006 una fecha señalada: será el centenario del escritor Francisco de Ayala al que rendirá homenaje la Universidad Internacional Menéndez Pelayo; también será el centenario del premio Nobel de Ramón y Cajal; los 75 años de la República; los 50 años de la televisión en España; los 125 años del nacimiento de Picasso al tiempo que los 25 de la llegada del Guernica a España (la Complutense organiza un curso en el Museo del Prado); así como los 20 años de la muerte de Jorge Luís Borges; por citar los muy destacados.


 


Acortar distancias y más ventajas…


 


El carácter internacional es un elemento muy potenciado por la mayoría de escuelas de verano. No en vano, los extranjeros conforman en estas fechas un colectivo particularmente activo al tiempo que numeroso. Aparte de difundir una visión positiva y realista de nuestro país, la afluencia creciente de personas de otros países constituye en ciudades como Salamanca, Madrid, Santiago o Barcelona, una importantísima fuente de ingresos tanto a instituciones como a particulares. Alumnos, docentes, expertos y prestigiosas figuras de todos los rincones del planeta brindan con su visita, entre otras ventajas, la oportunidad de afrontar problemáticas complejas desde puntos de vista diferentes al de los españoles. Acoger a los extranjeros con la mejor predisposición, es una manera eficaz de darse a conocer a nivel internacional.


 


No sólo en España, es una tendencia generalizada en los países más desarrollados, incorporar en las universidades locales cursos especializados con el inglés como lengua ‘vehicular’. Tiene la ventaja, por un lado, de potenciar entre sus participantes nacionales la competencia lingüística en un idioma muy necesario en el mundo profesional y en ámbitos concretos. Por otra parte, sirve apara atraer ese estudiante internacional familiarizado con el inglés.


 


La Universidad del País Vasco puede considerarse, en este sentido, una de las instituciones más decididas a la hora de dar un aire internacional al verano académico, siendo muy de resaltar entre su oferta varios cursos impartidos en inglés. La Universidad de Alicante es otra de esas instituciones que no parece dispuesta a perder el tren del bilingüismo y sin más dilación ha lanzado este año el ‘Summer Business Program’ que impartirá colaboración con la Universidad de Missouri-Columbia. Como buenos entendedores de la ‘Lengua del Imperio’, está claro que semejante programa sólo puede pretender que los alumnos participantes se instruyan en el arte de los negocios.  Seis créditos de libre elección computa la feliz conclusión de este business program.


Lo cierto es que ya es una práctica muy extendida por nuestra geografía universitaria eso de reconocer los cursos de verano realizados por los estudiantes como créditos de libre elección por su universidad de origen. Es, de hecho, uno de los principales reclamos en cualquier programa estival. Un tanto más anotar en el expediente, a razón de un crédito de libre configuración por cada 10 horas lectivas. Una carga estimada en 30 horas lectivas supondría, por tanto, quitarse 3 créditos en la carrera universitaria, obteniéndolo, además, en una disciplina que al beneficiado interesa a título personal. Toda una ventaja que hace recomendable este tipo de programas a miles de jóvenes, si bien es importante que tanto en su universidad de origen como en la institución que imparte el curso uno se informe sobre las condiciones de convalidación.


 


Especialmente relevante es el nivel de colaboración alcanzado desde hace años por las universidades de Cataluña y de zonas de habla catalana, canalizado a través del Institut Joan Lluis Vives. En total 19 instituciones, más de 30 programas distintos y 800 actividades, entre los que el interesado puede optar para acumular créditos de libre elección, siempre y cuando éste pertenezca a una de las instituciones educativas asociadas a la mencionada institución. Asimismo, de gran alcance es la colaboración del llamado G-9 -grupo de las 9 universidades de comunidades autónomas que poseen una única universidad pública (U. del País Vasco, U. de la Rioja, U. de Oviedo, U. de Extremadura, U. de Islas Baleares, U. de Navarra, U. de Zaragoza, U. de Cantabria)-, comprometidas desde hace varios años a reconocer entre ellas los créditos otorgados en los cursos de verano organizados por cualquiera de sus miembros.


 


Aún siendo persuasivos, los crédito no son el argumento definitivo. Más contundente en muchos casos es el componente económico, para lo cual también las instituciones han preparado programas específicos. Las becas son el producto de referencia, si bien existen otras soluciones igualmente contundentes. Podemos citar el caso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Valencia que este años, como en otros, realizará descuentos del 50% en la matrícula a todos los estudiantes universitarios o de doctorado inscritos en cualquier universidad pública de su Comunidad. Realizará ese mismo descuento también a los candidatos que acrediten ser profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato en los cursos patrocinados por la Dirección General de Enseñanza de la Generalitat Valenciana.


