Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Trabajo prepara cambios de fondo en el Subsistema de Formación Continua

Las pymes iban a ser los principales beneficiados del actual Subsistema de Formación Continua y, sin embargo, después de 9 meses de vigencia nada han mejorado en este aspecto. Desde el Ministerio de Trabajo se han anunciado cambios progresivos en el

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Trabajo prepara cambios de fondo en el Subsistema de Formación Continua

La que parecía que iba a ser fórmula definitiva para que los empleados de las pequeñas y medianas empresas en España pudieran incorporarse de alguna manera a los programas de Formación Continua, se ha mostrado finalmente incapaz de cumplir, ni siquiera, con las expectativas menos optimistas. La formación continua nunca ha sido un aspecto en el que hayan destacado las empresas españolas, si bien las de mayor tamaño sí han alcanzado en los últimos años índices similares a los de sus homólogos europeos. Son así, sobre todo, las pymes las que registran unos resultados claramente decepcionantes.


 


Podemos remitirnos a los datos aportados en 2003 por Eurostat, los cuales, muestran a las claras cuán escasa es la inversión de tiempo y dinero de las empresas españolas en la formación de sus empleados: apenas 6 por cada 1.000 horas trabajadas. En Europa sólo nos supera Alemania y Austria, con 5 horas, y Portugal, con 4 horas. Muy lejos quedan nuestros vecinos del norte, como Dinamarca con 14 horas por cada 1.000, Suecia con 12 horas, Finlandia y los Países Bajos, ambos con 11 horas, e Irlanda con 9.


 


Y es en el caso de las pymes donde las cifras reflejan una situación más preocupante. En lo que se refiere a las medianas empresas (de entre 50 y 249 empleados), 14 son las horas que Dinamarca destina a la formación mientras que en España son 5, igualándose a Luxemburgo y Alemania. En cuanto a las pequeñas empresas (de entre 10 y 49 empleados), España se coloca penúltima, con 3 horas por cada 1.000 trabajadas, sólo por delante de Portugal, éste con 1 hora. En el otro extremo están las 12 horas de Dinamarca y las 9 de Suecia.


 


El método de las “bonoficaciones”


 


La reforma emprendida por el Gobierno del PP hace algo más de dos años culminó con un Real Decreto aprobado el 1 de agosto de 2003. Supuso rehacer todo el (Sub)sistema de Formación Continua de las empresas. Este nuevo modelo se diseñó en torno a cuatro premisas: garantizar que todas las empresas, y especialmente las pequeñas, accedan a la formación continua; asegurar la participación de un mayor número de trabajadores en las actividades formativas; simplificar los trámites, para mejorar la gestión y hacer el sistema más transparente; y permitir que todas las empresas que hagan formación tengan derecho a reducciones en las cotizaciones sociales.


 


La novedad esencial que incorpora el modelo reformado es que ahora son las propias empresas las que deciden y desarrollan sus acciones formativas. Desde el 1 de enero de 2004, -fecha de su entrada en vigor-, lo hacen a través un sistema de bonificaciones en las cotizaciones sociales (Seguridad Social), de manera automática, sin gestión intermedia de ninguna administración. Es lo que se ha denominado “crédito para formación continua”, que resulta de aplicar a la cuantía ingresada por la empresa en concepto de formación profesional durante el año anterior, un porcentaje de bonificación, en función del tamaño de la empresa. Este porcentaje se establece anualmente, beneficiando a las empresas pequeñas, de forma que, cuanto menor sea la empresa mayor será el porcentaje de bonificación. Incluso, para las empresas de 1 a 5 trabajadores se garantiza un crédito de bonificación, estándo, además, exentas de la obligación de cofinanciar parte alguna de los costes totales de la formación continua.


 


En concreto, este año 2004 los porcentajes de bonificaciones fijados han sido los siguientes: empresas de 6 a 9 trabajadores 90%; de 10 a 49 trabajadores 65%; de 50 a 249 trabajadores 52,5%; de 250 ó más trabajadores 42,5%; y, por último, las empresas de 1 a 5 trabajadores con un crédito de formación de 350 euros.


