Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Un 19% de los trabajadores ha sufrido mobbing en el trabajo

El acosador suele ser un hombre que acosa a un hombre o a una mujer, indistintamente. Las mujeres son más propensas a ser víctimas de mobbing, aunque los hombres sufren los casos más graves, según un estudio realizado por la Universidad de Valencia.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Un 19% de los trabajadores ha sufrido mobbing en el trabajo

Los hombres hacen ‘mobbing’ (acosan psicológicamente en el trabajo) en un porcentaje muy superior a las mujeres. El acosador es en un 54% de los casos un hombre y en un 22% de las ocasionas es una mujer, según lo confirma un estudio de la Universidad de Valencia sobre el denominado ‘mobbing’. El informe ‘Acoso psicológico y acoso sexual en el trabajo', que es el primero de estas características que se realiza en la Comunidad Valenciana, ha sido presentado por Rosa Mª Peris, directora del Instituto de la Mujer; María Luisa Contrí, secretaria general de la Universidad; y María José Báguena, profesora responsable del estudio en colaboración Ángeles Beleña, María Paz Toldos, Amelia Díaz, Consuelo Roldán y Salvador Amigó.



Según los datos del estudio, las personas asediadas en los últimos seis meses en el trabajo son el 8%. El porcentaje es algo más alto en las mujeres (9%) que en los hombres (7%). Sin embargo, proporcionalmente se encuentran más casos de ‘mobbing’ grave en estos últimos (58%), que en mujeres (45%). Al considerar a las personas que han sido objeto de este tipo de acoso en algún momento de su vida laboral, la tasa se eleva al 19%, la misma para hombres que para mujeres. De nuevo, el porcentaje de casos más graves es superior en los hombres (37%), que en las mujeres (26%).


Cuando se tiene en cuenta el sexo de la víctima y de quien acorrala, los hombres resultan acorralados principalmente por otros hombres, mientras que las mujeres resultan indistintamente acorraladas por hombres o por otras mujeres. En una gran parte de los casos, los asediados ocupan un estatus en la jerarquía laboral superior al de la víctima, tanto por el que se refiere a los hombres (63%), como las mujeres (58%). Sin embargo, estas son acorraladas con mayor frecuencia (24%), que los hombres (15%) por alguien que ocupa su misma posición en la jerarquía laboral.


El estudio revela que los varones sufren más el acoso de tipo “organizacional” , mientras que a las mujeres se las acosa más en las relaciones sociales y la vida privada. Los comportamientos despectivos, chillidos y humillaciones verbales las padecen más las mujeres que los hombres.


María José Báguena ha explicado que la investigación se ha realizado sobre una muestra de 1.714 trabajadores de la Comunidad Valenciana, de los cuales 911 (53%) son hombres y 803 (47%) son mujeres. El 60% posee una edad comprendida entre 25 y 39 años. Además, el 75% de los encuestados desempeña su trabajo en una empresa grande, el 15% en una mediana y el 10% en una pequeña.


La directora general de la Instituto de la Mujer, Rosa Peris, ha calificado el acoso psicológico en el trabajo como "una problemática oculta, que causa graves trastornos a las víctimas" y que afecta a un número cada vez mayor de trabajadores. Por eso, ha pedido un esfuerzo de todos por combatirla y por “sacarla a la luz” , como se hizo en la década de los 90 con la violencia doméstica.


Báguena, por su parte, ha concretado estos trastornos. Según los resultados del estudio, los síntomas de malestar psicológico que se registraron para ambos sexos fueron síntomas físicos como dolores de cabeza, mareo, náuseas, dolores musculares, ahogos o problemas para respirar. Los encuestados también sintieron ansiedad fóbica que se traducía en miedos persistentes a lugares, objetos, personas o situaciones, así como una ansiedad general como nerviosismo, tensión emocional, pánico.


Otros fueron los síntomas obsesivo-compulsivos que se veían en conductas, pensamientos o impulsos indeseados que causan angustia y que son difíciles de eliminar. También manifestaron síntomas de intrusión como visualizaciones, repeticiones constantes en la mente, pesadillas, malestar psicológico a estímulos relacionados con la situación que causa angustia, síntomas todos que no se encuentran en el control voluntario de la persona. Además, en las mujeres estos síntomas son más acusados y, aunque en la investigación se evaluaron los síntomas depresivos, estos solamente aparecen en las mujeres.


El 24% de las mujeres víctimas de ‘mobbing’ psicológico también lo ha estado de acoso sexual. En el caso de los hombres, esta doble victimización ocurre en el 10%. El 8% de las mujeres y el 3% de los hombres que componen la muestra del estudio han sido víctimas de acoso sexual en el trabajo, pero solamente el 2% de las mujeres y el 1% de los hombres reconocen que el acorralamiento revestía una naturaleza grave. Las mujeres son acorraladas principalmente por otros hombres, 93% de los casos. Los hombres acorralados sexualmente lo son por miembros de su propio sexo en un 51%.


Los comportamientos de acoso han sido clasificados en el estudio en cuatro categorías. Por una parte, se realizan ataques a la víctima con medidas de organización, que incluye conducta como no asignar tareas o que éstas sean humillantes o carezcan de sentido, etcétera. Otro tipo de acoso serían los ataques a las relaciones sociales de la víctima, donde se enmarcan conductas como el rechazo a hablar a la persona, aislarla o tratarla como si no existiese, etcétera. También se pueden realizar ataques a la vida privada de la víctima, como extender rumores o mentiras sobre la persona, hacer comentarios ofensivos sobre su vida privada, revelar detalles de su vida personal, etcétera. Y por supuesto, también se consideran acoso las agresiones verbales, como gritos, amenazas, acusaciones, etcétera.


En cuanto al tamaño de la empresa, el porcentaje de victimización por acoso psicológico tiende a ser mayor en las empresas pequeñas que en las grandes. Aunque si se tiene en cuenta la diferencia de sexo, los resultados muestran que hay un mayor número de mujeres que de hombres víctimas de 'mobbing' en las empresas pequeñas y a la inversa en las de mayor tamaño.


 


Más información:


Universidad de Valencia



Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


España es el tercer país con la jornada laboral más larga pero menor rendimiento por hora trabajada



La mitad de los españoles sufre estos días el ‘síndrome postvacacional’



Una menor rigidez laboral favorecería el acceso de los jóvenes al empleo



Habrá más contratos temporales y sueldos menores, según Adecco e IESE



Las oportunidades laborales que Europa ofrece a los jóvenes



Hay un 30% más de contratos laborales en verano, según Adecco



Repasamos los empleos más buscados y cotizados para 2007



Marco Europeo de Cualificaciones, una iniciativa para entender las cualificaciones en toda Europa



Consultorio a+: baja por mobbing


Todos los cursos sobre mobbing en a+


Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+