Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Tendremos los mismos parados que Alemania, a pesar de que nos dobla en población

Adecco ha presentado los resultados del Euroíndice Laboral IESE-Adecco, con la valoración del tercer trimestre de 2008 y las previsiones para el primer trimestre de 2009. Según el estudio, España volverá a contar con 3 millones de parados, el mismo n

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Tendremos los mismos parados que Alemania, a pesar de que nos dobla en población

El Euroíndice Laboral (EIL), que compara la situación de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España, Portugal y Polonia, confirma el deterioro del mercado laboral europeo que, con una puntuación de 72,8, ha disminuido un 1% interanual y por segunda vez consecutiva en comparación con el trimestre anterior. El motivo es que el número de personas ocupadas muestra su menor incremento en los últimos cuatro años, mientras que el desempleo permanece inalterable desde hace un año y la productividad ha tenido un avance interanual de sólo un 0,2%. En España, el descenso interanual es del 5,3%, el peor resultado en toda la historia del indicador, con cifras que se sitúan por debajo de la media comunitaria.


 


En el tercer trimestre de 2008 se ha registrado una reducción del PIB de la UE-27, así como en los PIB de España, Alemania, Italia y Reino Unido. En el primer trimestre de 2009 el indicador estará en 70,5 puntos y, en el caso de España, caerá un 7,4% para quedar en 67,6 puntos, su peor registro en cuatro años.


 


Dinámica laboral


 


Los datos globales de dinámica laboral no son tan adversos, pues el número de personas con empleo ha crecido un 1% en términos interanuales, hasta alcanza los 1.581.000 trabajadores. Esto se traduce en un máximo histórico de ocupados en los siete países estudiados, con casi 161 millones de trabajadores. Un 96% de las 1.649.000 personas que habían empezado a buscar empleo lo han conseguido, por lo que el número de parados de los siete países ha aumentado en sólo 69.000 personas, lo que supone una subida de un 0,5% anual.


 


España ha presentado la dinámica más adversa, puesto que ha eliminado puestos de trabajo y no ha satisfecho las aspiraciones de ninguna de las personas que comenzaron a buscar empleo. Ha sido el país que más puesto de trabajo ha destruido y el que más ha aumentado el número de parados. La reducción interanual del número de ocupados ha sido de 164.000 (un 0,8%), mientras que el número de parados ha crecido en 807.000 personas (un 45%). Nuestro país ha pasado de ser la locomotora europea del empleo a la responsable del incremento interanual del paro en la UE.


 


Para el primer trimestre de 2009 se espera un aumento de la cantidad de personas sin empleo. En marzo, el número de ocupados de la UE experimentará una subida inferior a un 0,1%, con un incremento interanual de 33.000 personas, pero el grupo de parados aumentará en 1.067.000 personas (un 8,4% más), algo que no pasaba desde 1995. El recorte en nuestro país será de 240.000 puestos de trabajo (un descenso interanual de un 1,2%). Además, España presentará, por séptimo trimestre consecutivo, el mayor incremento interanual del número de parados, con 853.000 personas (un 39,2% más). Esto significa que volveremos a contar con más de tres millones de parados, un número parecido al que registrará Alemania, que prácticamente nos dobla en habitantes.


 


Tasa de desempleo


 


En los siete países analizados, la tasa de desempleo total perteneciente el tercer trimestre de 2008 se ha mantenido en el 7,3%. España ha mostrado el resultado más desfavorable, pues el 11,3% de desempleados registrado es la mayor tasa de paro en los últimos cuatro años y medio, y el incremento interanual de 3,3 puntos es el mayor en 15 años. Globalmente, la tasa de paro media del grupo estudiado será de un 8% en marzo, lo que supone un incremento interanual de 6 décimas. Con respecto a España, experimentaremos el sexto incremento interanual consecutivo de parados. En marzo, un 13,1% de la población activa española estará desempleada.


 


Si observamos la creación de empleo por edad en términos globales, en el tercer trimestre han sido contratados 1.714.000 adultos, mientras que 133.000 jóvenes han perdido su empleo, por lo que la totalidad de los empleos creados ha beneficiado a adultos. En España, las contrataciones de adultos no han compensado la pérdida de ocupaciones en manos de los jóvenes. El dato positivo es que no hay otro país en el que el número de menores ocupados se haya reducido ininterrumpidamente durante los últimos 8 trimestres.


