Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Asociaciones de estudiantes: ir más allá de la universidad

En España existen centenares de asociaciones de estudiantes de muy diversa índole, preocupadas por distintos problemas que afectan a los alumnos y en algunos casos a la sociedad en general. El inicio del curso puede ser un buen momento para abandona

Publicado en Histórico Reportajes
Foto de Asociaciones de estudiantes: ir más allá de la universidad
Estudiantes-grado-INE

Las hay de todos los colores, olores y sabores posibles, aunque lo más frecuente es que agrupen a estudiantes por disciplinas académicas, tendencias políticas o sociales, o bien intereses culturales o deportivos. También las hay que representan a colectivos concretos, que promueven relaciones sociales o que conforman grupos de presión.


 


Más de 500 asociaciones de estudiantes repartidas por toda la geografía española, aunando cientos, a veces miles, de afiliados que de una u otra forma pretenden colaborar en tareas y acciones determinadas. La variedad es tanta que va a ser imposible encontrar alguna con la que no sentirse identificado.


 


Si agrupamos las asociaciones por tipos de estudios, éstas suelen estar ubicadas en Facultades o Escuelas universitarias concretas, aunque es frecuente que existan muchas dedicadas prácticamente a los mismos fines en centros y universidades distintas, ya sea a nivel provincial, autonómico, estatal e incluso internacional. Este tipo de asociaciones tienen cabida en cualquier disciplina académica, ocupándose de problemas específicos relacionados con los estudios que cursan los asociados, además de otras actividades culturales y de ocio.


 


Un ejemplo en este sentido lo constituye la Asociación Laín Entralgo de Estudiantes de Medicina, ubicada en la Universidad Complutense de Madrid. Ellos mismos se definen como una asociación apolítica, aconfesional, igualitaria y sin ánimo de lucro, que acepta a todos los estudiantes de Medicina que deseen asociarse. Además de las relaciones que se establecen entre los asociados respecto a la ayuda mutua que puedan prestarse en materias específicas de los estudios de Medicina, dicha asociación desarrolla una serie de actividades fuera del ámbito estrictamente académico, como bailes de salón, club de rol, club de Star Trek, cursos de guitarra, sala de video o acceso gratuito a Internet.


 


Otros ejemplos serían la Asociación de Estudiantes de Filosofía de la Universidad Autónoma de Barcelona, Asociación de Palinólogos de Lengua Española de la Universidad de Salamanca, Asociación de Estudiantes de Geografía de la Universidad de Alicante, Asociación de Estudiantes de Derecho Alfonso X de la Universidad de Burgos, Grupo Universitario de Astronomía de la Universidad de Valladolid o la Asociación AMAT (Alumnos de Matemáticas) de la Universidad de Granada, siempre dentro de esta clasificación de asociaciones directamente vinculadas a las Facultades.


 


Precisamente, ahora que el Gobierno Central se encuentra inmerso en la implantación del nuevo catálogo de títulos de grado en base a las directrices del Espacio Europeo de Educación Superior, estas asociaciones han asumido un papel muy activo y en particular las que representan a las titulaciones más perjudicadas, promoviendo manifiestos y concentraciones multitudinarias en defensa de su existencia dentro del propio catálogo. Abril, Mayo y Junio, fueron meses de gran agitación en este sentido, cuando el Secretario de Estado de Universidades, Salvador Ordóñez, adelantó que las titulaciones serían reducidas de 140 a 77. De 26 a, nada menos, que 10 carreras quedaría reducido el espectro de humanidades, con ‘disparates’ (así lo califican distintas asociaciones) como es refundir Historia, Historia del Arte y Ciencias e Historia de la Música en un único título de grado. Esto preocupó a docentes y estudiantes que apoyados por grupos como Asociación de Estudiantes Independientes de Salamanca (AEUS) o Unidad Estudiantil (UNE), y también por otros como la Asociación de Humanidades de Salamanca (ASHUM) para el caso de la amenazada carrera de Humanidades, han ejercido una enconada oposición que al menos ha obligado al Gobierno a replantear su reforma. Además, en esta lucha, asociaciones homólogas en las diferentes universidades españolas han aunado esfuerzos para así hacerse oír más fuerte.






