Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

¡Atención!: el sector de la formación tiene un nuevo estafador

Internet es un universo confuso en el que millones de usuarios navegan y donde unos pocos en cuanto pueden se aprovechan del incauto. Desgraciadamente uno de estos oportunistas está haciendo mucho dinero a costa de los usuarios de habla hispana que b

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de ¡Atención!: el sector de la formación tiene un nuevo estafador
Estudiantes-grado-INEGoogle, ese ser que todo lo ve, todo lo hace y deshace, todo lo dispone a su antojo, como si de un gran dios se tratara. Cómodo, sí, sin duda ha venido este “sencillo” buscador a hacernos la vida más fácil a los internautas. Entró sin hacer ruido, hace apenas un par de años, quizá fueran tres, en cualquier caso, toda una eternidad; entró casi de puntillas, como quien no quiere la cosa, y ahora todos bailamos al son de su música digital. El que no está en Google es como si no existiera, como si nunca hubiera existido. Y eso bien lo saben en la mayoría de portales que llevan tiempo devanándose los sesos en busca del gran secreto, de ese algoritmo que un día cualquiera pudiere abrir las puertas del paraíso, o, cuanto menos, gastando verdaderas fortunas para promocionarse convenientemente en el Júpiter de la era virtual.

Y más de un espabilado ha encontrado en este “nuevo orden” la manera de hacer dinero rápido. Ya no se trata de trabajar un portal que verdaderamente ofrezca un servicio de valor añadido al usuario, consiste, por ejemplo, en reunir un compendio de páginas que puedan reportar un elevado beneficio pecuniario gracias a su buen posicionamiento en Google y, por qué no también, gracias a la habitual buena fe del usuario. Internet, por mucho que le fastidie a Josep Piqué, nuestro ufano Ministro de Ciencia y Tecnología, es y va a seguir siendo por muchos años una gran ciudad sin ley. Y de algún modo habrá que hacerle entender que su “impecable” Ley de Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSI) -la popularmente conocida como “Ley de Internet”- está en muchos aspectos abocada al más estrepitoso de los fracasos.


Inoperante de momento, y si no, que a mí y a otros muchos internautas, en primer lugar, nos expliquen por qué diablos cada día recibimos en nuestra cuenta de correo electrónico más y más correos masivos no solicitados -el conocido spam-. Y eso que la Ley de Internet fue aprobada en julio de 2002 y se supone que entró en vigor en octubre de ese mismo año. Según un estudio realizado por la empresa americana Brightmail, en septiembre de 2001 el spam suponía el 8% del tráfico total de emails en todo el mundo; en marzo de este año ya supone un 45% del total, sólo ese último mes el spam había aumentado en nada más y nada menos que un 4% desde le 41%. Si tenemos en cuenta que la gran mayoría del spam que crecientemente recibimos en España proviene de Estados Unidos, Argentina y de otros países, se antoja bastante difícil perseguir dicha práctica. En este sentido, quizá nuestras autoridades sorprendan al algún granuja de poca monta o posiblemente a algún honrado e ingenuo ciudadano sin más culpa que su propia ignorancia. Pero de esos, de los que de verdad se están enriqueciendo con este poco ético negocio, de los peces gordos sin escrúpulos, no van a tener ni rastro. Esos nos seguirán colando sus correos perniciosos e infectos a voluntad, cuando quieran y como quieran.


Y ya veremos como persigue el gobierno la que es una de las prácticas más sucias que ahora se están haciendo en la red. Aquí hablamos de lo que ha de ser considerado un grave crimen, y de lo que, desde luego, podemos asegurar que las empresas de telecomunicaciones de nuestro país no van a hacer nada por remediar, cuando son ellas también las que de manera directa se benefician. Precisamente esto viene a cuento porque hay una empresa de muy dudosa procedencia que ha encontrado en el mundo hispano y, en concreto, en el sector de la formación una gran oportunidad para hacer mucho dinero sin dar nada a cambio y a costa de los ahorros de un buen puñado de usuarios poco informados.


Así pues, queremos llamar la atención a todos lo lectores sobre esta empresa que -según las pesquisas del responsable de marketing digital de Aprendemas.com, Raúl Muñoz- procede de Estados Unidos, aunque podría también tener vínculos o relación de dependencia con alguna empresa italiana. Difícil es saberlo pues sus datos son tan turbios como sus negocios. Parece ser que su matriz se ubica en Arizona y responde al nombre de domainsbyproxy.com, recomendamos, no obstante, que se abstenga cualquiera de nuestros lectores de entrar en éste y en sus diferentes dominios si no quieren encontrar pronto su ordenador fatalmente infectado. Otro nombre mercantil presente en dicho negocio es Tele-Italy tras el cual parece estar un tal Lucca Damiaso, aunque reitero, que no tiene por qué ser una persona real. Según podemos suponer de los textos presentes en sus diferentes portales han debido dedicarse a la venta de contenidos pornográficos a través de líneas de pago del tipo 906, ya que en ellos –textos, por cierto, deliberadamente difíciles de leer- te avisan de que vas a ver contenido “de uso exclusivo para adultos”. Y pregunto yo cuándo un contenido sobre formación no puede ser visto por menores.


