Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Trabajo regula la financiación de las acciones formativas de las empresas y los permisos individuale

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha publicado en el BOE la Orden Ministerial por la que se regula la financiación de las acciones formativas de las empresas y de los permisos individuales de formación. A través de la iniciativa de formació

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Trabajo regula la financiación de las acciones formativas de las empresas y los permisos individuale

El Real Decreto de 23 de marzo que regula el subsistema de formación profesional para el empleo, y que unificó en un único subsistema la formación de los trabajadores y de las personas desempleadas, reconoce esta iniciativa como la formación de demanda. En la formación de demanda las empresas son las encargadas de planificar y gestionar la formación de sus trabajadores, aunque también se reconoce a los trabajadores el derecho a solicitar permisos individuales de formación.


 


La presente Orden publicada en el BOE desarrolla la formación de demanda con el objetivo de conseguir una mayor promoción e integración social de los trabajadores, así como una mejora de la competitividad de las empresas.


 


La financiación de las acciones formativas en la formación de demanda se realiza, total o parcialmente, mediante la aplicación de un sistema de bonificaciones en las cuotas de la seguridad social de las empresas. Así, las empresas disponen de un crédito para la formación de sus trabajadores que pueden hacer efectivo mediante la aplicación de bonificaciones a la Seguridad Social una vez realizada dicha formación. La cuantía de dicho crédito se fijará teniendo en cuenta el importe ingresado por las empresas en concepto de formación profesional durante el ejercicio anterior, mediante la aplicación a dicho importe de un porcentaje de bonificaciones que se fija en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para cada ejercicio y que será inversamente proporcional al tamaño de las empresas.


 


En cuanto a los permisos individuales de formación, las empresas podrán financiar los costes salariales correspondientes a los mismos (es decir, las cotizaciones devengadas a la Seguridad Social durante el período del permiso junto con el salario del trabajador, que incluye el sueldo base, la antigüedad y los complementos fijos, además de la parte correspondiente de pagas extraordinarias) con el crédito anual de bonificaciones para formación y con un crédito adicional. La financiación de los costes salariales estará limitada a un máximo de 200 horas laborales por permiso y curso académico o año natural, según el caso, en función de la duración de la formación a realizar.


 


Por otro lado, se crea el sistema telemático implantado por el Sistema Nacional de Empleo al servicio de las empresas “para el acceso a la información, así como a los documentos normalizados y a los procesos telemáticos que sean precisos para la gestión de las acciones formativas y de los permisos individuales de formación que programen, para la aplicación de las bonificaciones y, en particular, para la realización de las comunicaciones telemáticas de inicio y finalización de la formación”.


 


La formación de demanda en cifras


 


Según los datos facilitados por el Ministerio, el año pasado cerca de 90 mil empresas dispusieron de 230 millones de euros a través de bonificaciones en sus cotizaciones a la seguridad social para compensar sus gastos en la formación de sus trabajadores. Aproximadamente, 1.150.000 trabajadores han recibido formación gracias a este sistema. Hasta el mes de julio de este año, más de 100.000 empresas se han registrado en la aplicación telemática para realizar las comunicaciones de la formación a la Fundación Tripartita. El presupuesto para este ejercicio asciende a 354,1 millones de euros.


 


No obstante, durante los últimos años se han detectado ciertas insuficiencias y limitaciones en el sistema que el nuevo marco normativo trata de corregir. Entre otras medidas, se pretende reducir significativamente los plazos de comunicación de las empresas para favorecer la flexibilidad en la toma de decisiones, habilitar créditos adicionales para la realización de permisos individuales de formación; actualizar los módulos económicos máximos aplicables o eliminar la exigencia de cofinanciación de la formación para las empresas de menos de 10 trabajadores.


 


Con la implantación de estos cambios el Ministerio de Trabajo prevé que el número de empresas que realizan formación mediante el sistema de bonificaciones aumente con el tiempo. Si este aumento se cumpliera, para el año 2010 el 17,1% de las empresas (303.500) realizarían acciones de formación de las que se beneficiarían el 16,5% de los trabajadores (2.224.000) del sector privado, es decir, más de cuatro puntos porcentuales del peso que se establece en la Estrategia de Lisboa para 2010. La suma del crédito de las bonificaciones sería de 582,8 millones de euros.


 


Más información:


 


Orden del Ministerio de Trabajo y Asuntos Exteriores 2307/2007


Real Decreto por el que se regula la Formación Profesional para el Empleo


Servicio Público de Empleo Estatal


Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo


Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales


Seguridad Social


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


La formación profesional para el empleo cambia de imagen


 


El nuevo Decreto de FP integra la formación de trabajadores y desempleados


 


La nueva ordenación de FP da nacimiento a los certificados de profesionalidad y los programas a distancia


 


Sólo un 25% de los empleados recibe formación en las pymes


  


Cursos para Empresas y Profesionales en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+