Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Uno de cada dos nuevos parados en la UE en junio será residente en España

Adecco ha presentado los resultados del Euroíndice Laboral (EIL) IESE-Adecco, que analiza los datos del cuarto trimestre de 2008 y las previsiones para el segundo trimestre de 2009. España encabezará la destrucción del empleo y el aumento de paro. Un

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Uno de cada dos nuevos parados en la UE en junio será residente en España

Los datos del EIL reflejan claramente el impacto que está teniendo la crisis económica y financiera en el empleo, pues el indicador ha sufrido su mayor contracción interanual de su historia. No sólo se ha registrado un estancamiento del empleo (el incremento interanual en los países analizados ha sido sólo de un 0,1%, el más bajo en seis años), sino que ha aumentado la tasa de desempleo y la productividad laboral promedio ha registrado su primer declive en diez años. Además, por primera vez en tres años, seis de los países estudiados presentan un descenso interanual en sus indicadores laborales. El indicador español es el que ha tenido el descenso interanual más pronunciado (un 10,3%) y su menor cualificación en cuatro años.


 


Los datos no parece que mejorarán de aquí a final de año, pues se prevén disminuciones interanuales en los dos próximos trimestres. En junio próximo, el EIL será de 67,4 puntos, un 8,2% menos que en el mismo periodo del año pasado. En este segundo trimestre todos los países verán también descender sus respectivos EIL. España, Francia, Italia y Reino Unido experimentarán descensos por debajo del 8% interanual, mientras que Polonia, Portugal y Alemania tendrán caídas más moderadas.


 


Creación de empleo


 


La dinámica del cuatro trimestre es la desaceleración en la contratación de mano de obra, que apenas se ha incrementado un 0,1% interanual. Sólo 237.000 personas pasaron a estar ocupadas en los siete países analizados a lo largo de los últimos doce meses, el crecimiento más bajo en seis años. El ritmo de incremento del grupo de personas que comenzó a buscar empleo también se ha reducido. Fueron 1.349.000 individuos pero, de ellos, sólo 1 de cada 6 ha conseguido empleo, por lo que 1.112.000 personas pasaron a engrosar las listas de desempleo.


 


La perspectiva europea cambia, sin embargo, si se excluye a España. Mientras que en los países analizados la creación de empleo ha sido del 0,6% y ha descendido un 1,6% el número de parados, en nuestro país la destrucción de empleo ha sido de un 3% (620.000 personas), por lo que España es responsable de la totalidad del incremento del paro en la UE (un 66,4% o, lo que es lo mismo, 1.280.000 parados más).


 


En ningún caso el deterioro del mercado laboral está siendo tan violento como en España. Y según las previsiones, el número de ocupados descenderá y el de parados aumentará con respecto a las cifras del año anterior en todos los países. Por primera vez en 15 años se espera una caída en el número de personas ocupadas en la UE, con 2.372.000 individuos, lo que supone un descenso del 1,5%. Por su parte, España volverá a encabezar la destrucción de empleo y el aumento de paro. La caída interanual en el número de ocupados españoles será de 788.400 personas, mientras que el incremento de las personas desempleadas alcanzará los 1.404.500 individuos.


 


Tasa de paro y empleo por sexo


 


La tasa de paro total como promedio de la UE ha registrado en el cuarto trimestre de 2008 su primer incremento interanual en tres años, alcanzando el 7,8%. Pero no todos los países han aumentado sus proporciones de parados. En Polonia y Alemania lograron una reducción interanual, mientras que en Portugal y Francia la tasa no ha variado. En cambio, sí que ha aumentado en España, Italia y Reino Unido. El de España ha sido el mayor, con 5,3 puntos porcentuales, hasta alcanzar el 13,9% de la población activa, el nivel más alto desde 1999.


 


Si excluimos a nuestro país, la tasa de paro media de los otros seis países es del 6,9%, lo que se traduce en un recorte interanual de 1 décima. Sin embargo, en junio, las tasas de todos los países tendrán incrementos interanuales, aunque variarán desde sólo 1 décima hasta 6 puntos porcentuales. Además, España tendrá al finalizar el segundo trimestre una tasa de paro del 16,2%, con un incremento de 5,7 puntos porcentuales con respecto al año anterior.


 


En cuanto al empleo por sexo, a lo largo del último año se han creado 508.000 empleos femeninos, lo que supone un incremento interanual del 0,7% en los siete países estudiados. Paralelamente se han destruido 271.999 empleos femeninos (un 0,3% menos que el año anterior). Por países, los siete vieron crecer el número de mujeres ocupadas y en prácticamente todos ellos estas cifras alcanzaron su máximo histórico. En el caso de España, el recorte de empleo masculino ha sido el mayor de todos los países analizados, y también es el único que muestra una pérdida ocupacional de varones durante tres trimestres consecutivos. Por su parte, la incorporación de mujeres al trabajo en nuestro país también se ha debilitado.


 


España volverá a situarse a la cabeza de la destrucción de empleos masculinos, con un recorte interanual de un 5,7%. El total de hombres empleados descendería hasta 11.180.000 individuos. En el caso femenino, sufriría una disminución del 1,35 interanual, lo que se traduce en 109.000 puestos. Con estas previsiones, España no podrá cumplir los objetivos de empleo europeos, que consisten en una tasa de empleo del 60% para las mujeres y un 70% para el total a comienzos de 2010.


