Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Conoce el examen que abre la puerta de la universidad a los mayores de 25

Todos los años, entre los meses de marzo y abril, miles de personas realizan las ‘Pruebas de Acceso a la Universidad para Mayores de 25 Años’. Los estudiantes tienen que enfrentarse a una prueba común y a otra específica en función de la opción de es

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Conoce el examen que abre la puerta de la universidad a los mayores de 25
Estudiantes-grado-INE

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el número de aspirantes a entrar en la universidad a través de la prueba de acceso para mayores de 25 años en 2006 ha disminuido un 3,2% respecto al año anterior. De los 19.249 alumnos que se presentaron más de la mitad (56%) superó estas pruebas, un 1,4% más que en 2005.


 


Un índice de aprobados en torno a la mitad de los candidatos no es precisamente una cifra que anime al optimismo, particularmente si se compara con el índice que registra la vía convencional, situada por encima del 90%. Y es que, retomar los estudios tras años de inactividad requiere del interesado enfrentarse a barreras muy complicadas, tales son, fundamentalmente, la falta de hábito –sobre todo aquellas personas que no han desarrollado actividades que exijan esfuerzo intelectual-, la escasez de conocimientos, la poca disponibilidad por motivos de trabajo y familia, a lo que hay que unir el limitado número de plazas universitarias destinadas a este colectivo. No es extraño que muchos sucumban ante tesitura tan adversa.


 


Para paliar en cierta medida el paulatino descenso de universitarios en España, o facilitar el acceso a la Universidad a un mayor número de personas, el Ministerio de Educación ha introducido en el proyecto de ley de modificación de la LOU -recién aprobada en el Senado- un nuevo sistema de acceso que se supone compatible con el de las pruebas para mayores de 25 años. Según el nuevo texto legal, el Gobierno, previo informe del Consejo de Coordinación Universitaria, facilitará el acceso a la Universidad a quienes acrediten una determinada experiencia laboral o profesional aunque no dispongan de la titulación académica legalmente requerida al efecto con carácter general. A este sistema de acceso, que permitirá el ingreso en cualquier universidad, centro y enseñanza, podrán acogerse también quienes, no pudiendo acreditar dicha experiencia, hayan superado una determinada edad, aún sin concretar.


 


En cuanto a las citadas pruebas de acceso para alumnos mayores de 25 años, éstas son confeccionadas a título individual por las distintas universidades y se establecen una vez al año, siendo normalmente durante el primer trimestre de año natural y la inscripción un mes antes del examen. Pueden presentarse personas de cualquier nacionalidad, requiriéndose únicamente ser mayor de 25 años o cumplirlos antes del 1 de octubre del año en curso y no poseer Título de Bachiller o equivalente.


 


Una vez superada la prueba de acceso -a la que sólo es posible presentarse una vez al año-, los nuevos universitarios optarán a una plaza sólo en las titulaciones que imparta la universidad donde hayan realizado las pruebas, aunque hay distritos universitarios que permiten solicitar plaza en cualquiera de las universidades públicas de la misma comunidad autónoma. Además, la norma general tampoco se cumple con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), ya que admite alumnos con pruebas para mayores de 25 años superadas en otras universidades.


 


Asimismo, en aquellas titulaciones universitarias con límite máximo de admisión, se reserva un cupo mínimo del 1% y un máximo del 3% destinado a los aspirantes que acceden por esta vía, a no ser que al final del proceso de asignación de plazas por otros cupos la titulación no haya cubierto la totalidad de plazas ofertadas. Si la titulación no tiene límite de admisión bastará con matricularse en el plazo que establezca la universidad correspondiente.


 


La prueba de acceso


 


Con el establecimiento del límite de admisión del 1% al 3%, esta prueba de acceso se ha modificado en los últimos años haciéndola más semejante en estructura al examen de Selectividad. El artículo 2 del Real Decreto 743/2003 es el encargado de regular la estructura de las pruebas de acceso en cualquier universidad, que en todo caso deben dividirse en dos partes, una de prueba común y otra de pruebas específicas según las diversas opciones de estudios.


 


La prueba común exige, a todos los aspirantes, afrontar un comentario de texto o desarrollo de un tema general de actualidad; un examen sobre lengua castellana y otro relativo a la lengua de la comunidad autónoma si así se decide por las autoridades educativas de la comunidad, además de otro examen sobre lengua extranjera, a elegir entre inglés, francés, alemán, italiano y portugués.


