Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Uno de cada cuatro jóvenes españoles menores de 29 años son ni-nis

El número de ni-nis en España (jóvenes que ni estudian, ni trabajan) ha crecido un 69% en los últimos tres años. Un colectivo que, sobre todo, está formado por jóvenes que no han cursado estudios superiores.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Uno de cada cuatro jóvenes españoles menores de 29 años son ni-nis
Estudiantes-grado-INEEl número de jóvenes españoles de edades comprendidas entre los 15 y 29 años de edad que ni estudia ni trabaja sigue creciendo, según los datos del informe Panorama de la Educación de la OCDE en el que se recoge que en 2011 este colectivo supone ya el 24,4% -casi dos millones de jóvenes en términos absolutos-, lo que contrasta con el 16,8% del año 2008. [Ver cursos de Acceso a la Universidad]

 

Un porcentaje que ha crecido, sobre todo, en los últimos tres años, período en el que se ha registrado que en España desde el año 2008 hasta el ejercicio de 2011 se ha producido un aumento del 69% en los jóvenes con titulación de FP Superior o bien universitaria que, en la actualidad, ni estudian ni trabajan. Un aumento que es significativamente más elevado que el experimentado en el seno de la OCDE que es del 24%.

 

No obstante, cabe matizar que el mayor porcentaje de ni-nis en España se halla -con el 18,7%- entre los jóvenes graduados en Bachillerato o que han cursado los estudios de FP de grado medio y no entre los titulados superiores.

 

El informe de la OCDE, que ha sido presentado por el Ministerio de Educación, constata que cuanto mayor es el nivel formativo de los jóvenes mayor es la tasa de empleo. De hecho, las personas que tienen un título universitario o de FP de grado superior presentan un 50% más de posibilidades de encontrar un empleo que las que no tienen estudios de Bachillerato o de FP de grado medio.

 

Sin embargo, el estudio prevé que los jóvenes españoles de edades entre los 15 y 29 años pasarán en cerca de 2,5 años en paro y 1,1 año inactivo, datos que superan la media de la OCDE que es de 1 y 1,4 respectivamente.

 

La relación entre el nivel de formación y la tasa de empleo igualmente se pone de manifiesto al tener en cuenta los ingresos que se perciben por el empleo que se desempeña. De esta manera, el informe señala que a mayor nivel educativo se perciben mayores ingresos.

 

En concreto, un titulado universitario o bien las personas que tienen un master o un doctorado perciben unos ingresos económicos que son un 40% mayores que los que tienen estudios secundarios. Un porcentaje que en el caso de los países de la OCDE es del 57% y cuya diferencia con España radica en que los titulados no siempre encuentran un empleo acorde con su nivel de estudios.

 

La diferencia de ingresos también se encuentra entre los que se quedaron en la fase anterior a la segunda etapa de ESO o posterior, caso en el que perciben un 20% menos de salario que los que completaron este tramo educativo. Este porcentaje es ligeramente inferior a la media de la OCDE que es del 24%.

 

Por sexos, también se aprecian diferencias. Las tituladas superiores en España cobran un 57% más que las que tienen estudios de la segunda etapa de secundaria, diferencia que es del 33% en el caso de los hombres. Hay que tener en cuenta que, en las mismas condiciones, las mujeres siempre cobran menos que los hombres, brecha que es del 22% entre titulados superiores y del 24% entre quienes tienen un nivel educativo inferior a los estudios de Bachillerato. Esta diferencia se reduce en el caso de titulados superiores, siendo del 12%.



Estudios y desempleo 

El informe también presta atención a otros ratios como la diferencia entre las tasas de desempleo entre los adultos que tienen los niveles más bajos de la educación y aquellos que tienen estudios superiores. Una diferencia que es, como mínimo, del 15%. Un motivo por el que se incide en la importancia de que los ni-ni vuelvan al sistema educativo y cursen estudios de formación profesional.

 

Y es que, entre los años 2008 y 2011, la tasa de desempleo creció del 13,2% al 26,4% entre las personas que sólo estudiaron hasta la ESO –la media de la OCDE es del 12,6%-, subiendo en menor medida entre los que tienen Bachillerato o FP de grado medio con un incremento del 9,3% al 19,2% frente al 7,3% de la OCDE. En el caso de los titulados superiores, la tasa de desempleo pasó del 5,8% al 11,6%, frente al crecimiento del 3,3% al 4,8% en la OCDE.

 

Destacable es el número de jóvenes que continúan sus estudios al finalizar la educación obligatoria, cifra que ha crecido pasando del 81% de los jóvenes de entre 15 y 19 años que estaban matriculados en el año 2008 al 86% en el año 2011. Además, también ha crecido el número de alumnos matriculados de edades comprendidas entre los 20 y 29 años. En este colectivo, el aumento ha sido de cinco puntos porcentuales, al crecer del 21% en 2008 al 26% en 2001.

 

Este incremento en el número de jóvenes matriculados para continuar su formación ha sido más elevado en España que en la OCDE, situándose el país por encima de la media y de otros países como Estados Unidos. En concreto, en la OCDE estos porcentajes han pasado del 81% al 84% en el caso de los jóvenes de entre 15 y 19 años y del 25% al 28% en los de edades comprendidas entre los 20 y 29 años.

 

En relación al nivel educativo, el informe refleja que en España hay un 46% de personas de edades comprendidas entre los 25 y 64 años que tienen la educación obligatoria o menor nivel educativo, lo que supone un 20% más que en los países desarrollados.

 

Finalmente, el estudio señala una posible mejora para el sistema educativo español, en concreto, para la oferta y cobertura de los programas de FP sobre los que indica que podrían ampliarse en gran medida, ya que es un tramo educativo que permite adquirir competencias, conocimientos y experiencia práctica para ocupaciones especializadas, lo que puede ayudar a que los jóvenes accedan al mercado laboral.

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn

 

Más información:

Ministerio de Educación



Noticias relacionadas en aprendemas.com:

OCDE advierte a España sobre la tasa de “ni-nis” y el gasto educativo que no se traduce en calidad

Los ni-nis españoles suponen un coste de 15.700 millones de euros anuales