 


En Madrid, la Fundación Universidad Rey Juan Carlos ofrece en, la VII Edición de sus cursos estivales, 560 becas completas -más las becas para residentes en Aranjuez- que, de hecho, pueden solicitarse hasta el 12 de junio. Con todo, es de nuevo la Universidad Complutense de Madrid la que reúne uno de los programas de becas más cuantiosos de todos los convocados en España, y no sólo en términos absolutos, pues también en términos relativos este programa alcanza para que más de un tercio de los 6.000 asistentes disfruten de algún tipo de beca o ayuda. Se espera que este año más de 6.000 alumnos pasen por las aulas de San Lorenzo de El Escorial y bueno es informar que el 1 de junio será la fecha límite para los que deseen optar a una beca completa. Tan generoso dispendio es comprensible, teniendo en cuenta que estas instituciones estivales referentes no las mueve el afán lucrativo, sino sobre todo el deseo de abarrotar los cursos, y que además disponen de abultados presupuestos muy profusamente nutridos por bancos y cajas de ahorro. Si Caja Madrid financia en Madrid varios de sus escuelas estivales, en el país Vasco los hace el BBVA, en Santander lo hace el BSCH, la Caja de Ahorros del Mediterráneo en Murcia, Caja Granada y otras en Andalucía, y así en el resto de comunidades. En definitiva, el compromiso económico de las instituciones financieras forma parte imprescindible de esta gran fiesta estival sin el cual sería inviable tan ingente cantidad de oferta académica.


 


En otros casos, también es de agradecer la ayuda de empresas, individualmente o en conjunto. Es gracias a esta fórmula como la Escuela Complutense de Verano puede ofrecer, nada menos, que 1.000 ayudas que permiten a igual número de alumnos, principalmente latinoamericanos, liberarse del 30% del coste de matriculación es sus cursos superiores, eso aparte otro nivel de ayudas que pueden eximir de toda la matrícula, incluso financiar los gastos de alojamiento. De nuevo el tiempo es clave, con el 9 de julio como día límite.



 


…colman de actualidad y excelencia el verano…


 


Prestigiosos expertos de muy diversas disciplinas no se quitarán este verano el mono de trabajo. Y es que, bien merece la pena el pequeño sacrificio, cuando uno es consciente de que su esperada intervención va a tener una jugosa recompensa. Entre 1.000 y 1.500 euros es a lo que se paga la dirección de un curso; incluso más de 6.000 euros puede ingresar un escritor, político o científico de prestigio en apenas 5 días de curso magistral, eso sin contar la impagable atención mediática de la que va a gozar en todo ese tiempo. Claro que otros ‘ilustres’ son más dados a hacer ‘visitas relámpago’, tiempo suficiente, en cualquier caso, para embolsarse entre 300 y 500 euros. Al menos eso es lo que cotizan los ponentes más solicitados de nuestro país, un precio que muchas instituciones pagarán encantadas con tal de poder presentar un cartel de empaque. De hecho, será un dinero muy bien invertido si así se garantiza una buena afluencia, tanto de público como de medios, que den al evento máxima difusión.


 


Nombres que a la casi todos sonará son, por ello y por otros muchos motivos, incondicionales entusiastas de estos acontecimientos estivales. Brinda la coyuntura una ocasión de oro para conocer a personalidades como la directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás, de la que ya se ha anunciado que pronunciará la conferencia inaugural de los cursos de la Universidad de Cantabria, o el notorio lingüista Noam Chomsky, que compartirá motivaciones y aspiraciones en un encuentro que ha organizado la Universidad del País Vasco. Y así la lista de celebridades se alarga hasta el infinito, en número y variedad, desde Sergi Arola -el artista de los fogones-, Víctor Ullate -virtuoso del baile todo el año y este verano entregado maestro en Aranjuez- o Iñaqui Gabilondo –el rey imbatible de las ondas-, hasta  Víctor Erice, Luis García Berlanga –no podía faltar el cine en su más alta cota-, Jorge Semprún –el compromiso con la literatura y la libertad-, o, como no, José Luís Rodríguez Zapatero y todos los pesos pesados de la política que seguirán con su particular puja en las aulas de verano.


