Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Solventar la crisis mundial de la educación no entra en los planes de muchos países

Por la crisis económica se reducen las ayudas directas de países donantes, entre los que destaca la reducción de España, lo que dificultará un adecuado aprendizaje en varias generaciones de niños. Desde la UNESCO llaman la atención para solucionar la

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Solventar la crisis mundial de la educación no entra en los planes de muchos países
Estudiantes-grado-INELa crisis mundial del aprendizaje tiene un coste anual para los gobiernos de 129.000 millones de dólares, según se recoge en el undécimo Informe de Seguimiento de la Educación para Todos (EPT) en el Mundo, presentado por la UNESCO, en el que se pone también de manifiesto que están cayendo las ayudas directas que destinan los diferentes países para este fin, lo que afectará a varias generaciones de niños, sobre todo, a los más desfavorecidos. [Ver cursos de Economía internacional]

 

De hecho, el informe refleja que la ayuda directa en educación cayó más que la ayuda general destinada a otros sectores entre los años 2010 y 2011, reduciéndose en el ámbito educativo del 12% al 11% por el cambio en la estructura de los gastos de muchos países donantes.

 

España es uno de los 21 países en los que más ha disminuido el volumen de los desembolsos para educación básica, situándose tansólo por detrás de Canadá. Le siguen Estados Unidos, Francia, Japón, Países Bajos y la Unión Europea. En su conjunto, representan el 90% de la reducción de esa ayuda.

 

No obstante, el informe refleja que, si los países de la Unión Europea cumplieran sus promesas, se podría disponer de 9.000 millones de dólares con los que se podría reducir el déficit financiero en educación en el horizonte de 2015, siempre que se destinase el 20% al sector educativo. Y es que, a comienzos del año 2004, 15 países de la Unión Europea acordaron aumentar en 2005 la ayuda hasta el 0,7% del INB para 2015, si bien las proyecciones de la Comisión Europea apuntan a que sólo cinco países mantendrán este compromiso.

 

Una disminución de la ayuda que se estima en 43.000 millones de dólares que son atribuibles a Alemania, España, Francia e Italia. Cuatro países en los que se prevé que antes de que finalice el año 2015 se habrá alcanzado en ellos una tasa de escolarización del 80% en la enseñanza preescolar. Un porcentaje que alcanzarán un total de 68 países, que tienen el nexo común de figurar entre los denominados desarrollados.

 

Y es que, según el informe, la educación protege del desempleo en los países más ricos. De hecho, se apunta que en el año 2011 había 193 millones de desempleados, de los que 73 millones eran jóvenes, lo que equivale a uno de cada ocho en el conjunto de los jóvenes, según datos de la OIT. Sin embargo, esta relación no se está manifestando en todos los países con motivo de la crisis porque la coyuntura económica les ha afectado más, destacando España y Grecia, dos estados en los que la tasa de desempleo joven supera el 50%.

 

Pese a este dato, el informe evidencia que los jóvenes con niveles educativos más altos sufren con menor intensidad los efectos de la contracción económica. En España, la tasa de paro de los jóvenes que no habían cursado enseñanza secundaria ascendió al 20% en 2007 y pasando al 60% en 2012, mientras que en el nivel superior ha crecido del 14% al 40%.

 

El informe pone de manifiesto otros déficits en España en materia educativa: el aprendizaje de Matemáticas. A diferencia de otros estados como los Países Bajos en los que los niños de Primaria adquieren competencias básicas en lectura y matemáticas, en España se tienen conocimientos básicos de lectura, pero el 8% no alcanza el nivel de referencia mínimo de aprendizaje en matemáticas al finalizar el cuarto grado.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

 

Más información:

 

Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo. UNESCO



Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

España, entre los países de la UE que más ha recortado en educación

 

España se sitúa a la cola de la excelencia académica en Lectura, Matemáticas y Ciencias