Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Zapatero, la formación de un nuevo presidente

La relación con el mundo educativo del nuevo líder político del país es estrecha. Profesor universitario en León durante varios años, le costó dejar la enseñanza cuando tuvo que concentrarse plenamente en sus labores como diputado en Madrid. Tal vez

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Zapatero, la formación de un nuevo presidente
Estudiantes-grado-INE



Educacion infancia juventud madurez


El hijo menor de Juan Rodríguez y Purificación Zapatero nació circunstancialmente en Valladolid, en 1960, aunque pocos días después la familia regresaría a la que el presidente considera su ciudad: León. Cursó EGB en el Colegio de las Discípulas de Jesús, donde casualmente también estudiaría el hermano menor de Mariano Rajoy.


Rondando los 10 años pasó al Colegio Leonés , en el que realizó el Bachillerato y el entonces llamado PREU (equivalente al COU). Como en tantos otros colegios de la época Zapatero vivió una enseñanza estricta, en la que estaban prohibidas ciertas “modernidades” como el pelo largo, la manga corta o los pantalones vaqueros. Por supuesto las clases mixtas eran algo extraño. La España de los 70.


Decidió estudiar la carrera de derecho en la Facultad de León , continuando así la tradición instaurada por su padre. Se licenció en la primera promoción, pues dicha Facultad había sido hasta hacía poco Colegio Universitario, dependiente de la Universidad de Oviedo.


Desde sus primeros apuntes y preguntas muchos intuían que aquél joven universitario llegaría lejos. Corría el año 79, cuatro años después de la muerte de Franco, cuando pasó a ser Secretario General de las Juventudes Socialistas de León, en el marco de un PSOE recientemente legalizado. Su edad: 18 años. A los 22 se convirtió, siendo todavía estudiante, en Secretario General del partido en la ciudad. Fue el diputado más joven de España a los 26 y líder del socialismo leonés a los 28. Desde ahí, una historia de progresión imparable que tuvo su culminación el pasado 14-M.


Cuentan sus compañeros de la época universitaria que su personalidad no ha cambiado mucho desde entonces, era estudiante serio y reservado, de notables y sobresalientes, con capacidad de liderazgo y poco amigo de las locuras. Aficionado a las tertulias, se dejaba caer junto a algún amigo por un conocido café leonés de principios de los 80, el Belle Epoque, tras las sesiones del Cine Club Universitario de Empresariales.


Se graduó con una tesina sobre el Estatuto de Autonomía de Castilla León, el último en promulgarse en la España de las Comunidades Autónomas (marzo de 1983). Las diferentes prórrogas de estudios le permitieron librarse del servicio militar.


Pero la universidad no sólo le dio a José Luis conocimientos de derecho, madurez, y buenos amigos; fue también el lugar donde conoció a la que es ahora su mujer, Sonsóles Espinosa, que estudiaba dos cursos por debajo.


El vínculo del actual presidente con el mundo de la educación es estrecho. Al terminar la licenciatura aceptó el ofrecimiento del Decano de la Facultad para dar clases y así se convirtió en Profesor de Derecho Político hasta 1986. Al parecer, sus lecciones contaban con una asistencia femenina mayor de lo habitual.


 

La prueba del gusto de Zapatero por la enseñanza la encontramos en el período 88-91, en el que, debido al poco tiempo que le dejaban sus responsabilidades políticas estuvo cerca de abandonar la pizarra, pero aceptó pasar a ser profesor colaborador, renunciando a la remuneración. Lógicamente, ya elegido por el PSOE candidato a la presidencia tuvo que interrumpir esta su vocación, de algún modo, frustrada. Sí fueron, no obstante, partir de entonces habituales sus apariciones en distintas universidades y sobretodo en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense. A San Lorenzo del Escorial, sede de los cursos de verano de esta universidad, ha acudido en cuatro ocasiones. El año pasado dirigió junto al catedrático Fernando Vallespín un curso sobre política y futuro, precisamente cuando todavía estaba muy reciente la crisis de Madrid.


Aunque es un hombre que no se destaca por lo pasional sí hay que mencionar las que son sus dos únicas pasiones: la política y la familia. En cuanto a aficiones, zapatero tocó en su juventud deportes de todos los palos: fútbol, baloncesto, kárate..., aunque el que parece que le caló más hondo es el montañismo. Continúa hoy día su afición a la pesca y a la lectura. Sus favoritos: los autores hispanoamericanos, en especial Jorge Luis Borges .


“Adoro a mi padre”. Es lo que responde Zapatero al ser preguntado por la persona que más admira. Juan Rodríguez, que fue director de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de León y Decano del Colegio de Abogados, inculcó a sus hijos el amor a la reflexión y al diálogo. Es uno de los recuerdos más vivos del presidente la particular tertulia en casa después de la cena.






De la preparación…


El ideal político de Zapatero lo encarna sin ningún lugar a dudas la figura de Felipe González. El leonés recuerda haberse quedado prendado de aquél sevillano de patillas anchas cuando lo escuchó en directo en su discurso de febrero del 1979, recién aprobada la Constitución. Tenía ZP tan sólo 18 años.


Pero si hay una persona que Rodríguez Zapatero destaca como uno de los referentes más íntimos éste es su abuelo paterno, el capitán Juan Rodríguez Lozano. De ideas republicanas, fue fusilado al poco empezar la guerra por no querer secundar el alzamiento. Dejó ante notario un emotivo testamento en el que hace constar su creencia en Dios, pide que en el momento adecuado se limpie su memoria, y afirma que muere inocente y perdona.


La muestra palpable de lo que significa el recuerdo de su antecesor para nuestro recién nombrado presidente se hizo notar en su discurso de investidura, cuyas últimas palabras están sacadas precisamente de ese testamento: “...un ansia infinita de paz, el amor al bien, y el mejoramiento social de los humildes”.


Intenciones de reforma puestas de manifiesto por el nuevo presidente de las que el mundo universitario en general se ha mostrado satisfecho. Sin ir más lejos, el presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE), Juan Vázquez, expresó su agrado por el discurso de Zapatero al observar en el futuro presidente "un talante distinto" ante el mundo educativo y un compromiso de realzar el valor de la enseñanza en España. Y por eso también, desde aprendemas.com sólo nos queda desearle la mejor de las suertes que a partir de esta semana va a ir estrechamente unida a la de todos los españoles.






 


 






* * * *


 






Para más información:


Web Zapatero Presidente  


PSOE


Perfil resumido de Zapatero


Biografía de Zapatero por la Fundación CIDOB


Jorge Luis Borges


Datos y direcciones de las diferentes instituciones del Colegio Leonés


Universidad de León


Facultad de Derecho de la Universidad de León


Licenciatura de Derecho en la Universidad de León


Historia del Colegio Leonés


Web de las Discípulas de Jesús en Argentina


Web Institucional del PP


Web Institucional de IU


Estatuto Básico de la Función Docente


 






Otros textos relacionados en Aprendemas.com :


Zapatero propone que dos de cada cinco alumnos tengan beca


Zapatero expone sus compromisos en materia de educación


El gobierno del “cambio tranquilo” llega comprometido con la Educación Superior


Especial 2003: cuatro claves y un desafío para el nuevo año