Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Vacaciones de verano: Consejos para elegir bien

Ser flexible, organizarse con antelación y hablar con los compañeros, entre los consejos que ofrece Monster.es para seleccionar sus días de descanso.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Vacaciones de verano: Consejos para elegir bien
Estudiantes-grado-INELa petición y organización de las vacaciones genera cierto estrés en el trabajador. Por ello, el portal de empleo Monster.es ofrece una serie de consejos prácticos para ayudar a los empleados a pedir sus vacaciones y para que este momento no se transforme en una auténtica pesadilla.

 

Lo primero que tiene que conocer todo trabajador de su empresa son los procedimientos internos. “Hay empresas formales y jerarquizadas en las que los trámites y plazos para solicitar las vacaciones son rigurosos”, señala Monster.es, mientras que otras empresas son más flexibles.

 

Otro de los factores clave es saber el número de días que nos corresponden. Los últimos que se hayan  incorporado a la empresa, deberán consultar su convenio para enterarse del número de días que pueden elegir, “evitando así malos entendidos y situaciones incómodas”, sin olvidar que los trabajadores veteranos suelen tener preferencia.

 

Todos estos factores deberemos tenerlos en cuenta con suficiente antelación, pues no podemos solicitar las vacaciones dos semanas antes de irnos. Según Monster.es, lo ideal es hacerlo con dos meses de antelación para que no haya ningún problema con los compañeros ni repercuta en la actividad empresarial.

 

Y es que la coordinación con los compañeros resulta fundamental. Los empleados deben hablar entre sí para organizarse como mejor les convenga antes de realizar una petición formal. “Es muy positivo ser solidario y ceder ante aquellos compañeros que se encuentren en situaciones más complicadas”, reseña el portal de empleo, pues es muy común que surjan problemas con julio y agosto, los meses más problemáticos. “Otra opción a tener en cuenta es organizar las vacaciones en septiembre, cuando hay menos solicitudes por parte de los trabajadores y es más fácil gestionarlo en el calendario vacacional”.

 

Una vez que esté todo hablado, sólo queda decírselo al jefe. El trabajador “debe mostrarse firme pero sin resultar exigente”, lo que incluye ser flexible y estar abierto a la negociación, tanto con el jefe como con los compañeros, ante posibles cambios. “Como profesionales, es imprescindible mirar por el bien de la empresa además de por uno mismo”, dice Monster.es. En las empresas grandes, la mejor manera de solicitar las vacaciones es por correo electrónico, para que así quede constancia de nuestra petición. En el caso de las pequeñas, en las que la relación jefe-trabajador suele ser directa, podremos hacerlo personalmente. 

 

 

Más información:

 

Monster.es