Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Un futuro en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

Abalar Academia de Seguridad forma a los futuros profesionales que quieran opositar para el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. Entre sus métodos de éxito, un equipo docente con un programa adaptado a los nuevos retos de la profesión.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Un futuro en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado
Estudiantes-grado-INE“El proceso de oposición a cualquiera de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no es una carrera de velocidad, sino una carrera de fondo”, afirman desde Abalar Academia de Seguridad. Por ello, y ante la previsión de que se vuelvan a ofertar 4.000 plazas anuales, disponen de un equipo docente cualificado no sólo para impartir las materias fruto de examen, sino para suministrar a los aspirantes las herramientas de compresión y apoyo pedagógico necesarias para completar el proceso de formación con éxito.

 

Desde Abalar explican que al hablar de convertirse en funcionario no se suele hacer referencia a otra cuestión que no sea la de obtener un sueldo fijo de por vida, pero destacan que no todo el mundo está capacitado para trabajar en los distintos cuerpos que componen la Administración Pública, ni mucho menos se está dispuesto a asumir las obligaciones y responsabilidades que conllevan algunos de estos que tienen que ver con la seguridad ciudadana. De esta tarea se encargan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que están constituidas por el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil. [Ver su oferta de cursos para la Administración del Estado]

 

A pesar de que se ha congelado la oferta de empleo público, estos cuerpos sí contarán con nuevas plazas. Según los expertos, es poco probable que se vuelvan a convocar las 10.000 plazas de antaño, pero se ha demostrado que es insostenible mantener una tasa de reposición del 10% de manera indefinida. Por lo tanto, es de esperar que en los próximos meses se vuelvan a ofertar las 4.000 plazas anuales que garantizan la reposición del personal perdido. Ante estas circunstancias, muchas personas con intención de opositar abandonan desde el primer momento, pero beneficia a otras personas que sí confían en su capacidad.

 

A todos esos aspirantes que den un paso al frente, desde Abalar señalan que es importante tener un buen entrenador. Desde su escuela se preparan las distintas pruebas que componen el proceso como son las que tienen que ver con conocimientos, idiomas, físicas y psicotécnicas, entre otras. El nivel mínimo de estudios requeridos es disponer del título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) por lo que muchas personas no están habituadas a enfrentarse a materias como el Derecho, la Sociología, la Informática o la Electrónica que sí son objeto de examen.

 

Ante estas circunstancias previas, es importante contar con el apoyo y la dirección de un profesorado especializado y dotado de la capacidad pedagógica necesaria para apoyar al aspirante en todas las etapas de su carrera de fondo. Muchas de estas herramientas serán vitales no sólo en esta primera fase, sino también en el proceso formativo en las academias de los propios Cuerpos de Seguridad.  

 

Todos los alumnos que acudan a este centro especializado comenzarán una carrera que permite promocionarse a puestos de mayor responsabilidad, especializarse en todo tipo de áreas, realizar tareas útiles para la sociedad y recibir el reconocimiento ciudadano.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!