Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Carreras universitarias rumbo hacia un empleo

Tener una titulación universitaria aumenta las posibilidades de acceder a un puesto de trabajo. Sin embargo, no todas ofrecen las mismas oportunidades.

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Carreras universitarias rumbo hacia un empleo
Con un mercado de trabajo todavía complicado en España, aunque con síntomas de mejora en los últimos meses con la caída del paro, elegir la carrera universitaria que se quiere cursar es una decisión muy importante. De hecho, ser titulado o graduado es un requisito que cada vez es más solicitado y que se está convirtiendo en necesario para poder presentarse como candidato a las vacantes de empleo. “Se está demandando más la titulación universitaria. Antes figuraba en alrededor del 16% ó 18% de las ofertas de trabajo, pero ahora en más del 20% es un requisito imprescindible”, según explica Nuria Esparza, directora de Atracción de Talento de Adecco.

Quiero estudiar un Grado universitario. Ver cursos

¿Qué factores influyen a la hora de elegir carrera?

Dentro de las titulaciones universitarias, no todas tienen las mismas oportunidades de acceder a un puesto de trabajo, aunque la elección de qué carrera se debe estudiar no es bueno basarla solo en las perspectivas laborales. “Creemos que la decisión de los estudios debe estar motivada por las afinidades de cada persona, y no tanto por las expectativas laborales a futuro. La pasión es un elemento fundamental en los estudios, en el trabajo y en todos los ámbitos de la vida de una persona”, según afirma Cristina Soler, Talent Acquisition Coordinator de Experis.

Además, hay otros factores que influyen. “Independiente de la titulación escogida, una cuestión esencial es la calidad de la formación que recibe el estudiante, entendiendo siempre por formación no sólo la técnica, sino de forma cada vez más importante la formación competencial. De nada sirve que acceda a una formación cuyo sector profesional pueda estar demandado en un momento concreto, si ésta no le prepara adecuadamente para afrontar las demandas del mundo profesional una vez que opte a un puesto de trabajo. En este sentido, la formación debe contemplar una serie de fórmulas, todas ellas complementarias, que proporcionen al egresado un perfil flexible, diferencial y atractivo y, como consecuencia, que incrementen su empleabilidad”, matiza José Ramos, director de Admisiones de la Universidad Europea.

También hay que tener en cuenta que “la carrera es una base de comienzo sobre la que se sustenta la trayectoria profesional, pero la formación continua es ya imprescindible durante toda la vida laboral y, además de determinados conocimientos técnicos, se debe aportar sobre todo, conocimientos en idiomas y otras competencias transversales cada vez más demandadas en el mercado laboral”, asevera Cristina Soler.

Una opinión que también secunda José Ramos, director de Admisiones de la Universidad Europea: “los idiomas son también un factor esencial para que el estudiante pueda desenvolverse en un mundo global”. Principalmente, a la carrera universitaria hay que sumarle conocimientos de inglés, que es imprescindible, aunque también aumenta la demanda de titulados universitarios con alemán, francés o chino, entre otros.

Quiero mejorar mi nivel de idiomas

Además, hoy en día igualmente son importantes los postgrados para tener una mayor especialización, y la movilidad, que es muy demandada para determinados puestos de trabajo y, sobre todo, ante un mundo globalizado. Aparte, son muy valoradas otras “competencias transversales que van relacionadas con la capacidad de trabajar en un entorno cambiante, la flexibilidad, la polivalencia, la gestión de la incertidumbre, el pensamiento global y la adaptación”, añade Cristina Soler, Talent Acquisition Coordinator de Experis.

Quiero estudiar un máster para especializarme. Ver por categorías

Las “titulaciones estrella”

Atendiendo exclusivamente a las titulaciones que son más demandadas por las empresas, este año se han producido pocos cambios en las tendencias del mercado de trabajo y “las ingenierías industrial, informática y de telecomunicaciones y Administración y Dirección de Empresas” siguen siendo las carreras estrellas en cuanto a las oportunidades laborales que presentan, afirma Nuria Esparza, directora de Atracción de Talento de Adecco.

Además de ellas, hay buenas posibilidades para los titulados en Ciencias Empresariales, Economía y Derecho. La clave está en que “todas estas carreras son polivalentes con independencia del sector y son tipologías de estudios que son necesarios en las empresas para perfiles de telecomunicaciones, finanzas…”, añade Nuria Esparza.

“No obstante hay que ser conscientes de la transformación que se está produciendo en el mercado laboral, donde cada vez más empresas buscan profesionales versátiles, que sean capaces de adaptarse a los rápidos cambios que se producen en nuestra sociedad global. Por esta razón los perfiles que combinan elementos técnicos y de gestión, o sanitarios y de gestión, están sufriendo un incremento considerable de demanda”, indica José Ramos, director de Admisiones de la Universidad Europea.

Esta versatilidad se observa también incluso en los perfiles más demandados. Es el caso, por ejemplo, de los ingenieros industriales, cuya contratación ha crecido en un 60% en 2014 en comparación con el año 2013, según datos de SEPE, siendo muy demandados si tienen además conocimientos en finanzas y en comercio exterior. “El perfil más polivalente es el más demandado por las empresas”, expone Alex Jané, team leader de Randstad Professionals.

En el ámbito técnico asimismo se empieza a observar que hay mejores perspectivas para las ingenierías en general para trabajar en el sector de la construcción ante los proyectos que muchas constructoras están llevando a cabo en países de Latinoamérica. Unas obras para las que las compañías “busca ingenieros de todo tipo de especialidades sobre todo de Ingeniería Industrial y de Caminos”, apuntan desde Randstad Professionals. Buenas perspectivas dentro del ámbito de la ingeniería también hay para los titulados en Organización Industrial, Ingeniería Automática y Electrónica Industrial.