 


Desempleo por sexo y tiempo de trabajo


 


Las tasas de desempleo masculino y femenino promedio de los países estudiados han aumentado durante los últimos doce meses y presentan los niveles más elevados desde marzo de 2007. España, Francia, Italia y Reino Unido han registrado incrementos interanuales en la proporción de desempleados de ambos sexos, pero los peores datos corresponden a España. Sin embargo, las tasas de paro tanto masculina como femenina en nuestro país no han estado tan cerca la una de la otra desde 1980, lo que es fruto del rápido deterioro del paro masculino.


 


La proporción de personas sin empleo en los países estudiados continuará ascendiendo en los próximos meses. En junio, la tasa de desempleo tendrá un crecimiento interanual de 1,6 puntos porcentuales, colocándose en el 8,5% la masculina y en el 9,4% la femenina. Pero en el caso de España, la proporción de parados de ambos sexos continuará aumentando aún más deprisa, con 6 puntos porcentuales en el caso de la masculina y 5,3 puntos en la femenina.


 


En cuanto a la duración de la jornada laboral en el conjunto de la UE-25, en el último trimestre de 2008 los empleados a jornada completa trabajaban una media de 41,8 horas a la semana, mientras que los ocupados con jornada parcial lo hacían 20,2 horas semanales. El número de horas es una cantidad bastante homogénea en los distintos países, pero las diferencias son más acuciantes en el trabajo a tiempo parcial. Suecia es el país con una jornada laboral semanal más larga (24,5 horas/semana), mientras que Alemania presenta la más corta, con 19 horas y media (42 minutos por semana menos que la media europea).


 


Analizando los datos del tercer trimestre de 2008, se contempla una suave tendencia hacia la reducción del tiempo de trabajo de jornada completa y una mayor extensión para la media jornada. Por su parte, Polonia es el país que muestra la mayor reducción de la jornada completa, mientras que España fue el segundo país que más redujo el tiempo de trabajo de la jornada completa. En cuanto a las variaciones de la jornada parcial, Portugal y Holanda la incrementaron en 18 minutos semanales, mientras que Suecia la redujo en 42 minutos. En España, la jornada parcial, con 19 horas y media, no ha variado en los últimos dos años.


 


Duración de la jornada por sexo


 


El estudio también indica que el tiempo de trabajo de jornada completa es más prolongado para los varones, mientras que las mujeres tienen un tiempo más extenso en la jornada parcial. Reino Unido posee, en conjunto, la jornada completa más extensa, aunque los polacos varones tienen una jornada más larga, con 44 horas y media por semana, mientras que las checas tienen 41,1 horas/semana. Si analizamos quiénes tienen menor tiempo de trabajo a jornada completa nos encontramos con los holandeses, con 41,3 horas semanales, y las italianas, con 38,7 horas a la semana. Los datos españoles no difieren mucho de la media de la UE-25, con una jornada completa de 42,8 horas para los varones y 40,3 para las mujeres.


 


En cuanto a la jornada parcial, los que más tiempo trabajan son los polacos (23 horas semanales), y las suecas (25,7 horas a la semana). En el caso opuesto está Alemania, tanto para hombres como para mujeres. Por su parte, España se aproxima al promedio comunitario, con 19,3 horas para los varones y 19,5 para las féminas.


 


Por su parte, en los 10 países analizados, el tiempo de jornada completa de los varones supera a las mujeres. En cuanto a la media jornada, lo habitual es que ellas tengan un tiempo de trabajo menor, algo que no ocurre en Polonia, Portugal e Italia. En el caso de España, nuestro país presenta datos de sexos más igualados que el promedio comunitario, tanto en lo referido a jornada completa como en la jornada parcial.


 


Por sectores


 


La duración de la jornada laboral en Industria y la Construcción es similar a la media europea, con 41,5 horas por semana a tiempo completo, y 20 horas semanales en la media jornada. Por su parte, la jornada a tiempo completo de Servicios Privados dura 1 hora más por semana que el promedio total, y la de a tiempo parcial una hora menos, mientras que en las Administraciones públicas sucede lo contrario: la jornada completa supone más de 2 horas menos de trabajo por semana que el promedio general, mientras que la de a tiempo parcial es de 3 horas más larga que la media total.


 


En general, los países del Este, Polonia y la República Checa, cuentan con tiempos de trabajo más prolongados en los tres sectores analizados. Y en todos los países, salvo en el Reino Unido, los Servicios Privados son los que tienen una jornada completa más larga, mientras que la de Administraciones Públicas es la más corta.


 


Cuando se compara la duración de la jornada completa entre Industria y Construcción y la de las Administraciones Públicas, en España se observa la mayor diferencia: 4,7 horas más en Industria y Construcción. Una diferencia que aún se acrecienta más si se comparan las jornadas de Servicios Privados y Administración Pública: 6 horas de diferencia entre ambas, tanto en España, como en Portugal e Italia. En nuestro país, el sector de las Administraciones Públicas tiene la jornada completa más corta de todos los analizados: 37,4 horas semanales.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:



Adecco


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Un tercio de los jóvenes profesionales prefiere formación a más salario


 


¿Cuáles son los profesionales más buscados y cotizados de 2009?


 



¿En qué medida afectará la crisis actual a la forma de invertir de los jóvenes en el futuro?


 


Sin formación es difícil competir en un mercado en crisis, constata Adecco


 


Las empresas demandan nuevas competencias entre los trabajadores


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+