 


En cuanto a las pruebas específicas, los aspirantes deben elegir una opción entre las estipuladas en dicho apartado, aunque no siempre las universidades imparten la totalidad: científico-tecnológica, ciencias de la salud, humanidades, ciencias sociales y artes. Cada una de las opciones consta de varias asignaturas y aquella que se escoja tiene que estar vinculada a la titulación universitaria a la que se opta.


 


La legislación actual estipula que se pueden repetir en años sucesivos cuantas veces se quiera las pruebas de acceso para mejorar la calificación una vez superadas, conservándose en todo caso la mejor nota. También es posible repetir las pruebas por una opción diferente a la escogida inicialmente, así como hacerlas de nuevo en otra universidad, aunque en este caso sólo serán válidas para acceder a estudios en esa universidad o en las de su Comunidad Autónoma -si así lo tienen establecido-, además de en la UNED.

Durante los últimos años, son muchas las universidades que organizan sus propios cursos de preparación para las pruebas de acceso. Además, en todas las comunidades autónomas han ido apareciendo centros privados, academias, o las escuelas de formación permanente de adultos –dependientes de las consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas- que imparten programas preparatorios de forma presencial y a distancia para los alumnos interesados.


 


Oferta universitaria


 


De entre las diversas posibilidades que existen para preparar las pruebas de acceso, merece mención el curso de un año de duración impartido por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, en el que participan cerca de 2.000 profesores repartidos entre todas sus sedes. Con este curso, en el que se han matriculado cerca de medio millón de alumnos desde su implantación en 1975, no sólo se les facilita a los alumnos la superación de las pruebas, sino que también se aportan habilidades y técnicas necesarias para afrontar con garantías estos estudios, así como la adaptación al sistema de la enseñanza a distancia. 


 


Además de abordar las asignaturas comunes, el curso afronta las materias específicas en tres opciones concretas: científico – tecnológica, humanidades y Ciencias Sociales. Las dos primeras cuentan con una asignatura obligatoria -matemáticas especiales y matemáticas básicas respectivamente- y se deben elegir 2 asignaturas más entre ocho posibles. Si se escoge la opción de ciencias sociales los aspirantes no cuentan con ninguna materia obligatoria, pero deben elegir 3 asignaturas entre 14 divididas en tres grupos.


 


Respecto a la evaluación, los exámenes de cada una de las seis materias que integran las pruebas de acceso son calificados de 0 a 10 puntos. Tanto el grupo común como el grupo específico hacen media con todos sus exámenes y luego se calcula la media entre ambos grupos, siempre que en el grupo específico el alumno haya llegado  a la media de 4 puntos. El aprobado está estipulado en una calificación de 5 puntos o superior y los alumnos que no superen la prueba en el mes de junio pueden volver a presentarse en la convocatoria de septiembre.


 


Para poder presentarse a las pruebas de acceso en la UNED es imprescindible haber realizado previamente el Curso de Acceso Directo. El precio de matrícula por el curso completo es de 421,90 euros si es la primera vez que se realiza, mientras que si se trata del segundo o más intentos, el precio se reduce a 210,95 euros. La matrícula le da derecho a la asistencia a las clases y tutorías presenciales, disponer de los cursos virtuales recibiendo apoyo docente por la red de Internet, y a presentarse a los exámenes en la convocatoria de mayo-junio y en la convocatoria de septiembre si fuera preciso.


 


La Universidad Complutense de Madrid, por su parte, imparte un curso de preparación con un precio en torno a los 650 euros por el programa completo. En este caso el curso comenzó en pasado 18 de septiembre y sus clases presenciales se impartirán hasta el 12 de abril, con una duración para cada materia impartida de 40 horas y media lectivas a razón de una hora y media semanal. Las clases se desarrollan durante tres días a la semana en horario de tarde.


 


En el caso de esta universidad, las opciones específicas son cinco: científico – tecnológica, ciencias de la salud, ciencias sociales, humanidades y artes. Cada una de ellas cuenta con dos materias obligatorias y trece optativas, además de las tres comunes para todos los alumnos: lengua castellana, comentario de texto e idioma extranjero.


