Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Un pequeño aumento del espacio entre letras podría ayudar a leer a niños con dislexia

Algo tan sencillo como un pequeño aumento en el espacio existente entre las letras de un texto podría ayudar a leer y aumentaría la capacidad de comprensión de niños con dislexia, según un estudio efectuado por la Universidad de Valencia. Se trata de

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Un pequeño aumento del espacio entre letras podría ayudar a leer a niños con dislexia
Estudiantes-grado-INESegún un estudio efectuado por investigadores de la Universidad de Valencia y DePaul University (Chicago), publicado en la revista Learning and Instruction, un pequeño y prácticamente imperceptible aumento en el espacio existente entre las letras de un texto podría ayudar a los niños con dislexia a mejorar su velocidad de lectura y comprensión de un texto. [Ver cursos sobre Dislexia]

 

Manuel Perea, profesor de la ERI-Lectura en la Universidad de Valencia, ha señalado que “aunque hace falta más investigación, los resultados son importantes”. Estudios previos habían demostrado que este pequeño aumento entre las letras mejoraba el proceso de lectura en adultos y en personas con discapacidad visual, pero ahora se ha comprobado que esta medida también ayudaría en los procesos de lectura en niños con dislexia, al eliminarse los problemas de interferencia que se producen cuando las letras están demasiado juntas.

 

La investigación se basa en una idea sencilla e intuitiva, pero que hasta el momento no había sido probada. Victoria Panadero, coautora del estudio y profesora en la Universidad de Valencia, señala que es importante encontrar un equilibrio, ya que si la distancia que mantienen las letras es demasiado grande, la palabra no se reconoce como un todo.

 

Para determinar estos resultados se realizó un experimento con niños con dislexia, a los que se dio a leer dos cuentos, uno con las letras más juntas y otro con más espacio entre ellas. Los niños mejoraron en tiempo de lectura y comprensión lectora con el segundo texto.

 

Pablo Gómez, coautor del estudio y profesor en DePaul University, ha celebrado que “la mayoría de los programas de procesamiento de texto ya permiten a los usuarios aumentar el espaciado entre letras, pero esperamos que los lectores electrónicos como el iPad puedan modificarlo pronto, al igual que ya ocurre con el tamaño de fuente y el color de fondo. Esto sería una valiosa función para los niños que muestran dificultades en la lectura, así como para las personas con discapacidad visual y adultos con dislexia”.

 


 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

 



Más información:

 

Universidad de Valencia



Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Los libros de texto presentan ventajas frente a los e-books en el aprendizaje y retención de lectura

 

La lectura: asignatura pendiente en toda Europa

 

Un 77% de los jóvenes de 15 años presenta buen rendimiento en lectura digital