Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Un estudio revela las deficiencias formativas del sector maderero

La falta de información sobre el sector y la rigidez de la formación continua, son los principales lastres de la industria maderera en nuestro país. Así lo ha revelado un informe sobre formación continua realizado por Confemadera. La estrategia a seg

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Un estudio revela las deficiencias formativas del sector maderero

La Confederación Española de Empresarios de la Madera (Confemadera) acaba de presentar un informe en el que se evalúa la formación continua en el sector de la madera, en cuya elaboración participaron además las centrales sindicales FECOMA-CCOO y MCA-UGT y que ha sido financiado por la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo.


 


40.000 empresas, que dan trabajo a unas 250.000 personas, constituyen el sector de la madera en nuestro país. Según el estudio “Evaluación de la formación continua en el sector de la madera”, el 100% de los encuestados considera la formación beneficiosa tanto para las empresas, como para los trabajadores. También ha habido consenso entre las empresas que han realizado algún tipo de formación en que ésta mejora el rendimiento profesional de los trabajadores.


 


Para presentar los resultados del estudio, se convocó el pasado día 26 de octubre en el Centro Tecnológico de la Madera de Castilla-La Mancha (Toledo) una jornada en la que participaron expertos de los sectores empresarial, educativo y laboral.


 


Una de las principales conclusiones de la jornada fue la necesidad de mejorar la imagen del sector, para hacerlo más atractivo a los profesionales cualificados. Esta industria no es una de las preferidas por los jóvenes, debido principalmente al gran desconocimiento sobre la misma que tiene la sociedad en general.


 


Asimismo, es importante destacar la necesidad de que la formación continua se adapte a las demandas de las empresas. Éste es, además, el momento propicio para llevar a cabo una reestructuración de los títulos aprovechando el proceso de renovación y adaptación de la oferta formativa del Instituto Nacional de las Cualificaciones (INCUAL) al Catálogo de Títulos de Formación Profesional (Ministerio de Educación) y a los certificados de Profesionalidad (Ministerio de Trabajo).


 


Peculiaridades del sector maderero


 


Las características propias de este sector dificultan enormemente la tarea de identificar las necesidades reales en formación. El 45% de las empresas tienen menos de diez empleados y  la figura del responsable de RRHH, que entre sus tareas se encuentra la de formar a la plantilla, es inexistente en la pyme o micropyme.


 


Ante este panorama, el papel de las asociaciones empresariales y sindicales adquiere una importancia vital para agrupar a las pequeñas y medianas empresas, creando grupos homogéneos con necesidades formativas similares y ofreciendo soluciones formativas.


 


Los expertos que participaron en esta jornada coincidieron en que una de las mejores maneras para potenciar una formación específica y especializada es “aprender haciendo”, es decir, acercar la formación al puesto de trabajo para poder aplicar en la práctica de cada día los conocimientos adquiridos durante la formación.


 


Para acabar con los contenidos transversales y generalistas predominantes en la oferta formativa, es imprescindible potenciar una pedagogía innovadora centrada en las personas. Los trabajadores experimentados jugarán un papel muy importante en este sentido, convirtiéndose en tutores de nuevos profesionales en su proceso de aprendizaje.


 


Evidentemente, para la consecución de estos objetivos el sector debería incrementar significativamente la inversión destinada a la formación. Debido a las especificidades anteriormente señaladas del sector de la madera, los profesionales del gremio exigen más flexibilidad en los marcos reguladores de la formación profesional continua y más inversión pública en formación.


 


Otra de sus exigencias es que desde la Administración se facilite el reconocimiento y acreditación de las competencias, independientemente de su forma de adquisición. La mayoría de los profesionales de la madera han ido adquiriendo sus conocimientos con los años y la práctica, por lo que no pueden acreditar formalmente su cualificación, situación que es particularmente negativa para los profesionales que carecen de estudios o sólo disponen de los estudios primarios.


 


Finalmente, los participantes incidieron en la importancia de la información, la orientación y el asesoramiento, tanto para promover la formación continua entre los trabajadores del sector, como para atraer a nuevos alumnos.


 


*  *  *  *


 


Más información:


 


Confemadera


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


El mercado de la Formación Continua alcanzó los 1.000 millones en 2005


 


Nuevo Plan de Formación Medioambiental para el sector de la madera


 


Cabrera anuncia para diciembre una FP cercana a la universidad


 


Los titulados en FP encuentran trabajo antes que los universitarios


 


El mercado laboral necesita más titulados en formación profesional


 


EEUU y UE acuerdan colaborar en educación superior y FP


 


España por debajo de la media europea en inversión para Formación Continua


 


Trabajo incrementa las bonificaciones para la Formación Continua en las empresas


 


La Comunidad de Madrid inicia su Plan Intersectorial 2005 de Formación Continua


 


La Gestión del Conocimiento se va consolidando en las empresas españolas


 


Cursos para Empresas y Profesionales en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+