 


Asociaciones Políticas y Sociales


 


Tienen cabida en este apartado desde las organizaciones con reivindicaciones políticas más radicales, hasta asociaciones de cooperación y voluntariado o religiosas. Entre las primeras existe una variada gama de asociaciones, instaladas en gran parte de los campus universitarios españoles, y frecuentemente agrupadas en una entidad de índole nacional. Destaca en este sentido, aunque podrían ponerse docenas de ejemplos, el Sindicato de Estudiantes, que funciona a nivel estatal con asociados procedentes tanto de la educación secundaria como de la Universitaria. Su trabajo no se limita a las reivindicaciones exclusivamente relacionadas con los problemas del alumnado (LOU, LOCE, LOE, entre otras), sino que abarca cuestiones políticas y sociales. Se autodefinen como «una organización de clase y de izquierdas» y su campo de acción más activo es la calle desde la protesta pacífica.


 


Como entidad que agrupa a varias asociaciones de estudiantes de ideas más conservadoras en materia educativa podemos citar a la Coalición Democrática de Estudiantes (CODE), que agrupa a un elevado número de colectivos de ámbito regional como la Unión Democrática de Estudiantes de Madrid (UDEM) o el Círculo Andaluz de Estudiantes (CAE), por citar algunos. La Coalición ha destacado en los últimos meses por su oposición a la reforma educativa que promueve el gobierno socialista.


 


Qué sería de la sociedad sin jóvenes con ideales. Muchas son las injusticias que nos rodean, las personas que sufren, que necesitan ayuda humanitaria. Sin duda, es el colectivo de los universitarios uno de los que de manera más decidida puede contribuir a hacer del nuestro un mundo mejor. Es la hora, así pues, de tomar la iniciativa, de madurar en lo personal; y qué mejor manera de hacerlo que dedicando un rato de la vida a los demás. Noble misión en la que nadie estará solo. Para eso tenemos numerosas asociaciones que trabajan con ahínco, siempre deseosas de encontrar gente dispuesta a echar una mano. Precisamente, promover el espíritu solidario entre los universitarios es el objetivo de la Fundación IUVE, una de las organizaciones más activas e interesantes de nuestro panorama nacional. Con sede en Madrid, IUVE afronta todos los años multitud de acciones, algunas incluso con enorme repercusión social. Tal es el caso de su programa denominado ‘Kilo de Ayuda’ dirigido a todos los españoles con el fin de apoyar a los grupos menos favorecidos de nuestra sociedad en aspectos tan necesarios como la alimentación, la compra de libros y acceso a medicinas. Asimismo, todos los años organiza un concurrido congreso universitario de ‘Voluntariado Social y Cooperación al Desarrollo’ y también unas jornadas bajo el nombre de ‘ACIERTA’ que permiten a alumnos preuniversitarios ensayar lo que será ‘su primer día de universidad’ y así tener más claro qué estudios le interesan. Por supuesto, nunca falta para guiar a estos primerizos un bregado equipo de universitarios.


 


Pero hay más asociaciones comprometidas con los grandes problemas de la Humanidad, cuyos miembros aprovechan los conocimientos adquiridos en las aulas universitarias para ayudar en lo que puedan allí donde los necesiten. Ingeniería sin Fronteras de Murcia es tan sólo una muestra de ellas. Pertenece a la Universidad Politécnica de Cartagena y está formada por un grupo de estudiantes de Ingeniería y otras carreras que creen en la posibilidad de un mundo más justo, y para ello colaboran aprovechando los conocimientos científicos y técnicos que poseen. Esta asociación pertenece a la Federación Española de Ingeniería Sin Fronteras que, al igual que ocurre en otras muchas disciplinas académicas, distribuye su trabajo a través de todas las universidades donde se imparten estos conocimientos. 


 


En cuanto a las asociaciones de carácter religioso, en su mayoría son de filiación católica y también se reparten a lo largo de toda España. Como muestra un botón: el Secretariado Diocesano de Pastoral Universitaria, que desde la Universidad de Alicante y con una perspectiva cristiana pretende hacer «viva y gozosa» la presencia de la Iglesia en la Universidad. A lo largo del año realizan actividades como la Eucaristía diaria, comidas semanales o reuniones para practicar la oración.