 


Adentrarse en el conocimiento guiados por maestros de semejante talla es todo un privilegio como para no pensárselo dos veces. Es mucho lo que puede aportar este espacio de diálogo y debate de cara a comprender los temas más candentes y que más profundamente afectarán a nuestra trayectoria vital. Testigo y actor, lo cursos de verano son sobre todo esa oportunidad de adentrarse en problemáticas complejas acompañados por clarividentes protagonistas y al tiempo convertirse en figura activa. Recién licenciados en carreras de ciencias podrán acercarse al mundo de la investigación, o abogados en ejercicio conocer en detalle varios de los proyectos legislativos más señalados, universitarios discutir sobre el proceloso camino hacia el Espacio Europeo de Educación Superior, incluso manifestar su posición en relación a los nuevos títulos de grado, los profesores aprender a afrontar la creciente violencia escolar y aquellos otros problemas que ponen en tela de juicio nuestro actual sistema educativo.


 


Saboreando el Verano…


 


Claro que no todos están en disposición de consagrarse a la ingrata tarea de cambiar el mundo o engrandecer las musas. La vida está llena de pequeños placeres a ras de suelo que también hay que intentar saborear. Por supuesto, en los programas estivales existe, además, una abundante oferta que, simplemente, aspira a alejarnos de nuestras preocupaciones diarias con propuestas de lo más original. Una actividad ‘sin importancia’ como el Curso de Baile de Salón (18-29 de julio) organizado por la Universidad de Málaga quizá no nos haga más sabios pero sin duda servirá para hacer buenos amigos a ritmo de tangos, boleros, vals o hip-hop  y, sobre todo, va a ser una excelente terapia contra la melancolía. Visto que mover el esqueleto está de moda y es muy sano, también la Universidad de Vic ha preparado un taller muy similar, aunque específicamente dirigido a educadores de primaria y secundaria. Y, sin dejar la buena sintonía, es posible decantarse por algo innovador como lo que propone la Universidad Internacional de Andalucía en un curso sobre ‘Coreografía Pret a Portera desarrollarse en Sevilla del 4 al 9 de septiembre y con la colaboración del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.


 


Bueno es reconocer que no todos han nacido con el don de la expresión corporal. Y tenemos dramáticos casos de individuos que no contentos con malgastar años y dineros en extenuantes programas con virtuosos bailarines siguen pavoneándose en las pistas de baile con una gracia que sacaría los colores al mismísimo Robocop. Si su maestro fuera mínimamente honrado lo que debería hacer es decirle que no se va a las clases de baile para ligar y sugerirle cualquier otra de las muchas actividades que sin duda más se ajustarán su perfil. Qué tal acercarse al estilo artístico oriental. La Universidad de Alcalá de Henares organiza un curso de verano sobre las técnicas de ‘Pintura China’ en el cual será difícil hacer el ridículo pues todos los participantes partirán de un nivel muy básico.


 


‘Hay gente pa to’ dice la expresión castiza, a la que no falta un ápice de razón. Y no sería la primera vez que propuestas consideradas de interés marginal, luego sorprendan con una demanda inusitada. Los cursos que profundizan en la religión cristiana suelen cumplir con ese patrón, es decir, una temática a priori nada atractiva que, sin embargo, en determinadas circunstancias despiertan enorme expectación cuando se abordan desde la perspectiva ajustada a la ocasión. La polémica social que ha desatado Dan Brown con su novela el Código da Vinci, hará que muchas personas se acerquen a las escuelas estivales con el fin de conocer éste y otros puntos de vista sobre los orígenes del cristianismo. Precisamente, el curso virtual de Jesús Histórico (desde su infancia hasta su muerte) que impartirá la Universidad Pontificia de Salamanca del 19 al 23 de junio brindará la oportunidad de resolver dudas al respecto.


 


Dado que el curso académico se toma un largo respiro, muchos van a ser los interesados en aprender técnicas que incrementen el rendimiento en los estudios. Es éste ya un tipo de curso muy generalizado en España, con interesantes iniciativas como el curso que imparte la Universidad de Oviedo que, del 26 al 30 de junio, bajo el título ‘Cómo llegar a ser un estudiante eficaz’. Concretamente, este curso acomete las estrategias necesarias para ser un estudiante autorregulado y autónomo con vistas al nuevo Marco Europeo de Educación Superior.