 


Las previsiones apuntan a que en los dos próximos trimestres se repetirá la pérdida interanual de puestos de trabajo ocupados por jóvenes, al tiempo que crecerá la cantidad de ocupados de más de 25 años. España, por su parte, experimentará los mayores recortes de empleo en los dos grupos de edad. Para los menores de 25 años la pérdida interanual será de 91.000 empleos, y para los mayores de esta edad la pérdida ascenderá a 149.000 ocupaciones. En marzo, contaremos con 1.759.000 jóvenes trabajando, el mismo número que en 1999.


 


Para el conjunto de los siete países, la tasa de paro media para menores de 25 años ha sido del 16,5%, mientras que la proporción de adultos parados es del 6,1%, con una caída interanual de 1 décima. También en esta ocasión los datos españoles han sido los más adversos, ya que ambas tasas muestran los mayores incrementos anuales. La proporción de jóvenes desocupados se sitúa en un 24,2%, la más alta en ocho años. Sin embargo, el incremento de la tasa de desempleo de adultos es de 3 puntos porcentuales, con un 9,7%.


 


Según las previsiones, en los próximos meses aumentarán los jóvenes y adultos sin empleo. En el primer trimestre de 2009, la tasa de los siete países alcanzará un 16,7% en menores de 25 años y un 6,9% para los adultos, cuya franja de edad tendrá un comportamiento más favorable. España, por sexto trimestre consecutivo, mostrará los mayores incrementos en los dos grupos de edad. La tasa de paro juvenil alcanzará un 27,5%, y la de paro adulto subirá 3,1 puntos porcentuales hasta alcanzar un 11,4%, el resultado más adverso en una década.


 


Inmigración


 


También se han estudiado los datos sobre la inmigración en el mercado laboral europeo pertenecientes al segundo trimestre de 2008. En junio, los 27 países de la UE albergaban 221,9 millones de personas ocupadas, el 6,6% de ellas extranjeras (aproximadamente 1 de cada 15). España y Alemania presentan porcentajes de inmigrantes más elevados que la media comunitaria, con un 14,4% en el caso de nuestro país.


 


En España, los inmigrantes de países miembros de la UE representan el 1,5% de las personas ocupadas. La participación de los trabajadores que provienen de los nuevos miembros de la UE es de un 2,9% del total de los ocupados, mientras que alcanza el 10% si nos referimos a personas de fuera de la UE. Por otra parte, si atendemos al número total de inmigrantes, España posee 2.943.000 personas, detrás de Alemania, con 3.365.000 extranjeros.


 


En el último año, el número de ocupados en la UE-27 ha aumentado en casi tres millones de personas. Casi 2 de cada 3 nuevos puestos de trabajo han sido ocupados por locales y el resto fue para inmigrantes. De ellos, los nuevos integrantes de la UE han captado 540.000 puestos de trabajo (un 18% del total y aproximadamente la mitad de las plazas que beneficiaron a extranjeros). En el segundo trimestre de 2008 era inmigrante un 6,6% de los ocupados de la UE, mientras que, un año antes, esta proporción apenas llegaba al 6,2%.


 


España es el único país que presenta una disminución en la ocupación de nacionales, paralela a un incremento en el empleo de inmigrantes. Ha incrementado el número de ocupados en 58.000 personas, una cifra que surge de la pérdida de 131.000 empleos que estaban ocupados por locales y una contratación de 189.000 inmigrantes.


 


En 2005, España ya era el país con mayor proporción de inmigrantes entre su población ocupada, una cifra que ha ido ampliándose. Entre junio de 2005 y junio de 2008, la UE-27 ha creado 11,2 millones de empleos. Un 72% de los mismos ha sido para ciudadanos locales y el resto para inmigrantes. En el caso de España, nuestro país ha facilitado el 59% de los empleos a extranjeros durante este periodo, contratando a 899.999 (un 44% más) y a 631.000 españoles (un 3,7% más), por lo que es el país que mayor número de inmigrantes ha contratado en los últimos tres años. Además, en España se ha contratado el 36% de los inmigrantes no comunitarios de toda la UE. Por su parte, Suecia es el único país en que la totalidad de los puestos de trabajo han sido para ciudadanos locales.


 


 


*  *  *  *


 


Más información:


 


ADECCO


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Tres de cada cuatro españoles opina que el panorama laboral irá a peor en 2009


 


El año finalizará con una tasa de paro del 13%


 


Buscar un segundo trabajo para poder llegar a fin de mes


 


¿Qué le piden los españoles a su empresa por Navidad?


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+