 



De índole cultural


 


En este apartado pueden incluirse las asociaciones lúdicas, especializadas en cine, teatro, música o las clásicas tunas universitarias. Entre las primeras, las hay de diversas ocupaciones, como las dedicadas a los juegos de rol, videojuegos, juegos de mesa y demás actividades relacionadas con el ocio y el entretenimiento. El Club de Rol de la Universidad Autónoma de Barcelona (CRUAB) es un ejemplo de las asociaciones lúdicas, que tiene como objetivo principal reunir a todos los jugadores de rol de esta universidad para organizar partidas y otra serie de actividades relacionadas.


 


Por su parte, el Club de Cine y Fotografía Antena, de la Universidad Politécnica de Madrid, es una de las asociaciones dedicadas al culto cinematográfico de las muchas donde se agrupan los aficionados universitarios. Sus actividades se centran principalmente en la organización de ciclos y proyecciones, rodaje de cortometrajes, cursos de cine y otras acciones relacionadas con la promoción y difusión del séptimo arte.


 


Igual ocurre con las asociaciones musicales o teatrales, que se encargan de poner en marcha actividades relacionadas con estas inquietudes artísticas, generalmente a través de la organización de orfeones, grupos de Jazz, orquestas, coros y grupos de teatro, que a lo largo del curso ofrecen una serie de representaciones para al resto de la comunidad universitaria. El Orfeón Universitario de Castellón de la Universidad Jaime I, el Coro de la UCM, o el grupo Caleac Teatro de la Universidad de Santiago de Compostela, son tan sólo unos ejemplos representativos de este tipo de asociaciones.


 


 

Asociaciones Internacionales


Por otra parte, las asociaciones también pueden abarcar colectivos estudiantiles de diversos países, ya sean con carácter general o sectorial. En cuanto a las primeras, se trata de organizaciones donde tienen cabida estudiantes españoles en relación con otros europeos o latinoamericanos, mayoritariamente. En ellas se debaten temas políticos, sociales u organizativos a nivel internacional; se ponen en marcha proyectos de cooperación y programas culturales de intercambio o se encargan de difundir convocatorias de interés académico para los miembros de las mismas, entre otras actividades. Una de estas organizaciones, de las llamadas europeístas, es la Association des Etats Géneraux des Etudiants de L'Europe (AEGEE), que tiene sedes repartidas por toda Europa y en muchas ciudades españolas.


 


En cuanto a las asociaciones internacionales sectoriales, son organizaciones más específicas donde se tratan los problemas, posibilidades profesionales y oportunidades de estudio en determinadas ramas y en distintos países. Así, a modo de ejemplo, los estudiantes de Ciencias Económicas y Empresariales se agrupan en torno a AIESEC, una asociación internacional implantada en numerosas universidades españolas que, además de ofertar más de 5.000 puestos de liderazgo o impartir numerosas conferencias, también maneja un programa de intercambios que brinda a más de 3.500 estudiantes y recién graduados la oportunidad de vivir y trabajar en otro país.


 


Colectivos concretos


 


En otra línea surgen organizaciones que representan a determinados grupos de estudiantes con problemas comunes, son de carácter reivindicativo y se reparten a lo largo de toda España, agrupándose en ocasiones a nivel estatal para tener más fuerza en sus demandas. Es el caso de la Federación de Jóvenes Investigadores Precarios, que desde el año 2.000 intenta regularizar la situación académica y profesional de los pertenecientes a este colectivo. Becarios predoctorales, investigadores sin remuneración regulada, técnicos de laboratorio, profesores asociados e incluso doctores con becas de formación o contratos laborales precarios, se agrupan en diversas asociaciones que en torno a esta organización buscan una mejor situación laboral. Además de las reivindicaciones propias de su gremio, los «precarios» cuentan con un tablón de anuncios donde se insertan ofertas de trabajo, listas de correo de las distintas asociaciones regionales, información relativa a la situación de estos profesionales en otros países europeos, así como toda la información sobre los derechos que amparan a los miembros de las distintas asociaciones y la estrategia reivindicativa.


 


Crear una asociación


 


Cada año surgen muchas asociaciones que no se sienten representadas por las ya existentes, o desean tener una independencia plena a la hora de realizar determinados tipos de reivindicaciones o luchar por objetivos concretos. En ese caso, lo primero que hay que hacer es reunir a un grupo de estudiantes del mismo centro, comunidad autónoma o con cobertura en todo el Estado, y convocarlos a una reunión que hará las veces de asamblea constituyente. Una vez celebrada la reunión y puestos sobre la mesa los puntos comunes por los que trabajar en equipo, se debe levantar un Acta de Constitución firmada por todos los presentes en la asamblea constituyente, para posteriormente elaborar unos estatutos y proceder a su aprobación, así como a la elección de la Junta Directiva.