 


…potencian la formación del profesorado…


 


Gran parte de las instituciones que cuentan con un catálogo formativo de verano apuestan por la renovación de conocimientos del profesorado y reservan, por tanto, un amplio espacio en sus programas para llevarlo a cabo. La importancia de la formación permanente de los docentes es tal que incluso en los meses estivales las universidades realizan denodados esfuerzos por formar y capacitar al profesorado a fin de que pueda desenvolverse en todas las situaciones posibles dentro de su labor académica: violencia escolar, adaptación a las nuevas tecnologías, psicología infantil…


 


Así, como cada año, el Ministerio de Educación impartirá junto a varias instituciones cursos de formación del profesorado que ejerce en niveles anteriores al universitario. En concreto, serán en esta ocasión 42 acciones formativas gratuitas o casi gratuitas distribuidas de la siguiente forma: 18 cursos junto a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, 7 en colaboración con la Fundación General de la Universidad Complutense de Madrid, 7 con la Fundación Universidad de Verano de Castilla y León, 3 junto al organismo de Patrimonio Nacional, 1 con la Asociación de Editores de Diarios Españoles y 7 en colaboración con la UNED. Se tratarán temas relacionados con la educación artística como instrumento de integración intercultural y social, la didáctica de las lenguas extranjeras, la expresión oral en la ESO, la condición física como calidad de vida, las enseñanzas artísticas y de ciencias, así como la renovación metodológica en las Escuelas Oficiales de Idiomas.


 


Por su parte, la Universidad Pontificia de Salamanca hará hincapié en la docencia en la asignatura de religión a fin de analizar y reflexionar sobre el valor del mensaje cristiano en educación Infantil y Primaria.


 


Por este motivo, y porque para el profesorado es relevante también adquirir créditos a su curriculum profesional, instituciones como la Escuela Complutense de Verano celebrarán varias acciones formativas en el marco de la Escuela de Formación del Profesorado. En ella se han organizado para este verano 2006 cinco cursos sobre la propiedad intelectual y los derechos de autor, programas para el desarrollo cognitivo y emocional, atención infantil en poblaciones con riesgos de deficiencias, la infancia y la adolescencia en la era de la globalización, así como formarles en la enseñanza del español como lengua extranjera.


 


Precisamente el español se ha convertido este año en una característica esencial de numerosos programas estivales, quizás por la imperiosa demanda de profesores de español en cientos de países de todo el mundo. Y se nota especialmente en el proceso de matriculación en este programa de verano de la Escuela Complutense, siendo el cuarto curso más demandado, por detrás de otros que copan los primeros puestos como Relaciones Internacionales, Derecho de los negocios internacionales y Valoración inmobiliaria y catastral.


Un mes antes del cierre de matriculación en los cursos de la Escuela Complutense ya se han inscrito nada menos que 1.213 alumnos, de los cuales 858 son extranjeros y 355 españoles. Se nota claramente la predisposición de estudiantes extranjeros de venir a España –uno de sus destinos favoritos- para estudiar y volverse a casa no sólo con un curso y su correspondiente título bajo el brazo, sino también con inolvidables experiencias que compartirá junto a alumnos de distintas nacionalidades.


 


…y acercan la cultura en todas sus vertientes…


 


Conciertos, obras de teatro, talleres, exposiciones, excursiones y conferencias son sólo algunos ejemplos de la diversidad de actividades culturales que acompañan en un anexo en primer plano a la programación de los cursos de verano. Las instituciones organizadoras, no contentas con ofrecer centenares de acciones formativas, preparan cada verano atractivas actividades extraordinarias de enorme interés social.


 


Si después de tantas ventajas a uno aún le quedan dudas, quizá las facilidades de alojamiento que la mayoría de las instituciones organizadoras ofrecen a los participantes le convenzan definitivamente. Un claro ejemplo es la Universidad del País Vasco que ofrece residencia durante los días en que transcurra el curso desde un precio no mayor a los 15 euros la noche hasta los 100 euros si opta a ventajas como cocina en la habitación, limpieza o desayuno incluido.  


 


Igualmente, la Universidad de Cantabria propone alojamiento económico para los alumnos de los cursos que puede ser de 105 euros desde la noche del domingo a la mañana del viernes en habitación compartida; 84 euros en el caso de los cursos que comiencen un martes y finalicen un jueves. Aunque aquí no acaban las opciones. La universidad dispone también de precios especiales en colegios mayores, apartamentos, hoteles o pensiones donde alojar por un módico precio a los participantes de su programa veraniego.