 


Las pymes no se benefician


 


No ha sido, precisamente, un año propicio para poner a prueba este nuevo subsistema. Especialmente, el inesperado cambio de Gobierno ha motivado que muchas empresas hayan tardado más de lo habitual en organizar la formación de sus trabajadores. Pero esto sólo explica en parte que, a día de hoy, ya se esté avisando de que las empresas no van gastar los 701 millones de euros de los que disponen para 2004 (asignados, de hecho, por el anterior gobierno del PP), algunos incluso se atreven a pronosticar que ni siquiera se llegará a gastar 250 millones de toda esta cantidad. Así las cosas, los sindicatos han aprovechado para proponer que los fondos sobrantes de este año se trasladen al año que viene.


 


Según señala el Ministerio de Trabajo, la razón fundamental de este superávit es que las pymes españolas no están utilizando el nuevo sistema de formación continua de los trabajadores. Sin embargo, las grandes empresas sí que lo están haciendo de manera satisfactoria.


 


El Gobierno socialista se ha mostrado dispuesto a diseñar un nuevo modelo de formación continua. Esto sería durante el primer semestre de 2005. En cierto modo supondrá una vuelta al modelo vigente antes de la reforma del PP. Se aplicaría únicamente en pequeñas y medianas empresas, ya que en las grandes sí funciona el actual sistema de bonificaciones en las cotizaciones de formación.


 


En principio, la idea es que las pymes vuelvan a contratar la formación a través de 'contratos programa' que impartirán patronales, sindicatos u otras instituciones, ya sean públicas o sin ánimo de lucro. Claro, que no hay que olvidar los continuados escándalos de malversación que tanto daño hicieron al anterior modelo, -en los que estuvieron implicados patronal y sindicatos-, y que justificó su total reforma. Si se pretende que ahora funcione será imprescindible, por tanto, la incorporación de medidas eficaces de control y vigilancia. En este aspecto, el Ministerio de Trabajo ha anunciado que ejercerá un férreo control.


 


Por primera vez, asumirán las comunidades autónomas un papel protagonista en la gestión de los fondos. Es algo que ya desde hace años venían reclamando con energía diferentes gobiernos autonómicos, respaldados, no olvidemos, por dos sentencias del Tribunal Supremo. Se incorporarían así, más decisivamente, a la Fundación Tripartita para Formación Continua (antigua FORCEM). Las Comunidades Autónomas podrían gestionar hasta el 50% del presupuesto de formación en el año 2006.


 


Un cambio “necesario” pero “progresivo”


 


Así y todo, de momento, declaró hace unos días el titular de Trabajo, Jesús caldera, se seguirá aplicando el modelo vigente. Será en este último mes del año y a lo largo de 2005 que se irán introduciendo "soluciones transitorias" hasta tener finalizado el modelo definitivo, ya en 2006. Se irá aumentando los fondos transferidos a las CC.AA para la gestión de la Formación Continua, siempre con el "consenso" de autonomías y agentes sociales. En 2005 la participación de las CC.AA en la iniciativa de contrato programa superará el 36% de este año.


 


También prevé el Gobierno flexibilizar la utilización de fondos destinados a formación ocupacional, de forma que aquellos recursos que no se ejecuten para formación de desempleado pueda destinarse a formación de trabajadores ocupados. Aunque en algunos casos, como se ha dicho, se mantendrá el sistema de bonificaciones, se irá estructurando el nuevo sistema de una forma más simplificada e integrada, por entender que la estructuración tripartita actual del sistema "no es correcta". En definitiva, se trata de un cambio necesario, según Jesús Caldera, pues entiende que el actual modelo "carece de legalidad", "margina el legítimo papel" de las comunidades autónomas y, además, no cuenta con el respaldo de los agentes sociales y los gobiernos autonómicos.


 


 


*  *  *  *


 


Enlaces de interés:


Fundación Tripartita para la Formación Continua


 


Ministerio de Trabajo


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com :


 


Férreo control del Gobierno en la nueva Formación Continua


 


La Formación Continua se recicla por decreto


 


Las bonificaciones para formación continua ascenderán a 701,4 millones de euros


 


Convocadas varias jornadas para conocer el nuevo Subsistema de Formación Continua


 


Europa pasa factura por los desmanes de la FORCEM


 


Con la ampliación España recibirá menos fondos europeos para formación


 


Los autónomos reciben poca formación según un informe


La Formación Continua, la FORCEM y los nuevos retos (2002: Claves de un año de profundas reformas educativas)

FORCEM e IMEFE: dos escándalos para calentar el otoño


Zarpazo letal del Gobierno a la FORCEM


Formación Continua: ¿qué y cómo?


 


La formación en la pequeña empresa: una asignatura pendiente


 


Cursos para Empresas en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+