Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

También los profesores necesitan una buena formación en la Unión Europea

La adaptación a las nuevas tecnologías, la diversidad cultural de los alumnos o la escasa inversión en formación continua son algunas de las barreras a las que se enfrentan hoy en día los profesores europeos. La Comisión Europea quiere paliar este dé

Publicado en Histórico Noticias
Foto de También los profesores necesitan una buena formación en la Unión Europea

La Comisión Europea presentó ayer las propuestas destinadas a mejorar la calidad de la formación del profesorado en la Unión Europea. Una enseñanza de alta calidad es una condición previa para conseguir una educación y una formación de alta calidad que, a su vez, constituyen un poderoso factor de la competitividad y la capacidad de Europa a largo plazo para crear más trabajo y crecimiento. Estas propuestas acordadas, si son adoptadas por los Estados miembros, garantizarán que la UE disponga del personal laboral del nivel educativo necesario para hacer frente a los retos del siglo XXI.



“Una enseñanza y un aprendizaje mejores son cruciales para la competitividad de la UE a largo plazo, ya que un personal altamente cualificado es mucho más eficaz”, asegura Ján Figel, comisario europeo de Educación, Formación, Cultura y Juventud. Opina que hay que trabajar “para que la UE disponga de profesores de alta calidad si queremos que las reformas educativas de los Estados miembros sean un éxito”. Sin embargo, tal y como muestran los estudios, “estamos asistiendo a una evolución preocupante en toda la UE, y la mayoría de los Estados miembros señalan deficiencias en las competencias del personal docente y dificultades para ponerse al día”.



Barreras en la docencia



Al preparar a sus alumnos para una sociedad europea cada vez más basada en el conocimiento, los profesores se ven obligados a impartir una nueva gama de competencias, que a menudo requieren nuevos métodos pedagógicos. Por otra parte, los profesores se ven cada vez más obligados a enseñar en clases con alumnos procedentes de culturas diferentes, lenguas maternas, niveles de aptitud y niveles de necesidades específicas diferentes.



No obstante, numerosos profesores señalan que no se sienten seguros a la hora de utilizar las nuevas tecnologías en el aula. Además, un análisis realizado por la Comisión Europea muestra que los sistemas actuales de formación del profesorado en los Estados miembros con frecuencia no consiguen aportar a los profesores la formación que necesitan. Efectivamente, en algunos Estados miembros hay muy poca coordinación sistemática entre los distintos componentes de la formación del profesorado, lo cual da lugar a una falta de coherencia y continuidad, especialmente entre los estudios profesionales iniciales de los profesores y su posterior inserción profesional, la formación continua y el desarrollo profesional.



Por otro lado, el análisis de la Comisión revela la baja inversión en formación continua y desarrollo del personal docente. La formación continua sólo es obligatoria en once Estados miembros (Austria, Bélgica, Alemania, Estonia, Finlandia, Hungría, Lituania, Letonia, Rumanía, Malta y Reino Unido) y, cuando existe, suele limitarse a menos de 20 horas al año y nunca supera los cinco días por año.



Asimismo, sólo la mitad de los países europeos ofrecen a los nuevos profesores algún tipo de apoyo sistemático (formación o tutorías) durante sus primeros años de docencia.



Recomendaciones desde la Comisión Europea



La raíz de este impulso a la formación de los profesores se encuentra en el informe conjunto del Consejo y la Comisión en 2004 sobre los avances hacia los objetivos de Lisboa en los ámbitos de la educación y la formación, para elaborar un conjunto de principios europeos comunes a fin de mejorar las competencias y cualificación de los docentes.



De esta forma, las medidas se orientan a garantizar que todos los profesores tengan acceso al conocimiento, la mentalidad y la aptitud pedagógica que necesitan para cumplir su cometido; que la formación de los docentes y formadores se coordine de forma coherente y cuenten con los recursos adecuados para ello; fomentar una cultura de la reflexión activa y de la investigación entre el personal docente, así como potenciar su reconocimiento y apoyar la profesionalización de la enseñanza.



 


*  *  *  *


 



Más información:



Comisión Europea



Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



En materia educativa Europa tiene que aprender de otros países



Una tesis analiza las estrategias comunicativas de alumno y profesor en el aula



“La formación de investigación y doctorados en Europa está todavía muy fragmentada”



Las universidades europeas demandan más autonomía y financiación



‘Sobresaliente’ para España en abandono escolar



La Comisión busca la excelencia en I+D con el Instituto Europeo de Tecnología



Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+