El caso es que entre estas dos empresas poseen varios dominios en castellano que con el gancho de los cursos están atrayendo a gran número de usuarios españoles y suramericanos a sus portales “trampa”. Se están posicionando en el Google, están gastando gran cantidad dinero para promocionarse en este buscador a través de los típicos “Enlaces Patrocinados” que aparecen a la derecha en cualquiera de sus páginas. En concreto, están acaparando para sí casi en exclusiva la palabra “cursos” de manera que cada vez que un usuario escriba “cursos” o “cursos de ...” (cualquier cosa), le aparecerá a la derecha varios de sus portales. Además, para conseguir más accesos hacen entender en estos espacios que se trata de cursos gratuitos. Insisten mucho, por otra parte, en los cursos de idiomas, en las becas, en los apuntes y en la posibilidad descargarlos gratis. Claramente buscan al joven estudiante universitario con conexión analógica.


A continuación vamos a citar lo portales pero insistimos en que bajo ningún concepto nadie debería acceder a ellos, especialmente si se tiene conexión analógica, es decir, el ordenador conectado a una línea telefónica convencional.


..www.topcursos.com..
..www.gratis-cursos.com..
..www.idiomas-gratis.com..


El segundo y el tercer dominio remiten directamente topcursos.com. De cualquier manera, lo primero que te aparece al entrar en este portal, ya en la misma página principal, es avisarte con un pop up de que tienes que instalar una aplicación para poder navegar en sus páginas interiores. En realidad se trata de una aplicación para conectarte a Internet a través de un nuevo ISP (servidor), el de este portal que, por supuesto, será de pago. Pero es que además, automáticamente, sin haber hecho nada, ya habrá configurado el acceso a Internet desde tu ordenador a través de esa línea 906, icono que aparecerá tanto en tu escritorio como en tu menú de inicio. De algún modo hace que se desconecte la conexión a Internet que antes tenías, y así, al volverte a conectar lo harás a través de su línea de pago. Si la infeliz víctima no se da cuenta de esta trampa podrá estar horas navegando, incluso conectarse en días sucesivos, pensando que lo hace con la conexión habitual cuando en realidad está pagando una diferente que cuesta entre 0,85 y 0,91 euros el minuto.


Qué más podemos decir de esta empresa. Está claro que en los Estados Unidos el negocio de las conexiones analógicas tarificadas por minutos están llegando a su fin toda vez que el grado de penetración del cable y del DSL es, a día de hoy, muy elevado. Asimismo, las autoridades en ese país persiguen con mayor éxito y severidad estas prácticas maliciosas. No obstante, las ya mencionadas empresas, aprovechando estas “tecnologías” perversas, aplicadas desde hace tiempo en otros campos de manera muy lucrativa, ahora quieren llevarlas a sectores más “normales” donde están encontrando un enorme número de víctimas, muchas más que las interesadas en contenidos pornográficos. Los países de habla hispana les ofrecen el aliciente de que los usuarios aún siguen utilizando mayoritariamente líneas analógicas. Para atraerlos sólo tienen que valerse de ganchos que capten poderosamente su atención, prometiéndoles, por ejemplo, cursos, melodías para el móvil, juegos, descargas de canciones y otros contenidos gratuitos, todos ellos muy demandados.


Y es que domainsbyproxy y Tele-Italy tienen, aparte de los citados, otros portales “trampa” con contenidos atrayentes y con los que aplica exactamente la misma estrategia. A continuación los vamos a citar para que el lector los conozca, no sin antes avisar que bajo ningún concepto debe visitarlos:


..www.supermovida.com..
..www.gamelandia.com..
..www.ganatarot.com..
..www.fiestaguay.com..
..www.megaguay.com..
..www.horoscopo2003.com..
..www.libretotal.com..


Sería un honroso detalle por parte de las empresas de telefonía, y especialmente por la todopoderosa Telefónica, que controlaran y que jamás permitieran que determinados clientes suyos realizaran este tipo de negocios engañosos y tan dañinos para los usuarios españoles en general. Claro que, teniendo en cuenta que ella misma se embolsa un alto porcentaje del coste de dichas llamadas, no parece que esto se vaya a hacer. Y es que no hay más sordo que el que no quiere oír, como no hay más ciego que el que no quiere ver...