 


Por su parte, la Universidad Internacional de Andalucía cuenta con servicios de Residencia Universitaria en las sedes Antonio Machado en Baeza y Santa María de La Rábida en Palos de la Frontera. Para hacernos una idea, el precio por alojamiento en habitación compartida es de 60 euros por curso y de 90 euros será si incluye manutención (desayuno, almuerzo y cena).


 


Y así, pueden encontrarse por todo el territorio español enclaves de hospedaje a precio reducido para los participantes en programas de verano.



 


 


…son los Cursos de Verano.


 


 



Escuela Complutense de Verano (Madrid)


 


La Universidad Complutense de Madrid pondrá en marcha 149 cursos superiores especializados, catalogados como 'Enseñanzas Propias' de esta universidad, del 3 al 28 de julio de 2006 en los diversos campus de la UCM. Los cursos, dirigidos a estudiantes universitarios, postgraduados y profesionales, de toda España y el extranjero, están divididos en 12 áreas temáticas y tendrán una duración de 100 horas lectivas.


 


Fecha límite de solicitud de beca: 9 de junio


Fecha límite matrícula: 9 de junio


 


Ver Cursos de la Escuela Complutense de Verano…


 


 


Universidad del País Vasco (San Sebastián)


 


El prestigioso lingüista Noam Chomsky dará comienzo el 19 de junio a más de 90 actividades formativas para un completo programa estival que ya va por su XXV Edición.


 


Fecha límite de solicitud de beca: cerrado.


Fecha límite matrícula: hasta cubrir plazas disponibles.


 


Ver Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco…


 


 


Universidad de Alicante


 


50 cursos impartirá la universidad distribuidos en el campus de San Vicente del Raspeig y las sedes universitarias de Biar, Cocentaina, de la Marina, Orihuela y Villena. Además, hasta el 31 de mayo hay tiempo de solicitar una beca de alojamiento y subvención de la matrícula, que oscila entre 60 y 90 euros por curso.


 


Fecha límite solicitud de beca: 31 de mayo.


Fecha límite matrícula: hasta cubrir plazas disponibles.


 


Ver Cursos de Verano de la Universidad de Alicante…


 


 


Universidad Internacional Menéndez Pelayo-Valencia


 


La universidad facilita este verano la participación en sus cursos de verano en Valencia. En base a unas tarifas de matriculación que oscilan entre 65 y 495 €, realizará descuentos del 50% a todos los estudiantes universitarios o de doctorado que estén matriculados en cualquier universidad pública de la Comunidad Valenciana. Además, el mismo descuento se efectuará a los candidatos que sean profesores de Primaria, Secundaria y Bachillerato en los cursos patrocinados por la Dirección General de Enseñanza de la Generalitat Valenciana.


 


Fecha límite solicitud de beca: 9 de junio.


Fecha límite matrícula: hasta cubrir plazas.


 


Ver Cursos de la UIMP-Valencia…


 


 


Universidad Pontificia de Salamanca


 


El Instituto de Ciencias de la Educación, de la Universidad Pontificia de Salamanca, con una amplia trayectoria en la formación, mejora y actualización docente, presenta para el verano 2006 un programa atractivo y plural, dirigido a profesorado no universitario, alumnos universitarios y otros profesionales, en el contexto de las Ciencias Humano-Sociales, de la Salud y de la Comunicación.


 


Fecha límite de matrícula: 8 días antes del comienzo del curso.


 


Ver Cursos de Verano de la Universidad Pontificia de Salamanca…


 


 


Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)


 


6 centros penitenciarios, 13 Comunidades Autónomas y 21 provincias servirán de escenario para analizar la actualidad nacional e internacional a través de 114 cursos que componen la XVII Edición de este prestigioso programa estival.


 


Fecha límite matriculación: hasta cubrir plazas disponibles.


 


Ver WEB de Verano de la UNED…


 


 


Universidad de Cantabria


 


Con la lección inaugural de la escritora y directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás, se abre el ciclo formativo estival de la Universidad de Cantabria. Se celebrarán 115 seminarios por once sedes de toda la comunidad para los que se han convocado tres tipos de beca.


 


Fecha límite solicitud de beca: cerrado.


Fecha límite matrícula: hasta cubrir plazas disponibles.


