Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Un estudio demuestra que la dieta mediterránea previene contra la depresión

La dieta mediterránea podría proteger contra la depresión según un estudio elaborado por el proyecto SUN (Seguimiento Universidad de Navarra), publicado en la revista Archives of General Psychiatry.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Un estudio demuestra que la dieta mediterránea previene contra la depresión

Un 15% de la población sufre algún episodio depresivo grave al menos una vez en la vida, pero la dieta mediterránea tradicional se asocia a una reducción del riesgo de desarrollar esta patología.


 


Para llegar a esta conclusión se han analizado durante cuatro años y medio a 10.094 voluntarios que al comienzo del estudio no sufrían depresión. De ellos, 480 desarrollaron esta enfermedad en este periodo de tiempo. Comprobando el seguimiento que tenían con respecto a este patrón de dieta, los investigadores llegaron a la conclusión de que quien sigue incorpora a su vida la cocina mediterránea presenta una disminución de entre un 40 a un 50% del riesgo de desarrollar esta patología.


 


Estas deducciones resultan coherentes con el hecho de que en los países mediterráneos se dan las menores tasas de depresión y suicidio de Europa. Según Miguel Ángel Martínez-González, director de la investigación "varios mecanismos biológicos explican cómo diversos componentes de la dieta mediterránea, como el aceite de oliva o las grasas omega 3 procedentes del pescado pueden actuar sobre los mecanismos de acción de los neurotransmisores implicados en la depresión, como la serotonina, al tiempo que mejoran también la funcionalidad de las membranas de las células nerviosas".


 


Características de esta cocina


 


Además, la capacidad protectora de la dieta mediterránea podría asociarse a un consumo más elevado de algunas vitaminas del grupo B y de ácido fólico, presentes en frutas, verduras y legumbres, que son platos estrella de la cocina mediterránea junto con frutos secos, cereales y pescado.


 


También se da la circunstancia de que la comida mediterránea presenta como principal fuente de grasa el aceite de oliva y permite un consumo moderado de alcohol, principalmente vino tinto. En cambio, el consumo de productos cárnicos y lácteos enteros debe ser bajo.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Universidad de Navarra


 


Archives of General Psychiatry


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


El 46% de los españoles cree que padece depresión por la crisis económica


 


Una tesis constata que los universitarios no siguen una dieta equilibrada


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+