 


La Universidad de Alicante organiza también desde hace varios años las pruebas de acceso para mayores de 25 años con un curso específico. Este curso está compuesto de 6 sesiones de trabajo con un total de 9 horas para cada una de las asignaturas. Al alumno se le aporta  material didáctico escrito e información renovada y actualizada que facilita el acceso al Campus Virtual de la Universidad, para ayudarle a estudiar los contenidos y procedimientos de cada materia y la estructura de los sistemas de evaluación.


 


Las tasas de matrícula para este seminario preparativo se han fijado en 54,57 euros y el número de plazas es limitado hasta 160 alumnos. Al encontrarse la Universidad de Alicante en una comunidad autónoma con lengua propia, los alumnos que realicen la prueba común deben añadir al resto de asignaturas la preparación para la prueba de lengua valenciana, mientras que para las pruebas específicas pueden elegir entre las opciones científico – tecnológica, ciencias de la salud, humanidades y ciencias sociales. Cada una de las opciones cuenta con 2 asignaturas obligatorias y un total entre todas ellas de 7 optativas.


 


Otras opciones preparatorias


 


Aunque la mayoría de comunidades autónomas y universidades cuentan con cursos preparatorios de acceso para mayores de 25 años, también existen centros y academias privadas que realizan labor similar, tanto de forma presencial como a distancia o a través de Internet, siempre tratando de adaptarse a las particularidades de cada alumno y, a menudo, ofreciendo mayores garantías de éxito.


 


Entre los que imparten formación a distancia, el elenco de centros es muy extenso y variado, como CCC, CEAC y FOTEPRO. Estos centros proponen cursos con una duración superior a las 200 horas lectivas entre 6 y 8 meses de preparación. Los alumnos reciben en su domicilio o trabajo las materias a abordar y asimismo los temas específicos que va a necesitar según los requerimientos de la universidad y estudios a los que opta. Además, un tutor personal se encarga del envío y corrección de ejercicios, consulta de dudas u orientación para cada una de las pruebas.

Para los que apuestan por el medio online, también ha surgido una oferta muy a tener en cuenta por su gran nivel de especialización. Concretamente, el centro EducaOnline imparte en la Red diversos cursos específicos para las pruebas de acceso a las distintas carreras de la UOC, universidad catalana exclusivamente online que se ha consolidado como la más importante del país. Master-D, por su parte, ha optado para la preparación de esta complicada prueba por una metodología semipresencial a través de un eficaz sistema de formación abierta.


 


Y, por supuesto, el mercado también dispone de una amplia oferta de centros presenciales especializados en la materia, muy necesarios dado que universidades o campus universitarios hay en todas las comunidades autónomas. Madrid, lógicamente, acapara buena parte del mercado con relevantes exponentes como CEMAD  o el Centro Universitario San Bernardo. Aula de Empleo también imparte cursos en Madrid y asimismo en su otra sede de Alicante. En el caso de las universidades gallegas, EDU-K2 constituye un referente para los aspirantes residentes en su comunidad. Cada centro tiene sus propias características en cuanto a duración del curso y precio de matrícula, si bien suelen desarrollarse desde el mes de octubre hasta poco antes de la fecha de realización de la prueba, por un precio medio que ronda los 700 euros. En este caso los alumnos asisten a clases divididas en grupos según las opciones escogidas por ellos mismos e impartidas por profesores con experiencia en la preparación de las pruebas. El objetivo es que resuelvan cualquier duda al instante. Los centros aportan también los textos para el estudio de las materias y ejercicios prácticos procedentes de exámenes anteriores, material de estudio y siempre información actualizada. 


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Listado de enlaces a los Programas de ACCESO para MAYORES de 25 de las UNIVERSIDADES ESPAÑOLAS (por Comunidades Autónomas)


 


Directorio de universidades españolas


 


Oferta pública de plazas universitarias


 


Oferta de títulos universitarios


 


Servicios de información universitaria


 


Cursos de acceso a la Universidad para mayores de 25 años en a+


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Cabrera explica las reformas de la LOU en El Escorial


 


El borrador de reforma de la LOU amplía la autonomía a las universidades


 


La ANECA pide una aclaración sobre varios puntos de la LOU


 


Diversos colectivos se revelan contra la reforma de la LOU


 


Lanzamiento en España de ‘Europass’, el pasaporte europeo de la formación


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+


 


Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+