 


Ver Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria…


 


 


Universidad Complutense de Madrid (cursos en San Lorenzo de El Escorial)


 


Especialistas en todas las áreas participarán en los cursos de verano que la Universidad Complutense celebra en El Escorial y para los que podrá solicitarse beca hasta el próximo 1 de junio. La inauguración correrá a cargo del escritor Caballero Bonald y Ainhoa Arteta clausurará este programa de referencia académica.


 


Fecha límite solicitud de beca: 1 de junio.


Fecha límite matrícula: hasta cubrir plazas disponibles.


 


Ver Cursos de Verano de la UCM-El Escorial…


 


 


Universidad de Oviedo


 


Este verano la Universidad de Oviedo celebrará cerca de 130 actividades académicas englobadas en cinco grandes áreas temáticas por 17 localidades asturianas. Las listas de preinscripción registran ya más de 3.500 interesados.


 


Fecha límite preinscripción: cerrado.


Fecha límite listas de espera: 23 mayo-5 de junio.


 


Ver Cursos de Verano de la Universidad de Oviedo…


 


 


Universidad Rey Juan Carlos de Madrid – Cursos de Aranjuez


 


La Fundación Universidad Rey Juan Carlos becará a más del 50% de los estudiantes en un esfuerzo por llegar al máximo número de personas. Asimismo, y con el fin de potenciar la internacionalización del programa, un 15% de los alumnos serán extranjeros, en su mayoría procedentes de países iberoamericanos.


 


Fecha límite solicitud de beca: 12 de junio.


Fecha límite matrícula: 30 de junio.


 


Ver Web de Verano de la Rey Juan Carlos…


 


 


Fundación Universidad de Verano Castilla y León


 


Cambia de nombre, aúna esfuerzos para llevar ciertas actividades a cinco países además de las nueve sedes regionales con el firme propósito de alcanzar la cifra de 4.000 participantes. La Fundación Universidades de Castilla y León (antigua Fundación Universidad de Verano de Castilla y León) pone en común todos los programas de verano convocados en Castilla y León para hacer una difusión más eficaz y promover la colaboración institucional.


 


Fecha límite matrícula: hasta cubrir plazas disponibles.


 


Ver Cursos de las Universidades de Verano Castilla y León…


 



Universidad Santiago de Compostela


 


10 sedes para desarrollar temas que van desde el desarrollo rural de Galicia hasta la formación musical del musicoterapeuta pasando por diversos sectores del cine, la medicina o el medio ambiente.


 


Fecha límite solicitud de beca: 22 de mayo a 2 de junio.


Fecha límite matrícula: 22 de mayo a 2 de junio.


 


Ver Cursos de Verano de la Universidad de Santiago de Compostela…


 


 


Universidad Internacional de Andalucía


 


Muy ligado al contexto histórico marroquí, este interesante programa de verano con sede también en Tánger y Tetuán, desarrollará cursos de carácter multidisciplinar para ofrecer nuevas visiones de la post-fotografía, el judaísmo, las mujeres y la conquista del espacio público, el turismo industrial o los códigos y prácticas sociales en Marruecos.


 


Fecha límite solicitud de beca: 9 de junio (hasta el 14 de julio para cursos en la sede del Monasterio de La Cartuja).


Fecha límite matrícula: 72 horas antes del comienzo del curso.


 


Ver Cursos de Verano de la UNIA…


 


 


Universidad de Málaga


 


El año pasado, Vélez-Málaga se unía a Ronda como segunda sede de los cursos de verano de la Universidad de Málaga. En esta XI edición se ha trabajado en la mejora de diversos detalles en relación a la organización. Como novedad, se impartirán cursos sobre la danza y rituales del mundo. También se repetirán temas como aprender a hablar en público, realizar un buen reportaje o los mercados financieros. Asimismo, habrá en la sede de Ronda durante los meses de Junio, Julio, Agosto y Septiembre un amplio Programa Internacional de Estudios de Español.


 


Fecha límite de matrícula: hasta cubrir plazas disponibles.


 


Ver Cursos de Verano de la Universidad de Málaga…


 


 


Universidad Alcalá de Henares de Madrid


 


Guadalajara, Sigüenza, Llanes (Asturias), Pastrana y, sobre todo, Alcalá de Henares, son las cinco sedes donde esta universidad desarrollará su programa de verano que comienza en el mes de mayo.


 


Fecha límite de matrícula: 1 semana antes del comienzo de curso.


 


Ver Cursos de Verano de la UAH…