Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Un programa informático permite evaluar las competencias básicas en educación

Miguel Ángel Jiménez, vicedecano de Psicopedagogía de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”, ha diseñado un programa informático denominado “Eco” que permite evaluar las competencias básicas de cada una de las etapas educativas. Un

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Un programa informático permite evaluar las competencias básicas en educación

El nuevo programa informático “permite traducir en notas numéricas la evaluación de competencias en función de las decisiones sobre ponderación de aquello que se va a enseñar, y por tanto a evaluar, por parte de los profesores en las distintas áreas o materias”. Así lo ha explicado el psicopedagogo de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” en la presentación de ECO, celebrada en el marco de unas jornadas de formación sobre Competencias Básicas para inspectores en Castellón, Valencia y Alicante y cuya parte técnica ha sido desarrollada por el ingeniero informático Pablo Bayarri.


 


Una evaluación compleja


 


Ocho son las competencias básicas que la Ley Orgánica de Educación (LOE) introduce en el currículo de educación obligatoria, primaria y secundaria. Se trata de aquellas competencias que debe haber desarrollado un joven o una joven al finalizar la enseñanza obligatoria para poder lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida. En este sentido, la legislación vigente establece las siguientes competencias básicas: Competencia en comunicación lingüística; competencia matemática; competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico; tratamiento de la información y competencia digital; competencia social y ciudadana; competencia cultural y artística; competencia para aprender a aprender; autonomía e iniciativa personal.


 


Por tanto, se trata, como ha señalado el propio Jiménez, de “un concepto polisémico y abstracto” que el nuevo programa “permite evaluar de forma clara y concisa, y lo hace vinculándolo con lo que se ha decidido trabajar en cada curso y en cada una de las asignaturas”.


 


El vicedecano, ha manifestado asimismo que “partimos de la base de que las competencias están descritas pero no definidas por lo que es necesario concretarlas para poderlas ‘manejar’ en la programación docente”. Unas concreciones a las que Jiménez ha denominado ‘rasgos’ “porque en realidad las competencias describen un modelo de persona y la palabra rasgo sigue en este campo semántico”, ha señalado.


 


De este modo, cada una de estas competencias está configurada por diversos rasgos. Así, por ejemplo, la competencia en “comunicación lingüística” se puede descomponer en varios rasgos como son: interpretar y comprender la realidad; expresar pensamientos y vivencias; dialogar con juicio crítico y coherencia; desarrollar la autoestima; conversar y crear vínculos con otras culturas; o hacer uso de la lectura como fuente de placer, entre muchos otros. Este nuevo programa informático permite valorar la importancia de cada uno de estos rasgos que darán el valor definitivo a esa competencia en cada curso, ya que según la edad y formación de los alumnos pueden tener una importancia relativa diferente.


 


Con esta herramienta informática, ha asegurado Jiménez, el colegio puede “determinar los parámetros necesarios, en base a su proyecto o plan de estudios particular, y asignar los rasgos de cada una de las competencias e incluso el programa plantea la presencia de una ‘competencia espiritual’ que es central en los centros confesionales”. De esta forma, cada profesor podrá evaluar a sus alumnos “atendiendo a las ponderaciones, previamente fijadas por los distintos equipos de profesores, lo que permitirá también una acción educativa más colegiada”.


 


Plan de trabajo individualizado para cada alumno


 


Asimismo, “Eco” permitirá obtener de forma inmediata un plan de trabajo individualizado para cada alumno ya que una vez introducidas las calificaciones de cada materia en función de los resultados de aprendizaje, que tienen como referente los criterios de evaluación del curriculum oficial, genera una tabla detallada de las “calificaciones de cada área por separado y de las competencias propuestas de forma conjunta dando la posibilidad de ofrecer a los alumnos y sus familias una información académica muy completa”, ha apuntado Jiménez.


 


De esta forma, ha asegurado que “obtendremos como resultado una valoración de cada aspecto y, tras un análisis de la naturaleza de los resultados, podemos orientar mucho mejor el camino de recuperación de cada alumno de forma concreta, tal y como solicitan los recientes Decretos de Evaluación”. Además, en opinión del vicedecano de psicopedagogía, este este “software” va a permitir “evidenciar los porqués de los resultados de los alumnos de forma transversal y realizar un análisis causal de los errores para la orientación personalizada de los alumnos”.


 


Por todo esto, Jiménez está convencido de que “Eco” servirá para que “la evaluación, que condiciona y guía los procesos de enseñanza-aprendizaje, mejore en muchas dimensiones”. Entre otras, piensa que va a “facilitar y vehicular el trabajo cooperativo de todos los miembros del claustro, así como, a ayudar a ponderar la importancia relativa de lo que se realiza en cada asignatura y a una evaluación más colegiada”.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Universidad Católica de Valencia


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


El déficit de competencias socio-emocionales es la causa del fracaso escolar


 


Ocho competencias deberán reunir los alumnos de la ESO para aprobar


 


El 40% de los alumnos madrileños no supera la prueba de nivel de 6º Primaria



Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+