Un tercio de las empresas españolas corregirá sus políticas retributivas

La empresa española intenta adaptarse a la coyuntura económica que está viviendo en estos tiempos de crisis. Según una encuesta realizada por PricewaterhouseCoopers, un tercio de las compañías corregirá sus políticas contributivas, los incrementos retributivos se ceñirán al IPC y la retribución variable estará más vinculada que nunca a objetivos y a profesionales que demuestren su valía profesional.

El estudio Incrementos Salariales 2009, que viene a completar el Estudio de Políticas Retributivas 2008, afirma que los directores de Recursos Humanos jugarán un papel estratégico. A pesar de que para el próximo año está previsto un incremento salarial medio del 4,6%, la ponderación de los objetivos de retribución variable es ya incuestionable en las políticas de gestión de las empresas. Según Yolanda Gutiérrez, directora de Human Resources Services de PricewaterhouseCoopers, “el reto es conseguir que la retribución variable sea realmente un elemento diferenciador que motive a los mejores, en vez de café para todos. Habrá que gestionar de la mejor forma posible los recortes de plantilla, pero al director se le pide un papel estratégico para motivar”. Para la experta, “pedir un incremento salarial es complicado, porque las empresas tienden a congelar la retribución fija y a vincular la variable a objetivos. Sólo el profesional que demuestra su aportación personal al negocio podrá garantizar la retribución variable”.


 


Las empresas intentan gestionar la situación económica actual optimizando recursos y productividad. Según este informe, elaborado tras encuestar a 200 empresas, el 30% de las compañías están valorando la necesidad de crear comités de política salarial. En torno a un 8% piensan en medidas de congelación salarial y un 4% van a variar la cuantía de la retribución variable. Además, cerca de un 13% cambiará el peso de los objetivos de la retribución variable, otorgando más importancia a los de equipo que a los individuales. Por último, casi el 5% de las empresas reorientará su política de beneficios sociales.


 


Actuación por sectores


 


De las compañías que han afirmado haber realizado modificaciones en su política retributiva, el 44% de las empresas del sector de servicios financieros tiene previsto modificar su política retributiva. De éstas, menos de la mitad ajustará su plantilla y 3 de cada 4 incrementará el salario por debajo del IPC. La mitad de las empresas también ha reformulado sus objetivos de retribución variable y una de cada cuatro intenta optimizar su política de beneficios sociales.


 


En el sector de energía y minas no se prevén cambios. Sin embargo, en el de consumo y productos industriales, un tercio va a modificar la política retributiva, y de éstas, menos de la mitad va disminuir la mano de obra. Una de cada dos ajustará la ponderación de los objetivos de retribución variable y un 17% subirá los salarios por debajo del IPC y buscará beneficios sociales más económicos.


 


Por su parte, el sector de la información, la comunicación y el ocio no tiene previsto reducciones de plantilla ni subidas salariales por debajo del IPC, pero todas las compañías han reformulado la ponderación del logro de objetivos.


 


Por último, en el sector servicios, una de cada tres empresas disminuirá el incremento de la masa salarial e incrementará la retribución fija por debajo del IPC, al tiempo que cambiará los criterios de la retribución variable y buscará beneficios sociales más económicos.


 


En cuanto a los incrementos salariales previstos para el próximo año, hay que destacar el 5% previsto para los mandos intermedios del mercado general, los técnicos y empleados del sector de la información, la comunicación y el ocio, y el orientado a los mandos intermedios, administrativos y operarios de los servicios financieros. En el punto opuesto, con un 4%, se sitúa el incremento destinado al presidente, consejero delegado y la dirección general y consejeros del sector de consumo y productos industriales, y a los mandos intermedios del sector de energía y minas.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


PricewaterhouseCoopers


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


La formación para empresas alcanzó los 1.200 millones de euros el año pasado



 


Casi el 15% de las empresas españolas se benefician del teletrabajo


 


La Cámara de Madrid impartirá cursos para ayudar a las empresas a afrontar la crisis


 


Un paseo por las 21 empresas con mejor futuro en España


 


Más preocupación por el sueldo y menos por el reconocimiento laboral ante la crisis


 


El número de trabajadores que recibe formación continua aumenta un 82%


 


Los españoles se llevan a casa el 61% de lo que le cuestan a la empresa


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+