Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Una lata de refresco, vehículo de aprendizaje de la competición internacional CANSAT

El concurso, patrocinado por la Universidad Politécnica de Madrid, abre el plazo de inscripción para que estudiantes de cualquier parte del mundo puedan experimentar con el diseño, la fabricación y las operaciones de satélite.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Una lata de refresco, vehículo de aprendizaje de la competición internacional CANSAT

Con un mínimo de cuatro miembros y un máximo de diez se conformarán los equipos que, los próximos días 10, 11 y 12 de abril de 2008, participarán en la I Competición Internacional de CanSat LEEM-UPM. La inscripción, hasta el 29 de febrero, está abierta a estudiantes o jóvenes profesionales que hayan finalizado sus estudios un máximo de tres meses antes del evento de cualquier país.


 


Este evento cuenta con el patrocinio de la Universidad Politécnica de Madrid, obtenido a través del I Concurso de Ideas UPM en el que diversos proyectos permiten a los estudiantes completar su formación académica con actividades de carácter lúdico que les permitan aprender y desarrollar otras habilidades fomentando el trabajo en equipo. A este patrocinio se suman los Colegios Oficiales de Ingenieros Aeronáuticos e Ingenieros Técnicos de España y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).


 


El CanSat es un dispositivo autónomo, capaz de realizar una cierta misión, implementado dentro de una lata de refresco. Todas las funciones básicas de un satélite (alimentación, comunicaciones...) se introducen en una lata de 330 ml.


 


Las especificaciones que debe cumplir el dispositivo son: tener una masa menor o igual a 350 gramos, tener una longitud total (incluidos los equipos auxiliares como antenas o sensores) inferior al doble de la altura de la lata convencional europea (115 mm) y ser capaz de abandonar el interior de un tubo de 70 mm de diámetro cayendo por su propio peso. Su alimentación debe durar como mínimo una hora y su coste total no excederá de los 1.000 euros. Todo ello será imprescindible para pasar la Revisión Preliminar y la Revisión Crítica del Diseño.


 


El lanzamiento, en el segundo día, es el momento clave de la competición. Los CanSat se introducen en la bahía superior del Cohete LEEM-RK/CS, desarrollado íntegramente por estudiantes de la división de cohetes del LEEM. Una vez preparados y en rampa se instalan los motores y empieza la cuenta atrás. El cohete abandona la rampa de lanzamiento a unos 300 km/h y comienza el ascenso. Cuando la electrónica del cohete detecta el apogeo (punto de máxima altura y mínima velocidad, unos 600 m en esta edición) eyecta el CanSat mediante una carga pirotécnica y comienza su misión de forma autónoma, enviando datos a la estación de seguimiento del equipo. Finalmente, con dos fases de apertura de paracaídas el cohete se aproxima al suelo.


 


Categorías y premios


 


En esta edición de 2008 se podrá participar en tres categorías distintas en función del objetivo del CanSat. Por un lado, en la categoría “ComeBack” en la que el CanSat debe navegar de forma autónoma hasta detenerse lo más cerca posible de una diana situada en el suelo del campo de lanzamiento; “Subsistema de Cohete” que se emplea para seleccionar al equipo que diseñará el subsistema correspondiente para las distintas familias de cohetes que desarrolla la división de Cohetes de Sondeo del LEEM. En este caso se propone el subsistema de Comunicación y Telemetría; “Experimentación Científica” que tiene carácter libre, para todas aquellas personas que quieran probar únicamente ciertos subsistemas de cara al diseño de un CanSat de los apartados anteriores o experimentos científicos de diversa índole. La organización sugiere el diseño de una Sonda Planetaria.


 


El jurado valorará las actuaciones de cada CanSat en el campo de lanzamiento, en función del éxito de los objetivos pretendidos, pero también se tendrán en cuenta la originalidad y el diseño del dispositivo, además del nivel académico de los miembros del equipo, la ayuda exterior recibida, las horas de trabajo y el presupuesto. El primer, segundo y tercer clasificado de cada categoría recibirá un trofeo y todos los competidores obtendrán un certificado de participación.


 


Primera edición de carácter internacional


 


Hasta ahora la única posibilidad de lanzar CanSats era viajar a EEUU y participar en la Competición ARLISS, con una alta cuota de inscripción. Las principales Agencias Espaciales del Mundo han reaccionado ante ello y se reunieron en Tokio en el “1st International CanSat Workshop”, para sentar las bases de lo que sería una competición internacional. En esa sesión se decidió que fuera el Laboratorio para Experimentación en Espacio y Microgravedad (LEEM) quien organizase dicho evento.


 


“Para nosotros es un reto organizar un evento de esta magnitud y a la vez una gran responsabilidad. Sin embargo, el poder afrontarlo es una buena muestra del potencial de los estudiantes españoles”, afirma Héctor Salvador, estudiante de la Universidad Politécnica de Madrid, presidente del LEEM y responsable de la competición.


 


El objetivo inicial es hacer accesible la plataforma CanSat a estudiantes de todo el mundo sin que tengan que afrontar las altas cuotas de inscripción americana y motivar a los alumnos dándoles una visión “a escala” de un futuro profesional técnico. Realizar un proyecto real, en todas sus fases y con el alto grado de calidad exigido se convierte en un reto tanto personal como profesional.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Universidad Politécnica de Madrid


 


I Competición Internacional de CanSat LEEM-UPM


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Navegación por satélite, un campo profesional con enorme demanda en Europa


 


Europa más cerca de crear el Instituto Europeo de Tecnología


 


La Comisión busca la excelencia en I+D con el Instituto Europeo de Tecnología


 


SAP y Cía: gran futuro en torno al software empresarial


 


Un estudio analiza el perfil de los nuevos profesionales TIC


 


Microsoft formará en TICs a 20 millones de europeos hasta 2010


 

Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+