 


Después de este primer paso, se debe acudir al Registro General de Asociaciones de la Comunidad Autónoma donde nace la asociación, y será la Administración quién haga entrega de un Certificado de Inscripción en el Registro de Asociaciones, muy útil para posteriores trámites burocráticos. El siguiente paso es la solicitud en la Delegación de Hacienda del Código de Identificación Fiscal (CIF), con lo que ya podrá abrirse una cuenta bancaria para recibir los ingresos y atender a los gastos que genere la asociación en su trabajo diario. Como último trámite, la nueva entidad deberá registrarse o censarse en la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma a la que se pertenezca, y así poder optar a las convocatorias de subvenciones que se oferten por parte de consejerías, instituciones o direcciones generales, entre otros organismos convocantes. Además, si los miembros así lo desean, la nueva asociación podrá solicitar su entrada en federaciones de asociaciones de estudiantes de la provincia, la Comunidad Autónoma o en la  Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes.


 


En definitiva, son muchas las oportunidades que tienen los alumnos universitarios de participar activamente en multitud de propuestas realizadas por las asociaciones de estudiantes. Para ello, sólo se ha de poner un poco de interés y buscar aquella más acorde con las pretensiones e inquietudes de cada uno, si es que realmente se está interesado en participar en la vida universitaria más allá de las aulas. El inicio del curso académico es un buen momento para comenzar la búsqueda, dirigiéndose en cada centro de estudios al colectivo más afín, como una forma más de relacionarse y comprometerse con causas de diversa índole desde la Universidad.


 


 


*  *  *  *


 


 


Algunas Asociaciones de Estudiantes referentes en España:


 


AIDIPE. Asociación Interuniversitaria de Investigación en Pedagogía Experimental (con sede en la Universidad de Valencia)


 


Asociación de Licenciados de Humanidades (con sede en la Universidad de Salamanca)


 


Asociación de Historia de la Lengua Española


 


Asociación Laín Entralgo de Estudiantes de Medicina


 


INFSA – España (Federacion Espanola de Asociacion Estudiantes Medicina para la Cooperacion Internacional)


 


Bolsa de Adopción de Animales (con sede en la Universidad Complutense)


 


Grupo Universitario de Astronomía (con sede en la Universidad de valladolid)


 


Club de Montaña de Geológicas (con sede en la Universidad Complutense)


 


Asociación BALAENA (con sede en la Universidad Complutense)


 


Asociación de Ciencias Ambientales de la Comunidad Valenciana (U. de Valencia, U. Politécnica de Valencia, U. Miguel Hernández)


 


AIESEC – España (Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Comerciales)


 


AESS Estudiants - Aerospacean Electronics Systems Society (Universidad Politécnica de Catalunya)


 


BEST Barcelona - Board of European Students of Technology (Universidad Politécnica de Catalunya)


 


Fòrum de Telecomunicacions i Electrònica (UPC)


 


IAESTE – España (Association for the Exchange of Students for Technical Experience)


 


EASA - España (European Architecture Students Assembly; Politécnica de Valencia)


 


Coalición de Estudiantes Progresistas - UNE (Universidad de Salamanca)


 


Estudiantes de Izquierdas (Universidad Complutense)


 


Federación de Jóvenes Investigadores Precarios


 


Fundación IUVE (voluntariado universitario)


 



 


*  *  *  *


 


 


Enlaces de interés:


 


Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes.


 


Federaciones españolas de asociaciones de estudiantes


 


Legislación MEC sobre asociacionismo universitario


 


Página del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC)


 


Otros contenidos de interés en Aprendemas.com:


 


Primeras voces contra el Proyecto de LOE tras su aprobación


 


Aumentan las notas de corte para las carreras de más difícil acceso


 


Un estudio apunta a un descenso de universitarios a corto plazo


 


Un estudio revela la falta de orientación de los estudiantes


 


Dos estudios desgranan las preferencias de los universitarios


 


Presentada la primera “Guía de Universidades”


 


Los rectores presentaron las cifras de la Universidad Española


 


La incorporación al EEES apunta a un importante recorte de titulaciones


 


Más noticias de formación, educación y empleo publicadas en a+