Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Consejos para apuntarse a un curso o ir al gimnasio

Se deben ‘mirar con lupa’ las condiciones que ofrecen academias y gimnasios antes de contratar sus servicios. La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) propone unas pautas para que no se escape ni un detalle.

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Consejos para apuntarse a un curso o ir al gimnasio
Estudiantes-grado-INE

Con el comienzo del nuevo año, y los propósitos que muchos se plantean, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) aporta unos consejos para que los consumidores estén informados de los derechos como tales, de cara a aprender un nuevo idioma, hacer un curso de informática, ponernos en forma o iniciar una colección.


 


Según la CECU, en los últimos años se han multiplicado las academias y centros de enseñanza, especializándose en el empleo de métodos multimedia y ofreciendo una amplia flexibilidad en cuanto a cursos y horarios se refiere, con el fin de facilitar el seguimiento continuo de los contenidos.


 


Por otro lado, las formas de pago varían en función del tipo de centro. En las academias tradicionales, se suele solicitar el pago de la matrícula y una mensualidad por adelantado por lo que, en caso de que el alumno no esté conforme con el curso contratado, tan sólo perdería la última cantidad abonada. Por el contrario, en las grandes cadenas de enseñanza, se abona el curso completo por adelantado, bien al contado o bien financiado por una entidad bancaria a través de un préstamo vinculado. Así, si el alumno decidiese abandonar el curso, perdería la cantidad abonada por su realización, en el primer caso, o debería seguir abonando las correspondientes cuotas a la entidad que se lo financió. Por ello es importante tener claras algunas cuestiones antes de contratar un curso:


 


- Se deben concretar por escrito las condiciones de las clases teóricas, clases prácticas, duración del curso, horarios… y la documentación que acredite la homologación o reconocimiento del mismo por algún organismo oficial.


 


- Si en el contrato que ofrece la academia hay vinculación a un crédito determinado, el consumidor no está obligado a aceptar dicha vinculación, pudiendo solicitar un préstamo con la entidad que el usuario desee. En este sentido, es importante recordar que, si optamos por firmar la financiación con la entidad que la academia nos propone debemos exigir una información clara y completa que incluya el plazo, el tipo de interés, las diversas comisiones… y que debemos leer con atención antes de firmar.


 


- Puede ser interesante conservar la publicidad que poseamos para exigir que se cumplan las condiciones que aparecen en ella y en el contrato que hayamos firmado, así como pedir la documentación que acredite la realización del mismo.


 


- El único hecho por el que se podría anular el curso sería el incumplimiento por parte de la academia de lo publicitado o contratado en su día, debiendo en ese caso hacerse cargo la academia o el centro de los gastos que se puedan derivar de la cancelación del préstamo.


 


-  Los que opten por realizar un curso por correspondencia deben saber que en el contrato ha de aparecer el precio total del curso, gastos de envío, forma de pago y entrega. Desde la recepción del envío, tienen siete días para poder renunciar al mismo, sin gasto alguno por anulación o devolución del curso para el consumidor.


 



Supervisar el gimnasio


 


Si lo que nos hemos propuesto en año nuevo es ponernos en forma, antes de elegir el gimnasio hay que valorar algunas de sus características:


 


- Es interesante visitar previamente la sala de máquinas para comprobar su diversidad y que están en unas condiciones adecuadas. La limpieza debe ser fundamental y las duchas y vestuarios deben estar aseados y ventilados.


 


- Se debe preguntar por el grado de cualificación de los monitores. Existe un Título Nacional de Entrenador aunque no todos los instructores tienen por qué tenerlo y está permitido por la ley. La labor del monitor es crucial, ya que las primeras sesiones deben estar supervisadas por él, mostrando al alumno cómo funciona cada aparato y el tiempo y peso que debe utilizar en ellos.


 



 


- Es conveniente que existan especialistas en medicina deportiva, ya que los clientes nuevos deberían someterse a exámenes médicos para adaptar los ejercicios a sus posibles lesiones o patologías.


 


- Comparar bien los precios y servicios que se incluyen. En algunos gimnasios se pagan mese por adelantado y en otros hay que pagar matrícula. Además, los precios pueden variar en función de las clases extra (artes marciales, baile, gimnasia específica) o servicios (masaje, sauna, spa…) que incluyan. Vale la pena recibir información por escrito y guardarla para poder exigir su cumplimiento.


 


Coleccionables con garantía


 


El mes de enero también es el momento en el que muchas editoriales buscan el lanzamiento de colecciones por entregas. Por ello, CECU quiere recordar a los interesados en realizar alguna ellas algunas cuestiones que deben tener en cuenta:


 


- Antes de adquirir el producto deben informarse del número de entregas y del tiempo que llevará completar la colección entera.


 


- Normalmente, el precio del primer fascículo suele ser más bajo para atraer al consumidor, haciéndole pensar que el coste de dicho coleccionable es más barato para, posteriormente, elevarse significativamente con añadidos a la colección en algunos casos (como estuches o expositores). En este sentido, lo mejor es preguntar y asegurarse, bien en su kiosco o a través de la publicidad del producto, del coste de las entregas posteriores a la primera y de los posibles extras. Con estos datos, el consumidor podrá calcular exactamente su coste total y el tiempo que le llevará terminarla.


 


- Asimismo, se debe tener una garantía de que la editorial completará la colección. En caso de que se deje de ofrecer el producto y se haya hecho una suscripción, se recomienda reclamar a la editorial, indicando que se ha incumplido el contrato y reclamando que lo cumplan facilitando el acceso al resto de fascículos o nos devuelvan el importe íntegro. Esta cuestión tiene especial importancia en aquellas colecciones que requieren comprar todas las entregas para completar el artículo (coches o aviones teledirigidos, maquetas…).


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Confederación de Consumidores y Usuarios


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



 


Consejos para la contratación de un curso en academias



 


Idiomas en el Extranjero: unos consejos antes de despegar



 


Las claves del éxito, un tema candente estos días en San Sebastián



 


Estudiante: ¡Cuidado con los préstamos!



 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+