Ver cursos para trabajar en el sector de la Construcción

Y dentro del ‘top ten’ de las carreras universitarias se sitúan aparte otras titulaciones que, igualmente, ofrecen buenas perspectivas para el empleo. Por ejemplo, es el caso de todas aquellas relacionadas con el ámbito sanitario como la medicina, enfermería, farmacia, fisioterapia… Aunque en España ha descendido ligeramente en los últimos años la demanda de estos profesionales por los ajustes y reestructuraciones en el ámbito sanitario público, mientras que en el sector privado tampoco se está potenciando. Si embargo, la tendencia empieza a invertirse y además continúan al alza las posibilidades de empleo en el exterior, indica Alex Jané, team leader de Randstad Professionals.

Dentro de este ranking también se encuentran otras titulaciones como Química, Biología, Matemáticas e Investigación y Técnicas de Mercado, cuyos profesionales son asimismo muy valorados en el mercado de trabajo.

Las carreras menos demandadas

Aunque estas son las titulaciones más demandadas, también se pueden encontrar oportunidades de empleo si se cursan otras carreras como es el caso de las que se engloban en el área Jurídico-Social, que concentra alrededor del 37% de la oferta formativa de este país. “Muchos de los estudiantes encuentran un empleo -el 48%- aunque solo una cuarta parte como titulados y relacionado con el área de estudios realizados. La cuestión es que la oferta de profesionales supera la demanda actual y no se prevén grandes crecimientos en el sector, por lo que habría que encontrar un mejor equilibrio”, asevera Cristina Soler, Talent Acquisition Coordinator de Experis.

No obstante, dentro de este grupo de titulaciones, sí hay alguna que tiene mejores perspectivas y evolución como es el caso “de Derecho, al igual que Economía, porque en las empresas se necesitan personas para los departamentos jurídicos por ejemplo”, afirma Nuria Esparza, directora de Atracción de Talento de Adecco.

Y menos oportunidades ofrecen las carreras del área de Humanidades. Las perspectivas en este ámbito y en relación al mercado laboral no han cambiado significativamente y siguen siendo las titulaciones menos demandadas y las que registran menor porcentaje de contratación. De hecho, según datos de Experis sólo el 33% de los licenciados en el año 2012 tenían un empleo en el año siguiente. Entre las más demandadas o las que mejores perspectivas tienen son Relaciones Laborales o Psicología orientada al ámbito de los Recursos Humanos.

Me gustaría estudiar una carrera de Humanidades

Pero “esto no quiere decir que no haya ofertas, sino que hay más personas para cubrir ese puesto de trabajo y puede ser más difícil conseguirlo”, matiza Nuria Esparza. Una opinión que también comparte Cristina Soler, quien explica que el reto es “ampliar las salidas profesionales de estos estudiantes dotándoles de otras competencias más transversales que puedan hacerles interesantes para otros puestos de trabajo, además de una formación complementaria en idiomas o en otros ámbitos de conocimiento”.

La oportunidad de emprender

Hoy en día, la inserción laboral no pasa solo por conseguir un contrato en una empresa. Muchos jóvenes están viendo en el autoempleo o en el emprendimiento una opción o alternativa para desarrollar su actividad profesional. En este caso, “la capacidad para emprender o tomar la iniciativa ante un proyecto no va tan relacionada a una titulación sino más bien a una actitud personal. La formación es importante pero lo recomendable es no centrarse en un ámbito concreto. Para emprender es importante tener una visión de muchas áreas, como la financiera, la comercial… Es mejor tener un perfil más global”, aclara Cristina Soler, Talent Acquisition Coordinator de Experis.

Me gustaría ser emprendedor. Ver cursos

Un motivo por el que muchas universidades están incluyendo dentro de sus planes de estudios la formación en competencias y habilidades que permitan que los jóvenes también puedan valorar la opción del autoempleo o de emprender.

“Los planes de estudio deben estar diseñados y trabajados de la mano de las empresas y ser eminentemente prácticos. Han de incorporar además habilidades, competencias y valores como liderazgo, capacidad de decisión, de trabajo en equipo y de emprendimiento, entendido no sólo como dotar al estudiante de las herramientas necesarias para que pueda poner en marcha su propia idea de negocio, sino de cómo desarrollar en él un espíritu emprendedor. Valores que le hagan innovador y valioso en todo momento, sea cual sea el lugar donde desempeñe su profesión”, expone José Ramos, Director de Admisiones de la Universidad Europea.

Y dentro de las titulaciones que son más proclives al autoempleo o bien a emprender se encuentra, por ejemplo, Administración y Dirección de Empresas. “En esta carrera hay un gran colectivo emprendedor que está creando sus propias empresas”, señala Nuria Esparza, directora de Atracción de Talento de Adecco. Una situación que no es casual ya que la formación de esta carrera es muy transversal y permite tener conocimientos de varias áreas de la empresa.

De hecho, durante la titulación, el estudiante adquiere formación en áreas de la gestión de negocios y diversos campos empresariales que le capacitan para manejar aspectos jurídicos y financieros en una empresa y poder estar al frente de los diferentes departamentos de la compañía.

Además, también ofrecen buenas oportunidades para emprender todas las carreras relacionadas con la tecnología aplicada a diferentes ámbitos: desde el Internet de las Cosas, Big Data, aplicaciones para el ámbito sanitario o para la mejora de calidad de vida de las personas mayores o de los ciudadanos en general…, así como la biotecnología, entre otras.

Quiero saber más sobre Big Data. Ver cursos

Tampoco hay que olvidarse en este apartado de todas aquellas profesiones que se denominan liberales y que pueden ejercerse por cuenta propia con la apertura de una oficina, despacho…

Opciones hay, la decisión luego ya es de cada uno.